El Evangelio de Judas: ¿Es Cristiano y Bíblico?

En este artículo conocerás todo lo relacionado al Evangelio de Judas, qué es, qué significa, en realidad fue él que traicionó a Nuestro Señor Jesucristo, y si es así cual fue el motivo de tal atrocidad, cuál es la verdadera autenticidad del Evangelio, cómo se originó este, qué significado tiene para la iglesia y para los fieles creyentes, es cierto que este antiguo texto hizo “temblar la iglesia” cuando apareció hace aproximadamente más de 1.700 años. Todo eso y más te enseñaremos justo aquí a continuación.

evangelio de judas

Evangelio de Judas

El Evangelio de Judas es un antiguo pero importante texto el cual fue utilizado por el movimiento gnóstico de los cainitas, los cuales se les denominan por ese nombre ya que estos veneran a Caín el Dios de los Judíos como un ser de origen celestial, tanto es así que desprecian a su hermano Abel por su debilidad. A todas aquellas personas a quienes consideraban que Dios había condenado les hacían un piadoso culto.

Los Caín utilizaban este texto mayormente para hacer una valoración positiva de la figura del apóstol Judas, el cual en los cuatro evangelios canónicos sin excepción, es considerado como el traidor a Jesús. Cabe decir que esta antigua secta nunca contó con gran número de participadores dentro de los mismos seguidores de las sectas gnósticas. Se dice que fue compuesto durante el siglo II más específicamente alrededor de los años 130-150.

Por un largo periodo de tiempo este evangelio se creía desaparecido, ya que no había ningún rastro de él, no fue hasta los años 1970 donde fue hallado en Egipto el códice Tchacos copto del siglo IV, la cual lamentablemente es supuestamente una traducción de un original griego, ya que no se conserva ningún original, en el que aparecen unos textos que al parecer tras varios análisis son correspondientes al Evangelio de Judas, mencionado en la cultura cristiana primitiva.

Dicho escrito, actualmente forma parte del grupo de libros o textos denominados “Evangelios Apócrifos”, los cuales por alguna razón no forman parte de las escrituras bíblicas. Aunque algunas corrientes cristianas como por ejemplo los coptos o los  armenios si incluyen en sus escrituras, varios de estos textos apócrifos, pero en cuanto a los católicos, protestantes, ortodoxos, coptos, o cualquier otra corriente cristiana no han integrado el Evangelio de Judas a sus escritos.

evangelio de judas

Descubrimiento 

Para el año 1978, fue cuando se encontró el manuscrito por primera vez, y la persona el cual lo encontró fue nada más y nada menos que un inspector de antigüedades específicamente en el ámbito egipcio llamado Hanna, el cual era muy reconocido en aquellos tiempos, aunque la alegría no le duro mucho ya que tan solo 2 años después a Hanna le robaron varias cosas y piezas antiguas de alto valor y entre ellas se encontraba en manuscrito, para ser más precisos esto sucedió en el año 1980.

Años después el manuscrito de alguna manera fue sacado de Egipto ilegalmente o mejor dicho clandestinamente  y de alguna forma este llego a Suiza donde fue recuperado por el mismo Hanna que nunca se rindió, aunque tuvo que pagar una suma considerable para tenerlo de vuelta ya que este lo tenía otro experto de antigüedades en Ginebra y no se lo daría de a gratis, luego de que finalmente lo tenía en sus manos de nuevo fue buscando expertos para negociar dicho documento pero lo que él pedía era demasiado.

Para el año 1983 Stefan Emmel el cual era reconocido como un experto de antigüedades, aunque todavía no finalizaba sus estudios en la Universidad Metodista del Sur. Un día recibió una llamada desde Roma, donde comerciantes en antigüedades le estaban ofreciendo por unos manuscritos antiguos y querían que unos expertos los vieran para ver si les interesaban.

Emmel no pudo rechazar dicha oportunidad y sin pensarlo dos veces junto a dos compañeros mas viajó a Ginebra, donde se encontraron con los comerciantes y estos solo les concedieron una media hora para examinar los manuscritos con las claras condiciones de no tomar ninguna fotografía ni de hacer ningún tipo de apunte sobre ello.

