El Gnosticismo: Historia del Cristianismo

Para poder entender qué es Cristianismo en la actualidad, se hace necesario conocer sus raíces. Por esta razón el día de hoy vamos hablar del Gnosticismo. ¿Qué es? ¿Cómo se relaciona con el cristianismo y cómo lo influencia? ¿Cuáles son sus características? Pues bien, te invitamos a que continúes leyendo para que descubras las respuestas de estas y muchas otras interrogantes sobre el Gnosticismo.

gnosticismo

¿Qué es el Gnosticismo?

La palabra Gnosticismo proviene del griego “Γνωστηκισμóς” y tiene el significado de “gnostikismós”; siendo una palabra compuesta del término “Gnosis” que significa conocimiento. Pero lo particular de esta gnosis, es que alude a un tipo de conocimiento diferente, uno que se adquiere a través de un estado de consciencia especial. Una especie de intuición profunda, que le permite a la persona conocer aquello que está más allá de los sentidos y del pensamiento racional. Por ende, este conocimiento es inaccesible a través del análisis o el conocimiento común, ni tampoco por el uso del intelecto. Solo podemos ser capaces de alcanzarlo por medio de la vivencia.

Teniendo en cuenta de donde proviene la palabra, podemos definir el gnosticismo como una mística orientada a la salvación de las personas por medio del conjunto o unión de las creencias de la filosofía Griega que se derivan principalmente de Platón con las creencias orientalistas. Esta unión genera una creencia dualista que tiene entre sus polos el bien y el mal, el espíritu vs la materia, el creador del mundo vs el ser supremo y la más conocida de todas; el espíritu ante el cuerpo. Recordemos que Platón es el padre de la filosofía dualista (mente vs cuerpo) y en sus enseñanzas nos habla de la existencia de dos mundos opuestos, el mundo sensible o de las ideas y el mundo material.

En todo caso, volviendo al tema del gnosticismo. Ocurre que no solo es una corriente filosófica que surge durante esa período, sino que interactúa y se retroalimenta con algunas corrientes religiosas de la época como el cristianismo. Esto último ocurre durante los primeros tres siglos de nuestra era. Aunque luego; las prácticas de esta ramificación pasan a ser consideradas herejía a pesar de que llegan a tener cierto prestigio entre muchos intelectuales cristianos.

Esto provoca una división en varias vertientes del gnosticismo, aunque en general se categorizan como una pagana y otra cristiana. En todo caso, la corriente que fue más significativa desde el punto de vista gnóstico fue la rama heterodoxa del cristianismo primitivo. Quienes pensaban que aquellos que están iniciados no son capaces de alcanzar el perdón por medio del sacrificio hecho por Jesús en la cruz, sino a través de la gnosis (una especie de conocimiento que se adquiere por la introspección divina a la cual no se puede acceder solo con fe). Esto quiere decir que no basta con la muerte de Cristo en la cruz para purificar nuestras almas de los pecados cometidos, sino que debemos hallar la salvación por nuestros propios medios.

Pero, ¿Quiénes son los gnósticos? son aquellos iniciados que consideran esta religión como la forma máxima o suprema de conocimiento. Por otro lado, se puede comparar como una versión religiosa de la mayéutica de Sócrates. Aunque también encontramos rastros de su influencia en el maniqueísmo.

Características del Gnosticismo

Uno de los principales problemas para determinar cuáles eran las características de las corrientes gnósticas, son las múltiples vertientes que surgieron con el pasar de los años. Pero en todo caso, nos enfocaremos en los aspectos que tenían en común así como en el gnosticismo cristiano que se erige como el representante de su tradición más pura siendo pagano en sus raíces:

