¿Qué idioma hablaba originalmente Jesús de Nazaret?

Los idiomas son parte importante de nuestro mundo pues estos nos permiten comunicarnos a través de lenguaje verbal, sin embargo, un misterio para la mayoría de las personas es, Qué idioma hablaba Jesús de Nazaret, por lo tanto, en este artículo aclararemos esas dudas.

Que Idioma Hablaba Jesus

¿Qué idioma hablaba Jesús?

El Papa Francisco ha viajado por todo el mundo, esto por su rol como máximo representante de la religión católica, la ciudad santa de Jerusalén no fue la excepción, cuando el Papa realizó su gira por el medio oriente, se reunió con el primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu, conversaron de temas políticos, sociales y de religión, fue en estos últimos donde surgió el debate en relación a qué idioma hablaba Jesús.

Ambos estuvieron muy de acuerdo en que los sitios donde vivió y transito Jesús tenían en uso muchas lenguas, sin embargo, su debate se centró en encontrar exactamente qué lengua hablaba Jesús. Ambos se encontraron en situaciones opuestas pues, Benjamín sostenía que Jesús hablaba “Hebreo”, pero el Papa no estaba de acuerdo, él creía y sostenía que Jesús hablaba “Arameo”, a lo cual Benjamín respondió que habló ambos idiomas.

Idioma de Jesús de Nazaret: Bilingüe o políglota

Para nadie en la actualidad es secreto que la existencia del hijo de Dios es un tema sujeto a muchos debates, esto principalmente porque existen muchas facciones que se rehúsan fervientemente a aceptarlo, sin embargo, existen muchos otros que si la aceptan, los fieles religiosos, muchos de  estos científicos sociales (Lingüistas e Historiadores), han hecho muchas investigaciones para poder llegar con la respuesta de,  que idioma podría haber usado el hijo de un simple carpintero (José) que vivió en Galilea durante sus primeros años.

El primer ministro israelí persiste en que Jesús además de “Arameo”, Él también hablo “Hebreo”, a lo cual el Sebastián Brock, doctor y profesor “Emérito en Arameo” de la universidad de Oxford respondió que los dos estaban en lo correcto, Jesús hablo “Hebreo” y también “Arameo” por igual.

Que Idioma Hablaba Jesus

Por un lado, los eruditos utilizaban el idioma hebreo para la mayoría de sus escritos, por lo tanto, históricamente esta fue una lengua usada en su mayoría por personas estudiosas, sin embargo, no era exclusivo de ellos. Por otro lado, el arameo era el idioma más común en aquellos años, por lo que la mayoría de los hombres que han realizado estudios de la Santa Biblia coinciden en que este último fue el idioma que hablo Jesús.

Se desacredita la teoría de que Jesús hubiese hablado el árabe como lengua materna, la razón es que este idioma no era originario de Palestina y fue introducido muchos siglos después, no obstante, idiomas como el latín y el griego eran muy populares durante la época en que vivió Cristo, pero muchos piensan que era improbable que Jesús supiera mucho del latín.

Retomando el mismo orden de ideas, Jonathan Katz, académico de lenguas clásicas de la universidad de Oxford, piensa que, si Jesús sabía hablar latín, probablemente sería muy poco y no lo suficiente para considerarse un hablante de esta lengua, la razón es que este fue el idioma en el cual se escribieron las leyes romanas en aquel entonces, también era el idioma que utilizaba el ejercito de Roma, por lo tanto, sería muy poco probable que Jesús conociera a cabalidad el latín.

Como dato curioso, Mel Gibson, director de la polémica película titulada “La Pasión de Cristo”, uso el arameo como idioma nativo de Jesucristo y todos en esa época, de hecho, la película fue grabada en ese idioma y los actores tuvieron que hablar en arameo, sin embargo, el guion no pudo ser escrito en su totalidad en el arameo del siglo I, por lo tanto, se tuvo que buscar palabras en arameo de siglos posteriores. Muchas personas creen que el idioma nativo de Jesús era el arameo en parte por esta película, a continuación un fragmento de la película para oír el arameo.

¿Era Jesús de Nazaret analfabeta?

En el imperio romano de aquella época, el griego era el idioma más común para los civiles, por lo tanto, muchos estudiosos afirman que era probable que Jesús hablara ese idioma, de hecho, en ciudades como Decápolis y Jordania, el idioma y la cultura griega eran dominantes por lo que algunos aseguran que sí pudo ser posible que hablara griego.

Jonathan Katz piensa que es probable que Jesús pudiera hablar un poco de griego, pero no muy extenso, porque si bien es cierto que era la lengua de las zonas aledañas, no era la lengua usada en su tierra natal, Sebastián Brock añade que no existe evidencia alguna que pruebe que Jesús pudiera escribir en ningún idioma, la razón es que no existe ningún texto escrito por Jesús.

