Yo Soy el Camino la Verdad y la Vida (Santa Biblia)

Uno de los personajes más venerados y respetados en la historia de la humanidad es Jesucristo, conocido con una gran cantidad de nombres como el hijo de Dios, el Mesías, el Salvador, el Cordero Inmolado, conozcamos hoy sobre Jesús por uno de sus pasajes más celebres que es yo soy el camino la verdad y la vida.

oraciones de esperanza en dios

Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida

Existen muchos personajes destacados en la historia,  algunos caracterizados por llevar acabo grandes proezas que liberaron a una nación como Simón Bolívar o Juana de Arco, también hombres que con sus ideales llegaron a realizar actos que marcaron la historia de forma negativa como Hitler o aquellos que con sus invenciones llevaron a la sociedad nuevo avance como Albert Einsten, entre muchas personas que dejaron un granito de arena entre la historia de la humanidad.

Pero entre todos los hombres y mujeres que marcaron la historia de la sociedad, debe destacarse principalmente a Jesús, siendo el único hombre por el cual se dividió la historia en dos antes de Cristo y después de Cristo, la importancia de Jesús radica desde la antigüedad, donde siempre se habló de un salvador, que radicaría el pecado, traería la salvación a la humanidad y revelaría las grandezas del cielo a sus escogidos.

Jesús representa la promesa hecha carne, donde le mismo Dios se hizo hombre para traer la salvación a la humanidad, nada más y nada menos que con su muerte y sacrificio en la cruz. La maldición y la muerte entro por un hombre conocido Adán cometiendo el pecado de la desobediencia abrió la puerta  a una gran cantidad de consecuencias que hoy en día la humanidad arrastra, al morir Jesús en la cruz del calvario erradico esa maldición y todo aquel que crea en él y en su sacrificio será participe de esa bendición.

A pesar del gran número de enseñanzas, milagros, palabras de consuelo y ayuda a los más necesitados las personas que lo buscaban constantemente para que le realizara algún milagro, no lo reconocían como el salvador de la humanidad y el restaurador de los pecados, por ello, al final no les importo que fuera sacrificado y muriera, aunque era necesario que fuera así porque dese la antigüedad se habla que al Mesías sería rechazado por su propio pueblo.

Antes de llevar a cabo su gran sacrifico, se encargó de enseñar las distintas enseñanzas del cielo a las personas y explicándole el tiempo de gracia y salvación que vendría para todo aquel que creyera, entre ellas se encargó de reflejar que él era el camino y la verdad, todo el que viniera a él sería salvo, sería considerado como hijo y el vendría a ser su padre, esto podemos encontrarlo en el texto de las sagradas escrituras del evangelio de San Juan 14: 1- 6.

yo soy el camino la verdad y la vida

Evangelio de Jesús, según Juan 14: 1- 6)

Durante el ministerio de Jesús en la tierra, se destacó porque la mayoría de sus enseñanzas eran reflejadas mediante parábolas, siendo una forma de expresarse muy sencilla y fácil de entender, muchas personas se acercaban a compartir y escuchar este hombre del cual no estaban muy claros quien era pero los atraía su gran sabiduría. Existen enseñanzas que fueron exclusivas para sus discípulos, descritas en los evangelios del nuevo testamento como se destaca la siguiente:

1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

5 Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?

6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Juan 14: 1 – 6 (Reina Valera)

 

Contexto y Reflexión en Juan 14: 1 -6

Es necesario conocer la situación que se manejaba en el momento de conocer la enseñanza dada por Jesús que se describe en el evangelio de San Juan capítulo 14; los discípulos se encontraban con Jesús en la habitación de arriba celebrando la ultima cena del Señor, hablándoles que el cordero tenía que pasar por un sacrificio, dar su vida para la salvación de muchos y con ello les explicaba que tenía que irse y ya no estaría más con ellos en este mundo.

Debido a esta noticia sus discípulos no entendían a donde se iría el Señor o cuándo volvería, pero debido a esa noticia se sumergieron en una profunda tristeza, ya no tendrían esa palabra de aliento diaria y no serían más participes de los milagros del Señor, estando ellos convencidos que Jesús era el Mesías que se hablaba en las escrituras, pero habían aprendido a verlo más que un amigo y se consideraban una familia, no entendían como iban a estar ahora sin él.

