Las Preguntas para Evaluar la Familia Cristiana

Las Preguntas Sobre la Familia, son una serie de interrogantes realizadas a los integrantes de una Familia Cristiana para saber cómo se encuentra formada la misma y sí sus cimientos se encuentran bien fundamentados en Dios. En el siguiente artículo conoceremos todo lo referente sobre cuáles son estas preguntas que puede realizar en su grupo familiar.

preguntas sobre la familia

Preguntas Sobre la Familia

San Josemaría responde a diversas preguntas sobre la familia para niños y sobre lo que es el amor en la familia, los conflictos familiares, la relación que existe entre los padres y los hijos, la educación de los hijos o de la fe en la familia.

Muchos preguntarán “¿Qué es la familia?” por lo que expertos y estudiosos contestan: “mucho más allá de sus dificultades y también de sus necesidades perentorias, la familia llega a ser como un “centro de amor”, donde llega a reinar la ley del respeto y también de la comunión, la cual es capaz de resistir a los embates de la manipulación y de la dominación de los “centros de poder” mundanos.

En el hogar familiar, la persona se llega a integrar de manera natural y armónica en un grupo humano, siempre superando lo que es la falsa oposición entre cada persona y la sociedad. En el seno de la familia, ninguna persona es descartada: tanto el anciano como el niño siempre se encuentran acogida.

La cultura del encuentro y también del diálogo, la apertura a la solidaridad y a los que es la trascendencia tienen en ella su base. Por esto, la familia es aquella que constituye una gran “Riqueza Social”. En ese mismo sentido, quisiera llegar a subrayar unos 2 aportes primordiales que son:

  • La Estabilidad
  • La Fecundidad

Primero: ¿Cómo hacer que el Amor llene la Vida Familiar?

Al llegar a pensar en los hogares cristianos, estos son en muchas ocasiones bien imaginarlos luminosos y alegres, como llegó a ser de la Sagrada Familia. Cada hogar cristiano debería de llegar a ser un remanso de serenidad, en el que, por encima de todas las pequeñas contradicciones cotidianas, se percibiera un tipo de cariño hondo y muy sincero, además de una tranquilidad profunda, del fruto de una fe que es real y vivida.

preguntas sobre la familia

Los casados se encuentran llamados a tener que santificar su matrimonio y también a santificarse en esa misma unión; cometerían por eso un gran error, si llegasen a edificar su conducta espiritual a las espaldas y al margen de su hogar.

La vida familiar, al igual que las relaciones conyugales, el cuidado y también la educación de todos los hijos, el esfuerzo por llegar a sacar de manera económica hacia adelante a la familia y por tener que asegurarla y también mejorarla, el trato con las demás personas que llegan a constituir la comunidad social, todo eso llegan a ser ocasiones humanas y también corrientes que los mismos esposos cristianos deben de sobrenaturalizar.

¿Quieres saber un Secreto Para llegar a ser Feliz?: Darse y Servir a los Demás, sin llegar a esperar que te lo agradezcan

La fe y también la esperanza se han de llegar a manifestar en el sosiego con que se llegan a enfocar todos los problemas, tanto pequeños como los grandes, que en todos los hogares suceden, en la ilusión con que se llega a perseverar en el cumplimiento del propio deber. La caridad es lo que llenará de esa manera todo, y llevará a tener que compartir las alegrías y los posibles sinsabores; a saber, de sonreír, siempre olvidándose de las propias preocupaciones para tener que atender a los demás.

Entre esos a escuchar a su cónyuge o a los hijos, llegando a mostrarles que de verdad se les quiere y se le comprende; a pasar por alto los muchos roces sin gran importancia que el egoísmo podría llegar a convertir en unas montañas; a poner un gran amor en todos los pequeños servicios de que se encuentra compuesta por la convivencia diaria de la familia.

El tener que santificar el hogar día a día, el crear, con el cariño, con un auténtico ambiente de la familia: de eso es que se trata. Para poder santificar cada una de la jornada, se han llegado a ejercitar diversas virtudes cristianas; entre ellas las teologales en primer lugar y, después, todas las otras que son:

  • La Prudencia
  • La Lealtad
  • La Sinceridad
  • La Humildad
  • El Trabajo
  • La Alegría

¿Quieres saber un secreto para poder ser feliz?: este consiste en darse y servir a los demás, sin necesidad de tener que esperar que te lo agradezcan.

Segundo: ¿Cómo ser Buen Padre y Buena Madre?

