La Milagrosa Medalla de San Benito: Qué es y su Historia

Gracias a la lectura de este artículo podrán conocer cuál es la Medalla de San Benito, también se indagará en su historia. Este artículo tiene la intención de ser informativo además, también revelará cómo se usa la Medalla de San Benito.

medalla de san benito

¿Qué es la Medalla de San Benito?

La Imagen de la Medalla de San Benito en la religión católica sirve como un objeto que portan los más fervientes devotos, esta debe su nombre a que tiene grabada la imagen de San Benito de Nursia en una de sus caras, esta medalla no solo la portan los creyentes de la religión católica, de hecho, también practicantes ortodoxos, luteranos entre otros hacen uso de ella.

Retomando el mismo orden de ideas, esta medalla es una de las reliquias con más antigüedad entre los cristianos, aquellos que deciden ser portadores de esta medalla tienen la teoría de que esta les otorga un poder para poder frenar y luchar contra el mal que se encuentre alrededor de ellos.

Como bien se dijo anteriormente, uno de los lados de esta medalla representa a San Benito de Nursia, el otro lado tiene varias letras grabadas, estas letras forman en latín una frase que dice “Vade retro Satana”. El origen de esta frase radica en la biblia, el libro de Marcos en el versículo 8:33.

Historia de la medalla

No existen registros acerca de en qué momento se empezaron a fabricar estas medallas, dicho de otro modo, estas medallas empezaron a aparecer mucho tiempo antes de que se empezaran a tomar en cuenta. Tampoco existen registros de ningún tipo acerca de en qué momento estas medallas empezaron a tener grabados escritos en unas de sus caras.

En Alemania, en el estado de Baviera, se encontraron pinturas muy antiguas en las cuales se encontraba esta cruz. La misma tenía unas letras grabadas muy extrañas y no había nadie capaz de interpretar lo que estas significaban, sin embargo, este fue un misterio que pudo ser aclarado gracias a un hallazgo de un manuscrito antiguo.

medalla de san benito

Siguiendo la idea anterior, el manuscrito que fue encontrado dentro de un monasterio ubicado en Metten, Alemania, este tenía fecha del año 1414, (actualmente se encuentra resguardado en una biblioteca estatal en Munich, Alemania) y este representaba a la medalla con una imagen de Benito De Nursia.

Durante el año 1647 hubo varias mujeres a las cuales se les atribuyo el crimen de la hechicería, estas fueron acusadas de tratar de dañar un monasterio perteneciente a los benedictinos, sin embargo, estas mujeres negaron el suceso alegando que este estaba protegido por el signo de la Santa Cruz que estaba en la Medalla de San Benito.

Actualmente en una biblioteca ubicada en la ciudad de Wolfenbüttel, Austria, se encuentra un manuscrito el cual data del siglo XIV, se especula que dicho manuscrito posee el origen de la imagen y el texto que tiene la medalla, pero como tal no existen un lugar y fecha que sean exactos con su origen.

En el año 1742, el entonces Papa Benedicto XIV decidió aprobar esta Medalla como un objeto de gran valor para la religión católica, además, con este acto se empezó a tener un registro acerca de la medalla más exacto, razón por la cual se sabe que en el año 1880 se llegó al diseño final de esta medalla, diseño que es el que actualmente conocemos, cabe destacar que con esta medalla también se honran los 1400 años del natalicio de San Benito.

A lo largo de los años, la forma de usar esta medalla ha variado de acuerdo al practicante religioso de momento, sin embargo, el cómo se usa la Medalla de San Benito tiene variaciones, por ejemplo, hay católicos que la usan con una cadena guindando en el cuello, otros la usan en el rosario, hay algunos que incluso la guardan en el bolsillo como un amuleto, existen muchas formas para usarla.

Análisis profundo de la Medalla de San Benito

Los católicos devotos opinan que esta medalla es una forma de rendir homenaje al amor de Jesucristo. Todos aquellos practicantes católicos de esta Medalla tienen la creencia de que esta medalla a través de la fe tiene poderes asombrosos, por ejemplo, poder el alejar el mal que este cerca de nosotros.

