Lo que dice la Biblia sobre el Matrimonio Cristiano

¿Qué dice la Biblia sobre el matrimonio?. A una unión duradera entre un hombre y una mujer se le denomina matrimonio, y su relevancia es de tal magnitud que se le considera la base de la sociedad. Ya en la Biblia hallamos referencias precisas de como se debe conducir la relación para que pueda crecer en unidad y entendimiento. Entérate de mucho más a continuación.

que dice la biblia sobre el matrimonio

Lo que dice la Biblia sobre el Matrimonio Cristiano

La sagrada institución del matrimonio en la biblia ya aparece en Génesis. “Dijo así Adán. Esto es a partir de este momento hueso de mis huesos y carne de mi carne; a ésta se le denominará Varona, ya que del varón fue tomada. Por ende, habrá de dejar el hombre a su padre y a su madre, y se aunará a su mujer, para ser una sola carne” (Génesis 2:23-24).

El Sentido de la Creación

El Señor le dio vida al hombre y luego hizo a la mujer para suplementarlo. El matrimonio según la Biblia,  es el “remedio” de Dios para la situación en la que “no es correcto que el hombre esté solo” (Génesis 2:18).

Al igual como la biblia reseña el primer matrimonio, usa el término “ayuda” para reconocer a Eva (Génesis 2:20). “Ayudar” en este contexto quiere decir “circundar, amparar, ayudar, auxiliar, favorecer”. A Eva se le dio vida para que estuviese al lado de Adán como su “otra mitad”, para ser su apoyo y ayuda.

Al casarse un hombre y una mujer, se transforman en “una sola carne”. Esta unidad se expresa con mayor plenitud en el enlace físico de la privacidad sexual. El Nuevo Testamento agrega una advertencia a esta “unidad”. “De tal manera que de aquí en adelante no son más dos, sino una única carne; por ende, lo que Dios unió, no lo separe el hombre” (Mateo 19:6).

Pasajes Bíblicos Acerca del Matrimonio

Hay numerosas cartas redactadas por el apóstol Pablo que relatan de los aspectos que definen la perspectiva bíblica acerca del matrimonio, y de qué manera los creyentes nacidos de nuevo han de guiarse dentro de sus relaciones maritales. ¿En qué parte de la Biblia se habla del matrimonio?, uno de estos textos es Efesios 5:22-33. Al analizar este pasaje, el devoto conoce algunos principios bíblicos esenciales sobre lo que la Biblia señala que debe ser el matrimonio.

El pasaje que se halla en Efesios es particularmente profundo en su área en relación a un triunfante matrimonio bíblico. “Las que se casan estén sujetas a sus mismos esposos, como al Señor; ya que el marido guía a la mujer, así como Cristo guía a la iglesia, la cual es su cuerpo, y Él es su Redentor” (Efesios 5:22-23). “Maridos, adoren a sus mujeres, así como Cristo adoró a la iglesia, y se dio a sí mismo por ella” (Efesios 5:25).

“De la misma manera los maridos deben adorar a sus mujeres como a sus propios cuerpos. El que adora a su mujer, a sí mismo se adora. Puesto que nadie despreció nunca a su propia carne, sino que la mantiene y la tiende, como igualmente Cristo a la iglesia” (Efesios 5:28-29). “Por esto se apartará el hombre a su padre y a su madre, y se aunará a su mujer, y los dos se harán una sola carne” (Efesios 5:31).

Al ser estos principios escogidos por el esposo y la esposa en consonancia con su relación como devotos nacidos de nuevo, esto trae como resultado un matrimonio bíblico, fuerte y sano. Un matrimonio bíblicamente constituido, lleva a Cristo el guía del hombre y la mujer en conjunto. Por ende, la noción bíblica del matrimonio es la unidad entre dos seres que es como se ilustra la relación de unidad que hay entre Cristo y Su iglesia.

¿Es el Matrimonio un Simple Contrato?

Lo que dice la biblia del matrimonio implica es mucho más que un sencillo acuerdo. Es un enlace sagrado entre un hombre y una mujer. La Biblia señala que al inicio Dios “‘los hizo varón y hembra. Por esta razón se apartará el hombre de su padre y su madre, y los dos habrán de ser una sola carne’ […]. Por ende, lo que Dios ha juntado[…], no lo divida hombre alguno” (Marcos 10:6-9; Génesis 2:24).

La frase “lo que Dios ha juntado” no quiere decir que él ha de decidir quién se ha de casar con quién, sino que es el creador del matrimonio. De esta manera se resalta en la Biblia la formalidad de esta unión. Las parejas que conciben al matrimonio como algo divino y duradero se empeñan por llevar adelante su relación. Y las probabilidades de ser exitosos crecen si se orientan por los consejos de la Biblia para esposos y esposas.

Que dice la biblia del matrimonio

Lo que dice la Biblia sobre el Matrimonio ¿Cuál es el Papel del Esposo?

Para que una relación funcione apropiadamente, alguno ha de tomar las resoluciones. La Biblia ha responsabilizado de esto al esposo. No obstante, esto no otorga derecho a ser despótico ni injusto. Igualmente no le autoriza a desatender sus compromisos, con lo cual perdería la consideración de su esposa y la obligaría a soportar cargas inútiles.

Dios aguarda a que el hombre se empeñe en atender a su esposa y la honre estimándola su apreciada y confiable acompañante (1 Timoteo 5:8; 1 Pedro 3:7). En efecto, Efesios 5:28 indica que “los esposos han de estar adorando a sus esposas como a sus mismos cuerpos”.

El esposo que adora a su esposa aprecia sus destrezas y talentos, y oye con consideración sus opiniones, particularmente cuando son asuntos de familia. No debe hacer imposición de su punto de vista simplemente porque es quien encabeza la familia.

Cuando un sirviente de Dios de nombre Abrahán se rehusó a acatar un consejo sabio que le proporcionó su esposa acerca de un inconveniente familiar, Jehová le señalo: “Oye su voz” (Génesis 21:9-12). Abrahán lo hizo humildemente y, como resultado, su familia se regocijó en paz y unidad, así como en la consagración divina.

Lo que dice la Biblia sobre el Matrimonio ¿Cuál es el papel de la esposa?

Exactamente en el momento previo a crear una esposa para el primer hombre, Dios exclamó: “No es apropiado que el hombre siga solo. Voy a crearle una ayudante, como suplemento de él” (Génesis 2:18). Un suplemento es una cosa que se agrega a otra para que sea mejor o se complete.

De manera tal que Dios creó a la hembra, no para ser idéntica al hombre ni para entrar en competencia con él, sino para complementarlo. Unidos podían acatar el mandato divino de procrear hijos y colmar  la Tierra (Génesis 1:28).

Para que las mujeres llegasen a cumplir con su rol, el Señor las creó con las cualidades ideales, tanto en la parte física como en la mental y emocional. Al emplearlas con erudición y amor, ayudan de gran manera al triunfo del matrimonio y a la armonía y felicidad de sus esposos. Para el Señor, una mujer así merece ser alabada.

Otras recomendaciones que puedes consultar son:

(Visited 55 times, 1 visits today)

Deja un comentario