Si tuviera que llegar a dar un consejo a todos los padres, les daría por sobre cualquier otro éste: que sus hijos pueden ver lo ven todo desde que son niños, y lo juzgan: por lo no se hagan ilusiones sino que más bien procuren de vivir de acuerdo con su fe, que Dios no se encuentra únicamente en sus labios, que él se encuentra en sus obras; que se esfuercen por ser hombres y mujeres sinceros y leales, que los quieran y que los quieran de verdad.

Los padres son los que fundamentalmente educan por medio de su conducta. Lo que los hijos y también las hijas buscan en su padre o en su madre no llegan a ser solamente unos conocimientos más extensos que los suyos o que unos consejos más o menos acertados, sino en algo de mayor categoría: un tipo de testimonio del valor y también del sentido de la vida que se encuentra encarnado en una clase de existencia concreta, siempre confirmado en las distintas circunstancias y en las muchas situaciones que se suceden a lo largo de muchos años.

Los Padres Educan Fundamentalmente con su Conducta

Para muchos, no hay un ejemplo más claro de la unión práctica de lo que es la justicia con la caridad, que el propio comportamiento de todas las madres. Ellas aman con un idéntico cariño a todos y cada uno de sus hijos, y que precisamente ese mismo amor es el que les impulsa a tratarlos de una manera distinta con una clase de justicia desigual, ya que cada uno de ellos es diferente a los otros.

De esa manera como mejor llegan a contribuir a hacer de ellos unos cristianos verdaderos, tanto hombres y mujeres que sean íntegros y también capaces de poder afrontar con un espíritu abierto todas y cada una de las situaciones que la vida les llegue a deparar, de servir a cada uno de sus conciudadanos y también el llegar a contribuir a la solución de los amplios problemas de la humanidad, incluso de llevar el testimonio de Cristo a donde se encuentren más tarde, en la sociedad.

Tercero: ¿Qué papel tiene la familia en la educación de los hijos?

El ambiente que llega a rodear a los hijos, igualmente es lo que les influye en su educación, al igual que en su manera de poder ver las cosas. Los padres llegan a ser los principales educadores de sus propios hijos, tanto en lo humano como también en lo sobrenatural, y han de llegar a sentir lo que es la responsabilidad de esa misma misión, que suele exigir de cada uno de ellos:

  • Comprensión
  • Prudencia
  • Saber Enseñar

Y por, sobre todo, saber cómo querer; y poner el empeño en llegar a dar buen ejemplo a los hijos.

El Ideal de los Padres se Concreta más Bien en Llegar a ser Amigos de sus Hijos

No es el camino acertado, para la educación, la imposición autoritaria y la violenta. El ideal de todos los padres se llega a centrar más bien en tener que llegar a ser amigos de cada uno de sus hijos: amigos en los que ellos pueden confiar en cuanto a sus inquietudes, con quienes se pueden llegar a consultar los problemas, de los que se espera una gran ayuda eficaz y también amable.

La paternidad y lo que es la maternidad no terminan con el nacimiento: esa llega a ser la participación en el poder de Dios, que suele ser la facultad de llegar a engendrar, ha de prolongarse en lo que es la cooperación con el Espíritu Santo para que termine formando a lo que van a ser los auténticos hombres y también verdaderos cristianos y auténticas mujeres cristianas.

Cuarto: ¿Cómo Solucionar la Falta de Tiempo que Sienten Muchos Padres para estar con sus Hijos, para la Vida Familiar?

En muchas ocasiones, cuando la madre llega a hacer un tipo de trabajo fuera del hogar, pesan sobre ella lo que son los reclamos del hogar; y cuando suelen permanecer de lleno y dedicada a su familia, se siente que están limitadas en sus posibilidades. ¿Qué diría usted a todas las personas que llegan a experimentar esas clases de contradicciones? ¿Cómo se puede conciliar la vida profesional y también la familiar?

El problema que llegas a plantear en la mujer, no llega a ser extraordinario: con otras clases de peculiaridades, muchos tipos de hombres son los que experimentan en ciertas ocasiones algo similar. En todo caso, se debe de poner en práctica de la misma manera los remedios pequeños, que los mismos parecen banales, sin embargo, que no lo son: cuando existen muchas cosas que hacer, es muy preciso llegar a establecer un orden, por lo que es necesario organizarse.

En una Palabra, el Respetar su Libertad, ya que no existe una Verdadera Educación sin la Responsabilidad Personal, ni tampoco la Responsabilidad sin Libertad.

