Día de Santa Paula de Roma: 26 de Enero

Santa Paula, era una santa venerada por la iglesia católica la cual llegó a ser la discípula de San Jerónimo y es conocida como la co-patrona de la Orden del mismo. En el siguiente artículo conoceremos todo lo referente sobre Santa Paula y mucho más como el día de Santa Paula que es el 26 de Enero de cada año.

Santa Paula

Paula de Roma

Santa Paula (Nacida en la ciudad de Roma, el día 5 de mayo del año 347 y muere en las regiones de Belén, el día 26 de enero del año 406, ella era una noble matrona de origen romana de una fe cristiana, la cual era la discípula de San Jerónimo. Llega a ser venerada como la santa por la Iglesia católica de todo el mundo. Santa Paula, igualmente solía ser conocida como Santa Paula de Roma, y también fue la fundadora de los monasterios en la Tierra Santa. Igualmente es considerada igualmente como la co-patrona de la Orden de San Jerónimo.

Biografía

Santa Paula solía pertenecer a una familia patricia muy rica y noble, su abuelo materno el cual para ese tiempo era el cónsul Petroni Probí, la cual se encontraba emparentada con la gens Cornelia. A la edad de los quince años en el año 362 se casó con el senador llamado Toxoci, los cuales tuvieron unos 5 hijos llamados:

  1. Blesil·la
  2. Paulina
  3. Eustoquia
  4. Rufina
  5. Toxoci

Para el año 379, fallece su marido, ella ser procede a consagrar a la oración y también a la penitencia, junto con un grupo de algunas viudas que se reunieron bajo la propia dirección de Marcela en una casa que era del Aventino. Cuando este hombre llamado Jerónimo de Estridón llegó a la región de Roma en el año 382, acompañado de los obispos Epifanio de Salamina y Paulino de Antioquia, les llegó a ofrecer hospitalidad. A raíz de este tipo de contacto, Paula tomó la decisión de ir a las regiones de Oriente y de una vez consagrarse a la vida monástica.

Bajo lo que es la dirección de Jerónimo, llegó a estudiar la Biblia con su hija Eustoquia, pudiendo ambas aprender el hebreo. Otra de sus hijas llamada, Blesil·la, se logró reunir con su madre cuando quedó viuda, sin embargo, igualmente llegó a morir en el año 384.

Entre tanto, Paula al llegar a desposar el senador Pamaqui, de la misma manera siendo el discípulo de Jerónimo y después canonizado; su otra hijo llamada Rufina fallece en el 386; su otro hijo llamado Toxoci se logró convertir al cristianismo en el año 385 y la llamada maridá Leta, quien era la hija del sacerdote Albino, de quien alcanza a tener una hija llamada Paula, que luego muere en las regiones de Palestina y que asistió a Jerónimo en su lecho de muerte.

Cuando, ocurrió la muerte de Dámaso I en el año 384, Jerónimo tomó la decisión de dejar Roma y regresar a Oriente, Paula y también Eustoquia se llegaron a ir con él. Luego de llegar a pasar por Antioquia, todos ellos visitaron los lugares santos de Palestina y también de Egipto, estudiando lo que es la vida de los eremitas y también de los primeros monasterios de Santa Paula en Sevilla. Finalmente, se llegaron a establecer en las regiones de Belén.

Santa Paula murió en uno de los 2 monasterios que llegó a fundar en la misma Belén. Intentó que Marcela, quien se trataba de su antigua compañera, se vinculara a su comunidad. Hasta el final de su vida pudo mantener la relación con Jerónimo; finalmente murió a la edad de los 59 años el día 26 de enero del año 406, y posteriormente fue enterrada en la Basílica de la Natividad de Belén.

Entrada en la Vida Religiosa

A la edad de los 32 años, Santa Paula pasa a quedar viuda. Siempre continuó dedicándose a su familia, sin embargo, se interesó mucho más en la religión de acuerdo a como fue pasando el tiempo.