Mientras los expertos examinaban dicho texto, pudieron darse cuenta de inmediato que se trataba de manuscritos coptos antiguos, pero tristemente no pudieron verificar el contenido, por el mal estado en que ya se encontraban los papiros. Hanna pedía 3 millones de dólares por ellos, una suma extremadamente grande en aquellos tiempos que estaba totalmente fuera del alcance de los expertos, por lo que no pudieron llegar a ninguna clase de acuerdo, por lo que dicho texto estuvo depositado desde 1984 en un banco de Nueva York.

evangelio de judas

Finalmente una comerciante de antigüedades muy reconocida en esos tiempos, llamada Frieda NussbergerTchakos compró el códice en abril del año 2000. La nueva dueña mostró el manuscrito a diversos expertos en la Universidad de Yale, ubicada en Estados Unidos. Uno de ellos reconoció que el códice, entre otros escritos, contenía el llamado Evangelio de Judas, que para ese entonces era conocido solamente por las referencias que a él hace San Ireneo en su tratado Contra las herejías. Pero la Universidad, viendo el origen oscuro que el códice poseía, no quisieron tener ninguna relación con dicho texto y no llegaron a ninguna clase de negociación para comprarlo.

La comerciante Frieda Tchakos no se dio por vencido y ofreció el códice a otro comerciante de Estados Unidos, que tenía por nombre Bruce Ferrini, quien se mostró muy interesado en adquirirlo, pero lamentablemente este joven no logró recoger la suma de dinero excesiva exigida por la vendedora, así que después de muchos intentos fallidos Frieda finalmente tuvo que desistir, por lo que ella transfirió el manuscrito a la fundación Maecenas de Basilea, la cual estaba en asocio con la National Geographic Society, que entre la cooperación de ambos se comprometió a restaurarlo, estudiarlo y publicarlo, para así algún día devolverlo a Egipto para ser conservado en el Museo Copto de El Cairo.

Cabe mencionar que cuando se encontró en Evangelio de Judas este contaba con 3 textos más, solo que estos no son tan relevantes porque ya eran conocidos, aunque tenían una que otra cosa desconocidas, dichos textos tenían por nombre los siguientes:

  • El Primer Apocalipsis de Santiago
  • La Carta de Pedro a Felipe
  • El Libro de Alógenes.

Restauración

En el año 2006 la organización National Geographic Society dio como finalizado el deber con el que se había comprometido con dichos textos antiguos, esto gracias a la ayuda de la más moderna tecnología, y tras un forzoso y largo trabajo de cinco años, lograron restaurar al menos la mayor parte del texto, específicamente entre un 90-95%, ya que quedaron esas lagunas que impiden leer el texto en su totalidad, y alguna que otra parte sólo de manera fragmentaria.

Al mismo tiempo en ese mismo año, realizo en público su trabajo de restauración y traducción del manuscrito para la fecha del 6 de abril de ese mismo año, casualmente próxima a la Semana Santa, en que se conmemora la muerte de Jesús de Nazaret. Cabe mencionar que en ese mismo año la organización National Geographic Society elaboró un vídeo documentando todo lo realizado junto a un poco de la historia de la misma titulado “The Gospel of Judas” o traducido al español El Evangelio de Judas que sería estrenada en televisión para el 9 de abril del mismo año.

evangelio de judas

La misma institución antes mencionada no solo se encargo de restaurar dicho texto ya que también hizo la publicación en forma de libro, para que así cualquier persona que estuviera interesada en saber sobre este manuscrito, pudiera conocerlo sin necesidad de trasladarse al país donde este se encuentra. Dicho libro fue titulado con el nombre de El texto del Evangelio de Judas, el cual es el único que ha sido publicado hasta el momento de los escritos que se encuentran en el códice Tchakos (nombre oficial del códice), está en lengua copta, en el dialecto sahídico, el cual se usaba en el alto Egipto (región del sur).

Según Terry García, o mejor conocido como el vicepresidente de la misma institución National Geographic Society, declaró que el códice estaba en condiciones catastróficas, y si no hubiesen actuado de manera inmediata en su restauración, hubiera acabado convirtiéndose en simple polvo.

Para la iglesia y sus devotos creyentes Judas se le considera el traidor de Jesús, y los 4 evangelios canónicos se hace mención de ello, pero en este manuscrito es todo lo contrario a ello, Judas Iscariote es considerado el discípulo favorito de Nuestro Dios, el cual nunca tuvo malas intenciones, ya que solo estaba siguiendo órdenes del mismo y según él, todo fue el plan previsto del propio Jesucristo, por lo que no lo entregó por su propia voluntad, si no por cumplimiento.

