Jerarquía de la Iglesia: ¿Qué es y para qué sirve?

En el presente artículo conocerás todo sobre la Jerarquía de la Iglesia Católica, la cual  se divide en diferentes partes donde cada una desempeñan una función importante y donde sus responsabilidades están estrictamente reguladas por el Código de Derecho Canónico. Todo esto con el fin de poder gobernar y guiar a los fieles creyentes tanto en cuestiones morales como en su propia vida cristiana.

jerarquía de la iglesia

Jerarquía de la Iglesia Católica

La iglesia católica posee una estructura jerárquica esto según la doctrina católica, la cual es utilizada para poder identificar y referirse a cada uno de los miembros que forman parte de la iglesia católica donde cada uno cumple una función específica y fundamental las cuales tienen la finalidad de gobernar en la fe para de esta manera poder guiar de manera correcta a los fieles creyentes en todas las cuestiones morales y también en su vida cristiana. Dicha jerarquía está basada en la doctrina católica puesto que hay menciona que Cristo fue el que la instituyó con el objetivo de poder  “alimentar al pueblo de Dios en su nombre, y para eso le dio autoridad

Cabe decir que dentro de la Iglesia hay una diversidad de ministerios, los cuales tienen una amplia variedad de responsabilidades y tareas que deben seguir al pie de la letra, las cuales están estrictamente reguladas por el Código de Derecho Canónico, el cual se encuentra en el libro referente al “Pueblo de Dios” específicamente en la sección de la jerarquía de la iglesia.

Papa

Para todos los católicos, el Papa o Sumo Pontífice es considerado el Jefe de la Iglesia Católica y el poseedor del Pastoreo de cada uno de todos los cristianos el cual fue concebido por Nuestro Señor Jesucristo. El Papa es el obispo de Roma y la sucesión del apóstol Pedro, este es un cardenal pero mediante una reunión secreta de todos los cardenales del mundo o  más sencillo por medio de un cónclave, se elige mediante la oración y la asistencia del espíritu santo ya que este será quien guié a toda la iglesia y a sus fieles seguidores.

Cardenal

Los cardenales son la parte más importante que posee el Papa ya que estos son tanto los aconsejadores y colaboradores más íntimos y de confianza que el Papa tiene a su disposición, siendo en su mayoría considerados como obispos. En ocasiones los cardenales son enviados a diferentes partes del mundo esto con el objetivo de guiar y cuidar de la iglesia a la que fueron enviados en dicho lugar específico.

Cada cierto tiempo los cardenales se dan a la tarea de formar “el colegio cardenalicio” donde absolutamente todos los cardenales se reúnen junto al Papa para tomar una serie de decisiones pastorales y doctrinales, aunque también se puede dar el caso de que dicha reunión sea para tomar la decisión de elegir un nuevo sucesor del Papa esto solo cuando hay sede vacante, o en mejores palabras, cuando no tenemos un Papa en función.

jerarquía de la iglesia

Si alguien quiere ser nombrado cardenal puede hacerlo con la condición de que este ya sea sacerdote, aunque también deberá de recibir la ordenación episcopal esto antes de poderle hacerle entrega del anillo y a birreta de manos del Santo Padre.

La mayoría de los cardenales sirven en la Curia Romana donde asisten al Papa en todo lo relacionado en la administración de la iglesia. Cabe mencionar que solo los cardenales que tengan menos de 80 años tienes el privilegio de poder votar para elegir al nuevo sucesor del Papa despees de que este haya fallecido o ya no esté en condiciones de seguir con su trabajo.

A cada uno de los cardenales siempre se les atribuye una iglesia o hasta capilla en la misma Roma aunque a veces hay excepciones donde los cardenales son enviados a capillas o iglesias de otros países, pero siempre con la misma finalidad de cuidar y guiar a dicha iglesia para hacer de el miembro del clero de la ciudad, y de esta misma surgió su clasificación la cual es la siguiente:

  • Cardenal obispo
  • Cardenal presbítero
  • Cardenal diácono

Patriarca

Los patriarcas son considerados los líderes de las Iglesias católicas orientales sui juris, junto a sus sínodos, estos son la máxima autoridad en cuanto a los asuntos de los patriarcados orientales. Para poder ser elegido como un patriarca deben de realizar una reunión con todos los sínodos, los cuales discutirán y tomaran la decisión de elegir al nuevo patriarca para después el Papa lo reconozca como tal, por lo que el sera el encargado de tomar la decisión final. En la actualidad solo existen seis patriarcas orientales, esto en la Iglesia católica, los cuales tienen por nombre los siguientes:

  • Patriarca Católico Copta de Alejandría
  • Patriarca Católico Sirio de Antioquia
  • Patriarca Greco-Melquita de Antioquia, Jerusalén, Alejandría, y de todo el Oriente
  • Patriarca Católico Maronita de Antioquia
  • Patriarca Caldeo de Babilonia
  • Patriarca Católico Armenio de Cilicia

jerarquía de la iglesia

En cuanto a latinoamericana en la Iglesia latina, varios de los más grandes e importantes obispos también tienen la posibilidad de recibir el título de Patriarca, a pesar de que dicho título sea honorífico y tampoco le den poderes adicionales o superiores, por lo que esto último quiere decir que no poseen los mismo poderes que los patriarcas orientales originales. Entren los Patriarcas latinos se encuentran los siguientes:

  • El Patriarca Latino de Jerusalén
  • Patriarca de las Indias Orientales
  • El Patriarca de Lisboa
  • Patriarca de Venecia

Arzobispo

En la jerarquía de la iglesia católica los arzobispos son prelados los cuales mayormente en encuentran al frente de las archidiócesis. Normalmente este los poderes de tanto la supervisión como jurisdicción limitada esto sobre las diócesis, las cuales son parte de la provincia eclesiástica, por lo que para esto se debe de contar con una gran capacidad y responsabilidad, porque la diócesis que se encontrara bajo a su liderazgo este tendrá el gran objetivo de dirigir y guiar a toda la comunidad que se encuentre en dicha diócesis.

Una diócesis es un territorio específico al cual se le deja a cargo a un obispo de rango superior por lo que podemos decir en pocas palabras que un arzobispo es un obispo de alto rango que encabeza una diócesis de suma relevancia ya sea por su historia o por la gran magnitud que este posea, también se puede definir como un prelado que tiene a su cargo una diócesis de carácter especial (archidiócesis), la cual se encuentra compuesta por diferentes diócesis las cuales son la responsabilidad del mismo arzobispo. Cabe mencionar que el rango de arzobispo aunque sea un cargo superior y con mayores responsabilidades, este no cuenta con un poder adicional u superior al de un obispo norma.

El título de un arzobispo metropolitano dados por varios líderes de las Iglesias orientales sui iuris, nunca pudieron ser elevados de este puesto a su tamaño reducido el cual contaba dicho territorio, por lo que nunca alcanzaron los rangos mayores de Archidiócesis o Patriarcados, y se quedaron estancados en el grado de Archidiócesis nada más, ya que solo existen cuatro iglesias orientales y ninguna podía conseguir las condiciones necesarias para poder alcanzar dichos rangos. Por lo que su gobierno tuvo que intervenir y estas iglesias fueron entregada a un Arzobispo Mayor que por supuesto fue elegido por sus sínodos y confirmado por el Papa como debe de ser.

jerarquía de la iglesia

Además del ya antes nombrado arzobispos metropolitanos, también existen otras clases de arzobispos, los cuales poseen sus propias reglas y deberes pero no se diferencia mucho de los metropolitanos ya que cumplen el mismo objetivo, un ejemplo de esto es el de arzobispo titular el cual se le da exclusivamente a los arzobispo que no poseen ninguna jurisdicción sobre su archidiócesis, como también está el caso de arzobispo primado que solo se le dan a los arzobispos que posean las circunscripciones eclesiásticas más antiguas o que sean los arzobispos más representativos e importantes de algún país o región.

Obispo

Un  obispo es un sacerdote que es elegido por el Papa para ser consagrado como un sucesor de los apóstoles, para después enviarlo a alguna cuidad específica donde tendrá que estar bajo el cuidado y supervisión de la iglesia que se le sea encomendada todo esto se realizara bajo la dirección y comunión con el Papa, la doctrina y moral de la diócesis o arquidiócesis que se ha encargado. En la mayoría de casos cuando son subidos a dicho rango de obispos, también se les puede conferir jurisdicción completa sobre los fieles de su diócesis aunque como el mismo nombre lo indica, es más común que dicho poder lo gocen solo los obispos diocesanos.