Por medio de la influencia de Marcela y también de su grupo, Paula se llegó a hacer un miembro entusiasta activo de este grupo de mujeres que eran medio monjas. En el año 382, conoció a san Jerónimo, quien había en cierto momento ir a las regiones de Roma con san Epifanio y también en compañía del obispo Paulino de Antioquía. Este hombre nacido en Dalmacia, Jerónimo había logrado estudiar en Roma desde joven y había decidido viajar a Alemania y también a Aquilea, y en el transcurso de muchos años había estado viviendo en la región de Oriente como una asceta y escolar.

Familia de Santa Paula

Santa Paula llega a ser miembro de una de las más ricas familias senatoriales que superficialmente se decían que eran ser los descendientes de Agamenón,​ Santa Paula era la hija de Blesila, del gran clan de los Furio Camilo. A la edad de los 15 años, Paula se casó con el gran noble Toxocio, con quien en algún momento de su vida logró tener unas 4 hijas, Blesila, Paulina, Eustoquia y Rufina. Igualmente llegó a tener 1 hijo, del mismo nombre de Toxocio.

Conocemos sobre los primeros años de Santa Paula por medio de los diversos escritos de San Jerónimo. En su carta número 108, la cual suele afirmar que ella había llevado una vida de lujo y que la misma poseía un gran estatus. Ella en todo momento vestía en sedas, y había sido trasladada por la ciudad por todos sus esclavos eunucos. La fuente principal sobre lo que es la vida de Paula llegan a ser las cartas de San Jerónimo.

La vida de Santa Paula se puede encontrar en la Carta CVIII. Otras de las cartas que se refieren a ella muy particular y a su familia las cuáles tienden a ser:

  • XXII
  • XXX
  • XXXI
  • XXXIII
  • XXXVIII
  • XXXIX
  • LXVI
  • CVII

Paula casó a su hija, llamada Paulina en el año 395, con el senador San Pamaquio; su otra hija llamada Blesila pronto se quedó viuda y llegó a morir en el año 384. De sus otras 2 hijas, que son Rufina la cual murió en el año 386, y de Eustoquia que siempre acompañó a su madre a la región de Oriente en donde murió en el año 419. En el caso de su hijo, Toxocio, al principio no era una persona cristiana, sin embargo, llegó a ser bautizada en el año 385, se casó en el año 389 con una mujer llamada Leta, quien era la hija del sacerdote pagano Albino.

De este matrimonio nacen una hija llamada Paula la Menor, quien en el año 404 se reunió con Eustoquia su tía, hija de Santa Paula en Tierra Santa y para el año 420 cerró los ojos de San Jerónimo. Estos son los nombres que aparecen en las cartas de san Jerónimo, en donde llegan a ser inseparables del de Paula. Se ha podido señalar que san Eustoquio de Tours fue el hermano de Paula la Menor y del hijo de Toxocio.

En Tierra Santa

La muerte de Blesila y también la del papa Dámaso I en el año 384 fue lo que cambió de manera completa el estilo de vida de Paula y también de Jerónimo. En el mes de septiembre del año 385, Paula y también Eustoquia las cuales dejaron Roma para poder seguir la vida monástica en el Oriente.

Jerónimo, quien los había llegado a presidir allí 1 mes antes, se unió con todos ellos en la región de Antioquía. Paula primero logró hacer con gran detalle la peregrinación de todos los lugares que eran famosos de la Tierra Santa, posteriormente se fue hasta la región de Egipto para poder aprender de las prácticas de los anacoretas y también de las cenobitas, y finalmente se trasladó a su residencia en la región de Belén, como alcanzó a hacer San Jerónimo. Entonces empezó para Paula, al igual que para Eustoquia y para Jerónimo su definitiva forma de vida.

