El Matrimonio y la Familia como base social

El Matrimonio y la familia, van de la mano, ninguna de las dos, puede existir sin la otra, pues la primera, es el modelo a seguir para los hijos, cómo educarlos para que se conviertan en hombres y mujeres de bien, y la segunda, es la base de una sociedad. Si desea saber todo sobre estos dos conceptos, cómo están relacionados y mucho más, continúa leyendo este artículo.

el-matrimonio-y-la-familia-1

El Matrimonio y la Familia  

El Matrimonio y la familia son la base de toda sociedad, pueda cada una cumple una función importante dentro de la misma y está constituida por un hombre y una mujer, los cuales, son los encargados de aprender a utilizar sus diferencias a su favor y poder ser un ejemplo para sus hijos.

Ninguna familia está exenta de problemas, sin embargo, aprender a manejar sus diferencias y enfrentar los problemas como equipo es parte del aprendizaje. Por otro lado, los hijos son el reflejo de sus padres, pues de ellos aprenden sus conductas, formas de ser y de actuar, entre otros.

En el matrimonio y la familia, los padres, son los responsables de orientar a sus hijos, complementarse y transformar a sus hijos en hombres y mujeres de bien. Son los responsables de dar ser un buen ejemplo para los hijos, y criarlos desde el amor, la bondad y con valores sólidos que les permitan desarrollarse, ser independientes y tomar sus propias decisiones de manera consciente.

¿Qué es el Matrimonio?

Antes de definir el matrimonio y la familia es importante definir ¿qué es el amor? El amor no es simplemente un sentimiento, es mucho más que eso, es una decisión y un acto de voluntad.

El Matrimonio, es una relación exclusiva con otra persona, en donde somos amigos, pero también, existe un vínculo especial que nos une y nos permite mantenernos así durante años. Obviamente, este vínculo, amistad y sentimiento que tenemos por el otro, con el paso de los años evoluciona y cambio y eso es importante tenerlo presente.

El Matrimonio y la familia va mucho más allá de culturas diversas, color o raza, es un sacramento otorgado por Dios. Entre un hombre y una mujer el vínculo especial que los une (matrimonio) es sagrado, no solo como una unión natural, sino como un signo sagrado, es decir, es una relación entre Dios y la Iglesia.

Cuando dos cristianos bautizados se comprometen en esta exclusiva relación ante Dios y la Iglesia, ellos dicen, “si, acepto” una larga vida de fidelidad del uno para con el otro y que se promete ante los ojos de Dios, transformándose entonces en un sacramento.

Como sacramento, el matrimonio se convierte en una fuente de fortaleza y gracia y la pareja, necesitará de ambos para caminar juntos exitosamente en la vida. Como todo, experimentarán momentos buenos y otros no tanto. Las personas cambian, cometen errores, discuten, se sienten abandonados.

En el matrimonio y la familia se necesita de paciencia, la fuerza para pedir perdón y la voluntad para perdonar al ser amado. El Matrimonio, es un camino que nos muestra el verdadero significado de desear el bien del otro. Este bien, es una llamada de morir por sí mismo, para vivir por el otro.

Dicho de manera resumida: el matrimonio es un sacramento santo, sagrado y santificador, un camino a la santidad, que representa a Jesús y a su Iglesia.

el-matrimonio-y-la-familia-2

¿Cuáles son las propiedades y finalidades del matrimonio?

Casarse es sencillo, el verdadero reto es permanecer juntos, aprender a ser un equipo y a transformar nuestras diferenciar en fortalezas. No es un tema de cuánto amor se declaren al principio de la relación, sino más bien, en cuánto están dispuestos a caminar y construir juntos en el matrimonio y la familia.

Las propiedades y finalidades del matrimonio son varias, entre ellas podemos mencionar:

  • Compromiso mutuo entre un hombre y una mujer ante los ojos de Dios.
  • Entregarse al ser amado en cuerpo, mente y espíritu.
  • La fidelidad que se promete al otro ante los ojos de Dios.
  • Aprender a ser un equipo, actuar como una unidad.
  • Colaborar con Dios en la procreación de una nueva vida.
  • Complementarse para desarrollarse plenamente a nivel individual y ayudar al otro en su crecimiento.
  • Un compromiso con su comunidad cristiana.