Es muy necesario que todos los padres lleguen a encontrar un tiempo para estar con sus hijos y también el poder hablar con ellos. Los hijos llegan a ser lo más importante: ellos son más importante más que los negocios, que el trabajo, que el descanso.

En esas mismas conversaciones es que conviene llegar a escucharlos con gran atención, el llegar a esforzarse por comprenderlos, el saber reconocer lo que es la parte de verdad o la verdad entera que pueda llegar a haber en ciertas rebeldías de ellos. Y, al mismo tiempo, en llegar a ayudarles a encauzar de manera recta sus afanes y también sus ilusiones, para poder enseñarles a considerar las cosas y también a razonar.

No imponerles llega a ser una clase de conducta, el no mostrarles los motivos, sobrenaturales y humanos, que la aconsejan. Llega a ser una palabra, el respetar su libertad, ya que no existe una educación verdadera sin responsabilidad personal, ni tampoco responsabilidad sin libertad.

 

Quinto: ¿Cuáles son las Claves para la Educación de los Hijos?

La clave para esto llega a ser el estar en la confianza: que los padres lleguen a saber el cómo educar en un clima de familiaridad.

Su confianza, su relación amigable con los hijos, va a recibir como una respuesta a la sinceridad de ellos con otros

Escuches a sus hijos, dedíquenle igualmente el tiempo suyo, muéstrenle una verdadera confianza; créanle cuanto le digan, aunque en ciertas ocasiones les engañen; no se asusten de sus rebeldías, puesto que igualmente ustedes a su edad llegaron a ser más o menos rebeldes; salgan a su encuentro, a mitad de camino, y oren por cada uno de ellos, que van a acudir a sus padres con sencillez lo cual es seguro, si llegan a obrar de manera cristiana, en vez de llegar a acudir con sus legítimas curiosidades a un tipo de amigo que sea desvergonzado o brutal.

Su confianza, su relación amigable con sus hijos, va a recibir como respuesta la sinceridad de cada uno de ellos con ustedes: y esto, a pesar de que no falten las contiendas y también las incomprensiones de poca monta, llega a ser la paz familiar, la vida cristiana.

Sexto: ¿Cómo Compaginar la Autoridad con la Libertad?

Siempre se aconsejan a los padres que deben de procurar hacerse amigos de cada uno de sus hijos. Se puede llegar a armonizar de manera perfecta la autoridad paterna, que la misma educación que se necesita, con un tipo de sentimiento de amistad, que llega a exigir el tener que ponerse de cierta manera al mismo nivel de sus propios hijos.

Los hijos todavía incluso aquellos que parecen ser los más díscolos y despegados siempre quieren en todo momento ese tipo de acercamiento de padres, esa clase de fraternidad con sus padres. La clave llega a ser o llega a estar en la confianza: que los padres conozcan verdaderamente el cómo educar en un clima de familiaridad, que no lleguen a dar nunca la impresión de que ellos desconfían, que le puedan dar un poco de libertad y que les enseñen a cómo administrarla con responsabilidad personal.

Cuando llega a comprender a fondo lo que es el valor de la libertad, cuando se llega a amar de manera apasionadamente este tipo de don Divino del alma, se ama el Pluralismo que la libertad lleva consigo

Es preferible que en ciertos momento de su vida ellos sean dejados que se les engañe en cierto momento: la confianza, que se pone en cada uno de los hijos, es lo que hace que ellos mismos se avergüencen de haber llegado a abusar, y se les corrijan; en cambio, si no llegan a tener libertad, si ven que no se confía en ninguno de ellos, por lo que si esto sucede se van a sentir movidos a tener que engañar siempre.

Séptimo: ¿Cómo Vivir la Confianza Mutua Día a Día?

Esa clase de amistad de que se les habla, ese tipo de saber el cómo ponerse al nivel de cada uno de sus hijos, el llegar a facilitarle que hablen de manera confiada de sus pequeños problemas, es lo que hace posible algo que llega a parecer de gran importancia:

Que sean los padres los que lleguen a dar a conocer a sus hijos el origen de la vida, de una manera gradual, siempre acomodándose a su mentalidad y también a su capacidad de poder comprender, siempre anticipándose de manera ligera a su curiosidad natural; no se debe de evitar que rodeen de malicia esta clase de materia, que lleguen a aprender algo que es en sí mismo una noble y santo de una mala confidencia de un amigo o incluso de una amiga.