Hay varios tipos de obispos en todo el mundo, pero en particular existen una serie de títulos y cargos los cuales son capaces a ser equivalentes al de un obispo diocesano, puesto a que esto son por la ley Canónica. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Abad Territorial/Abad
  • Prelado Territorial
  • Exarca
  • Vicario Apostólico
  • Prefecto Apostólico
  • Administrador Apostólico
  • Ordinario militar
  • Ordinario personal
  • Prelado personal
  • Eclesiástico Superior de una misión sui iuris
  • Administrador Diocesano

En sus respectivas diócesis, los obispos son los responsables de atender y supervisar a sus presbíteros, es decir vigilar detalladamente de que cumplan de manera correcta con sus debidas obligaciones propias de su mismo estado y de que estos tengas a su disposición los medios e instituciones necesarios para poder lograr un incremento en su vida tanto espiritual como intelectual.

Estos por suerte cuentan con la ayuda de sus presbíteros, sus colaboradores, y también por los diáconos, por lo que gracias a dicha colaboración al obispo se le hace mucho más fácil cumplir con sus labores y misiones de enseñar la autentica y verdadera fe y todo sobre la Eucaristía, de celebrar el culto y guiar a su iglesia como los auténticos y verdaderos pastores que son.

Para poder se nombrado como un obispo se requieren una serie de parámetros los cuales debe de cumplir dicha persona interesada tal cual como se describen, algunos de los más importantes y que más se destacan son: insigne por la firmeza de su fe, que tenga buenas costumbres, una buena fama y que cuente con al menos la edad de treinta y cinco años como mínimo.

Además de todo eso, también es indispensable de que dicha persona posea con algún doctorado o al menos licenciado en la Sagrada Escritura, teología o derecho canónico, en el caso de que no tenga ningún documento que lo afirme al menos deberá probar que es verdaderamente experto en esas disciplinas. Para finalizar también es obligatorio contar con un ordenado presbítero previo de al menos cinco años antes para poder ser un obispo legítimo. Cabe decir que en la santa Iglesia católica el nombramiento de todos los obispos es una atribución única y exclusiva del mismo Papa mientras que sus mecanismos siguen siendo los mismos por el código canónico de 1983.

Presbiterado

La jerarquía de la iglesia continua con los presbíteros o mayormente conocidos como los sacerdotes, los cuales son los colaboradores y ayudantes de los obispos y estos poseen solo un cierto nivel de jurisdicción parcial sobre los fieles, esto puesto a que aun no han recibido en su totalidad del sacramento, aunque aun así varios de ellos pueden liderar parroquias de su diócesis y hasta poseer varios títulos, algunos honoríficos y otros no.

Los sacerdotes o presbiterado son hombres que después de haberse formado por nueve años continuos o hasta más en un seminario o algún tipo de comunidad religiosa, son seguidamente ordenados por un obispo, donde en conjunto con él, se encargan de pastorea una o más comunidades parroquiales o en ocasiones cumplen con diversas tareas y funciones pastorales que se le han sido ordenadas a realizar. Varios sacerdotes son:

  • Párrocos: tal y como lo indica el nombre a estos se les asigna una comunidad parroquial específica para que cumplan con el objetivo de guiarla y acompañarla pastoralmente durante el trayecto que permanezcan en dicha comunidad.
  • Vicarios parroquiales: aquí los sacerdotes se encargan especial y únicamente de ayudar en la acción evangelizadora de una particular y específica comunidad parroquial, todo esto bajo la guía de un párroco.
  • Adscritos: son sacerdotes los cuales le dan una designada labor en particular dentro de la diócesis, esto puedes ser como educadores, delegados arzobispales, entre otras tareas más, mientras que a la vez viven en una parroquia.

Cabe destacar que existen dos tipos de sacerdotes en las cuales cada uno de ellos tienen diferentes obligaciones u objetivos, el primer tipo se denomina como padres religiosos, los cuales se encargan de profesar todos los votos religiosos de la pobreza, castidad y obediencia, ellos pertenecen a una Congregación Religiosa donde viven su vida propia y personal en una comunidad con mucha carisma y gran capacidad para la resolución de problemas.