La biblista y profesora de la prestigiosa Universidad Rige, ubicada en Estados Unidos, April DeConick, la cual es también una fiel creyente de la iglesia, se le pidió hacerle una revisión al manuscrito específicamente en el año 2007, ella acepto ya que era una oportunidad única, pero quedo totalmente decepcionada ya que al revisarlo, rechazo de manera rotunda ese texto, mientras que a su vez menciono que el mismo tenía errores de traducción, cuando las traducción lo realizaron profesionales y expertos especializados en esa clase de escritos antiguos, por lo que el mismo National Geographic, (que para ese entonces estaban en posesión de dicho texto para investigarlo a fondo) defendió que sus traducciones eran originales con bases de los mismo textos gnósticos.

Contenido

Antes que nada hay que remarcar que el llamado Evangelio de Judas (título se encuentra en el manuscrito, al final), no corresponde a lo que hoy llamamos un «evangelio», ya que actualmente esta palabra para nosotros tiene como significado un relato de los hechos, las palabras, la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Mientras que en la antigüedad en su género literario corresponde a lo que críticos llaman un «discurso de revelación».

evangelio de judas

En realidad, es muy poco el material narrativo que contiene dicho texto, ya que solamente al comienzo y al final solo hay unas breves y cortas indicaciones narrativas, mientras que la mayor parte que compone el texto son palabras de Jesús, en que se presentan supuestas secretas revelaciones de Jesús a los discípulos y en particular a Judas.

El texto mismo de el Evangelio de Judas Iscariote, para que el lector pueda darse cuenta del contenido del texto, está disponible la traducción española correspondiente al texto copto y a la traducción inglesa publicados en la misma página web de la National Geographic.

Dicho manuscrito o mejor conocido como el Evangelio de Judas, es un textos que cuenta con doscientas cincuenta líneas o eso es lo que se estima ya que varios pedazos del texto no se pudieron salvar debido a su antigüedad, pero la mayoría del documento por suerte resulto si se pudo restaurar con éxito, su traducción al idioma moderno fue realizada guiándose de los largos relatos evangélicos para que esta fuera lo más legible posible, dicho escrito esta en un códice de 66 página aunque un tercio de esta lamentablemente fue una de las parte que no se pudo salvar y es totalmente ilegible a pesar de que hicieron lo posible para salvarlo.

Aquí también se pueden encontrar otras 3 obras, las cuales son de tipo gnósticas pero estas ya se habían encontrado con anterioridad por lo que no se le destacan tanto. La tercera parte corresponde a un fragmento de un texto desconocido, el cual lleva por nombre Libro de Alógenes. Todos y cada uno de estos textos están escritos en el dialecto sahídico del idioma copto, aunque se debe aclarar que esta es una traducción de un original griego.

Al pasar los años y siglos el Evangelio de Judas Iscariote se encontró en terribles condiciones ya que al traspasar del tiempo los comerciantes de antigüedades que lo adquirían solo tenían como objetivo de revenderlo a un alto precio y lastimosamente no de restaurarlo como se debería de hacer, ya que de esa manera fuera quedado intacto y no se hubieran perdido pedazos de textos y las pocas que se conservan no estarían fragmentariamente, dicho documento lleva consigo 66 páginas pero solo 27 corresponden al Evangelio de Judas aunque hay una parte en especifico la cual no se ha podido traducir por los momentos que es cuando Jesús le hizo la revelación o revelaciones a Judas justo antes de su muerte, todo esto en privado sin que ningún devoto u otra persona se enteraran de ello.

Eso y más se relata en dicho texto, pero eso sí, solo en tercera persona como si fuera de un dialogo entre el mismo Jesús y sus discípulos, aunque esto es más que todo con el que se dice que fue su discípulo favorito Judas, que cuando este “traiciono” a Jesús remarco con sus propias palabras lo siguiente:

Tú serás el decimotercero, y serás maldito por generaciones, y vendrás para reinar sobre ellos” (página 47 del manuscrito).

En los evangelios canónicos la imagen de Jesús es totalmente pura y sin ningún tipo de malicia en su ser, se representa tal cual como se describe, un ser supremo con bondad en su corazón, aunque en el evangelio de judas, es totalmente lo contrario, aquí se muestra a Nuestro Jesús desenfadado, es decir, que cuando se trata de trato o en las acciones muestra un gran sentido del humor más que el que se debería.

En dicho libro de Judas, la representación de Dios se ríe de tal frecuencia que hasta pareciera que se estuviera burlando de su propia gente, porque esto solo sucede cuando uno de sus discípulos comete una equivocación los cuales no se lo toman tan bien y es de entenderse, ya que el mismo Jesús cuando hace eso, tiene un tono sarcástico por lo que esto provoca la furia de todos sus discípulos, bueno casi todos ya que el único que no hace eso era un discípulo llamado Judas el cual al ver eso le respondió:

“Yo tengo conocimiento de quién eres tú y de dónde vienes. Tú vienes del inmortal reino de Barbelo.”