Los padres son los que tienen que llegar a procurar de la misma manera en tener que mantener el corazón joven, para que les llegue a ser mucho más fácil el tener que recibir con una simpatía todas las aspiraciones nobles y hasta incluso las extravagancias de los hijos

Por otro lado, los padres han de llegar a procurar de la misma manera el tener que mantener el corazón joven, para que les llegue a ser mucho más fácil de poder recibir con simpatía todas las aspiraciones nobles y hasta incluso las extravagancias de todos los chicos.

La vida cambia, y existen muchas otras cosas nuevas que tal vez no nos gusten hasta llega a ser posible que no sean objetivamente las mejores que otras anteriores, sin embargo, que no llegan a ser malas: son simplemente otras maneras de llegar a vivir, sin más trascendencia.

Octavo: ¿Cabe alguna justificación para la actitud de Imposición de los Padres a los Hijos?

En una última instancia, es claro que las decisiones que llegan a determinar lo que es el rumbo de una vida, ha de llegar a tomarlas cada uno de manera personal, con plena libertad, sin una coacción ni presión de ninguna clase.  Esto no quiere significar que no haga falta, de ordinario, la clase de intervención de las demás personas.

Precisamente porque llegan a ser pasos decisivos, que llegan a afectar a toda la vida, y debido a que la felicidad llega a depender en gran parte de cómo es que se den, lo cual es lógico que necesiten serenidad, que haya que tener que evitar lo que es la precipitación, que exijan la responsabilidad y también la prudencia.

Y una parte de la prudencia es aquella que consiste justamente en llegar a pedir consejo: lo cual sería una presunción que suele llegar a pagarse a pensar que podemos llegar a decidir sin la gracia de Dios y sin el tipo de calor y la luz de otras personas, en especialmente de nuestros padres.

Los padres han de llegar a guardarse de la tentación de querer proyectarse de manera indebida en sus hijos

Sin embargo, el consejo no llega a quitar la libertad, sino que más bien da los elementos de juicio, y esto es lo que amplía las posibilidades de la elección, y hace que la decisión no se encuentre determinada por los factores irracionales. Después de llegar a oír los pareceres de otros y de llegar a ponderar todo bien, llega un momento en el que se debe de escoger: y entonces nadie tiene derecho a tener que violentar la libertad.

Noveno: ¿Qué hacer para superar esas situaciones y conflictos familiares?

El llegar a tener una familia estable, con paz, sin ninguna duda llega a ser un deseo de todos. Sin embargo, en la convivencia diaria en el matrimonio y también en la familia existen roces pequeños o incluso grandes enfados, algunas dificultades más o menos objetivas y en ciertas ocasiones una diversidad de pareceres y también de enfoques entre los padres y los hijos. Por lo que muchos recomiendan: Convivir, Comprender y Disculpar.

Por lo que debemos ser sinceros: la familia unida es algo normal. Existen roces, diferencias… Sin embargo, esto mismo llegan a ser cosas corrientes, que hasta algún punto contribuyen a dar su sal a sus días. Llegan a ser insignificancias, que el tiempo llega a superar en todo momento: Después queda sólo lo estable, que llega a ser el amor, una clase de amor verdadero hecho de sacrificio y que nunca es fingido, que lleva a tener que preocuparse unos de otros, a adivinar un pequeño problema y a lo que es su solución más delicada.

Corresponde en primer término a que los padres deben de facilitar el entendimiento, con gran flexibilidad, con espíritu jovial, siempre evitando con amor inteligente esos conflictos posibles

El problema llega a ser más antiguo, aunque tal vez puede llegar a plantearse ahora con mucha más frecuencia o de manera más aguda, por la rápida clase de evolución que es lo que caracteriza a la sociedad actual.

Décimo: ¿Qué Hacer Cuando un Hijo Plantea a sus Padres una Entrega Completa a Dios?

Los padres que llegan a amar de verdad, que llegan a buscar de manera sincera lo que es el bien para cada uno de sus hijos, luego de los consejos y también de las consideraciones más oportunas, han de llegar a retirarse con gran delicadeza para que nada llegue a perjudicar el gran bien de la libertad, que llega a hacer al hombre capaz de poder amar y también de servir a Dios.

Por lo que todos deben de llegar a recordar que Dios llega a ser él mismo el que ha querido que se le ame y también que se le sirva con plena libertad, y que se le respete siempre en todas nuestras decisiones personales: dejó Dios al hombre de acuerdo a lo que dice la Escritura en manos de su albedrío. Algunos expertos llegan a decir:

Los Padres tienen que llegar a recordar que Dios llega a ser el mismo ha querido que se le ame y se le sirva en libertad, y se le respeta en todo momento en nuestras decisiones personales

Cuando unos padres cristianos no llegan a comprender esa clase vocación de estilo de vida de seguidor de Cristo, entonces para muchos es como si han llegado a fracasar en su misión de formar una familia verdaderamente cristiana, que ni siquiera llegan a ser conscientes de la dignidad que el Cristianismo llega a dar a su propia vocación matrimonial.