  • Sin duda, una de sus principales características recae en su capacidad para iniciar o moldear corrientes religiosas que vendrían luego, aunque está solía fomentarse o revelarse a una pequeña élite de iniciados a quienes se les decía que conocerían los secretos de Cristo el “ungido”. Por este motivo, muchos gnósticos cristianos decían que construían testigos especiales de Cristo con la capacidad de alcanzar el conocimiento divino por medio de la gnosis (las verdades trascendentales usando la introspección que mencionamos en el apartado anterior).
  • Esta gnosis era el único camino para conseguir la salvación. Eso no implicaba que no se pudiera vivir según las enseñanzas de Cristo, pero esto era renegado a un aspecto secundario.
  • Como se menciono en el apartado anterior, el gnosticismo es dualista. De modo que se realiza una clara distinción entre la materia y el espíritu. A todo lo que conocemos como oscuridad, el mal, la perdición o lo maligno se relaciona con la materia, mientras que su contraparte; el bien y la salvación pertenecen a lo espiritual. Este el motivo por el cual el ser humano era incapaz de alcanzar la salvación a través de la materia y el cuerpo. La única forma era por medio de la consciencia del espíritu que posee un carácter divino. Esta introspección particular, que llega al punto de ser casi empírica es lo que se conoce como gnosis, que se define como una experiencia interna del espíritu. Este punto es por supuesto, la influencia directa de la filosofía platónica. Tanto por su teoría de la dualidad como por su capacidad de acceder al conocimiento superior desde la introspección.
  • Otras características que englobamos como una sola, son las distintas enseñanzas y creencias particulares sobre la divinidad. Algunas de ellas son:
    • Todo espíritu es divino, esto incluye la parte espiritual del hombre que debe ser salvada por sus propios medios, aunque se necesito de la llegada de Cristo para que esta verdad le fuera revelada.
    • Hay un creador y organizador de la materia al cual se conoce como “Demiurgo”. Pero este ser va al camino de la oscuridad cuando decide multiplicar con su obra la materia porque va contra los principios del verdadero ser supremo de dónde provino.

GNOSTICISMO

  • Debido a las tantas corrientes que surgieron, se tuvo una gran variedad de conclusiones éticas las cuales diferían mucho entre sí:
    • Algunas se inclinaron por la idea de que el camino de la materia llevaba a la condenación. Por esta razón, era necesario practicar el castigo físico y la martirización del cuerpo. Ya que solo por el padecimiento de la carne se podría contribuir a la salvación del espíritu. Esto promovía que sus seguidores llevaran una vida ascéptica (la negación de los placeres materiales y el uso de la abstinencia).
    • Otras corrientes se inclinaban por el argumento de que si la salvación solo puede ser alcanzada a través de la gnosis del alma, lo que se haga con el cuerpo resulta irrelevante. Desvalorizando las ataduras morales relacionadas con los distintos tipos de goces.
    • Algunos no aceptan la multiplicación de la materia, condenando la procreación.
    • También nos encontramos con algunas posturas regidas fuertemente por el platónismo y las filosofías orientales. De modo que creían en el retorno cíclico de las almas para ser prisioneros de la materia por medio de la reencarnación. De esta forma, todos aquellos que estén iniciados buscan romper con este ciclo repetitivo utilizando la gnosis.
  • Se da una interpretación alegórica (simbólica) del cristianismo y de las escrituras. Esto permite reinterpretar lo que se conoce de las historias de la creación según la gnóstica, impregnándolas de significados filosóficos.
  • Hay un establecimiento de jerarquías espirituales donde a la cabeza está Dios, que corresponde a la entidad perfecta e inmanente que debido a este estatus no llega a tener relación con el resto de las criaturas imperfectas. Siendo así inaccesible. En el siguiente escalón nos encontramos con los seres emanados del Demiurgo, antítesis y culmen; que son los responsables de la degeneración de los espíritus y ser la causa del mal. Es así como se da la lucha dualista entre el bien y el mal.
  • También se da un establecimiento de jerarquías humanas. En la cima podemos hallar a los iniciados donde predomina el espíritu, ya que este grupo minoritario posee la capacidad de experimentar la gnosis y así hallar la salvación. Luego están el resto de los no iniciados donde lo que predomina es el alma sensible, su única posibilidad de conseguir la salvación es siguiendo los pasos y enseñanzas de los iniciados. Por último, tenemos a aquellos donde lo que predomina es el cuerpo y por tanto, recorren el camino de la oscuridad que les imposibilitará alcanzar la salvación.
  • Realizan una cristología particular. Es decir; un análisis y deducciones de la vida y las enseñanzas de Cristo de forma única y singular. Si la materia corresponde al punto de anclaje e inicio del mal en el mundo, no es posible que Jesús haya sido capaz de ser divino mientras estuviera relacionado con su cuerpo material al mismo tiempo. Ya que esta última tiene la propiedad de contaminarla. Es así como se crea la doctrina del “Cuerpo Aparente de Cristo” donde se especifica que su divinidad no tienen nada que ver con su carne, más bien fue mostrada a los hombres por su espíritu encerrado en ese aparente cuerpo material. A esto se le conoce como “Docetismo”.

Además del docetismo existe el adopcionismo, que indican que Jesús fue una personas normal, común y corriente que al momento de su ministerio fue adoptado por una fuerza divina.