En los antiguos textos gnósticos, la palabra Barbelo se refiere a la Divina Madre de todo y la prudente previsión que posee el Uno Infinito. También se podría decir que es la primera emanación de Dios en varias formas de cosmogonía gnóstica que a menudo se representa como un principio femenino supremo.

evangelio de judas

Debido al gran “conocimiento” de Judas, acerca de que Jesús viene desde “el inmortal reino de Barbelo”, según sus propias palabras, a Judas se le promete una revelación “referida a secretos que ninguna otra persona ha conocido nunca“. La inversión de la relación tradicional que tienen Jesús y Judas que dice dicho texto nos revela que el mismo Jesús le está agradeciendo a Judas hasta al punto de elogiarlo, específicamente le dice lo siguiente:

Tú los superarás a todos ellos. Porque tú sacrificarás el hombre que me reviste (…). La estrella que indica el camino es tu estrella.” (n. 56-57).

La última parte de dicha “revelación” que el Jesús le brinda a Judas es la siguiente. Los paréntesis rectos indican lagunas del texto; es de notar la referencia a “Cristo” y el lugar atribuido al mismo en el universo:

“La multitud de aquellos inmortales es denominada cosmos -que significa perdición- por el Padre y las 72 luminarias que están con el Autogenerado y sus 72 eones. En El apareció el primer humano con sus poderes incorruptibles. Y el Eón entonces apareció con su generación, en quien la nube de conocimiento y el ángel es llamado El. […] eón […] después de eso […] dijo, hagamos que doce ángeles adquieran realidad para gobernar sobre el caos y el mundo subterráneo.

Y hete aquí, que desde la nube emergió un ángel con destellos de fuego en su faz y sucio de sangre en su apariencia. Su nombre era Nebro, que significa Rebelde; otros le llaman Yaldabaoth. Otro ángel, Saklas, también salió de la nube. En esto, Nebro creó seis ángeles y lo mismo hizo Saklas, para que fuesen sus asistentes, lo cual produjo doce ángeles en los cielos, y cada uno recibió una porción de los cielos. Los doce soberanos hablaron a los doce ángeles […] el primero es Seth, quien es llamado Cristo. El segundo es Harmathoth. El tercero es Galila. El cuarto es Yobel. El quinto es Adonaios. Estos son los cinco que gobiernan sobre el mundo subterráneo, y ante todo sobre todo caos”.

Tanto la iglesia como la biblia atestiguan de que todo lo que está escrito en dicho documento, es de carácter completamente gnóstico y que según por eso no es considerado un texto cristiano, que solo es una falsa, y es por ello con no tienen relación alguna con el documento, sumando a esto de que ellos creen fielmente de que Judas si fue el traidor de Jesús todo lo contrario a los que se encuentra escrito en el Evangelio de Judas, por lo que lo único que dijeron es que lo único que tienen en común son los nombres de Jesús y Judas del resto es como si fuera inexistente para la iglesia.

Prosiguiendo con el texto al final, poco después de entrar en una nube luminosa, Judas “recibió algún dinero y se lo entregó a ellos“. Jesús se lo agradece, ya que prepara el momento en que Jesús quedará “liberado” del cuerpo, lo que le permite regresar al “reino grande e ilimitado cuya inmensidad no ha visto ninguna generación de ángeles” (n. 47). El texto termina con Judas entregando a Jesús ante los sumos sacerdotes y no incluye ninguna mención o continuación de su crucifixión o de la resurrección, ese es el final que se estableció en dicho documento antiguo.

San Ireneo fue un obispo de un alto reconocimiento desde 189 específicamente en la ciudad de Lyon aunque lamentablemente murió a una edad muy temprana en el año 202, pero antes de sus muerte este dejo una serie de libros escritos por el mismo los cuales tenían como titulo principal “Contra las Herejías” donde habla más que todo sobre los gnósticos y a la vez mencionando varios de sus maestro, uno de los cuales sorprendentemente también aparece en el Evangelio de Judas.

Hacia el año 180, Ireneo escribió sobre la secta gnóstica de los cainitas, donde según él, ellos pretendían “rehabilitar” una cantidad de inimaginable de villanos que están presentes en la Biblia, donde varios de son increíblemente despiadados y sin ningún remordimiento por sus actos cometidos, tales como Caín (que asesinó a su hermano Abel), los Sodomitas (habitantes de una ciudad notoria por su inmoralidad sexual), Esau (que despreció y vendió sus derechos de nacimiento por un plato de lentejas), Coré o Korah (que dirigió una sedición para derrocar a Moisés) y Judas, presentándolos como héroes espirituales, por lo que los cainitas produjeron lo que Ireneo de Lyon denominó “un relato ficticio al estilo de El Evangelio de Judas” con el fin de procurar dicho objetivo.

