Quinto misterio: El joven Jesús perdido en el templo

Jesús perdido en el templo es un episodio de lo que se conoce como la vida secreta de Jesús, en el cual, estando joven lo consideraban perdido y luego de tres días lo encontraron rodeado de doctores, que lo escuchaban con gran interés. Si deseas saber todo sobre este episodio, te invitamos a leer este artículo hasta el final.

jesus-perdido-en-el-templo-1

Jesús perdido en el templo

Jesús perdido en el templo es el quinto misterio gozoso para la Iglesia Católica, el cual nos habla sobre un episodio sobre la vida secreta de Jesús. La versión corta, es que sus Padres, María y José, cada año asistían a la fiesta de Pascua.

Sin embargo, ese año, al volver del templo, se dieron cuenta de que Jesús perdido en el templo, ¿cómo podían haberlo olvidado en aquel lugar? Luego de tres días lo encontraron rodeados de maestros quienes le escuchaban asombrados de su inteligencia, palabras y sabiduría.

A continuación, explicaremos de manera más detallada todo lo que ocurrió durante este episodio de Jesús perdido en el templo, el cual corresponde a la vida de Jesús en su juventud.

Este episodio parece ser el único momento en el que la santa Biblia revela libre y públicamente un momento de la vida secreta del joven Jesús y su vida.

Subida a Jerusalén

Cuando Jesús cumplió los doce años de edad, sus padres, la Virgen María y San José, decidieron que Jesús debía acompañarlos a Jerusalén a la celebración de la Pascua, la cual, era realizada en la ciudad de Jerusalén cada año.

Desde que estaba muy pequeño, los acompañó a esta celebración, sin embargo, a los doce años, un jovencito se transformaba en adolescente o “”hijo de la Ley”, por lo que era un año muy importante para la familia.

Jesús perdido en el templo: No dudo ni por un instante el aceptar con responsabilidad las nuevas obligaciones que obtenía al atravesar una nueva etapa en su vida, lo que no sabía es que este paso tendría grandes repercusiones en su vida.

El niño perdido

Luego de aquella festividad, sus padres estaban emocionados por la entrada a la juventud del niño, sin embargo, no se percataron de Jesús perdido en el templo y no se preocuparon porque suponían que este se encontraba entre la multitud.

Al percatarse que no se encontraba con ellos, ni entre aquella multitud, comenzaron a preguntar a conocidos y parientes si no lo habían visto, pero nadie había sabido de él, por lo que emprendieron un nuevo viaje para hallar a Jesús perdido en el templo.

Luego de tres largo días, al fin hallaron a su hijo Jesús, tranquilamente entre doctores y maestros, rodeado entre ellos, conversando y expresándoles gran sabiduría, por lo cual, estos hombres se encontraban completamente fascinados antes tal sabiduría de este aparentemente simple jovencito.

Las respuestas que daba el joven Jesús eran simplemente asombrosas y aquellos hombres no se explicaban como de aquel joven podían surgir palabras y enseñanzas tan sabias.

La Virgen María, evidentemente preocupada le pregunta al joven Jesús ¿por qué les había preocupado de esa manera? A lo que el joven simplemente respondió que para qué le buscaban, porque él estaba cumpliendo la misión que le había encomendado su padre.

Por supuesto, al momento, no comprendieron de que hablaba y solo se alegraron de haberle hallado sano y salvo.

jesus-perdido-en-el-templo-2

Ante los doctores de la ley

Ante los ojos de la Ley, el joven Jesús, al igual que el resto de los jóvenes al cumplir los doce años de esas, se convertían automáticamente en “adulto” y por la misión que le había encomendado su Padre (Dios), él debía cumplir con dicha tarea sin que sus padres estuviesen presentes, ya que era una tarea divina.

Esta tarea, era conversar y compartir ciertas enseñanzas a los doctores ante la ley, y con su recién adquirida mayoría de edad espiritual, escucha, pregunta y expresa su opinión sobre temas profundos y asombra a aquellos hombres.

A pesar de que no existen registros ni relatos que describan el tema de aquellas conversaciones, algo si se tiene claro, que Dios Padre deseaba que su hijo unigénito compartiese cierta información con aquellos hombres intelectuales cierta información justo en ese momento tan importante en su vida.

La Angustia y la alegría de María y José

María y José, luego de percatarse que habían olvidado a su hijo en aquel templo, empezaron a buscarlo incansablemente día y noche, angustiados, sin saber a quien más preguntar por su hijo, pero con fe de que lo hallarían sano y salvo.

Sin saber ya que hacer o donde buscar, deciden ir al templo una vez más, en donde finalmente hallan al joven Jesús, rodeado de aquellos hombres, hablando, preguntando y compartiendo experiencias y conocimientos profundos.

San José, el Padre, está sin palabras, así que decide callar, sin embargo, María, como su Madre si expresa la angustia y desesperación que les ha hecho vivir durante varios días, a lo que Jesús, responde que simplemente se encontraba cumpliendo los mandatos de su padre.

jesus-perdido-en-el-templo-3

¿Te gustó este artículo? Te invitamos a leer más en:

Enseñanzas de Jesús de Nazaret en la Biblia

La vida pública de Jesús: Todo lo que debes saber

Las promesas del Sagrado Corazón de Jesús

(Visited 97 times, 1 visits today)

Deja un comentario