De acuerdo a todo lo dicho anteriormente, también se dice que todo aquel que sea portador de esta medalla tendrá la facultad de poder combatir toda aquella tentación o mal inculcado por satanás, esto sorprende a creyentes y no creyentes pues es el mayor exponente del mal en el mundo, es la antítesis de nuestro padre celestial.

La Medalla de San Benito no es la única medalla con estas propiedades en todo el mundo, de hecho, existen otros 6 además de esta, se encuentran dispersos por todo el mundo y se tiene la teoría de que estos están imbuidos en un gran poder espiritual. La Medalla de San Benito goza de tanta fama y popularidad, que es portada por los padres católicos a la hora de realizar los exorcismos.

Imagen de la medalla de San Benito

En una de las caras de la medalla esta la figura de San Benito, este mismo se ve representando de la siguiente forma: En la mano derecha porta una cruz (se cree que el Santo tenía una adoración especial hacia esta), en su mano izquierda porta un libro llamado “El libro de las reglas”, este libro fue escrito por él mismo.

Esta cara de la moneda tiene escrita una frase en latín, la misma significa en español “A la hora de nuestra muerte seamos protegidos por su presencia”. Evidentemente se refiere a ser protegidos por San Benito, esto motivado a que él es popularmente conocido como “patrón de la buena muerte”, título que ostenta en conjunto a San José.

Si se aprecia con especial detalle su figura se pueden notar 2 simbolismos bastante interesantes, el primero es que hay una copa de vino la cual tiene veneno, los fieles dicen que cuando San Benito hizo la señal de la cruz salió una culebra de ella.

Otro simbolismo interesante es que se puede ver un ave con un pedazo de pan, según los fieles católicos, esto viene a raíz de una persona con malas intenciones la cual quería envenenarlo, sin embargo, no pudo pues cuando San Benito iba a comer el pan envenenado llego el ave y se lo comió en su lugar.

En la otra cara de la medalla hay varias letras las cuales no son más que las iniciales de una serie de oraciones las cuales están cargadas de un fuerte simbolismo. Para el análisis de las iniciales se seguirá un orden numérico y los significados estarán en español:

  1. En las esquinas de la cruz se lee “C.S.P.B” en español: Cruz del Santo Padre Benito
  2. En forma vertical a la cruz se lee “C.S.S.M.L” en español: La santa cruz sea mi luz”
  3. En forma horizontal se lee “N.D.S.M.D” en español: No sea el dragón mi guía
  4. Las primeras letras que están en el círculo de la medalla dicen “V.R.S” en español “Retrocede satanás”
  5. Justo después vendría “N.S.M.V” en español: No me aconsejes cosas malas
  6. Separados, en la parte izquierda dice “S.M.Q.L” en español: Es malo lo que me ofreces
  7. Finalmente dice “I.V.B” en español: Bebe tú mismo tu veneno
  8. En la parte superior central se lee la palabra latina “PAX” en español PAZ
  9. En algunas medallas es normal leer “IHS” o “JHS” en honor al monograma de Jesucristo

Perdón papal

Esta medalla se volvió tan popular entre los fieles católicos que el Papa Benedicto XIV, empezó a entregar ciertas indulgencias a todos aquellos que las usaran siempre en cuando cumplieran algunas condiciones. La indulgencia no es el perdón a los pecados cometidos, más bien exime a la persona de la penitencia que tendría que pagar. Los requisitos para recibir dicha indulgencia son:

  • Todo aquel que sea portador la Medalla de San Benito, en sus horas finales gozara de gran protección espiritual, esto siempre en cuando acepten a Dios padre todopoderoso y acudan a él con el corazón arrepentido.
  • Esas personas que en sus momentos finales opten por comulgar, o al menos invoquen el nombre de Jesús con el corazón lleno de arrepentimiento por los pecados cometidos durante su estancia en la tierra.
  • Aquellos que respetaran e hicieran los sacramentos bíblicos
  • Aquellos que oren a Dios durante las fiestas santas, sean fieles devotos que recen al Santo Rosario, visiten a aquellos enfermos y los ayuden en esos momentos de pena, ayuden y enseñen de la fe a los pobres o participen en la Santa Misa.

