Los Milagros más populares del Señor Jesús

Los Milagros de Jesús, son una serie de sucesos que llegaron a acontecer durante la vida de Jesús en este mundo. En el siguiente artículo conoceremos cuales fueron los milagros de Jesús al igual que los prodigios que nuestro amado Salvador llegó a realizar durante su vida antes de entregar su vida por amor a toda la humanidad.

los milagros de jesus

Los Milagros de Jesús

Los milagros de Jesús son hechos sobrenaturales que se le llegan a atribuir al Señor Jesucristo en el curso de toda su vida terrenal y que han llegado a ser recogidos en los 4 Evangelios canónicos. Estos tipos de los milagros de Jesús se pueden llegar a clasificar en unos 4 grupos:

  • Las Curaciones
  • Expulsión de Demonios
  • La Resurrección de los Muertos
  • El Control Sobre la Naturaleza

El número exacto de todos los milagros va a depender de cómo se suelen contar los milagros, por ejemplo, en el caso del milagro de la hija de Jairo, donde una mujer se llega a curar y una niña llega a ser resucitada, sin embargo, los 2 acontecimientos llegan a ser narrados en los mismos párrafos de los Evangelios, y por lo general de manera conjunta. Estos hechos simbólicos, como el que la niña tuviera unos 12 años y que la mujer hubiera llegado a estar enferma por el transcurso de unos 12 años, estos han sido objeto de diferentes interpretaciones.

Los Milagros de Jesús llegaban a ocasionar la indignación de todos los escribas y también de los maestros de la ley. Por esa razón, los escribas, los fariseos y los demás contemporáneos suyos los llegaron a atribuir a una especie de confabulación con Belcebú. Jesús se llegó a defender enérgicamente de dichas acusaciones.

De acuerdo a los relatos evangélicos, Jesús no sólo llegaba a tener el poder de llegar a expulsar demonios, sino que también llegó a transmitir ese mismo poder a sus seguidores los discípulos  Incluso se llega a mencionar el caso de un hombre que, sin ser un seguidor de Jesús, llegaba a expulsar demonios con éxito en su nombre.

Del mismo modo, lo que se encuentra escrito en el libro de Mateo 11: 20-24, Corazín, Betsaida y Cafarnaún también llamada Capernaúm, llegan a ser las ciudades en donde Jesús realizó la mayor parte de todos sus milagros, a causa de que estos aún no se arrepentían de todos sus pecados.

los milagros de jesus

Dice el libro de Juan 14:10-14, Jesús les pide a todos sus apóstoles que crean por esas obras porque es el Padre que es el señor Dios quien las realiza en él. Igualmente, les dice que todo lo que le pidan al Padre en su nombre él lo hará, para que el Padre llegue a ser glorificado en el Hijo. Ahora les vamos a presentar todos los milagros de Jesús enumerados.

Milagros en los Evangelios Canónicos

Ahora vamos a ver cuales fueron todos los milagros de Jesús quien es nuestro amado señor el cual llegó a realizar y que se encuentran escritos en los evangelios canónicos.

Veinticuatro Milagros sobre Curaciones

Los milagros de Jesús que fueron contabilizados en los evangelios canónicos llegan a ser unos 24 en total los cuales se encuentran distribuidos de la siguiente manera:

Siete Curaciones de Espíritus Inmundos

En estos pasajes se puede llegar a observar que hasta incluso los demonios se llegan a postrar ante el señor Jesús, al igual que lo obedecen y lo reconocen como al Santo Hijo de Dios. Entre los milagros de Jesús de Curaciones o Expulsión de demonios se encuentran los siguientes:

La Curación de un Endemoniado

Al llegar hasta la otra orilla, a la región de los gadarenos, le fueron al encuentro unos 2 endemoniados que llegaban a salir de los sepulcros, tan furiosos que nadie podía llegar a caminar por ese camino. En ese momento comenzaron a gritar diciendo: ¿Qué es lo que tenemos que ver contigo, Hijo de Dios? ¿Acaso has venido aquí antes de tiempo para llegar a atormentarnos?