Origen

Qué es el evangelio y cómo apareció, todos se hacen dicha pregunta y como se aprecia, el texto termina con el título Evangelio de Judas. Pero es bastante y lógicamente obvio que esto no quiere decir que se  suponga que el autor fuera el mismo apóstol Judas, el que entregó a Jesús bajo sus órdenes, ya que lleva dicho nombre por el papel preponderante que se atribuye a este personaje en el evangelio, es decir, es el personaje que más predomina o sobresale en el manuscrito. Lamentablemente el texto no revela absolutamente nada sobre su autor.

Pero lo que sí es claro, que pertenece a una de las escuelas gnósticas que existieron en los siglos II y siguientes de la era cristiana, debido al contenido que este posee. El obispo de Lyon, San Ireneo, ya conoció la existencia de un Evangelio de Judas. En su obra Adversus haereses (Contra las herejías) la cual dice lo siguiente:

“Otros dicen que Caín nació de la Suprema Potencia, y que Esaú,
Coré, los sodomitas, y todos sus semejantes eran del mismo origen
que ella. Por eso el Demiurgo los atacó, pero ninguno de ellos sufrió
ningún mal, porque la Sabiduría tomaba para sí misma lo que de
ellos le pertenecía como propio. Y dicen que Judas el traidor
conoció todo esto exactamente, y por ser el único entre todos que
poseyó el conocimiento de la verdad llevó a cabo el misterio de la
traición, y por él quedaron destruidos todos los seres terrenos y
celestiales. Para ello muestran un libro de su invención, que llaman
el Evangelio de Judas” (Trad. propia).

Después de todo lo anterior dicho no cabe duda alguna de que Ireneo conocía un Evangelio de Judas ya que todo eso no pueden ser puras coincidencias al azar, aunque varias de las referencia que este hace en su libro no se encuentran en ninguna parte en el libro de Judas por lo que no se sabe con exactitud cuál fue el evangelio que este conoció y de que si es el mismo al que se encontró en Egipto, pero también cabe la posibilidad de que esas partes las cuales no están presentes en el evangelio de judas hayan sido las que se desintegraron totalmente o no pudieron tener salvación para su recuperación.

Si esta teoría es cierta entonces eso quiere decir que Ireneo tuvo contacto con este mismo evangelio y sus libros nos podrían ayudar a resolver esas interrogantes que nos dejo dicho manuscrito, aunque lamentablemente también se dice que solo se guió de una versión reelaborada ya que la fecha límite del original se estima que fue entre los años 150 y 170 y este escribió dicho libro fue en 180.

San Epifanio Salamina o mejor conocido como el obispo Epifanio, fue un obispo reconocido mientras que al mismo tiempo también fue un escritor bizantino aproximadamente en los años 374 y 377, el al igual que Ireneo también realiza un libro titulado “Contra las Herejías”, con sus sorprendentes habilidades y conocimientos de escritor más con los que tenía sobre la iglesia, se dedicó a poner todo su esfuerzo y conocimientos en aquel libro, le llevo mucho tiempo pero lo logro, aunque para ello tuvo que tomar como referencia a Ireneo del Evangelio de Judas para así guiarse, y de alguna forma revivir todo lo que él había dicho en su libro, y más porque Epifanio era considerado como el padre de la iglesia y defensor de la ortodoxia, por lo que tendría más impacto para sus devotos.

Puesto a que los Arcontes sabían que si Cristo era levantado en la cruz, se terminaría todo el poder que ellos poseían en aquel entones, y que como Judas conocía esto a la perfección, se apresuró a tomar las medidas para entregar a Jesús a las debidas autoridades judías. De esta manera, decían, había hecho una obra excelente para nuestra salvación y por eso debemos alabarlo, pues por su medio se nos concedió al salvación realizada en la cruz. Todas estas ideas presentan afinidad con las que aparecen el Evangelio de Judas.

De todos modos apenas empezando a leer el comienzo de dicho texto de este supuesto Evangelio de Judas inmediatamente se puede notar de que es una obra de carácter gnóstico. Se dice que dicho evangelio tuvo sus raíces en un mago llamado Simón todo esto según el Obispo Ireneo de Lyon, a quien dicho personaje se le hace mención en el libro de los Hechos de los Apóstoles donde se afirma que este hechicero quiso comprar a los Apóstoles el poder de hacer milagros. Simón Pedro lo repelió, diciendo:

“Tú estás preso en los lazos de la iniquidad” (Hechos 8, 23).