Undécimo: ¿Qué Deben Hacer los Hijos por la Familia?

Los hijos han de llegar a poner igualmente algo de su parte. La juventud ha llegado a tener en todo momento una clase de gran capacidad de entusiasmo por todas las cosas grandes, al igual que por todos los ideales que se encuentran elevados, por todo lo que es auténtico.

Conviene llegar a ayudarles a que Comprendan la Hermosura más sencilla, tal vez muy callada, en todo momento revestida de una Naturalidad, que Hay en la Vida de sus Padres

Por lo que conviene llegar a ayudarles a que comprendan la clase de hermosura sencilla tal vez hasta muy callada, en todo momento cubierta de la naturalidad que existe en la vida de sus padres; que se lleguen a dar cuenta, sin hacerlo pesar, en el sacrificio que han llegado a realizar por cada uno de ellos, de su abnegación y en muchas ocasiones heroica para llegar a sacar adelante a su familia.

Y que lleguen a aprender de la misma manera en cuanto a los hijos a no llegar a dramatizar, a no representar el papel de hijos incomprendidos; que no lleguen a olvidar que van a estar en todo momento en deuda con sus padres, y que su correspondencia jamás podrán llegar a pagar por lo que deben lo cual ha de estar hecha de veneración, de cariño muy agradecido y filial.

Duodécimo: ¿Cómo se Manifiesta la Fe en la Familia?

Las virtudes de la fe y de la esperanza cristianas se han de llegar a manifestar en el sosiego con que se suelen enfocar los problemas, tanto pequeños como los grandes, que en todas las casas familiares llegan a ocurrir, en la ilusión con que se persevera en lo que es el cumplimiento del propio deber.

La caridad es lo que llevará a compartir lo que son las alegrías y también los posibles sinsabores; a saber cómo sonreír, olvidándose de lo que son las propias preocupaciones para poder atender a los demás; el llegar a escuchar a su cónyuge o a los hijos, siempre mostrándoles que de verdad se les quiere y que se les comprende; a pasar por alto los frecuentes roces sin importancia que el egoísmo podría llegar a convertir en unas montañas; a poner un gran amor en los cada uno de los pequeños servicios de que se encuentra conformada la convivencia diaria.

Decimotercero: ¿Es importante la Oración en la Familia?

Muchos llegan a considerar que es precisamente el mejor tipo de camino para llegar a dar una formación cristiana que sea auténtica a los hijos. La Sagrada Escritura es aquella que nos habla de dichas familias de los primeros cristianos que es denominada como la Iglesia doméstica, esto es lo que dice el apóstol Pablo en el libro de 1 Corintios 16:19, a las que la luz del Evangelio daba el nuevo impulso y también una nueva vida. Expertos llegan a considerar:

Que la Oración en la familia llega a ser precisamente el mejor camino para llegar a dar una formación cristiana que sea auténtica a los hijos

En todos los ambientes que son cristianos se conoce, por la experiencia, qué los buenos resultados llegan a dar esa natural y también sobrenatural iniciación a la vida de la piedad, hecha en el calor del hogar.

El niño llega a aprender a poner al Señor en la línea de los primeros y de los más fundamentales afectos; también aprende a tratar a Dios como a un Padre y al señor Jesús como a su señor y Salvador y al Espíritu Santo como al Consolador y al Señor que siempre está con ellos; también llega a aprender a orar, siguiendo lo que es el ejemplo que le dan sus padres.

Cuando se llega a comprender todo esto, se ve lo que llega a ser la enorme tarea apostólica que pueden llegar a realizar todos los padres, y cómo se encuentran obligados a llegar a ser sinceramente piadosos, para poder hacer que se transmita mucho más que simplemente enseñar  esa clase de amor por Dios a los hijos.

Decimocuarto: ¿Conviene que la Familia Ore Unida?

