La Venerada Santa Cristina de Bolsen: Biografía

En el presente artículo podrás encontrar la biografía de Santa Cristina de Bolsen, la cual es sumamente interesante y te cuenta cómo llegó a convertirse en una virgen mártir. Además, de relatar las diversas situaciones por las que tuvo que pasar, tan solo por no negar su creencia católica sobre la palabra de Dios Todopoderoso.

santa cristina

Biografía de Santa Cristina de Bolsen

Cristina de Bolsen es un personaje de gran importancia dentro de la doctrina religiosa católica. Donde se le ha dado conocer con el nombre Santa Cristina, la cual consta de un origen del siglo III. También es importante recalcar que esta figura ha sido venerada a través de los años por la iglesia ortodoxa y anglicana. Y son por estas creencias que se le ha establecido una fecha para festejar la divinidad de esta mártir, la cual se estableció para el 24 de julio. Donde podrán rendir tributo y agradecimientos por la guía y apoyo que le ha brindado a cada devoto de su imagen.

Gracias a los escritos que se realizaron hace varios siglos atrás, es como se ha podido evidenciar y saber sobre la vida de Santa Cristina, donde se han plasmado conocimientos como su origen. El cual fue en Toscana. Además, podemos decir que su padre se llamaba Urbano, un hombre que se caracterizaba por ser un gobernador de la región donde estaban establecido. Cuyo personaje fue muy interesante y que contenía gran odio hacia las personas que seguían a la iglesia cristiana, siendo intolerante hacia aquellos individuos que se encargan de esparcir por los pueblos la palabra de Dios.

Sin embrago, Santa Cristina desde pequeña y con gran uso de la razón tuvo mucha curiosidad por la religión cristiana, por lo que se caracterizó por ser una chica investigadora e inteligente. Teniendo una gran inspiración por saciar su mente de conocimientos nuevos. Lo cual fue un gran motor para salir a las calles del lugar donde vivía, para indagar aún más sobre la vida Jesús. Persiguiendo a las personas que se encargaban de ir predicando los mensajes de Dios a los demás habitantes. Las cuales, se sentía muy felices que ella se viera tan animada a saber y hacer preguntas sobre Jesucristo.

Lo cual se convirtió en una acostumbre diaria, donde Santa Cristina iba todas las tardes para hablar con las mujeres que tenían mucho conocimiento sobre Jesús, sobre los milagros que realizó y sus lineamientos que dicto para los devotos de su fe. Así pues, ella pudo ir conociendo cada día más sobre la persecución que vivió Jesucristo tan solo por ser fiel a sus creencias. Y lo que más le llamó la atención fue su firmeza, nunca desistió. Además, le encantó tanto como era de bondadoso y cariñoso, siempre viendo el lado positivo en las personas sin importar el pasado.

Por ello, Santa Cristina tomó la importante decisión de convertirse en cristiana bajo los regimientos de la iglesia católica. Cuyo primer paso para formar parte, era realizar el sacramento del bautizo. El cual ella pudo cumplir con ayuda de las mujeres devotas. Hay que aclarar que toda esta etapa de ingreso hacia la religión la llevó a cabo de manera oculta, ya que su padre no era creyente de los relatos ni actos en nombre de Dios. Sin embargo, eso no le impidió a Cristina transformarse en mejor persona ni creer de verdad en la palabra de Jesucristo.

Así poco a poco fue creciendo la devoción por nuestro Señor, con la que pudo obtener gran fuerza para ayudar al prójimo sin esperar nada a cambio. Uno de los hechos más sobresalientes de ella, fue una situación muy peculiar que ocurrió en su hogar. Puesto que, su padre Urbano tenía varias figuras de los ídolos que él seguía las agarra y rompió cada una de ellas para llevárselas a los habitantes más pobres de su pueblo para que las pudiera utilizar a su conveniencia. Lo cual ayudó en gran parte a la situación precaria en la que esos individuos se encontraban.

Al ocurrir dicha acción, el padre se dio cuenta que su hija era fiel seguidora de los cristianos. Lo cual lo tomó de sorpresa y destrozó su corazón. Pues, no podía creer como era posible que dentro de su propia familia existiera una devota a Jesús. Lo cual despertó dentro de él mucha furia y odio, cuyos sentimientos fueron transmitidos hacia Santa Cristina de las peores maneras, incluso peor de cómo lo hacía con las demás personas creyentes de la doctrina católica. Así pues, Urbano con su poder de gobernador usó sus influencias para castigar de manera muy dolorosa a su primogénita con duros latigazos para que se arrepintiera de lo que había hecho.

El fin de ese fuerte castigo era para que dejará ser fiel seguidora de Jesús y su palabra. Sin embargo, Santa Cristina no dejaba atrás ni negaba su vocación, la cual era ser vocera de los lineamientos de Dios hacia todos los habitantes como también ser ayudante del ser más necesitado. Allí fue cuando el odio creció aún más en Urbano y decide encerrarla en una cárcel, dejándola pasar frio y hambre por varios días. Pero tampoco resultó, ya que no obtuvo un cambio de perspectiva de su hija. También es importante recalcar que, mientras Cristina se encontraba en ese lugar oscuro y herida, varias entidades angelicales la sanaron.

