¿Qué es y en qué consiste la Santidad de un Cristiano?

En el siguiente artículo a mostrar, encontrarás y conocerás todo lo relacionado a qué es la Santidad de un Cristiano, en qué consiste, de dónde se la reconoce, cómo se vive, qué significado tiene la santidad como vocación en Cristo y más. Así que si te interesa descubrir todo lo antes dicho te invitamos a que lo veas justo aquí, no te arrepentirás.

que es la santidad

Definición de Santidad

Qué es la Santidad?, es algo que muchos creen ya conocer pero realmente no conocen su significado ya que muchos religiosos lo relacionan a un santo, el cual este adjetivo (santo) puede hacer referencia al individuo bondadoso que no tiene culpa alguna. Pero en el ámbito religioso, un santo es un sujeto que desarrolló un vínculo especial con un ser divino, es decir un Dios Todopoderoso que sobresale por su ética y sus valores morales. Aunque en el lenguaje coloquial, a esto se le considera la solidaridad, misericordia, amabilidad o clemencia de una persona. Algunos ejemplos para que se pueda comprender mejor de esto último son:

“La mujer de Pedro volvió hacer presencia de su santidad al acompañar a su marido al festival de artes marciales y luego al concierto de heavy metal, que tanto ha esperado con muchas ansias Pedro.”

“La joven María empezó a mostrar su santidad desde pequeña, cuando regalaba sus juguetes viejos a los niños pobres del barrio, que no podían darse el gusto de tener dichos juguetes”.

Los aspectos que se consideran más relevantes según los religiosos aparecen escritos en la propia “Biblia” en la cual  se indica cómo se debe vivir en santidad, es decir, se determina que el que desee hacerlo, deberá seguir de forma estricta y estipulada las siguientes indicaciones:

  • Deber ser un practicante del ayuno.
  • Tiene que estudiar y a la vez obedecer todos y cada uno de los aspectos que se establecen como principios en la mencionada “Biblia”.
  • Dicha persona se hace necesario saber perdonar.
  • Es fundamental ser consciente y del poder que tiene la oración.
  • De la misma manera, se establece que para poder vivir en santidad es necesario huir de todo tipo de tentaciones y estar siempre en el buen camino de Dios.
  • Se deberá poner en práctica la justicia.
  • No podrá llevar a cabo la satisfacción de lo que son los deseos de cualquier tipo de carne.

que es la santidad

¿Qué es la Santidad?

Para la religión, la palabra santidad es una cualidad que poseen solo aquellas personas que fueron declaradas oficialmente como santas, mientras que en el catolicismo, los individuos se convierten en santos mediante a través de un proceso llamado la canonización, el donde el Papa se encarga de realizar dicha canonización solo después de que este haya confirmado la santidad de la persona a través de un análisis respecto a sus cualidades cristianas y de determinar si, por cuestiones de fe, sufrió un martirio, para los que no sepan que es, la palabra martirio se refiere a los sufrimientos, tormentos o muerte que una persona padece en su vida por causa de su religión o ideales. Cabe mencionar que los santos, tienen que haber realizado dos o más milagros durante su vida.

Como se mencionó anteriormente ser santos significa parecerse a Jesucristo en todo sentido, es decir desde lo más pequeño hasta los más grande como: pensamientos, sentimientos, palabras y acciones. Uno de los rasgos más característico de la santidad es la caridad, es decir amar a Dios sobre todas las cosas y amar al prójimo como a uno mismo. Cabe destacar que, cuando la palabra santidad se escribe con mayúscula inicial (Santidad), entonces esto quiere decir que se trata de un tratamiento de honor que se le concede solo al Papa de la iglesia, un ejemplo de esto podría ser el siguiente:

“Su Santidad visitará Bolivia la próxima semana”.

“En la misa de esta mañana, Su Santidad logro llegar al corazón de todos con una oración especial para los difuntos”.