El Mago Simón se le es denomino con tal nombre ya que este viene del nombre al pecado de simonía, esto se debe a que es considerado por sus más antiguos seguidores de la doctrina de la gnosis nada más y nada menos como el “padre de las herejías”. Todo eso está escrito en el libro de Ireneo donde señala específicamente a la secta de los cainitas donde se menciona que estos, vinieron de un ser supremo y superior con un poder inimaginable. Todo eso más se estima que ya lo sabía el discípulo Judas, el “traidor” de Jesús, ya que como el mismo menciono, él sabía toda la verdad y es por ello que se dice que ese fue el porqué hizo lo que hizo a Jesús ya que tenía el conocimiento de lo que pasaría.

Autenticidad del Evangelio

Un manuscrito de tal antigüedad y relevancia, requiere de una verificación del mismo calibre, esto más que todo para estimar su época de procedencia ya que el hecho de verse antiguo y de que según los relatos fue encontrado en años antiguos no dice nada, para esto ser 100% fiable se deben de realizar análisis más a fondo y confiables, como por el ejemplo el de estudia las sustancias de origen orgánico, y esto fue justo lo que se hizo para determinar su año con exactitud.

Estos análisis fueron hechos en un instituto especializado en dicha área específicamente la prestigiosa universidad de arizona con tan solo 5 muestras de papiros pudieron determinar de estos increíblemente si tuvieron procedencia entre los años 220 y 340. Luego de dichos análisis para verificar el año de su procedencia se les contactaron con unos expertos en paleografía, los cuales estudiaron detalladamente el tipo de letra y confirmaron su afinidad con los códices de Nag Hammadi (de la misma época).

El veredicto a que llegaron fue de que los manuscritos son «auténticos» pero con eso se refieren a que son realmente antiguos, y que proceden de Egipto, es decir, no son una falsificación moderna, pero no dice nada sobre el contenido de ellos. Sobre esto no puede decir nada el carbono. Por lo que la validez de lo que está escrito de dicho documento aun no tiene forma de comprobarse si es cierto o falso.

Los críticos de este evangelio apócrifo, que son en su mayoría fieles creyentes de Jesús y de la iglesia señalan con firmeza que dicho documento antiguo nunca perteneció al canon bíblico puesto que no fue aprobado por la iglesia primitiva desde sus comienzos dado que esta era la comunidad que conocía con certeza los libros que tenían la autoría apostólica, por lo que para ellos ese documento es totalmente falso y no tiene nada que ver con la historia original.

 

Para entender un poco mejor sobre la iglesia primitiva y a que se refieren con que no fue aprobado por esta y porque tiene que tener su aprobación para ser verdadero. La iglesia primitiva es la iglesia en los tiempos antiguos donde se estaba descubriendo todo lo referente a Nuestro Dios, la cual era más estricta en ciertas cosas y esta para poder acepta un documento y validarlo como verídico deberá cumplir ciertos criterios.

El primer criterio que usaban para aceptar un libro dentro del canon bíblico es que haya sido escrito por los contemporáneos de Jesús y de los mismos apóstoles, siendo ésta la principal normativa que pedían en aquella época. El evangelio de Judas queda automáticamente excluido con tan solo esta primera normativa, ya que este fue escrito más de 100 años después de la muerte de Jesús, de sus apóstoles y contemporáneos.

El segundo criterio a considerar que también tiene una relevancia significativa como el anterior, es que se haya usado y citado por cristianos de los primeros siglos, de manera que estos le hayan tenido la reverencia debida como un libro inspirado, o en otras palabras más simples de que toda la comunidad lo conociera y por consiguiente avalado como tal. Aunque existen varias excepciones de estos y aun así fueron validados por la iglesia, ya que algunos libros contemporáneos no cumplieron estos criterios a pesar de su uso entre los primeros cristianos; por ejemplo,

  • Evangelio de Mateo escrito en arameo
  • Tres Evangelios Sinópticos (Marcos, Mateo y Lucas)
  • Logias o Logia Jesús

El libro de Judas es un documento falsamente atribuido o mejor dicho, de que este no tiene ningún tipo de autor confirmado, y realmente no se le conoce quien fue el escritor de dicho escrito porque este no dejo rastro alguno de su autoría, por lo que este tipo de documentos se les denomina como escritos pseudoepígrafos, hasta el mismo Ireneo cuando realizo su obra de las Herejías declaró antes de que el evangelio de judas tan solo fue una simple historia ficticia de tiempo antiguos, por lo que no se sabe con exactitud ni siquiera en aquellos tiempo quien fue dicho autor de el mismo.

