Oración a las Benditas y Santas Almas del Purgatorio

Te encuentras interesado en conseguir la Oración a las Benditas y Santas Almas del Purgatorio, no te lo pierdas en este artículo lo podrás encontrar.

oracion almas del purgatorio

Oración para las Almas Del Purgatorio

Hay que entender que al realizar la Oración Almas del Purgatorio es de gran ayuda para darles alivio, además de que se ve como un gran acto de amor y misericordia hacia ellas, ya que dicho por sacerdotes y dentro de la biblia, toda alma en el purgatorio son aquellas que olvidadas por los mismos Católicos por el simple hecho de no saber la verdad y de ser supersticiosos de cómo en realidad es el purgatorio.

A pesar de esto se sabe muy bien que dicho purgatorio es completamente real gracias a las grandes enseñanzas de la Iglesia Católica, por lo que dentro de este existen infinidades de almas que penan y sufren por el tiempo que se encuentran ahí. Lo que más se debe saber es que dentro del purgatorio el sufrimiento se ha llegado a comprar como el mismo infierno en donde las almas son quemadas, por ello poder realizar un rezo por ellas es de gran ayuda, ya que se les da la paz y tranquilidad que debe tener ya sea un familiar o de una persona.

Oración por las Benditas Ánimas del Purgatorio

Poder realizar una oración a las almas benditas nos suele entregar diversas recompensas una de las cuales es la principal alegría y paz que podemos sentir al rezar aunque sea en un pequeño tiempo de nuestros días, y con ello sentirnos cerca de todas aquellas almas que se encuentran en el olvido, una de las oraciones más usadas suele ser esta:

“Dios misericordioso, que nos perdonas y quieres la salvación de todos los hombres, imploramos tu clemencia para que, por la intercesión de María Santísima y de todos los santos, concedas a las almas de nuestros padres, hermanos, parientes, amigos y bienhechores, que han salido de este mundo, la gracia de llegar a la reunión de la eterna felicidad

Santísima Virgen María, Reina del Purgatorio; vengo a depositar en tu Corazón Inmaculado una oración en favor de las almas benditas que sufren en el lugar de expiación. Dígnate escucharla, clementísima Señora, si es esta tu voluntad y la de tu misericordioso Hijo.

Te ruego por aquellas almas por las cuales tengo o pueda tener alguna obligación, sea de caridad o de justicia, por las almas más abandonadas y olvidadas y a las cuales nadie recuerda; tú, Madre, que te acuerdas de ellas, aplícales los méritos de la Pasión de Jesús, tus méritos y los de los santos, y alcancen así el eterno descanso.

Te ruego por aquellas almas que han de salir más pronto de aquel lugar de sufrimientos, para que cuanto antes vayan a cantar en tu compañía las eternas misericordias del Señor, te ruego de una manera especial por aquellas almas que han de estar más tiempo padeciendo y satisfaciendo a la divina Justicia. Ten compasión de ellas, ya que no pueden merecer sino solo padecer; abrevia sus penas y derrama sobre estas almas el bálsamo de tu consuelo.

Bella Virgen te ruego de modo especial por aquellas almas que más padecen. Es verdad que todas sufren con resignación, pero sus penas son atroces y no podemos imaginarlas siquiera. Intercede Madre nuestra por ellas, y Dios escuchará tu oración.

Y mi Virgen Santísima, te pido que, así como me acuerdo de las benditas ánimas del Purgatorio, se acuerden de mí los demás, si he de ir allá a satisfacer por mis pecados. En Ti, Madre mía, pongo toda mi confianza de hijo, y sé que no he de quedar defraudado.

Amén.”

oracion almas del purgatorio

Oración de San Agustín por las Almas del Purgatorio

Para muchos devotos realizar una oración para las almas del purgatorio son mejor consignadas al pedirle al Santo San Agustín  que cuide de ellas por tal manera para muchos se les suele hacer muy sencillo por lo que a pesar de ser personas muy ocupadas dan el tiempo para poder rezar por él y así darles la ayuda que necesitan, sin contar que este es uno de los Santos que dicho por la biblia estuvo por un tiempo en el purgatorio. La oración que se debe hacer es:

“Dulcísimo Jesús mío, que para redimir al mundo quisisteis nacer, ser circuncidado, desechado de los judíos, entregado con el beso de Judas, atado con cordeles, llevado al suplicio, como inocente cordero; presentado ante Anás, Caifás, Pilato y Herodes; escupido y acusado con falsos testigos; abofeteado, cargado de oprobios, desgarrado con azotes, coronado de espinas, golpeado con la caña, cubierto el rostro con una púrpura por burla; desnudado afrentosamente, clavado en la cruz y levantado en ella, puesto entre ladrones, como uno de ellos, dándoos a beber hiel y vinagres y herido el costado con la lanza.

