Caridad: El Significado Real de esta Virtud

La Caridad, consiste en la virtud de llegar a amar a su prójimo hasta más que a la persona misma. En el siguiente artículo conocerás todo lo referente sobre ¿qué es o qué significa la caridad? y cómo se describe la misma en diferentes creencias.

Caridad

Caridad (Virtud)

La Caridad en el idioma griego: agapë, que significa “amor fraternal” y en el idioma latín: “caritas” o en el idioma español moderno que es “amor”, llega a ser la virtud de amar al prójimo hasta incluso sobre sí mismo.

Tanto el Diccionario de la lengua española, de la Real Academia Española, en su 7ma acepción, como la Iglesia católica llegan a considerar que la caridad llega a ser aquella clase de virtud teologal por la cual se ama a Dios por sobre todas las cosas por Él mismo y también al prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios.

La caridad posee por frutos lo que son el gozo, la paz y también la misericordia. Exige lo que es la práctica del bien y de la corrección fraterna; la caridad es benevolencia; la cual suscita la reciprocidad; la misma en todo momento es desinteresada y también generosa; llega a ser amistad y de la misma manera comunión.

Definición de Caridad

Si se pregunta ¿Qué es la Caridad? La definición de Caridad es muy sencilla. La caridad llega a ser una clase de actitud personal que suele implicar el comprender a los demás, en especial en relación a lo que es el sufrimiento ajeno. Una persona que llega a ser caritativa si interiormente llega a sentir el impulso de poder ayudar al que sufre y este mismo impulso se traduce en cierta acción concreta como, por ejemplo, una limosna.

En las Escrituras

La Caridad es aquella que nace del amor de Dios hacia los humanos, y de la respuesta del hombre a ese mismo amor. De hecho, este es el que constituye el mandamiento principal de Jesús a los apóstoles y también a los discípulos: “Amaos los unos a los otros”.

caridad

Reina Valera

“Seguid la caridad; y procurad los dones espirituales, más sobre todo que profeticéis”.

(1 Corintios 14:1)

Textus Receptus

“διωκετε την αγαπην ζηλουτε δε τα πνευματικα μαλλον δε ινα προφητευητε”.

(1 Corintios 14:1)

Vulgata Latina

“sectamini caritatem aemulamini spiritalia magis autem ut prophetetis”

(1 Corintios 14:1)

La virtud de la caridad es aquella que toma en cuenta todos los mandamientos de la ley de Dios, que llegan a expresar el núcleo de la moral cristiana. No obstante, Dios es el mismo que se coloca como único y perfecto ejemplo de gran amor, que salva a los que aún no creen en él, muriendo por todos aquellos quienes son todavía sus enemigos. San Pablo, cuando habla del amor de Dios, lo llega a describir cómo es la caridad de la siguiente manera:​

Reina Valera

La caridad es sufrida, es benigna; la caridad no tiene envidia, la caridad no hace sinrazón, no se ensancha; No es injuriosa, no busca lo suyo, no se irrita, no piensa el mal; No se huelga de la injusticia, más se huelga de la verdad; Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. La caridad nunca deja de ser: más las profecías se han de acabar, y cesarán las lenguas, y la ciencia ha de ser quitada.

(1 Corintios 13:4-8)

Textus Receptus

η αγαπη μακροθυμει χρηστευεται η αγαπη ου ζηλοι η αγαπη ου περπερευεται ου φυσιουται ουκ ασχημονει ου ζητει τα εαυτης ου παροξυνεται ου λογιζεται το κακον ου χαιρει επι τη αδικια συγχαιρει δε τη αληθεια παντα στεγει παντα πιστευει παντα ελπιζει παντα υπομενει η αγαπη ουδεποτε εκπιπτει ειτε δε προφητειαι καταργηθησονται ειτε γλωσσαι παυσονται ειτε γνωσις καταργηθησεται

(1 Corintios 13:4-8)

La caridad llega ser considerada como la virtud teologal de mayor importancia, y es superior a cualquier otra clase de virtud.

Caridad en el Cristianismo

En el caso de las creencias cristianas evangélicas, la caridad llega a ser considerada como la más importante de las 3 virtudes teologales, que son la Fe, Esperanza y Caridad, y esta es la que se encuentra por encima de la fe y de la esperanza. Como tal, el objeto de la caridad llega a ser el amor a Dios por sobre todas las cosas, lo cual de la misma manera se traduce en el amor hacia el prójimo. La caridad es la que exige la práctica del bien; es desinteresada y también muy generosa, y es la que llega a proporcionar al espíritu los sentimientos del gozo, paz y misericordia.

La caridad llega a ser fundamental para lo que es la vida del cristiano pues, tal como se suele predicar en el catecismo de la Iglesia católica, en ella se encuentra lo que es la esencia del cristianismo y de todas las enseñanzas de Jesucristo. En este mismo sentido, no suele ser posible vivir una especie de vida cristiana haciendo a un lado lo que llega a ser la caridad.

Catolicismo

La caridad para un hombre llamado San Basilio, uno de los hermanos misioneros de la caridad es la condición de hijos del Padre se llegaba a adquirir cuando suele ser entendida como la búsqueda del bien:

“O nos apartamos del mal por el gran temor del castigo y estamos en la disposición del esclavo, o entonces buscamos el incentivo de la recompensa y nos parecemos mucho más a los mercenarios, o finalmente llegamos a obedecer por el bien mismo del amor del que manda… y entonces es que estamos en la disposición de hijos”.

San Basilio

En lo que es la teología moral, se llega a considerar a la caridad para con el prójimo una clase de virtud cristiana muy opuesta a una serie de pecados que son:

  • El Odio, como un tipo de deseo del mal del prójimo.
  • La Envidia, como una especie de tristeza ante el bien ajeno al que se le llega a considerar como mal para otra persona.
  • La Discordia, como un tipo de disensión de las voluntades ajenas.
  • La Contienda, como especie de altercado o de discusión violenta.
  • La Guerra, como una clase de lucha de una multitud contra otra muy entablada con intervención de la autoridad pública.

El Escándalo, como todos aquellos dichos o también hechos que proporcionan al otro una ocasión de cometer el mal, entre muchos otros. El Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española la llega a definir, además, en su acepción tercera, como especie de “limosna que se da o auxilio que se presta a los necesitados” es decir, como una obra de Caridad.

La Iglesia católica llega a considerar a la limosna hecha a los pobres como uno de los principales testimonios o unas Obras de la Caridad de la Iglesia de forma fraterna, sin embargo, de la misma manera una especie de práctica de justicia. La caridad tiene por frutos lo que es el gozo, la paz y la misericordia de acuerdo a lo que dice San Agustín:

“La culminación de todas nuestras obras llega a ser el amor. Ese es el fin; para poder conseguirlo, corremos; hacia él corremos; una vez que ya hemos llegados, en él reposamos”.

San Agustín

La encíclica Deus caritas esta, del papa Benedicto XVI, llega a profundizar mucho más en la virtud de la caridad cristiana.

En la Masonería

En lo que es la francmasonería, se llega a hablar de unas 3 virtudes, las cuales son mencionadas en la marcha del aprendiz que dice: “Tengo fe en mis ideales, esperanza en realizarlos, por amor a la humanidad”.

Si te ha gustado nuestro artículo referente sobre la Caridad, te invitamos a que visites los siguientes enlaces:

(Visited 73 times, 1 visits today)

Deja un comentario