Se tratará de las costumbres diversas, de acuerdo a los lugares; sin embargo, pienso que en todo momento se debe de llegar a fomentar cierto tipo de acto de piedad, que los mismos integrantes de la familia lleguen a hacer juntos, de manera sencilla y natural. Existen muchas prácticas de piedad pocas, llegan a ser breves y las habituales que se han llegado a vivir en todo momento en las familias cristianas, y de esa manera estos llegan a ser muy maravillosas: la bendición de comer todos juntos como familia, el llegar a orar todos juntos, las oraciones personales al momento de llegar a levantarse y al llegar a acostarse.

Que Dios llegue a ser visto y tratado como es en realidad: Igualmente en medio del hogar

De esa misma forma, es que se lograra que Dios no llegue a ser considerado como a un extraño, a quien se va a ver solamente 1 vez a la semana, que solo se busca los domingos en el servicio de la iglesia; que Dios pueda llegar a ser visto y tratado como es él en realidad: igualmente en medio del hogar, debido, a que como ha llegado a decir el Señor donde se encuentran 2 o 3 reunidos en su en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos (Mateo 18:20.)

Test para Evaluar Cómo está la Familia

¿Cuáles son las preguntas que se deben de formular para lograr avanzar en la investigación del pasado familiar? ¿Son todas igualmente de buenas?

Estas mismas dudas llegan a ser habituales cuando las personas concretan una entrevista con alguien que sea de la familia y conocen que cuentan con un tiempo limitado. Si estamos en el punto de la “genealogista comodón”, esto llega a ser un aficionado a buscar los papeles y más papeles en archivos, en los registros civiles y online… por lo que debemos de llegar a plantearnos salir de nuestro círculo de comodidad.

Por lo que muchos son conscientes de que en ciertas ocasiones lo que nos llega a faltar es un guion para poder seguir. En la actualidad existen muchas preguntas a manera de guion para hacer al pariente con el que has llegado a estar ciertos meses contactando y que finalmente quiera llegar a encontrarse contigo (por lo que debe de recordar la opción de videoconferencia) y llegar a responder a sus preguntas.

Instrucciones

Lo primero que debe de hacer es elegir una opción por cada una de las siguientes preguntas y al llegar a terminar el cuestionario puede verificar la parte final para conocer qué tan unida y que tan cercana se encuentra su familia a Dios. Este test cuenta con unas 20 preguntas las cuales son las siguientes:

1.- ¿Con qué Costumbre Conversan como Familia Unida?

  1. Todos los días
  2. Solo 1 o 2 veces por semana
  3. Muy Rara vez
  4. Nunca

2.- ¿Las Manifestaciones de Cariño llegan a Formar de su Vida Cotidiana?

  1. Siempre
  2. A veces
  3. Pocas veces
  4. Nunca

3.-¿Pueden Hablar y sostener una Plática sin necesidad de llegar a Discutir?

  1. Sin ningún problema
  2. Con cierta facilidad
  3. Difícilmente
  4. Imposible

4.- ¿Aceptan los Defectos de cada uno de los Integrantes de la Familia y saben cómo Sobrellevarlos?

  1. Sin ningún problema
  2. Con cierta facilidad
  3. Difícilmente
  4. Imposible

5.- ¿Generalmente con qué Frecuencia Comparten sus Preocupaciones en Familia?

  1. Todos los días
  2. Una vez al mes
  3. Rara vez
  4. Nunca

6.- ¿Con qué Frecuencia se llegan a Reunir para poder Celebrar Cierto Acontecimiento Familiar?

  1. Por lo menos una vez cada dos meses
  2. Una vez cada seis meses
  3. Una vez al año
  4. Nunca

7.- ¿Las Tomas de Decisiones que llegan a Afectar a la Familia son tomadas en Conjunto?

  1. Siempre
  2. A veces
  3. Pocas veces
  4. Nunca

8.- Ante una clase de Adversidad o un Problema Familiar ¿Cómo llegan a Reaccionar?

  1. Se solidarizan y apoyan todos
  2. Se interesan, pero no apoyan
  3. Sólo se informan
  4. Son indiferentes

9.- ¿Cada Integrante de la familia llega a Realizar alguno de los quehaceres de la casa?

  1. Siempre
  2. A veces
  3. Pocas veces
  4. Nunca

10.- ¿Cada Integrante de la familia llega a cumplir con sus propias responsabilidades individuales?

  1. Siempre
  2. A veces
  3. Pocas veces
  4. Nunca

11.- ¿Con qué frecuencia llegan a elegir el pasar tiempo juntos para poder divertirse en familia?

  1. Todos los días
  2. Una o dos veces por semana
  3. Rara vez
  4. Nunca

12.- Cuando Van de paseo o incluso si salen de vacaciones ¿Cómo lo llegan a hacer?

