San Nicolás de Bari: ¿Quién fue y cuál es su legado?

San Nicolás de Bari es un personaje al que por más de dos mil años se le ha otorgado innumerables favores, especialmente por parte de los marinos de los náufragos, incendios o alguna situación difícil. Si deseas conocer su historia, de donde surgió y mucho más continúa leyendo este artículo.

san-nicolas-de-bari-1

San Nicolás de Bari

San Nicolás de Bari, se le conoce también como San Nicolás de Mira (en el occidente) fue un Obispo del siglo IV cuya cantidad de milagros han sido tantos que alrededor del mundo existen más de dos mil templos dedicados a él.

La popularidad de San Nicolás de Bari a lo largo y ancho de Europa es bastante importante. También, es considerado el Patrono de Rusia, Turquía y Grecia. En Roma, para el año 550 ya le habían construido un templo para que sus creyentes pudieran visitarle y pedirle favores.

En el cristianismo, San Nicolás de Bari, también ha tenido gran importancia, e incluso, dio pie al nacimiento del mito de Santa Claus, mejor conocido como Papa Noel. San Nicolás, significa “protector y defensor de hombres y los pueblos”.

Decide nombrarse como San Nicolás de Bari por el lugar donde fueron trasladados sus restos.

Biografía

San Nicolás de Bari, un entrañable amigo de los niños, nacido en el siglo III en una familia cristiana. Representa un personaje su suma importancia para ellos. Un hombre que había sido Obispo, un servidor de Dios, y poseía, un gran corazón.

Servía y ayudaba con gran amor y bondad a niños y a los menos afortunados realizando innumerables milagros gracias a los dones que le habían sido otorgados por la gracias y los dones del Espíritu Santo.

Su nombre religioso: San Nicolás de Mira, un lugar de Turquía que con el paso de los años y el aumento de sus milagros le hizo ganar el reconocimiento de “Patrono de los Rusos” y después de su muerte, algunos marineros de Bari decidieron trasladar sus restos para que fuese también su Patrono.

Su tío, quien fue Arzobispo de Mira, hoy Turquía y Elicia, lo nombró sacerdote, designándolo Abad de un monasterio cercano. Tras el fallecimiento de su tío, debía escogerse quién sería el sucesor y cuando se disponían a ello, entró San Nicolás de Bari, quien de manera inmediata fue aclamado como Nuevo Obispo.

Fue un hombre muy querido por su comunidad, y durante el resto de su vida ejerció como obispo. Tras su muerte, continuó siendo reconocido por sus milagros y favores otorgados a sus creyentes.

De San Nicolás de Bari han escrito Santos como San Juan Crisóstomo, entre muchos otros, aunque la Biografía, fue redactada por el Arzobispo de Constantinopla, San Metodio.

Desde niño, San Nicolás de Bari se mostraba sumamente servicial con niños y los pobres, e incluso, su devoción por ellos era tal, que cuando quedó huérfano decidió repartir todas sus riquezas entre los menos afortunados y es cuando ingresa al monasterio.

Participó en uno de los más grandes importantes concilios: El Concilio de Nicea en el año 325. Constantino, para ese momento Rey / Emperador de toda el Imperio Romano buscaba al concilio con la Iglesia, por lo que Obispos, delegados del Papa, entre otras figuras importantes deciden reunirse y apuntar al centro de nuestra fe: Cristo, quien es Dios con nosotros.

A pesar de su gran cantidad de buenas obras y ser tan apreciado, en la época del Licino, este decretó persecución y muerte a todos los que se declarasen cristianos, por lo que San Nicolás de Bari fue encarcelado y cruelmente azotado.

Luego, junto a Constantino, fueron liberados todos los cristianos, incluyéndolo. Según se dice, el Santo (San Nicolás) logró el acceso a la ciudad de Mira a los herejes.

Finalmente, San Nicolás de Bari muere en el año 345 y en Bari, así como alrededor del mundo empezó a crecer su fama por los milagros concedidos a sus fieles.

Milagros

Son incontables la cantidad de Milagros otorgados por San Nicolás de Bari, sin embargo, hay unos muy reconocidos, entre ellos:

Tres niños que habían muerto tras caer de un árbol, pero San Nicolás de Bari intercedió por ellos y logró devolverles la vida.

Un hostelero había sacrificado a tres niños para ofrecer de comer a sus clientes, estos, también fueron regresados a la vida por el santo.

Uno marineros que se enfrentaban a una gran tormenta decidieron pedir a San Nicolás de Bari que los protegiese y ayudase a salir de allí a salvo. De pronto, vieron una luz, y en ella una figura, la cual dicen que era este Santo, inmediatamente, el agua se hizo calmada.

Se cuenta que en cierta ocasión, el santo logró intervenir y salvar la vida de tres soldados a quienes habían acusado de manera injusta.

Uno de sus milagros más importante ocurrió durante la segunda guerra mundial. Resulta, que una madre se vio obligada a separarse de hijo en medio de un ataque aéreo en la ciudad de Bari.

Desconsolada durante muchas horas logró sentir gozo cuando su hijo apareció sano y salvo en la puerta de la casa.