Retomando la idea anterior, en el evangelio de San Juan, este dice que Jesús escribió en el polvo, pero no existen más relatos donde diga que Él podía escribir, ni siquiera si sabía escribir, además, tampoco se aclara en qué idioma estaba “escribiendo” Jesús, por lo tanto, como no hay textos escritos por Jesús, Brock dice que es posible que Jesús en lugar de escribir, estaba dibujando en el polvo.

Lenguas comunes en donde vivió Jesús

En el siglo I, en la tierra donde vivió Jesús y también en sus alrededores, existen registros de que las cuatro lenguas que tenían más presencia eran: Latín, Griego, Hebreo y Arameo. Todas estas lenguas tenían una presencia de acuerdo a la zona en que se encontraban, no todos hablaban griego, ni todos hablaban latín etc.

La lengua menos usada pero a su vez, era la lengua oficial era el latín, esta era usada casi en su totalidad por los miembros de ejercito romano, aunque también por sus funcionarios, no obstante, también era usada por algunas personas cultas de la época, por esto mismo es poco probable por no decir imposible que Jesús hubiera aprendido un latín a que le permitiera hablar fluidamente, mucho menos que pudiera predicar en esta lengua.

El griego fue un idioma usado por campesinos, artesanos y carpinteros de Galilea, aunque no a un nivel muy profundo, mayormente para poder realizar cualquier tipo de negocios o, poder comunicarse con los peregrinos que visitaran la ciudad, por lo tanto, es muy probable que Jesús dominara no en su totalidad, pero si los conocimientos básicos de este idioma para poder comunicarse.

En la antigua ciudad de Jerusalén, se estima un porcentaje del ocho al quince por ciento de habitantes que hablaran en griego, a pesar de este hecho, no existe alguna evidencia de que Jesús haya usado el griego en algún momento, de hecho, ni siquiera hay textos que digan algo al respecto, sin embargo, no se descarta la posibilidad, por ejemplo, de que cuando Jesús y Poncio Pilatos hablaron en privado, hubiesen usado el griego para comunicarse.

Los registros históricos de la época arrojan la posibilidad de que Jesús cuando se encontraba predicando en distintos lugares, en conversaciones con fariseos y personas corrientes usara el hebreo para comunicarse, la razón es que en los evangelios de la biblia se deja entre ver ese hecho.

A pesar de que Jesús pudiese usar el hebreo y probablemente lo conociera, es mucho más probable que el idioma que usaría Jesús en lo cotidiano y en su predicación sería el arameo, la razón no es solo que este haya sido el idioma más común entre los judíos de Galilea, sino porque en los textos griegos de los evangelios, existen muchas frases sueltas que dijo Jesús y estas están en arameo, a continuación, algunas de ellas:

talitha qum (Mc 5,41), corbán (Mc 7,11), effetha (Mc 7,34), geenna (Mc 9,43), abbá (Mc 14,36), Eloí, Eloí, ¿lemá sabacthaní? (Mc 15,34), o de sus interlocutores: rabbuni (Mc 10,51).

Los estudios lingüísticos realizados a los evangelios, muestran que en un principio estas palabras pudieron haber sido pronunciadas en hebreo, pero estudios más profundos muestran que estas palabras cobran más coherencia en arameo, esto a raíz de algunos juegos de palabras que no tienen sentido en otras lenguas, solo en este idioma.

También se deja ver que las palabras pronunciadas por Jesús en sus evangelios, cobran mayor fuerza cuando son dichas en arameo, además, la carga semántica que poseen son muy distintas a la carga semántica del griego. Al traducir algunos evangelios al griego, muchos de los evangelios que en arameo tienen juegos de palabras, los pierden en el griego.

El idioma hebreo en la actualidad

Es muy normal que en la actualidad, quienes viajan a la conocida tierra santa, se preparen hablando el hebreo moderno pensando que Jesús hablaba este dialecto, es incluso sorprendente de que existen fundadas sociedades católicas que llevan nombres en hebreo, si bien es cierto que el hebreo es el idioma oficial establecido en la constitución del estado israelí, esta no fue siempre la lengua oficial, esto obedece a una decisión más bien política, poder unir a todos los habitantes del país bajo un solo idioma.

En la época que vivió Jesucristo esto no era así, hace dos mil años había muchas lenguas en uso como oficiales de tierra santa, para empezar, el hebreo que se habla actualmente en Israel podría considerarse un idioma moderno, es decir, que es muy distinto al hebreo de hace años, las lenguas mutan con el paso de los siglos, bien sea para añadir vocabulario o, por adaptar palabras de otros idiomas, también por las jergas.