Había a lejos de ellos una enorme piara de cerdos que pacían. Los demonios le rogaban diciendo al señor: Si nos expulsas, por favor envíanos a la piara de cerdos. Por lo que él les respondió: Id. Y ellos salieron y entraron en todos los cerdos. Entonces toda la piara comenzó a correr con ímpetu por la pendiente hacia el mar y pereció en el agua a causa del tormento de los demonios los cuales se hacían llamar Legión.

La Fe de la Mujer Cananea

Estaba saliendo el señor Jesús de allí, se fue hasta la región de Tiro y de Sidón. Y he aquí una mujer que era de origen cananea que había llegado a salir de aquella región clamaba, diciéndole: !Señor, Hijo de David, por favor ten misericordia de mí! Mi hija se encuentra gravemente atormentada por un demonio.

Sin embargo, el señor Jesús no le respondió palabra alguna. Entonces acercándose a sus discípulos, le rogaron, diciendo: Por favor maestro despídela, pues da voces tras nosotros. Él respondiendo, les dijo: No soy enviado sino a las ovejas que se encuentran pérdidas de la casa de Israel. Entonces en ese momento ella vino y se postró ante él, diciéndole: !Señor, por favor  socórreme! Respondiendo él, le dijo: No está bien el tomar del pan de los hijos, y echarlo a los perrillos.

Oyendo ella le dijo: Sí, Señor; sin embargo, aun los perrillos pueden comer de las migajas que caen de la mesa de sus amos. Entonces respondiendo el señor Jesús, le dijo: Oh mujer, verdaderamente grande es tu fe; hágase contigo como mejor quieras. Y en ese instante su hija fue sanada desde aquella hora.

Jesús Sana a un Muchacho Endemoniado

Al siguiente día, cuando descendieron del monte, una enorme multitud les salió al encuentro. Y he aquí, un hombre de entre la multitud clamó diciendo: Maestro, por favor te ruego que veas a mi hijo, pues él es el único hijo que tengo; y sucede que un espíritu le ha tomado, y de repente da grandes voces, y le sacude con gran violencia, y le hace echar hasta espuma por la boca, y estropeándole, a duras penas se llega a apartar de él. Y les rogué a tus discípulos que le echasen fuera, y no pudieron.

Respondiendo Jesús, le dijo: !Oh generación incrédula y también perversa! ¿Hasta cuándo he de llegar a estar con todos vosotros, y os he de soportar? Tráeme a tu hijo. Y mientras se aproximaba el muchacho, el demonio le derribó y comenzó a sacudirlo con gran violencia; sin embargo, Jesús le reprendió al espíritu inmundo, y sanó al muchacho, y se lo devolvió a su padre nuevamente. Viniendo entonces todos los discípulos a Jesús, aparte, le dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera maestro?

Jesús les dijo: Por su poca fe; porque de cierto os digo, que si llegaran a tener fe como un grano de mostaza, y le dirán a este monte: Pásate de aquí para allá, y se pasará; y nada les será imposible. Pero este tipo de género no sale sino es con oración y con ayuno.

A parte de los milagros de Jesús de expulsión de demonios el Señor Jesús también llegó a realizar otros 4 milagros más que fueron:

El Mudo

La gente se encontraba asombrada y todos los fariseos llegaban a afirmar que gracias al príncipe de los demonios es que Jesús podía realizar sus exorcismos. Por lo que Jesús dijo que un reino dividido no prospera ya que ¿puede acaso entre los mismos demonios meterse en un cuerpo y por la misma expulsarlo fuera?

El de la Sinagoga de Capernaum

Estando el Señor Jesús enseñando en las sinagogas hubo en ese lugar un hombre que había sido tomado por un espíritu inmundo el cual daba voces diciendo a Jesús: ¿Qué tiene con nosotros Jesús de Nazareth? Por lo que el señor le dijo: Cállate y sal fuera de él. En ese instante salió de él el espíritu inmundo y todos quedaron asombrados diciendo que clase de doctrina nueva llega a ser esta que hasta incluso los espíritus inmundos le obedecen.