Debido a esto Jesús se dio cuenta que debía alentarlos y motivarlos a seguir adelante, sabía que ya se acercaba la hora de padecer en la cruz del calvario y que ellos serían muy conmovidos y movidos por los ataques de las personas y al ver el terrible sacrifico en que sería sometido Jesús. Además los discípulos no entendían lo que sucedía, se sentían que serían abandonados y no sabían cuál sería el camino que les tocaría vivir de ahora en adelante.

Para confortarlos el Señor simplemente les expreso, “Ustedes ya conocen el Camino” pero seguían confundidos y  como unos simples hombres humanos movidos emocionalmente le preguntaron al Señor “¿Cómo, pues, podemos saber el Camino?”. Muchas cosas tenían que suceder de esa manera para que quedara plasmada su palabra, como en este caso el escepticismo de los mismos discípulos para conocer de su palabra, era necesario que fuera de esa forma igual como seria el rechazo de muchos durante el sacrificio.

A raíz de esta pregunta fundamental realizada por Tomas, se pudo dar a conocer el pasaje descrito en Juan 14:1 – 6, es considerado como uno de los pilares fundamentales del cristianismo que es muy conocido como “Yo Soy el Camino”. En estos sencillos versículos se puede dar a conocer el verdadero camino que como cristianos y como seres humanos tenemos que seguir y demostrando que Jesús es el único camino para la verdadera salvación, destruyendo toda posición de otras religiones, filosofías y de falsos dioses.

 Jesús es el Camino

Muchos en la vida se preguntan cuál es el camino correcto a seguir o se sienten completamente perdidos y desorientados, tomando decisiones que lo llevan por las consecuencias. En este pasaje, podemos ver que la respuesta para esto es resaltando “Yo Soy el Camino”, debemos destacar que no se ofrece como un guía para el camino de la vida o que él puede ser el guía de los múltiples caminos que dirigen hacia el cielo, sino simplemente el camino al cielo es Él.

Debido a las muchas interpretaciones filosóficas se ha llevado a mal interpretaciones de este pasaje, naciendo una gran cantidad de religiones que han distorsionado la profundidad del pasaje y también enfocando otras deidades y otros caminos incorrectos, haciendo que la fe de las personas se desvié del camino correcto, siendo el camino de Jesús bastante simple y sencillo, donde solamente Él es el camino a la verdad y a la vida, Jesús no pide sacrificio, no pide muerte y no pide nada solo tu fe.

En la humanidad escuchamos de muchas adoraciones como a Buda en las regiones orientales, la misma iglesia católica ofrece la veneración a la Virgen María y diversos Santos que han reconocido, existen otro tipo de creencias más oscuras como la santería o brujería donde se alejan completamente de Dios y buscan mediante invocaciones a espíritus y muertos y un sin fin de religiones que han ido naciendo con el tiempo y olvidándose de la clave de este pasaje, donde el único camino es Jesús.

El único puente entre Dios y el hombre es Cristo, siendo el único medio para poder acercarnos a Dios, debemos entender que al entrar el pecado a la humanidad por medio de la desobediencia de Adán en el huerto del Edén, entro la muerte y se rompió el vínculo que nos unía con Dios generando un vacío entre el hombre y el Padre, es el principal motivo que muchos huyan de Dios. Jesús vino a restaurar ese puente y ese camino para la humanidad y por ello él expresa simplemente el camino a la verdad de esta vida.

Algo que se debe destacar en este punto es el libre albedrío, Dios siempre se ha presentado como un caballero y nunca forzara a nadie a seguirlo sino es de corazón, siempre nos dar la opción de escoger pero sin antes habernos dado la oportunidad de tenerlo en nuestras vidas. Pero siempre reflejara que el único camino correcto es Cristo. Por ello, todos tenemos derecho a seguir el camino que queramos y el que nuestro corazón nos dicte; ya sea, la masonería, la brujería, mormonismo, filosofía, entre otros, será respetado en su creencia.

Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.

Proverbios 14: 12

Jesús es la Verdad

Debido al nacimiento de tantas religiones puede generar dudas y conflictos de opiniones, que llevara a muchos a preguntarse ¿Cuál es la verdad?  ¿A quién le debo creer?, debido a este tipo de preguntas muchos se cierran a escuchar y solo consideran como verdad su propia opinión. El Señor Jesús es la única Verdad, podemos saber que él se encarga de refutar las distintas filosofías que se ofrecen en este mundo.