En cuanto al segundo tipo tienen por nombre los padres diocesanos que como su nombre lo indica son asignados a un diocesanos, donde quedan ligado a este por un determinado periodo de tiempo, ellos no profesan ningún tipo de voto ya que casi siempre trabajan en su diócesis, esto en conjunto con el  Obispo diocesano al que se le ha encargado.

jerarquia de la iglesia

Diaconado

Los diáconos se les conocen como los auxiliares tanto de los presbíteros como de los obispos y cuentan con el primer grado del sacramento del orden. Ellos deben de ser ordenados y presentados, para el servicio de la caridad, de proclamar la palabra de Dios y por supuesto de la liturgia, aunque irónicamente ellos no se encargan de consagrar la hostia y tampoco administran ninguna de las confesiones o reconciliaciones que se realizar en la misa.

Existen exactamente dos tipos de diáconos, los transitorios y los permanentes. Los diáconos transitorios se refiere a aquellos hombres que se están preparando para el rango de sacerdotes por lo que su tiempo como diáconos solo será por un periodo de tiempo determinado hasta que esté preparado para su ordenación sacerdotal. Mientras tanto los diáconos permanentes son especialmente para aquellos hombres que se encuentran casado que se forman en la iglesia para ser diáconos pero no serán ordenados como sacerdotes por lo que ese es el punto máximo que pueden alcanzar.

Laicos

En la Iglesia Católica el término “laicos” se refiere a todos aquellos seguidores ya bautizados los cuales no forman parte de la jerarquía en la iglesia católica esto quiere decir que no son pertenecientes al orden sacerdotal, o en términos más sencillos estos no son diáconos, sacerdotes u obispos, mientras que tampoco pertenecen a la vida consagrada religiosa

La mayor parte de los miembros que tiene la Iglesia católica son laicos, los cuales están incorporados a Cristo de alguna forma por medio del Bautismo, tienen como misión principal testimoniar y difundir el Evangelio mientras que a su vez tienen como vocación propia el buscar el Reino de Dios. Al transcurrir el tiempo los laicos deberán de tener más conciencia, cada vez más clara de seguir siendo parte de la iglesia y ser uno con esta, mientras cumple con sus obligaciones de dar a escuchar el mensaje divino de la salvación para que sea recibido por la mayor cantidad de personas posibles.

En la actualidad la Iglesia católica ya reconoce que la función que desempeñan y realizan todo y cada uno de los laicos en el mundo es de suma importancia, ya que anteriormente estos eran considerados totalmente secundarios sin casi de relevancia en la iglesia católica, hasta que con el pasar de los años se fueron dando cuenta de su importancia mientras que también  fueron encontrando con el paso del tiempo varios antiguos documentos los cuales a según consta, en la Constitución Dogmática ‘Lumen Gentium’, del Concilio Vaticano II, en la Exhortación Apostólica Christi Fideles Laici, de Juan Pablo II y en el Catecismo de la Iglesia Católica.

Donde el cual se da a conocer la relevancia y el desempeño que han realizado los laicos a lo largo de la historia y que aunque estos no tenga un rango de alta prioridad, aun así su presencia es vital en la iglesia ya que esta prescinde de la fe religiosa que ostentan sus jóvenes alumnos, judíos, católicos, musulmanes, evangelistas, etc., quedando tales creencias fuera y a su vez no ejercen injerencia en el aprendizaje.

Consagrados

La personas consagradas, las cuales pueden ser tanto laicos como clérigos, son aquellas personas que decidieron por su propio criterio vivir en una vida consagrada, esto de modo especial a Dios, los cuales se agrupan en diversas instituciones religiosas o hasta en institutos seculares donde en ocasiones iban junto a los laicos no consagrados. Una parte de estas personas a veces aceptan llevar una vida de clausura monástica o hasta conventual.

Dicha forma de vida es reconocida y también muy supervisada nada más y nada menos por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, siendo clasificada detallada y específicamente por la Iglesia católica donde todos tienen la finalidad de entregarse total y únicamente a Nuestro Señor Jesucristo mientras que también tienden a la perfección de caridad sobre el movimiento de espíritu santo. De todas las diferentes personas consagradas y títulos se destacan pocas las cuales son:

  • Abad Abadesa (Abadías)
  • Monje y Monja (Monasterios)
  • Fraile y Hermana (Conventos)
  • Ermitaños (Eremitorios)

Si el artículo te ha gustado puedes echarle un vistazo a estos otros tres artículos que seguro te han de interesar. Aunque si te quedó alguna duda respecto a la Jerarquía de la Iglesia puedes ir al vídeo que está justo arriba donde se explica de manera clara y resumida todo lo antes visto.

(Visited 306 times, 1 visits today)

Deja un comentario