Estos 3 llegaron a fundar los 2 monasterios, 1 es el de mujeres y el otro el de hombres. Paula y Eustaquia llegaron a asumir una gran parte en todas las labores exegéticas de Jerónimo, y se sometieron cada vez más y más a su dirección. Un ejemplo de lo que es su forma de pensamiento y también de escritura que pueden volver a verse en la carta que lograron escribir desde Belén alrededor del año 386 a Marcela para poder persuadirla de que dejara la región de Roma y se uniera a todos ellos; en su Carta XLVI de la correspondencia de San Jerónimo.

Se llegaron a ver involucrados en los acontecimientos de su tiempo, primero en la controversia en relación con lo que es el origenismo que fue lo que influyó en todas sus relaciones con Juan, el gran obispo de Jerusalén, y posteriormente la necesidad de Paula del dinero ella era algo extravagante en todos sus regalos de caridad y fue la que dejó a Eustoquia hundido en grandes cantidades de deudas. Paula llegó a morir a la edad de los 56 años y llegó a ser enterrada debajo de la Basílica de la Natividad en la región de Belén.

Santa Paula

Relación con San Jerónimo

Paladio solía afirmar que Santa Paula le llegó a ser a San Jerónimo de gran utilidad en todos sus trabajos bíblicos, puesto que su padre le había enseñado el idioma griego y que ella había aprendido lo suficiente sobre el hebreo en la región de Palestina como para poder cantar los salmos en la lengua original.

Por otra parte, San Jerónimo la había llegado a iniciar en las cuestiones exegéticas lo bastante para que la misma Santa Paula pudiese continuar con el interés de su discusión con el obispo Juan de Jerusalén referente al origenismo. Aunque no logró ser designada como una oficial de facto lo fue a ser en el transcurso de unos 15 siglos.

Los enemigos de Jerónimo se encontraron con que sus denuncias con respecto a la indulgencia clerical y también en su defensa de abnegación las cuales eran raros cuando todos ellos llegaban a considerar su íntima relación con Paula. Se ha podido sugerir que hubo una clase de relación amorosa entre Jerónimo y Paula.

Una de las anécdotas sobre San Jerónimo, con un origen en el siglo XII, llega a decir que el clero romano era hostil a Jerónimo el cual había planeado el expulsarlo de la ciudad por llegar a colocar ropa de mujer cerca de su cama. Cuando el mismo Jerónimo se despertó en mitad de la noche para poder acudir al servicio de maitines, sin llegar a darse cuenta se vistió con todas aquellas prendas femeninas.

De esa manera fue que le acusaron de tener a una mujer en su cama. La historia se llega a reconocer, aunque al mismo tiempo lo llega a desacreditar como una clase de calumnia maliciosa, la relación de Jerónimo con las mujeres, como la especie de relación que se presume que llegó a tener con Paula.

Chaucer fue el hombre que llegó a jugar con la relación entre Jerónimo y también Paula cuando se escribe el prólogo de la esposa de Bath. Chaucer es el que logra hacer que la esposa llegue a visitar los mismos lugares de peregrinación que la propia Santa Paula, y hace que ella suela citar de manera constante, no a los autores clásicos, sino al mismo Jerónimo. Muchos de los comentarios solían ser contra – argumentos a todos aquellos que son extendidos por el propio san Jerónimo, principalmente en su obra titulada Contra Joviniano.

Paladio, el cual era contemporáneo de Jerónimo, llegaba a creer que Paula se veía entorpecida por el propio Jerónimo: “Pues aunque ella llegaba a ser capaz de poder superar todo, teniendo unas grandes habilidades, él siempre la entorpecía por su celo, habiéndola llegado a obligar a seguir su propio plan”.

Si te ha sido de gran utilidad nuestro artículo de Santa Paula, te invitamos a que visites los siguientes enlaces los cuáles les aseguro que van a ser de su interés tanto personal como espiritual.

(Visited 479 times, 1 visits today)

Deja un comentario