María Magdalena y las Otras Mujeres

María Magdalena fue una mujer a la que el señor Jesús le expulso unos 7 demonios cuando se encontraba siendo atormentada por ellos. A parte de ellas también había otras mujeres como una mujer llamada Juana, quien era la mujer de Chuza el intendente de Herodes, y también una llamada Susana a las cuáles les expulso espíritus inmundos.

Cinco Curaciones de Paralíticos

Otros de los milagros de Jesús fueron las 5 curaciones de los paralíticos los cuales son:

La Curación de un Paralítico

Subió el señor a una barca, cruzó de nuevo el mar y llegó hasta su ciudad. Entonces, le presentaron a un paralítico que estaba acostado en una camilla. Al ver Jesús la fe de todos ellos, le dijo al paralítico: Ten confianza, hijo mío, tus pecados te han sido perdonados. Entonces algunos de los escribas llegaron a decir para sus adentros: Este blasfema. Conociendo el señor sus pensamientos, le dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones?

¿Qué es más fácil decir?: Tus pecados te son perdonados, o llegar a decir: levántate y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre es el que tiene potestad en la tierra para llegar a perdonar los pecados se dirigió entonces al paralítico, y le dijo levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. Él se levantó y se fue a su casa. Al ver todo esto, la gente se atemorizó y también glorifico a Dios por haber llegado a dar tal potestad a los hombres.

El Hombre de la Mano Seca

A causa de este milagro todos los fariseos se enfurecieron y también murmuraban planeando la destrucción de Jesús. Pasando de ese lugar, vino a la sinagoga de ellos. Y he aquí se encontraba en ese lugar uno que tenía la mano seca; y preguntaron a Jesús, para poder llegar a acusarle: ¿Es lícito el llegar a sanar en el día de reposo?

Por lo que él les dijo: ¿Qué hombre habrá de ustedes, que tenga una oveja, y si la misma se cayera en un hoyo en el día de reposo, no le va a ayudar a que se levante? Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por lo consiguiente, es lícito llegar a hacer el bien en los días de reposo.

Entonces le dijo a aquel hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y en ese momento le fue restaurada la mano al igual que la otra. Y salidos los fariseos, tuvieron un consejo contra Jesús para llegar a destruirle.

La Mujer Encorvada

En la Sinagoga se encontraba una mujer que estaba encorvada y no podía llegar a enderezarse, esta clase de curación llegó a tener lugar un día Sábado, que es el día de reposo y en una sinagoga, por lo cual el señor Jesús llegó a ser criticado. Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. E impuso sus manos sobre ella; por lo que se enderezó luego, y glorificaba en todo momento a Dios.

El Hombre que fue Sanado en el Día de Reposo

Había un hombre en las regiones de Jerusalén, este hombre llevaba unos 38 años enfermo y llegó a ser sanado un sábado en un estanque que era llamado Betesda en idioma hebreo.

El Criado del Centurión en Capernaum

Había una vez un criado de un Centurión que fue curado a distancia por parte de la petición y gracias a la fe del centurión. No se encuentra muy claro si el relatado en el Evangelio de Juan llega a ser el mismo milagro, ya que el beneficiario es en este caso el hijo de un cortesano, a pesar de que los detalles de la narración llegan a ser casi idénticos.

Cuatro Curaciones de Ciegos

Otro de los milagros de Jesús llegó a ser las 4 curaciones de los ciegos los cuales son los siguientes:

El Ciego Bartimeo Recibe la Vista

Por lo que aconteció que acercándose Jesús a las regiones de Jericó, un hombre llamado Bartimeo un ciego que se encontraba sentado junto al camino mendigando; y al oír a la multitud que pasaba, le preguntó a alguien qué era aquello. Y le dijeron que estaba pasando Jesús nazareno. Entonces dio grandes voces, diciendo: !Jesús, Hijo de David, por favor ten misericordia de mí!