A pesar de todas estas características mencionadas, autores más contemporáneos como Culdaut destacan tres en específico, diciendo que son la piedra angular de cualquier corriente del gnosticismo:

  1. El tener que emplear la gnosis más allá de una creencia, es una revelación y no se puede acceder por medio de la razón o la realidad.
  2. Usar el dualismo en toda la doctrina del gnosticismo. Materia vs espíritu, cuerpo-mente, etc.
  3. El uso de relatos mitológicos para explicar los puntos anteriores y otras características de la gnosis. Estas historias permiten dar entendimiento de lo que es el “yo”, su origen y hacia donde debes ir. Además de enseñar cual es el camino que debes recorrer para poder alcanzar la salvación del espíritu y poder vencer el mal. Estos relatos pueden tener una antigüedad anterior a los siglos I y II en los mitos griegos de Homero.

Raíces del Gnosticismo

El desarrollo del gnosticismo como doctrina se encasilla durante el final del siglo I hasta el siglo IV, período de tiempo en el que también se estaban estableciendo los cimientos del cristianismo. Aunque el texto de Eugnosto el Beato se considera que fue escrito antes de la aparición de Jesús de Nazaret.

Muchos cristianos afirman que una de las primeras raíces recae en Simón Mango, quien es mencionado en una narración de los apóstoles del nuevo testamento. Aun así, la figura más significativa para esta corriente es Valentín de Alejandría, responsable de esparcir en Roma una doctrina gnóstica intelectualizante. Fue en esta ciudad donde llamaría la atención del público que asiste a la iglesia, ejerciendo cargos de alto rango al punto de ser considerado para ocupar el puesto de obispo en roma.

Otra figura de importancia para la doctrina gnóstica fue Pablo de Samosata. Quien es el responsable de realizar una herejía que se hizo muy conocida por relacionar a Cristo con la naturaleza. Por otro lado, Carpócrates es el autor de la noción de la libertad moral mientras en la práctica se da una ausencia de las reglas morales.

A medida que fue pasando el tiempo y se iban generando nuevas vertientes y ramificaciones del gnosticismo, en conjunto con el aumento de variación moral, se empezó a mirar cada vez con mayor recelo, llegando a su clímax en el año 180 d.c. cuando el obispo Ireneo de Lyon lo declara herejía. Opinión que ya dominaba los círculos de opinión de la iglesia católica.

Gnosticismo Actual

Una de las principales dificultades para obtener un entendimiento claro del funcionamiento de esta filosofía son los escasos registros escritos que hay sobre el tema, siendo en su mayoría un compendio de citas, refutaciones, heresiologías y apologías que realizaban distintas figuras de la iglesia católica. Aunque esto cambio un poco en el año de 1945 cuando se descubrió en Egipto una biblioteca que contenía una gran cantidad de manuscritos gnósticos en Nag Hammadi.

El gnosticismo actual también se conoce como neognosticismo, pero no se refiere a una sola religión en específico, sino a distintos movimientos religiosos que han derivado de la sociedad helenística alrededor del Mediterráneo. Durante el siglo XIX se hicieron y publicaron algunos estudios populares a texto que habían sido recientemente descubiertos. Al mismo tiempo, comenzó a ver un surgimiento del movimiento religioso gnóstico en Francia, gracia a la ya mencionada biblioteca de Nag Hammadi.

Aunque este movimiento fue ampliamente reprimido y llevado al exilio nunca fue extinguido, convirtiéndose en un antecesor importante en el cristianismo, influyendo en las doctrinas cristianas y el pensamiento accidental.

Aspectos Adicionales

  • Algunos autores y bajo ciertos contextos se utiliza la palabra gnosis como sinónimo de gnosticismo o gnóstico. Pero no hay que olvidar que gnosis hace referencia al cristianismo auténtico y significa un tipo particular de conocimiento, mientras que gnóstico alude a los miembros de una secta religiosa y gnosticismo es una doctrina, es decir; un conjunto de creencias e ideas.
  • Culdaut atribuye al historiador Baur F. C. como el fundador de la investigación sobre la gnosis para el siglo XVII. Quien además, no se refiere al gnosticismo como una herejía sino como una religión adicional que combina las tradiciones paganas con las ideas del cristianismo.

Si te ha resultado de utilidad la información que haz encontrado aquí, entonces te puede interesar leer también:

(Visited 64 times, 1 visits today)

Deja un comentario