Este niño relata que había visto a la figura de San Nicolás de Bari y este, le había guiado y protegido durante todo el camino, hasta llevarlo de regreso a casa.

san-nicolas-de-bari-2

Opereta Llega San Nicolás

EJerko Grzincic, un sacerdote salesiano, escribió una opereta navideña a la cual decidió titular: Llega San Nicolás. Esta, se componía de tres actos:

Acto primero, los ángeles se preparaban para una ceremonia en la tierra.

Acto segundo: Liderados por lucifer, los demonios se preparar para engañar a los niños.

Acto tercero: San Nicolás llega finalmente a la tierra acompañado de ángeles.

Luego, les desea a todos una feliz navidad.

Leyenda Papá Noel

Esta leyenda de San Nicolás de Bari inicia quizás con una historia bastante particular, en la cual San Nicolás era aún joven pero su corazón y servicio a otros eran inmensos.

Había un hombre que se encontraba ya desquiciado en la localidad de Patara, se encontraba junto a sus tres hijas en la miseria absoluta, por lo que no ve otra salida que obligarlas a que se prostituyesen para poder juntar algo de dinero y sobrevivir.

San Nicolás de Bari se dio cuenta de la desgracia y los esfuerzos de aquel hombre, por lo que sin decirle nada, entró una noche a hurtadillas a la casa de estos por una ventana y colocó tres zapatos llenos de oro y se retiró.

Otra versión de esta historia dice que dejó caer por la chimenea de la casa unas monedas de oro, las cuales, de manera mágica lograron caer sobre unas medias de lana que las jóvenes habían colocado cerca de la chimenea para que se secasen con el calor.

Es por este motivo que a San Nicolás de Bari en ocasiones podemos verlo representado con tres monedas de oro entre sus manos. Con el tiempo, empezó a expandirse la creencia de que San Nicolás entrega regalos la noche del 24 de diciembre a los niños y menos afortunados.

san-nicolas-de-bari-3

Himno a San Nicolás

Padre San Nicolás, a ti te pedimos el día de hoy para que nos conduzcas hasta puerto seguro y nos mantengas a salvo. Nuestras luchas, retos de vida y sacrificios, son nuestras tormentas, pero confiamos en ti para que nos lleves a  “puerto seguro” y nos permitas actuar con inteligencia y amor.

Siempre podemos confiar en ti para que nos auxilies, nos escuches y nos otorgues el favor que te pedimos. Ricos, pobres, enfermos, navegantes, niños… todos acudimos a ti en igualdad de condiciones y nos rendimos ante tu santidad.

Te pedimos, que intercedas por nosotros tus fieles y devotos, para que nuestro Dios Padre nos perdone cuando le ofendemos y actuamos de manera necia, desobedeciéndole. Te pedimos que nos hagas dignos de ti, de él, y de Dios Padre, nuestra Virgen María y el Espíritu Santo.

Te damos gracias Dios Padre Todopoderoso, por permitir obrar y amarnos a través de San Nicolás de Bari. Gracias, por permitirle que interceda por nosotros ante ti, tus humildes siervos.

Oraciones

Además de todo lo que Nicolás de Bari hizo en vida, luego de su muerte dejó en legado, y continuó socorriendo a todo aquel que le pedía auxilio, por ellos, queremos compartirte unas oraciones para que puedas pedirle con fe y recibir la ayuda que requieres.

Oración 1

Gran San Nicolás de Bari, mi amado Santo protector, el día de hoy vengo a suplicarte que intercedas por mí y mantengas mi humilde hogar en un ambiente armonioso, amoroso y en paz, para que nadie pueda lastimarme a mí o a mi familia.

Escucha mis peticiones y atiende mis súplicas, protege al Santo Papa, a nuestra Iglesia y a todas las criaturas de la tierra para que podamos amarnos sin importar nuestras diferencias y logremos unificarnos en un solo pueblo que ama a un mismo Dios.

Rezar un padrenuestro y avemaría.

Oración 2

Con esta oración a San Nicolás de Bari, te pedimos por las familias más necesitadas. Cada vez que voy a misa, solo puedo pensar en nuestro señor y en San Nicolás de Bari misas y es inevitable no pedirte por quienes no tienen la misma fortuna que yo, están enfermos o están desamparados.

Oración a San Nicolás para pedir su protección

San Nicolás de Bari, quiero darte las gracias por cada uno de los favores que nos otorgas a toso los que recurrimos a ti. Hoy, quiero implorar tu protección, a tu misericordia y a tu bondad.

Protege a cada criatura sobre la tierra para que no tenga que sufrir más de necesidad, estar desamparado o afectado por una enfermedad. Ayúdanos a comprender el poder milagroso del amor al otro, inspiranos a servir, así como tú lo hiciste.

¿Te gustó este artículo? Te invitamos a leer más artículos de su interés en:

Oración de Navidad para bendecir a la familia

Padre Nuestro para Niños: Explicación Sencilla

El Llamado en la Pesca Milagrosa (Santa Biblia)

(Visited 84 times, 1 visits today)

Deja un comentario