Significado actual de la Santidad

Gaudete et exsultate es la tercera exhortación apostólica de nada más y nada menos que del Papa Francisco, en el año 2018, la cual lleva por subtituló “Sobre el llamado a la santidad en el mundo actual”.​ En dicho texto podemos destacar cuatro aspectos importantes los cuales llevan por nombre: santidad y vida ordinaria, la Iglesia como marco vivo de la santidad, la santidad como vocación-misión en Cristo y la santidad como algo esencialmente abierto. Dichos aspectos están presentes desde el principio en el Evangelio, que vivieron ejemplarmente los primeros cristianos, pero que lamentablemente gran parte de ellos quedaron olvidados hasta el siglo XX. A continuación se explicará detalladamente que significado tienen cada uno de esos aspectos.

Santidad en la vida ordinaria

La santidad en la vida ordinaria o la vida cotidiana. En este punto El Papa trata de la “santidad común”, es decir la clase media de la santidad, pero que no se mal interprete ya que ninguna de esas expresiones es equivalente a una santidad mediocre o una santidad de segunda clase, puesto a que esa santidad no existe.

Son esas “almas modestas”, en expresión de Joseph Malègue, citado por el mismo Papa. Se trata, de la santidad de la vida corriente, en el trabajo, en la amistad, en la familia y en las relaciones sociales.

“La santidad es fruto de nuestro Bautismo. Es obra principal del Espíritu Santo en nosotros, que cuenta con nuestra colaboración, a base normalmente de pequeños gestos. Otras veces presenta desafíos mayores, o, al menos, un modo distinto de vivir lo que ya hacemos” (cf. GE 16s).

Así se llega a realizar lo ordinario de modo extraordinario.

Santidad en la Iglesia

La santidad se da y se vive en la Iglesia, familia de Dios, es decir la santidad no es individualista:

“Nadie se salva solo” (GE 6).

En efecto, muchos se hacen la pregunta de qué es la Santidad según la Biblia o según la iglesia por lo que el mismo  Concilio Vaticano II explica la llamada universal a la santidad. Una santidad que no queda empañada por nuestros defectos o pecados; porque, como gustaba subrayar Benedicto XVI, la Iglesia es ante todo, de Dios, es obra suya. Nosotros debemos esforzarnos en no afear su rostro.

“En este pueblo santo en marcha hacia el Cielo, vivimos juntos, nos apoyamos, realizamos una experiencia de fraternidad, avanzamos en una caravana solidaria, una santa peregrinación” (cf. Evangelii gaudium, 87).

Es una tradición viva la cual abarca todos los innumerables “testigos” que nos han precedido y todos los cristianos que vendrán.

Santidad como vocación-misión en Cristo

La santidad es vocación-misión en Cristo. Esta “santidad pequeña”, como ha señalado el Papa Francisco se inscribe en el gran camino y la gran misión de los santos, mientras que al mismo tiempo es un camino propio y personal. Cada santo es una misión en Cristo.

“En el fondo la santidad es vivir en unión con él los misterios de su vida” (GE 19s).

Como explica el Catecismo de la Iglesia Católica

“Revivir con Él su vida oculta, su trato con los otros, su cercanía a los más frágiles, y otras manifestaciones de su entrega por todos” (cf. nn. 515 ss).

Santidad abierta

La santidad nos abre a Dios y a los demás, por caminos que en muchos casos comienzan lejos de Jesucristo o en personas que no están incorporados a la Iglesia Católica. En todas partes del mundo, Dios suscita signos de su presencia, que pueden incluso ayudar a los cristianos. La santidad no quita fuerzas, vida o alegría, sino todo lo contrario. Nos hace “más vivos, más humanos, más felices”. Y así nos propone Francisco a cada uno:

“No tengas miedo de apuntar más alto, de dejarte amar y liberar por Dios. No tengas miedo de dejarte guiar por el Espíritu Santo. La santidad no te hace menos humano, porque es el encuentro de tu debilidad con la fuerza de la gracia”.

“En la vida existe una sola tristeza, la de no ser santos” (GE 34).

Si quedaste a gusto y satisfecho con este artículo, te invito a que conozcasmás sobre estos temas, justo aquí, te aseguro que te encantaran.

¿Cómo Rezar la Santa Novena al Espíritu Santo?

Oración al Santísimo Sacramento del Altar

Letanía de Los Santos para los fieles católicos

(Visited 104 times, 1 visits today)

Deja un comentario