Además de esto Iraneo también dice que en cuanto a las representación que hace de los Caín derivo su ser del poder supremo mientras que Esaú, Coré y los Sodomitas se relacionan entre sí junto a los Caín, Donde declaran que judas el supuesto “traidor” sabía a la perfección sobre todo ese tipo de cosas y como él era el único con esa clase de don que nadie más poseía ni conocía, llevo a cabo ese misterio de la traición.

Se puede destacar de que este antiguo manuscrito tiene una gran relevancia e importancia sobre los conocimientos que poseían nuestros gnosis en el siglo II, aunque si los vemos desde el punto de vista de la misma iglesia y histórico no nos dice absolutamente nada sobre Jesús y sus discípulos ya que lo único que nos muestra es otro punto de vista de ello porque todo eso ya aparecen en los evangelios canónicos, solo que aquí se defiende a Judas de su acción de traición a Jesús.

El Evangelio de Judas hace temblar a la Iglesia

Este Manuscrito, antiguo documento perdido hace mas de 1700 años, donde afirma rotundamente que Judas fue el traidor de Jesús pero este solo cumplía con las órdenes del mismo, cuando le dio las revelaciones días antes de la Pascua.

Judas el traidor

La iglesia se centra en su versión de la historia, y no se abre a más versiones, ya que dicen que los verdaderos acontecimientos sucedieron tal cual lo dice los textos antiguos bíblicos donde Judas vendió a Jesús por tan solo 30 monedas, esto se le conoce desde el siglo XV, todo lo contrario a lo que dice el manuscrito de Judas.

San Judas Tadeo

Para la iglesia y sus cristianos Judas es un traidor por excelencia y no se merece el perdón de Dios, mientras que Judas Tadeo es totalmente venerado por diversas comunidades y se le es considerado un santo.

Judas exposición  National Geographic

National Geographic no hace mucho realizo una exposición pública donde se podía apreciar el documento antiguo del Evangelio de Judas, donde al mismo tiempo mostraban cada detalle de este para los que quisieran saber absolutamente todo sobre dicho documento ya que actualmente este es considerado como una de los descubrimientos más importantes y increíbles de los últimos años.

Los 12 apóstoles

Los 12 apóstoles es nada más y nada menos que pintura mural de Leonardo da Vinci nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980 muestra a los 12 apóstoles en la Última Cena. Entre ellos se encuentra el amigo dilecto de Jesús, Judas Iscariote, que según los textos bíblicos lo vendió por 30 monedas de plata, señalándolo con un beso. Más tarde, enloquecido por el remordimiento, se ahorcó.

Constantino El Grande

En el año 313, el emperador Constantino legalizó el cristianismo con el Edicto de Milán, pero solo aceptaba a la Iglesia organizada. Aquellos herejes, cristianos que no aceptaban las doctrinas oficiales, no contaban con ningún apoyo, eran penalizados y finalmente para la mala suerte de los pobres herejes se les prohibía que siguieran reuniéndose y viéndose, quedando totalmente excluidos de dicha organización.

Judas, el arquetipo de judío

Según pasaba el tiempo el cristianismo se fue separando de sus orígenes como secta judía. Los pensadores cristianos fueron encontrando cada vez más conveniente culpar al pueblo judío del arresto y la ejecución de Cristo, y presentar a Judas como el arquetipo de judío.

Los únicos libros sagrados

El obispo Atanasio en el año 367 emitió una orden diciendo y atestiguando los únicos libros del nuevo testamento, donde nombro exactamente 27 textos de los cuales se encontraba el Evangelio de Judas y que estos eran totalmente sagrados contenidos del nuevo testamento, cuyo nombre les dio generalmente como los evangelios canónicos, para así poner a todos en la misma categoría y ser más fácil de identificarlo por separado. Esta lista sigue manteniéndose tal cual como se dijo desde aquellos tiempos.

El Evangelio de Judas

El documento fue descubierto a fines del siglo XX, pero luego pasó muchos años vagando entre traficantes de antigüedades, los cuales sabían el valor de este manuscrito antiguo y abusaban al pedir cantidades de dinero inimaginables para aquella época, que tan solo una pequeña parte de la población podía costear pero lamentablemente los que los adquirían solo tenían la única finalidad de revenderlo al doble de lo que les había costado a ellos.