Y los que iban delante le reprendían para que este se callase; sin embargo, él clamaba mucho más fuerte: !Hijo de David, por favor ten misericordia de mí! Jesús entonces, se detuvo, mandó traerle a su presencia; y para cuando llegó, le preguntó, diciendo: ¿Qué quieres que te haga en este día? Y él dijo: Señor, que por favor reciba la vista. Jesús le dijo: Recíbela, tu fe te ha salvado. Y luego vio, y le seguía, siempre glorificando a Dios; y todo el pueblo, cuando observó aquello, dio alabanza al Dios eterno.

La Curación de un Ciego

Llegan a las regiones de Betsaida y le traen a un ciego que estaba suplicándole que lo toque. Tomando de la mano al ciego lo sacó hasta fuera de la aldea, y poniendo saliva en cada uno de sus ojos, le impuso las manos y le preguntó: ¿Puedes ver algo? Y alzando la mirada dijo: Veo a los hombres como a los árboles que andan. Luego puso otra vez las manos sobre sus ojos, y empezó a ver y quedó sanado, de forma que veía con mucha más claridad todas las cosas.

Jesús Sana a un Ciego de Nacimiento

Al pasar Jesús, vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Y le preguntaron algunos de sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o fueron sus padres, para que haya nacido ciego?

Entonces le respondió Jesús: No es que este pecó, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se deben de manifestarse en él. Por lo que me es necesario hacer las obras del que me ha enviado. Entre tanto que estoy en el mundo, el cual soy luz del mundo. Dicho esto, escupió en la tierra, e hizo lodo con su saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que en su traducción es, Enviado). Entonces este hombre fue, y se lavó, y regresó viendo.

Los Ciegos de Capernaum

También llegó a sanar a unos 2 ciegos que se encontraban en las regiones de Cafarnaúm, esto lo puede ver en el libro de Mateo 9:27-31.

Dos Curaciones de Leprosos

También hubo unas 2 sanidades de casos de leprosos los cuales son los siguientes:

La Curación de un Leproso

Al llegar a bajar del monte le seguía una enorme multitud. En esto, se le acercó un hombre que era leproso, se postró ante él y le dijo: Señor, por favor si quieres, puedes limpiarme. Y extendiendo su mano el señor Jesús, le tocó diciendo: Quiero, queda limpio. Y al instante este hombre quedó limpio de la lepra.

Diez Leprosos son Limpiados

Yendo Jesús a las regiones de Jerusalén, pasaba entre las áreas de Samaria y de Galilea. Y al entrar en una aldea, le llegaron a salir al encuentro unos 10 hombres leprosos, los cuales se llegaron a parar de lejos y alzaron la voz, diciendo: !Jesús, Maestro, por favor ten misericordia de nosotros!

Cuando él los vio, les dijo: vayan, muéstrense a los sacerdotes. Y aconteció que entre tanto que iban, fueron limpios. Entonces solo 1 de ellos, viendo que había sido sanado, regresó, glorificando a Dios a gran voz, y se postró con el rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Entonces respondiendo Jesús, le dijo: ¿No eran ustedes 10 los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese la gloria a Dios sino este que es extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Otras Seis Curaciones

También llegaron a haber unas 6 sanidades más que se pueden llegar a contar como parte de los Milagros de Jesús los cuales llegan a ser los siguientes:

La Mujer que Toca el Manto

He aquí una mujer que se encontraba enferma de flujo de sangre desde hace unos 12 años, se le acercó por la parte detrás y tocó el borde de su manto, porque decía dentro de ella: Que si tan solo tocare el borde de su manto lograría ser sanada. Sin embargo, el señor Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer llegó a ser salva desde ese mismo momento.

Jesús Sana a un Sordomudo

Volviendo a salir de la región de Tiro, caminó por la región de Sidón al mar de Galilea, pasando por la región de Decápolis. Y le trajeron ante él un sordo y tartamudo, y le rogaron que por favor le pusiera la mano encima. Y tomándole aparte de la gente, le metió los dedos dentro de sus orejas, y escupiendo, tocó su lengua; y también levantando los ojos al cielo, gimió, y le dijo: Efata, que quiere decir: Sé abierto. Al momento le llegaron a ser abiertos sus oídos, y también se desató la ligadura de su lengua, y desde ese momento hablaba bien.