  1. Toda la familia junta
  2. Los papás y algunos hijos
  3. Sólo los papás
  4. Todos por separado

13.- Las personas de tercera edad que se encuentran en su familia llegan a ser consideradas para ustedes como:

  1. Una bendición
  2. Fáciles de sobrellevar
  3. Difíciles de sobrellevar
  4. Una carga para la familia

14.- ¿Con qué frecuencia llegan a invitar a otras personas a compartir su mesa familiar?

  1. Siempre
  2. Casi siempre
  3. Rara vez
  4. Nunca

15.- ¿Con qué clase de frecuencia llegan a ayudar, como una familia, a las personas más necesitadas?

  1. Una vez por semana
  2. Una vez al mes
  3. Rara vez
  4. Nunca

16.- En las conversaciones en familia ¿Qué lugar llega a ocupar la promoción de los valores cristianos?

  1. Importante
  2. Más o menos importante
  3. Secundario
  4. Intrascendente

17.- ¿Cuáles llegan a ser los temas que suelen acostumbrar a conversar juntos como familia?

  1. Temas Referente a la Biblia y sobre Dios el Creador del Cielo y de la Tierra
  2. Problemas sociales o familiares
  3. Nos quejamos de todo
  4. Criticamos a otras personas

18.- ¿Llegan a realizar oraciones juntos cómo familia?

  1. Todos los días
  2. Una vez a la semana
  3. Algunas veces
  4. Nunca

19.- ¿Con qué constancia llegan a asistir a la Iglesia de Cristo juntos como familia?

  1. Unos Cuantos Días a la Semana
  2. Los Domingos nada Más
  3. Solo 1 vez al Mes o Rara vez
  4. Nunca

20.- ¿Con qué frecuencia llegan a compartir su fe como una familia, por ejemplo, leyendo juntos la Palabra de Dios, compartiendo cada uno sus experiencias de Dios o hablando de los temas espirituales?

  1. Siempre
  2. Frecuentemente
  3. Rara vez
  4. Nunca

Resultados

Si el número “1” llegó a ser la mayoría. Pues ¡Felicidades! su resultado es muy bueno. Se llega a notar que Dios es el centro de toda tu familia y que en Él se haya la fuente de su amor y también de su unión.

Por lo que deben de procurar seguir por ese mismo camino y buscar las nuevas maneras de poder continuar creciendo juntos como unos creyentes cristianos y como los miembros de una familia denominados no sólo a llegar a amarse de manera mutua sino denominados igualmente como una familia que se une a compartir ese mismo amor con otros.

Si los resultados llegan a ser en su mayoría con el número “2”. Entonces su resultado llega a ser bueno, aunque no tan favorable como lo hubiese querido debido a que en ese puntaje existen algunos puntos que requieren de llegar a atender o reforzar para poder darle a su vida familiar ese pequeño empujoncito que le falta para poder crecer en una unidad y en fe.

Por lo que se le sugiere que organice unas actividades en familia que lleguen a involucrar el ayudar a los otros, y de la misma manera el dedicarle mucho más tiempo a tener que fortalecer como una familia con su relación con Dios.

Si los resultados llegan a ser en su mayoría con el numeral “3”. Entonces su resultado necesita llegar a mejorar. Ya que por medio de esta se nota que las preocupaciones de la vida diaria se encuentran afectando la unidad de su familia y de su relación con Dios. No lleguen a permitir que eso suceda.

Por lo que se recomienda que converse con sus familiares sobre eso y lleguen a acordar unas acciones que puedan llegar a realizar para poder reparar esto mismo, en especial el llegar a pasar mucho más tiempo juntos como una familia, llegar a esforzarse por poder dar a cada uno de sus miembros lo que es la atención personal y también el cariño que requieran, y sobre todo, el llegar a dejar que Dios sea el que se ocupe el centro para que todo lo demás llegue a adquirir su justa proporción.

Si los resultados en su gran mayoría llegan a ser con el numeral “4”. Entonces existen muchos problemas en su familia, sin embargo, no es algo que no se pueda llegar a reparar con la ayuda de Dios. Lo más importante es no llegar a desesperarse, el ir atacando un problema a su vez. Y por encima de todo llega a ser principalmente requerido el mejorar su relación con Dios.

Si no puedes llegar a hablarle a su familia de Dios, por lo que puede hablarle a Dios de su familia. También únase a los otros integrantes que lleguen a desear hacerlo y encomiéndala durante todos los días a la Sagrada Familia de Dios.