El beso de la traición

Según los textos aceptados por la Iglesia, Judas Iscariote besó a Jesucristo para señalar a quién debían detener y juzgar. Así tal cual se lo plasmó.

La elaboración de la Biblia

No se puede saber exactamente cuántos libros y documentos se perdieron a lo largo de cientos de años mientras la Biblia recién cobraba forma, pero sí se sabe que algunos de ellos, para no decir que la mayoría fueron ocultados. Por ejemplo, los libros hallados en Nag Hammadi fueron escondidos dentro de una gran tinaja de aproximadamente un metro de altura.

Antes del arresto

Antes del arresto es una pintura muy llamativa hecha por el artista Danes Carl el cual representa tan cual dice la biblia sobre cuando un ángel consuela a nuestro Jesús antes de que este fuera arrestado.

Biblioteca Beinecke

La Biblioteca Beinecke de la Universidad de Yale retuvo el documento durante cinco meses, pero finalmente no lo adquirió, sobre todo por las dudas sobre su procedencia.

Actualmente nadie puede explicar como de algún modo dicho documento sobrevivió oculto durante siglos en el desierto egipcio, hasta a fines del siglo XX, donde fue descubierto, para luego desvanecerse en el submundo de los traficantes de antigüedades, uno de los cuales lo abandonó durante dieciséis años en la cámara acorazada de un banco de Hicksville, en Nueva York. Cuando llegó a manos de Kasser, el papiro (una especie de papel hecho con plantas acuáticas secas) se estaba desintegrando, y su mensaje estaba a punto de perderse para siempre.

Kasser fue uno de los expertos en copto más acreditados del mundo, cuyo nombre completo con el que se le referían era profesor Rodolphe Kasser para ese entonces con 78 años de edad, analizo de manera detallada y cogió el antiguo texto para luego empezar a leer en voz clara y resonante:  «pe-di-a-kan-aus ente pla-nei». Las extrañas palabras eran copto, la lengua hablada en Egipto en los albores del cristianismo. Nadie había vuelto a oírlas desde que la primitiva Iglesia cristiana prohibió a sus adeptos la lectura de aquel documento.

Cuando Kasser culminó por completo la lectura dejo sobre la mesa frente de él la hoja que sostenía, y dijo:

“Es una lengua preciosa, ¿verdad? Egipcio escrito en caracteres griegos.» Sonrió. «Es un pasaje en el que Jesús explica a los discípulos que están yendo por el mal camino”

La mayoría de personas creyentes, no tenían idea sobre esta versión de la historia ya que estos solo conocían lo que la iglesia les dio a conocer la cual es de que Judas vendió a Jesús por 30 monedas de plata, para luego el mismo ahorcarse por el gran remordimiento que sentía por sus acciones cometidas ante el propio Jesús, ya que estos no quieren que haya ningún mal entendido por los mismos devotos al contarles 2 versiones de la misma historia, y lo ven totalmente innecesario ya que ellos mismo consideran que tal versión es una falsa. Tanto impacto tienen estas 2 versiones que en el país de Alemania está totalmente prohibió ponerle de nombre Judas a tu hijo y si no cumples con dicha ley las consecuencias serán graves.

A medida que el cristianismos avanzado de generación en generación cada vez se distancia más de sus verdaderos orígenes al punto de que cuando comparamos los originales con los actuales vemos que tienen una gran diferencia y casi no pareciera que fuera la misma historia original, Como por ejemplo lo de Judas, todo el mundo estaba de acuerdo en ejecutar a Jesús, pero al pasar de los años la historia se fue modificando a tal punto de que solo los “Judíos tenían la culpa de ello”.

Judas a diferencia de los demás discípulos sabía perfectamente el mensaje que le dio Jesús tras las revelaciones y de que él era el único que podía hacerlo realidad por tener dicho conocimiento, y aunque este sabe también que será juzgado y odiado por muchos por tan solo cumplir con dicha orden aun así lo hace, no importa que, tal fue el impacto que hasta el propio Jesús le advierte lo que le harían.

Esto y más es la razón del porqué la iglesia afirma que todo es una falsa de dicho texto antiguo, ya que ya has existido varios casos así, uno de los más famosos es el de urna vacía que según tenía los huesos del hermano de Jesús, Santiago, pero resulto siendo todo una falsa con el único objetivo de atraer público y con ello ganancias para dichos estafadores en el 2002.

Si éste artículo te ha gustado, puedes echarle un vistazo a los siguientes justo aquí, te aseguro que te encantarán:

(Visited 89 times, 1 visits today)

Deja un comentario