Librad, Señor, por tantos y tan acerbísimos dolores como habéis padecido por nosotros, a las almas del Purgatorio de las penas en que están; llevadlas a descansar a vuestra santísima Gloria, y salvadnos, por los méritos de vuestra sagrada Pasión y por vuestra muerte de cruz, de las penas del infierno para que seamos dignos de entrar en la posesión de aquel Reino, adonde llevasteis al buen ladrón, que fue crucificado con Vos, que vivís y reináis con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.”

Oración Propia de la Novena

Poder hacer dicha oración para salvar a las almas del purgatorio es de mucha fe y devoción, ya que se debe hacer por nueve días consecutivos, el cual, principalmente este se realiza cuando ya una persona haya fallecido y se hace el novenario para pedir por su alma y tranquilidad. Dicha oración que se realiza es:

“Padre misericordioso, en unión con la Iglesia Triunfante en el cielo, te suplico tengas piedad de las almas del Purgatorio. Recuerda tu eterno amor por ellas y muéstrales los infinitos méritos de tu amado Hijo. Dígnate librarles de penas y dolores para que pronto gocen de paz y felicidad. Dios, Padre celestial, te doy gracias por el don de perseverancia que has concedido a las almas de los fieles difuntos.

Amable Salvador, Jesucristo. Eres el Rey de reyes en el país de la dicha. Te pido que por tu misericordia oigas mi oración y liberes las almas del Purgatorio, en particular, N… LLévalas de la prisión de las tinieblas a la luz y libertad de los hijos de Dios en el Reino de tu gloria. Amable Salvador, te doy gracias por haber redimido las pobres almas con tu preciosísima Sangre, salvándolas de la muerte eterna.

Dios Espíritu Santo, enciende en mí el fuego de tu divino amor. Aviva mi fe y confianza, acepta benignamente las oraciones que te ofrezco por las almas que sufren en el Purgatorio. Quiero aplicar los méritos de esta devoción en favor de toda la Iglesia Sufriente y en especial por mis difuntos padres, hermanos, hermanas, bienhechores, parientes y amigos. Atiende mi plegaria para que podamos reunirnos en el Reino de tu gloria.

Dios Espíritu Santo, te doy gracias por todos los beneficios con que has santificado, fortalecido y aliviado a estas benditas almas y en especial por consolarlas en los actuales sufrimientos con la certeza de la felicidad eterna. Que pronto se unan contigo y oigan aquellas benditas palabras que las llaman al hogar del Cielo: Vengan, los Bendecidos por mi Padre! Tomen posesión del Reino que ha sido preparado para ustedes desde el principio del mundo”

Oración a San Nicolás de Tolentino

En algunos devotos rezarle a este Santo es de gran ayuda, ya que este es considerado el patrono de las almas del purgatorio por sus grandes milagros y sucesos que este dio a ver luego de haber fallecido, sin contar de la mística experiencia que tuvo frente a un hermano que se le presento y pidió que rezara en la gran misa santa por él para descansar e irse al cielo, ya que sufría en el purgatorio. Dicho espíritu le mostróp todas aquellas almas encontradas en el inmenso purgatorio para abrirle los ojos, luego de esto él al ver tan horrible lugar realizo misas seguidas por aquellas almas en pena, por lo que las personas desde entonces lo llamaron patrono de ellas. La oración que se le realiza a este Santo es:

“¡Oh glorioso Taumaturgo y Protector de las almas del purgatorio, San Nicolás de Tolentino! Con todo el afecto de mi alma te ruego que interpongas tu poderosa intercesión en favor de esas almas benditas, consiguiendo de la divina clemencia la condonación de todos sus delitos y sus penas, para que saliendo de aquella tenebrosa cárcel de dolores, vayan a gozar en el cielo de la visión beatífica de Dios. Y a mí, tu devoto siervo, alcánzame, ¡oh gran santo!, la más viva compasión y la más ardiente caridad hacia aquellas almas queridas. Amén.”

Te encuentras en búsqueda de más información sobre las almas del purgatorio, no te preocupes en el próximo video lo podrás encontrar:

Si desea ver más artículos referentes al catolicismo te recomendamos los siguientes:

Sacramentos de Iniciación

Desarrollo Humano Integral

Frutos del Espíritu Santo

(Visited 2.066 times, 2 visits today)

Deja un comentario