También existen una serie de preguntas sobre la familia que llegan a ser buenas que se las realice estando juntos en familia. Algunas de estas preguntas llegan a ser las siguientes:

Preguntas de tu Vida Personal

  • ¿Cuándo y dónde naciste?
  • ¿Te llamas como alguna otra persona de la familia?
  • ¿Tuviste algún apodo mientras crecías? Si es así, ¿Cuál era y por qué te llamaban así?
  • ¿Cuál era la religión que profesaban tus padres y abuelos?
  • ¿Sigues una religión?
  • ¿Dónde estaba tu primera casa?
  • ¿En qué otras casas viviste?
  • ¿Cuáles fueron tus primeros recuerdos de tu hogar?
  • ¿En tu vida como adulto has tenido algún apodo?
  • ¿Cómo se divertía la familia cuando eras un niño?
  • ¿Cuál era tu asignatura favorita en la escuela y por qué?
  • ¿Cuál era la más difícil?
  • ¿Cuál es el mejor recuerdo guardas de tus compañeros de estudios?
  • ¿Puedes describir lo que llevabas a la escuela?
  • ¿En qué deportes participabas?
  • ¿Cuántos años de educación has completado?
  • Descríbete cómo eras de joven
  • ¿Cuándo eras niño qué querías ser de mayor?
  • ¿Cuál fue tu primer trabajo?
  • ¿Cómo te decidiste por tu profesión?
  • ¿Qué trabajos has realizado?
  • ¿Qué edad tenías cuando comenzaste a salir por la noche?

Preguntas Sobre su Vida Sentimental

  • ¿Recuerdas tu primera cita amorosa?
  • ¿Cuándo dónde y cómo conociste a tu pareja actual?
  • ¿Durante cuánto tiempo se conocieron antes de casarse?
  • ¿Cómo le propusiste/te propuso matrimonio?
  • ¿Dónde y cuándo te casaste? (fecha, lugar, parroquia, etc.)
  • ¿Quién estuvo presente en la boda? Si hubo testigos, padrinos, damas de honor, etc.
  • ¿Tuviste Luna de Miel? ¿Dónde?
  • ¿Cómo describirías a tu cónyuge?
  • ¿Qué es lo que más admiras de él o ella?
  • ¿Por cuánto tiempo han estado casados?

Preguntas como Padre o Madre de Familia

  • ¿Qué consejo le darías a un hijo o nieto para el día de su boda?
  • ¿Cómo te enteraste que ibas a ser padre o madre por primera vez?
  • ¿Por qué les colocaste esos nombres?
  • ¿Recuerdas algo de tus hijos cuando eran pequeños que realmente te haya sorprendido?
  • ¿Qué fue lo más divertido?
  • Si tuvieras que hacerlo de nuevo ¿qué cambiarías de la forma en que criaste a tu familia?
  • ¿Qué es lo más difícil de la crianza de los hijos?
  • ¿Te consideras muy o poco estricta (o) como madre o padre?
  • ¿Qué fue lo más gratificante de la paternidad o maternidad?
  • ¿Tuviste que tratar a alguno de tus hijos de manera diferente? ¿Por qué?
  • ¿Cómo te sentiste cuando tu hijo mayor comenzó su enseñanza escolar?
  • ¿Qué consejo darías a tus hijos y nietos sobre cómo ser un padre o madre?
  • ¿Recuerdas escuchar a tus abuelos hablar de sus vidas? ¿Qué dijeron?

Preguntas Sobre su Salud

  • ¿Has tenido alguna enfermedad propia de la infancia?
  • ¿Tienes algún problema de salud hereditario?
  • ¿Tienes o tuviste algún mal hábito?
  • ¿Has tenido algún accidente grave?
  • ¿Alguien ha salvado tu vida?
  • ¿Alguna vez te han hospitalizado? ¿Para qué?
  • ¿Alguna vez has tenido una cirugía?

Una vez que haya llegado de terminar de responder todas estas preguntas analice sus respuestas y vea como es usted a nivel personal, como es en un nivel sentimental y como es en un nivel familiar si existen áreas en su vida que de verdad requieren de la ayuda inmediata de parte de Dios a su vida y que puedas llegar a mejorar tanto como hijo, como esposo y también como padre de familia.

Si te gustó nuestro artículo sobre cuáles son las Preguntas sobre la Familia, te invitamos a que visites los siguientes enlaces los cuáles pueden ser de gran interés:

(Visited 663 times, 4 visits today)

Deja un comentario