¿Qué relación se establece entre el hombre y la mujer en el matrimonio?

Este punto podemos verlo claramente en Mt 19, 6, el cual, expresa que ningún hombre puede separar lo que Dios ha decidido que debe unirse, esto haciendo referencia a el matrimonio y la familia.

Es decir, lo que lleva a un hombre y a una mujer a unirse en santo matrimonio es más allá de un sentimiento, es un reflejo del amor hacia Dios, tanto de manera individual como colectiva.

La intención del matrimonio no es solamente procrear hijos, sino comprometernos con el otro, en los momentos buenos y no tan buenos.

¿En qué se basa tal concepción?

El matrimonio y la familia: La concepción del matrimonio está claramente expresada en Génesis 1, 27, que nos dice que Dios creó al hombre y a la mujer desde que decidió crear al mundo para que estos pudieses convivir y permanecer unidos, formar una familia y criar a sus hijos según la voluntad y palabra del Padre.

El Matrimonio es un sacramento que nos ha concedido Dios, es certificado y aceptado por las distintas religiones que practican sus creyentes y es justificada por una razón justa y correcta.

el-matrimonio-y-la-familia-3

¿Cuál es la relación entre matrimonio y familia?

El matrimonio y la familia guardan una relación muy especial, pues esta es la base de toda familia, y además, de la sociedad. Actualmente, ambos, han venido teniendo una perspectiva nueva, distinta y más fresca, gracias a las luces que le fueron otorgadas por el Espíritu Santo al Papa Francisco, quien conjuntamente con obispos, redactó el Amoris Laetitia.

El Amoris Laetitia es una exhortación apostólica publicada por el Papa Francisco en 2016, el cual incluye más de 300 páginas en donde se muestran nuevas luces que sirven de guía para que las familias puedan permanecer unidas y ser felices.

El Papa Francisco, expresa en esta exhortación que tanto la familia como el matrimonio están siendo afectados y debilitados por la gran cantidad de retos a los que los individuos se ven enfrentados en estos tiempos modernos.

Por ejemplo, antes, las personas vivían y trabajaban en un mismo lugar, pero ahora, eso se ha hecho algo imposible y mantener a una familia solo con un ingreso también, entonces el comprometerse con alguien “para toda la vida” y formar una familia se hace cuesta arriba.

Por eso, la importancia de tomarnos el tiempo suficiente para leer con detenimiento esta exhortación y poder tener unas luces nuevas y poder adaptarnos mejor a estos tiempos modernos sin dejar a un lado nuestro compromiso con nosotros mismos, con el otro o con Dios.

¿Cuál es el papel de la familia?

La familia, desde los inicios de nuestros tiempos ha sido vista como una institución vital, la cual, dentro de la sociedad juega un rol fundamental. La familia nos anima a levantarnos cada mañana, nos roba una sonrisa cuando estamos decaídos, e incluso, toleran nuestro mal carácter cuando hemos tenido un mal día.

La familia, es como un equipo, cada uno tiene una función dentro de este y entre todos, nos apoyamos e impulsamos a ser mejores, crecer y somos el soporte de otros cuando estos atraviesan un mal momento. En realidad, el mal momento de uno afecta al resto.

El matrimonio y la familia aportan un valor económico, histórico y social único. Es considerada una “Iglesia Doméstica”, porque es el primer lugar donde conocemos sobre la fe cristiana, aprendemos a amar a Dios y a alabarle. También, posee derechos sobre sus hijos a nivel legal.

¿Por qué el amor conyugal es indisoluble?

Antes de contestar esta pregunta es importante preguntarnos, ¿es posible amarnos para siempre? Hoy en día, muchas personas tienen miedo de tomar decisiones definitivas, porque “toda la vida” pareciera ser en estos tiempos modernos algo imposible.

Esta manera de percibir la vida, ha llevado a muchos preguntase, ¿debemos estar juntos hasta que nos dure el amor? El Matrimonio es un compromiso que se adquiere para toda la vida, hasta que alguno de los dos abandone este mundo.

Jesús, nos enseñó sin ambigüedad alguna el sentido original de la unión del hombre y la mujer. Fue él mismo, quien expresó que lo que Dios ha de unir, ningún hombre ha se de separar y cuánta razón tiene.