Hebreo y arameo en la antigüedad

Quienes acompañaban a Abraham tenían una lengua parecida a la babilónica, mientras tanto, los cananeos tenían una lengua más definida, por lo tanto, al regresar de Egipto los hebreos para construir su idioma adaptaron ciertas cualidades del cananeo.

El rey David hablaba este hebreo, así fue por muchos años, sin embargo, esto cambió con la deportación a Babilonia, esto ocasiono que en un primer momento hubiese un lento declinar de esta lengua y, por tanto, fuese suplantada por una lengua local, pero los sabios y escritores de las sagradas escrituras usaron este hebreo como la lengua santa, esto ocasiono que el hebreo se convirtiera en la “lengua de santidad” o “lengua de los sabios”.

Siguiendo con la idea anteriormente planteada, en esa época empezaron a enseñar el hebreo, así como ahora enseñan el latín, incluso, las suplicas y los rezos eran pronunciados en hebreo, así como el Padrenuestro y el Avemaría se rezaban en latín.

San Lucas en su evangelio cuenta que Jesús enseñaba en su templo cuando se realizaba el libro del profeta Isaías, por tanto, para sus prédicas a los doctores se usaba la lengua sagrada hebrea, pero en la cotidianidad usaba el arameo, por lo tanto, es muy probable que cuando Jesús hablaba con las personas no tan cultas, predicara en arameo y no el hebreo.

Muchos estudiosos de las lenguas dicen que el arameo era una lengua corrupta, la razón es que fue traído del exilió babilónico, sin embargo, esta lengua es tan original de la región como lo era el hebreo, de hecho, el hebreo era el idioma usado por las tribus nómadas que deambulaban por aquel entonces.

Algo que sorprende a muchos historiadores es que inexplicablemente, el arameo no se perdió, sino más bien se expandió por la región, su expansión fue tan sorprendente porque llego a ocupar gran parte de Asia, Irán, incluso hasta al golfo pérsico, el arameo se regó tanto que sustituyó a todas las lenguas nativas que eran habladas en la región en un primer momento.

Hubo un cambio cultural muy fuerte partir del siglo VIII A.C. solamente los Cultos hablaban arameo y el pueblo hebreo, sin embargo, en los tiempos de Jesús, el pueblo hablaba más el arameo que el hebreo, de esta forma este último quedo relegado a los hombres santos.

Se piensa que este cambió fue probablemente porque el arameo era un idioma más fino y adaptativo a las necesidades de los hablantes, este podía expresar mejor los hechos que acompañaban los relatos. El arameo gozaba de muchas variaciones, así como pasa actualmente, por ejemplo, los hablantes del arameo en Galilea no pronunciaban algunas palabras de la misma forma que lo hacían los hablantes de Jerusalén.

Existe evidencia de que en las primeras escrituras de los evangelios se usó el arameo en vez del hebreo, esto se pudo observar mejor en los libros de Daniel y San Mateo. En la época de Jesús era normal que hubiese un traductor al arameo, esto porque había algunos textos que no estaban en este idioma sino en hebreo.

Arameo en la actualidad

En la actualidad todavía que existen comunidades que usan el arameo, hay dos variaciones que subsistieron al paso del tiempo, se les conoce como “arameo oriental” y “arameo occidental”, son usados al sur de Damasco y cerca de Mesopotamia. Gracias a esta preservación se pudo realizar la transcripción del padre nuestro en arameo.

Poncio Pilatos y Jesús

El debate acerca de si Jesús hablaba griego o no viene a raíz de los discursos que están en los evangelios, Cuando él es interrogado por Poncio Pilatos no utiliza la ayuda de alguien que hablara latín o griego, además Pilatos no hablaba arameo o hebreo, por lo tanto, el cómo fue que estos dos se comunicaron es un misterio, lo cual deja más dudas que respuestas.

El griego en Palestina

Se hablaba una variante del griego bastante simple, de hecho, se le removieron todas las palabras que se consideraban difíciles, pero se conservaron aspectos de la lengua como son las declinaciones y conjugaciones de los verbos. Esta variante poseía muchas preposiciones del griego clásico, pero también agrego muchas palabras latinas.

Ciertamente no se puede dar un veredicto acerca de cuál fue el idioma nativo de Jesús, la razón es que no hay registros concretos de la época, sin embargo, por contexto se puede asumir que Jesús hablo arameo y hebreo, cabe aclarar que solo es algo que se presume, ni siquiera los lingüistas especializados afirman cuál de los dos fue su idioma nativo, pero lo que no está claro en ningún momento fue si Jesús conocía el latín o el griego, esta parte de la historia es objeto de especulaciones.

Si este artículo fue de tu agrado puede ser que estos también lo sean:

(Visited 982 times, 5 visits today)

Deja un comentario