El papa también empezó a otorgar indulgencias parciales, es decir, estas otorgaban una cantidad determinada de días sustituyendo a la pena correspondiente por los pecados, estas indulgencias se distribuían de la siguiente manera:

  • 100 días de indulgencia eran otorgados a todas aquellas personas que rezaran una oración antes de participar en la Santa Misa, también si rezaban antes de comulgar.
  • 200 días para todas aquellas personas que decidan visitar durante una semana a los enfermos, también aplicaba visitar la iglesia durante ese lapso de tiempo o enseñar a los niños acerca de la fe.
  • 7 años de indulgencia eran otorgados a esos fieles católicos que celebraban las misas o si solo estaban presentes, también era valido rezar por el bienestar del prójimo o los aquellos gobernantes que se encargaban del correcto funcionamiento político, también si una persona decidía acompañar a un enfermo durante el día de todos los santos.
  • Toda persona que durante la semana santa (Entiéndase desde el jueves santo hasta el domingo de resurrección) después de haber realizado la confesión de sus pecados, haya recibido la eucaristía, rezara por el bienestar de la Santa Iglesia Católica, las necesidades que pudiese tener el Papa, obtendrá la cantidad de indulgencias que considere necesitar.
  • Aquellas personas que por decisión propia decidan convertir a un pecador al camino cristiano, o aquellos que dando consejo a esas almas descarriadas logren cambiar el rumbo de la vida de una persona obtendrán la indulgencia de la tercera parte de todos los pecados que hayan cometido.
  • Todo aquel que por voluntad propia decida rezar por el bienestar de la orden benedictina, no solo recibirá indulgencia por sus pecados, también recibirá una parte por todos los buenos actos que esta orden realice.

A pesar de que el Papa, máximo representante de la Santa Iglesia Católica otorgaba estos tipos de perdón, su costumbre no fue aceptada y de hecho fue bastante criticada por los practicantes de otras religiones, en tal sentido se podría considerar la indulgencia como una tradición completamente católica, en otras religiones se pensaba que este era un acto comercial pues el único capaz de perdonar o no los pecados es Dios.

Medalla de San Benito en otras presentaciones

La Medalla de San Benito alcanzó una popularidad tan alta dentro de los fieles católicos practicantes, que estos decidieron adaptarlo en otras presentaciones como por ejemplo lo que ahora se conoce como el crucifijo de la buena muerte, este ha sido reconocido y promocionado por la Santa Iglesia Católica como una ayuda para aquellos practicantes devotos en momentos que sientan tentaciones indebidas o en sus horas finales.

El Papa no solo otorgó indulgencia plena a todos aquellos fieles devotos que portaran la Medalla, también la otorgó a todos aquellos que fuesen portadores de la cruz de la buena muerte. Aquellos devotos que sientan de corazón una confianza en la Santa Cruz, serán recompensados con la indulgencia plena de sus penas a la hora de su muerte.

Aquellos que opten por confesarse o recibir la comunión con el corazón arrepentido por sus pecados, invoquen el nombre de Jesús como su único salvador con devoción y acepten que la muerte fue determinada por Dios también recibirán la indulgencia.

Todos aquellos que hayan sido excomulgados por la iglesia, pero actualmente se encuentren con el corazón arrepentido por sus actos pecadores, una vez hayan cumplido la penitencia impuesta y se hayan confesado ante un padre, obispo o cualquier miembro eclesiástico con un cargo alto, y haya realizado la comunión un domingo de resurrección también obtendrá la indulgencia si porta la cruz con la Medalla de San Benito.

Si te gustó este artículo puede que también te interesen estos:

(Visited 194 times, 1 visits today)

Deja un comentario