Jesús Sana al Hijo del Oficial del Rey

Vino, pues, el señor Jesús otra vez a Caná de Galilea, donde había llegado a convertir el agua en vino. Y había en las áreas de Capernaum un oficial del rey, del cual cuyo hijo se encontraba enfermo. Este, cuando llegó a oír que Jesús había llegado de Judea hasta Galilea, vino a él y le rogó que por favor descendiese y sanase a su hijo, que estaba a punto de morir.

Por lo que Jesús le dijo: Si no viereis las señales y los prodigios, no creeréis. El oficial del rey le dijo: Señor, por favor desciende antes que mi hijo muera. Jesús le dijo: Ve, que tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que el señor Jesús le dijo, y se fue.

Cuando ya el descendía, sus siervos salieron a recibirle, y le dieron nuevas, diciendo: Tu hijo vive. Entonces él les preguntó a qué hora había comenzado a estar mejor. Y le dijeron: Ayer a las siete le dejó la fiebre.

La Suegra de Pedro es Sana

Otro de los milagros de Jesús fue que sano a la suegra de Pedro de una fiebre que tenía.

El Hidrópico

Esta clase de sanación llegó a ser realizada un día sábado en la casa de uno de los principales fariseos.

La Oreja de Malco

Este fue el milagro de Jesús cuando le volvió a colocar la oreja a uno de los oficiales de los fariseos el cual la había perdido por causa de que Pedro se la cortó con su espada al momento en que aprendían al señor Jesús.

Curaciones Hechas de Modo Genérico

Por otra parte, además de las anteriores sanidades que han sido mencionadas, existen pasajes bíblicos que hacen referencia a momentos en que Jesús llegó a curar de manera genérica diferentes enfermedades. Se llegan a mencionar unas 5 que son:

  • Recorriendo Galilea (Lo puede ver en el libro de Mateo. 4:23-25).
  • Al Ponerse el Sol (Este lo puede visualizar en el Libro de Mateo 8:16-17).
  • Junto al Mar de Galilea (Puede encontrarlo en el libro de Mateo 15:29-31).
  • En el Templo (Busque el pasaje Bíblico de Mateo 21:14-15).
  • Cuando se Retira al Mar con sus Discípulos (Lo puede ver en el libro de Marcos 3:7-12).

Milagros Sobre la Naturaleza

Jesús llegó a obrar de la misma manera, de acuerdo a los evangelios, unos 10 prodigios de tipo natural, en los que se llega a poner de manifiesto la obediencia de las fuerzas naturales a su autoridad.

La Tempestad Calmada

Este fue el momento en que Jesús subió a una barca junto a los 12 discípulos y estando en el mar el mismo comenzó a ser impetuoso, moviendo la barca de un lado a otro, todos estaban angustiados y el señor estaba durmiendo. Despertándose el señor Jesús se paró a la punta de la barca y mando a que se calmase el viento y las aguas se tranquilizaron por lo que eso fue lo que ocurrió.

Caminar Sobre las Aguas

Antes de subir a la barca Jesús mando a sus discípulos a que se subieran a la misma y se adelantaran a la otra orilla, entre tanto el fue a orar al monte. Llegada la noche los discípulos se encontraban ya muy lejos de la orilla porque el viento los había alejado ya que era fuerte. Entonces viendo ellos que algo se acercaba a la barca caminando por encima de las aguas ellos se asustaron diciendo: Es un fantasma.

Al instante el señor les respondió: No temáis soy yo, entonces viendo Pedro que el señor Jesús estaba sobre las aguas le dijo: Señor si eres tu manda a que yo vaya a ti, y el señor le dijo: Ven. Por lo que Pedro bajo de la barca y comenzó caminar yendo hasta el señor, pero al ver que el viento era fuerte comenzó a hundirse y gritaba señor sálvame. Jesús lo agarra por el brazo y le dijo: Hombre de poca fe, ¿por qué has dudado? Y cuando llegaron a subir a la barca se calmó el viento.