En ocasiones, cometemos el error de decir que una persona se está metiendo en medio de nuestra relación o nos ha arrebatado a nuestro esposo o esposa, sin embargo, la realidad es que esto no es del todo cierto, ya lo dijo Jesús, no hay hombre que pueda separar una unión establecida por Dios.

Un hombre o una mujer, decide permanecer a nuestro lado por diversos motivos, así como también, por diversos motivos decide dar fin a la relación y esto nada tiene que ver con terceros. Estamos donde queremos estar y nos apartamos de aquello que nos hace infelices, nos limita o nos hace sentir incómodos.

Podemos decir entonces que el amor conyugal es indisoluble porque es una decisión diaria de amar y ser amados, es un compromiso de fidelidad, es un proyecto de Dios, una consagración, un sacramento en el que Dios ha decidió unirnos con un propósito, pero depende de nosotros mantenernos unidos y cumplir con dicho propósito.

¿Cuál es el significado del acto sexual conyugal?

El matrimonio y la familia: El acto sexual dentro del matrimonio tiene dos funciones principales, la primera, la demostración física del amor hacia el otro, nuestra donación en cuerpo y mente hacia nuestro cónyuge. El segundo motivo, es evidentemente, la procreación de una nueva vida.

¿Es moral impedir la procreación?

La respuesta es sí. Todo acto sexual entre un hombre y una mujer en matrimonio debe estar abierta a la posibilidad de procreación. Cualquier acto que impida de cualquier manera este proceso natural y divino es considerado deshonesta.

La contracepción (métodos anticonceptivos que evite un embarazo) es considerada opuesta a uno de los principios del matrimonio, que es la concepción de nueva vida, hiere lo que el papel del amor significa y niega la autoridad a Dios sobre nuestra vida y su proyecto de la carne de nuestra carne.

el-matrimonio-y-la-familia-4

¿Cómo pueden los esposos evitar un embarazo y aún vivir de acuerdo a la voluntad de Dios?

Utilizar los períodos en donde la mujer es infértil para mantener relaciones sexuales es un método aprobado por la Iglesia puesto que aunque evita un embarazo no afecta de ninguna manera la función reproductiva de ninguna de las partes.

Hacer uso de los métodos anticonceptivos considerados como “naturales” es una manera de en qué los esposos pueden disfrutar de su sexualidad y además vivir de acuerdo al plan divino de Dios su vida conyugal.

¿Por qué los divorciados y vueltos a casar no pueden comulgar?

Justamente porque divorciarse y volverse a casar no es una de las enseñanzas de Jesús, y de hecho, es considerada una falta grave, ya que es visto como rechazar uno de los regalos divinos que Dios nos ha otorgado con amor y no confiar en su palabra.

Los únicos que pueden comulgar luego de haberse divorciado y vuelto a casar son aquellos que reciban previamente una absolución sacramental, admitan haberse equivocado y estén arrepentidos de corazón.

¿Es fácil para los esposos vivir las exigencias de la vida conyugal y familiar?

Muy pocas cosas en esta vida son consideradas “fáciles” y la vida conyugal no es una de ellas. Somos seres humanos, imperfectos, cometemos errores y en ocasiones somos débiles, pero siempre podemos contar con la misericordia y el perdón de nuestro Padre.

Seamos constantes y fieles a la eucaristía, al poder de la oración, la reconciliación y el perdón. Cuando nos sintamos perdidos busquemos la palabra de Dios.

¿Puede el matrimonio o la familia ser comparados con cualquier otro tipo de convivencia?

La respuesta es no. El sacramento del matrimonio no puede compararse con una unión de hecho, además de no estar fundamentados de ninguna manera.

¿Cuáles son las responsabilidades de la sociedad y del estado para con la familia?

Tanto el Estado como la sociedad deben reconocer y garantizar los deberes y derecho en el matrimonio y la familia, así como favorecer el cumplimiento de sus funciones, la dignidad y la igualdad, permitiendo que cualquier individuo pueda realizarse plenamente. También, deberán apoyar a las familias que no puedan sustentarse por sí mismas.

¿Te gustó este artículo? Te invitamos a leer más:

Día de la Familia: ¿Cuándo y Cómo se Celebra?

Diálogo y Comunicación en la familia ¿Qué significa?

Desintegración Familiar: Causas y Problemas

(Visited 107 times, 1 visits today)

Deja un comentario