Los hombres tienden a complicar las cosas, distorsionando los sencillo y puro para volverlo complejo y turbio, creando verdades relativas y a medias que no llevan al verdadero camino de la paz, debido a esto nacieron tantas filosofías que provienen del pensamiento del hombre, observándose que hoy nacen y a los años se olvidan o simplemente nace otra que refuta la anterior.

La búsqueda de la verdad ha llevado a muchos hombres a generar muchas opiniones que los distancian de la palabra de Dios, desde la antigüedad está escrito las diversas cosas que están por suceder y con el tiempo hemos visto como se han ido cumpliendo. Una de las más destacadas es cuando se habla del sacrificio del hijo de Dios, hecho que se llevó a cabo hace más de 2000 años y donde murió Jesús en la cruz del calvario, dándonos a todos la oportunidad de ser llamados hijos de Dios.

También se puede reflejar otras grandes profecías como los tiempos de guerras, las muertes, las enfermedades y además se destaca de la segunda venida de Jesús a este mundo, no como la anterior donde trajo enseñanza y sacrificio sino para llevarse consigo a todos los que creyeron en él, siendo considerados como la verdadera iglesia de Cristo; existen un gran número de profecías que fueron hechas muchos años atrás y con el tiempo en distintas épocas han ido sucediendo.

Con todo esto se puede visualizar que Jesucristo es la verdad y por medio de él es que se encuentran todos los misterios de la vida, siendo la verdad absoluta y completa que toda persona necesita, por ello, no seamos sabios en nuestra propia opinión cuando la única verdad es la que proviene de Dios, no permitamos que las voces de este mundo calle la de Dios en nuestros corazones.

Jesús es la Vida

Otra gran pregunta que como seres humanos tenemos es ¿qué somos en esta vida?, ¿cuál es la vida que debo vivir?, pero en la misma frase nos dice que Jesús es la Vida, siendo un significado completamente espiritual, donde representa a Dios como el creador y el dador de la vida sino que también es completamente la vida eterna, siendo una expresión difícil de comprender pero completamente sencilla en su significado, tener la vida eterna, garantiza nuestro camino por la vida.

Todo inicia desde el momento de la creación, descrito en el libro de génesis cuando creo a la tierra y al hombre, destaca que al momento de hacer a Adán tomo barro y dio forma, haciéndolo a su imagen y semejanza pero luego soplo aliento de vida sobre él y en ese momento el hombre empezó a vivir (Génesis 2:7), podemos entender que le hombre tenía vida físicamente pero es necesario la vida espiritual que siendo el camino correcto te llevara a la vida eterna.

En todo momento el hombre fue creado para la vida, pero en el momento que entró el pecado, vino acompañado de grandes consecuencias, siendo la principal de ella la muerte. Por ello, la muerte es un estado de tristeza y dolor a la que no estamos preparados y nunca estaremos listos para aceptar, debido que en nuestra naturaleza no fue hecha para llevar a cabo este tipo de experiencias de tortura y dolor, provocando un sentimiento de pérdida y muerte física.

A raíz de este pecado vino la muerte física pero aunado a ello, vino la muerte espiritual, siendo en el momento que abrió sus ojos espirituales y se dio cuenta que estaba desnudo, busco cubrirse y además de esconderse de Dios cuando lo escucho, esta es la actitud de cuando estamos muerto espiritualmente; nos escondemos de Dios y nos creemos sabio en nuestro propio entendimiento, cubriendo nuestros pecados y tapando igual como lo hicieron Adán y Eva en el Edén con las hojas de higuera.

Con la venida de Cristo al mundo se restaura ese momento en que murió en la cruz, dándonos la opción de tener vida, pero vida eterna; la vida espiritual se restauró en el momento que resucito al tercer día, resucitando con ello la vida espiritual de todo aquel que crea en su obra. Para llegar a ese punto debemos es tener comunión con el Padre, reconocer a Cristo como el único y verdadero camino.

 Nadie va al Padre sino es por Medio de Jesús

Debemos entender que hay un solo mediador entre Dios y el hombre que es Cristo, no es la virgen, no son los Santos, no son los espíritus, no son las fuerzas o las energías, es el único y verdadero Dios que se hizo hombre por la humanidad y murió para arrastrar los pecados que nos mantenía alejados del padre. El único puente es Cristo, el único medio para tocar el corazón del padre y ser parte de su vida eterna

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda, te dejamos otros que seguro te interesarán:

(Visited 170 times, 1 visits today)

Deja un comentario