Multiplicación de los Panes y de los Peces

Este fue el momento en que le señor Jesús estando frente a una gran multitud los discípulos le dijeron que los despidiera para que fueran a sus ciudades a comer más el señor dio la orden de que ellos mismos los alimentaran pero solo contaban con 5 panes y 2 peces, por lo que ordeno que se le trajesen y el orando al señor los bendijo y los repartió logrando alimentar a unos 5 mil hombres, sin llegar a contar a las mujeres y a los niños.

Jesús Atiende a una Multitud

Este fue un momento en que se le acerco una gran multitud y el compadeciéndose de todos ellos los enseñó y también comenzó a sanar a todos los enfermos, y liberar a los oprimidos de sus cadenas.

Conversión del Agua en Vino (Las Bodas de Caná)

Este fue un momento en que Jesús fue a las Bodas de Caná y habiéndose acabado el vino la madre de Jesús dijo a los criados hagan todo lo que él diga, por lo que el señor Mando a que trajesen unas tinajas de agua llenas y cuando se las trajeron las mismas fueron convertidas en el mejor vino.

Cuatro Milagros sobre Resurrección

Hubo también unos 4 milagros de Jesús los cuales consisten en la realización de la resurrección de personas y de él mismo. Entre los milagros de Jesús se encuentran los siguientes:

La Resurrección de la Hija de Jairo

Viene uno de los jefes de la sinagoga que se llamaba Jairo, y, al verlo, se echa ante los pies de Jesús, y le suplica con gran insistencia diciendo: mi hija está en las últimas. Por favor ven, coloca tus manos sobre ella para que se salve y viva. Todavía se encontraba él hablando cuando de repente entraron de la casa del jefe de la sinagoga unos criados diciéndole: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas al Maestro? Al oír estas palabras Jesús, le dice al jefe de la sinagoga: No temas, tan sólo ten fe.

Llegan hasta la casa del jefe de la sinagoga, y ve todo el alboroto, y a los que estaban llorando y a las plañideras. Y al entrar, les dice: ¿Por qué alborotáis y estáis llorando? La niña no ha muerto, tan solo duerme. Él, haciendo salir a todos, del cuarto toma consigo al padre y a la madre de la niña y a todos los que le acompañaban, y entra donde se encontraba la pequeña. Y tomando la mano de la niña, le dice: Talita qumi, que en su traducción significa: Niña, a ti te digo, levántate. Y en seguida la niña se levantó y se puso a caminar, pues tenía tan solo unos 12 años de edad.

La Resurrección de Lázaro

Había un hombre enfermo llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y también de su hermana Marta. María fue la mujer que ungió al Señor con perfume y le secó los pies con sus cabellos; su hermano Lázaro había llegado a enfermar. Entonces las hermanas le enviaron este recado: Señor, mira, aquel a quien amas se encuentra enfermo.

Al oírlo, dijo Jesús: Esta enfermedad no llega a ser de muerte, sino para la gloria de Dios, a fin de que por esta llegue a ser glorificado el Hijo de Dios. Jesús, conmoviéndose nuevamente, fue al sepulcro. Era una cueva que estaba tapada con una piedra. Jesús dijo: Quitad la piedra. Marta, quien era la hermana del difunto, le dijo: Oh mi Señor, ya este hiede, pues lleva unos 4 días.

Le dijo Jesús: ¿No te he dicho que si verdaderamente crees verás la gloria de Dios? Pues quitaron la piedra. Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, te doy gracias porque me has oído. Yo sabía que siempre me escuchas, sin embargo, lo he dicho por la multitud que se encuentra alrededor, para que crean que Tú eres el que me enviaste. Y luego de decir esto, gritó con voz fuerte: ¡Lázaro, sal afuera! Y el que se encontraba muerto salió atado de pies y de manos con las vendas, y el rostro envuelto con un sudario. Por lo que Jesús les dijo: Desatadle y dejadle andar.

El Hijo de la Viuda de la Ciudad de Naín

Aconteció luego, que él iba a la ciudad que se llama Naín, y con él iban muchos de sus discípulos, y una gran multitud. Cuando llegó cerca a la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un difunto, era un hijo único de su madre, la cual también era viuda; y había con ella una gran cantidad de personas de la ciudad.

Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, por lo que le dijo: No llores. Y acercándose, fue cuando tocó el féretro; y los que lo llevaban se pararon. Y le dijo: Joven, a ti te digo, levántate. Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre.

La Resurrección de Jesús

La Resurrección de Jesús es aquella que representa el triunfo definitivo por sobre la muerte, pues “una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere más; desde ahora la muerte ya no tiene poder sobre el” esto lo dice el libro de Romanos 6:9.

La madre de Jesús y maría magdalena iban al sepulcro del señor Jesús para llevar perfumes que habían llegado a preparar. Sin embargo, encontraron que el mismo se encontraba abierto con la piedra movida y cuando vieron dentro el cuerpo del señor no estaba solo las vendas y el sudario.

Salieron corriendo donde los 11 apóstoles para decirle lo ocurrido y saliendo en dirección a la cueva fueron Simón Pedro y Juan el discípulo amado. Llegando uno primero vio que este estaba completamente vacío cuando llegó el segundo vio lo mismo. A las mujeres se le aparecieron unos ángeles los cuáles les preguntaron que a quien buscaban, luego le dijeron que al que buscan no se encuentra entre los muertos porque él ha resucitado como lo había dicho que al tercer día resucitaría venciendo a la muerte.

Milagros en los Evangelios Apócrifos

La Resurrección del joven rico este llega a ser un fragmento del Evangelio secreto de Marcos Jesús le enseñó este joven los secretos del Reino de Dios. Esta es una lista de los Milagros de Jesús. realizados en su infancia.

Evangelio de la Infancia de Tomás

Estos fueron algunos de los milagros de Jesús que fueron realizados durante su infancia de acuerdo a los que dice el evangelio de Santo Tomás. Esta llega a ser una de las imágenes de los milagros de Jesús.

  • Los Gorriones hechos con Barro: Se llega a leer que el señor Jesús a la edad de los 5 años llegó a dar vida a unos 12 gorriones que fueron hechos con barro un día sábado.
  • La Resurrección del Niño Caído en una Terraza: Llegan a acusar al señor Jesús de haber hecho que se cayera un niño y que posteriormente Jesús lo resucita.
  • La Resurrección del Joven que Cortaba Leña: Este murió desangrado al llegar a cortase la planta del pie con un hacha, Jesús lo resucitó y todas las multitudes se asombraron y le llegaron a admirar.
  • Jesús en la Fuente: Jesús solo tenía la edad de los 6 años.
  • Multiplicación del Grano de Trigo: Jesús tenía la edad de los 8 años y llegó a alimentar a todos los pobres de la aldea al llegar a recolectar y moler la siembra de 1 grano de trigo.
  • Milagro de las 2 Piezas de un Lecho: Jesús es el que ayuda a su padre José con lo que es el encargo de llegar a hacer un lecho.
  • Jesús Enferma y Cura a su Segundo Maestro: José le llevó a su maestro, al que Jesús llegó a maldecir debido a que este le pegó en la cabeza. Luego lo llegó a curar al oír el buen testimonio que llegaba a decir su tercer maestro sobre Él.
  • Cura a Jacobo de la Mordedura de una Víbora: La víbora llegó a morder a Jacobo en la mano, por lo que Jesús sopló sobre su herida y la víbora quedó muerta.
  • Resurrección de un Niño: Jesús le llegó a tomar por el pecho y le ordenó que reviviera. Era un niño de su vecindad.
  • Resurrección de un Hombre: El hombre llegó a resucitar y le adoró y también toda la gente quedó impresionada por este milagro que Jesús había realizado.

Todos estos llegaron a ser los Milagros que hizo Jesús, durante su vida en esta tierra desde su infancia de acuerdo a lo que dice la religión católica hasta la edad adulta como lo relatan los evangelios de la palabra de Dios.

Si te gustó nuestro artículo sobre cuáles o qué son los Milagros de Jesús, te invitamos a que visites los siguientes enlaces los cuales pueden ser de gran interés para usted:

(Visited 268 times, 1 visits today)

Deja un comentario