Luego de un tiempo, Urbano al observar que Cristina no cambiaría su forma de pensar tuvo que recurrir a un último castigo, la muerte. Ya que no podía aceptar que su propia familia lo engañara ni se descarrilara de los ideales por los cuales fue formaba. Entonces, mando a que le amarraran una piedra de gran tamaño y peso. Acto siguiente, los hombres bajo el mandato de él, la arrojaron hacia un lago, con el fin de que se ahogara en lo más profundo del agua, ella y sus pensamientos cristianos. Pero, en ese instante bajaron a la tierra unos ángeles preciosos, los cuales pudieron sacar a Cristina de aquella situación, dejándola en la orilla con vida.

En esa misma noche luego de pasar acción tan deplorable por parte de Urbano, decide acostarse a dormir. En ese momento pierde la respiración y muere en su hogar. Fue un hecho totalmente acertado y justo para los ojos de los habitantes creyentes en Dios. Pues, no compartían la idea de los castigos que le realizaba a la chica tan dulce, siendo buena persona. No merecía ser tratada como lo fue y mucho menos por su propio padre. Pero así fue como se desarrolló la situación más difícil e impactante de la vida de Cristina, lo cual dio el primer indicio para volverse un mártir.

SANTA CRISTINA

Así fue llevando su corta vida Santa Cristina, pues al revivir de aquella situación tan horrible se encontró con la muerte de su padre. Pero a su vez, con un nuevo gobernador. El cual decidió seguir con los castigos hacia ella para que Urbano descansara en paz, y así fue. Torturaron de mil maneras y con ideas malignas a la pobre Cristina. Aunque, en cada escenario hubo ayudo de ángeles encomendados por Dios todo poderoso con el fin de demostrar que cada persona que crea en la palabra de él, y nunca negado, será ayudado las veces que necesarias. Pues, la devoción otorga una gran protección divina.

De esta forma, Cristina fue llevada al templo de Apolo para que se rindiera como un sacrificio por la población. Pero la gran figura de ese ídolo se derrumbó, cubriendo con su caída al nuevo gobernador que tanto torturo a la joven chica. Sin embargo, allí no acabó la historia. Pues, el tercer gobernador aparece y sigue en pie con el plan de los difuntos, hacer que Santa Cristina desista de sus ideales cristianos. Él creía que todo se trataba de magia, por lo que opto a usar otros mecanismos más fuertes para terminar de una vez con esa situación.

Así pues, este gobernador se dedicó a meterla en un horno caliente por siete días para que muriera calcinada. No funciono. La llevo a una jaula oscura y llena de reptiles venenosos. No funciono. Le mando a cortar la lengua para que no pudiera cantar ni recitar ningún tipo de palabra que alabara a Jesucristo. No funciono. Es de esta manera como se ha visto presente el poder y la divinidad grandiosa que existe en el reino de los cielos hacia la tierra para los fieles creyentes de sus sacramentos y milagros. En ningún momento dejó sola a Cristina, hecho que hizo que la fe que ella tenía fuera aumentando cada vez más.

Sin embargo, hubo un último acto para condenar a Cristina y fue amarrada en un tronco de árbol, se colocaron todos los romanos en posición y lanzaron flechas hacia el cuerpo de la dulce niña.es ese momento, donde ella le pide a Jesucristo que la dejara morir allí, y así fue. Convirtiéndose de esta manera en una mártir fiel hacia toda la palabra de Dios. Además, de haber servido como gran ejemplo del poder que tiene el Señor, lo cual ayudo a una devoción más fuerte para los habitantes que fueron testigos de cada acontecimiento. Y siendo ellos, quienes fueron esparciendo en el mundo a través de los años lo increíblemente madura, fuerte y leal que fue Santa Cristina.

Convirtiendo en una virgen mártir, y gran ejemplo en la iglesia católica en la actualidad. Pues, en ella se pueden evidenciar los rasgos de un buen cristiano y del amor que tenía hacia la palabra de Dios todo poderoso. Ganando desde su principio de muerte, la devoción de muchas personas, quienes admiraron los grandes valores que tenía aunque su padre hubiera sido todo lo contrario. Pues, Santa Cristina ha ido evolucionando en la doctrina católica y sirviendo como una mujer de gran ejemplo para las personas que duden de su fe hacia Jesús, pues en ella siempre verán la lealtad, bondad y amor que los ángeles le otorgaron para salir adelante en cada situación difícil.

SANTA CRISTINA

Si te ha gustado el presente artículo, te invitamos a que sigas consultando nuestros artículos para que puedas seguir leyendo sobre distintos temas de la religión, con el fin que puedas expandir tus conocimientos de la mejor manera. Por ello, te dejamos los siguientes enlaces:

(Visited 40 times, 1 visits today)

Deja un comentario