Resumen de Amoris Laetitia una Exhortación Apostólica

El artículo que vamos a desarrollar a continuación, trata un tema que posiblemente para algunos pueda parecer extraño o no haya escuchado nunca del término que aquí vamos a desarrollar. Este trata sobre: Resumen de Amoris Laetitia. Te invitamos a conocer más sobre él.

resumen de amoris laetitia

Resumen de Amoris Laetitia

Se trata de un documento de 264 páginas del propio Papa Francisco, sobre la reflexión post-sinodal, el cual está dividido en varios capítulos por medio del cual el Papa Francisco lo define como la carta futura de las décadas venideras.

¿De qué trata?

El documento consta de nueve capítulos, siendo en su totalidad un documento, como ya decíamos, de 264 páginas, largo y algo difícil de comprender. Este documento trata sobre la alegría del amor, igualmente se considera una reflexión o enseñanza del Papa Francisco como medio orientador y de enseñanza para las familias.

En el documento “Amoris Laetitia Resumen” el Papa culmina el avance de dos capítulos sobre la familia. En el primer capítulo se entrega una cantidad de citas bíblicas; en el segundo se hace una proyección sobre la situación y en el capítulo tercero se trata el tema de la vocación familiar.

En otro orden de ideas en los capítulos cuarto y quinto, se detalla especialmente el amor entre esposos. En el sexto trata sobre visiones pastorales; el capítulo séptimo es sobre la educación de los hijos y el el octavo, que pensamos que puede ser el más polémico consta de las recomendaciones sobre la integración del divorcio de personas que se casan de nuevo.

El amor, símbolo de las realidades íntimas de Dios

En el primer capítulo, el Santo Padre se refiere a que “la Biblia está habitada de familias, de descendencias, historias amorosas y problemas familiares”. La “pareja que siente el amor y crea vida es la real “escultura” viviente; no la de oro, piedra a que se refiere el Decálogo y que prohíbe absolutamente, capaz de descubrir al Dios creador y salvador.

resumen de amoris laetitia

Por lo antes expuesto podemos decir que el amor fecundo lograr ser característico de realidades privadas de Dios”.

Individualismo y disminución demográfica

El segundo capítulo trata el tema de desafíos familiares. Se puede presentar el peligro sobre el individualismo desesperado” que permite que se mantenga la ideología de una persona que sólo cree en sus propios pensamientos de modo absoluto”. El propio Papa Francisco hace un llamado de alarma en cuanto a la resta demográfica, por motivo de la mente antinatalista y aupado por políticas del mundo de salud de la reproducción.

Asimismo nos recuerda que la la Iglesia rechaza de manera absoluta la participación del Estado en la defensa de anticoncepción, esterilización y aún más allá del aborto. Todas estas medidas consideradas inaceptables aún donde existe aumento de natalidad, todo ello auspiciado por países donde hay nacimiento de niños de bajo índice.

La casa

De la misma manera el Papa Francisco señala que cuando existe ausencia de vivienda de forma digna o correcta, puede darse el aplazamiento de la formalización de determinada relación. Asimismo determina que la “familia y el hogar son dos aspectos que se reclaman de manera conjunta.”.

Por tal razón deben tenerse presentes los derechos de familia, y no únicamente en derechos individuales. La familia se puede decir que es una bendición de la cual no se puede prescindir, sin embargo debemos protegerla en todo aspecto.

Explotación infantil

Este es un tema que se considera de alta importancia ya que la explotación sexual de los niños y niñas suele ser una verdad de las más graves y perversas de la sociedad que vivimos. Existen menores en situación de calle; éstos en su mayoría padecen de violencia, guerras e incluso del crimen establecido.

Otra tema importante que se establece es el abuso sexual de niños; éste pasa a ser aún más grave, tal como lo denuncia el Papa Francisco en el Resumen de Amoris Laeititia. En el mismo se trata este tema como grave ya que sucede en sitios donde los niños deben ser protegidos, como en las mismas familias y colegios, sociedades e incluso instituciones cristianas.

Miseria, eutanasia y otras plagas

Para el Papa Francisco existen graves amenazas para el mundo y entre ellas denomina la eutanasia y suicidio asistido. Posteriormente hace una reflexión de la situación familiar que están sumidas en la miseria o castigadas por limitaciones de la vida, las cuales las enfrentan de modo doloroso.

Igualmente trata el tema del vicio referido a la drogodependencia; la cual es causal de sufrimiento de muchas familias y en la mayoría de los casos culmina con la destrucción de las mismas. De la misma forma se produce con los problemas de alcohol en la persona, el juego, y otros vicios.

No debilitar la familia

Cuando la familia es debilitada esto no es favorable para la sociedad, por el contrario perjudica el proceso de madurez de los sujetos, la aceptación de valores de comunidad y evolución de ciudades y pueblos. Igualmente de la misma forma el Papa Francisco señala que no se da con nitidez la unión de forma única e invariable entre el varón y la hembra y que ello cumple una función social absoluta.

resumen de amoris laetitia

A diferencia de lo anterior las uniones con relación a personas del propio sexo, no es aceptado sin más al matrimonio.

Alquiler de úteros, infibulación, violencia

En relación a este tema en el párrafo 54 del Resumen de la Amoris Laetitia; el Papa Francisco señala los derechos de la mujer; y señala igualmente que es inconcebible el hecho de violencia que se aplica a las mujeres, así como el maltrato de las familias; e igualmente formas aún de esclavitud que son consideradas degradación y no fuerza masculina como a veces se quiere hacer ver.

Estos hechos de violencia que sufren las mujeres tanto físico, verbal y sexualmente está en contra de la naturaleza de la unión matrimonial. El Papa Francisco igualmente hace mención a la infibulación, que no es más que la gravísima mutilación genital de las mujeres, ello aplicado en ciertas culturas.

Asimismo en la falta de igualdad referente a puestos de trabajo dignos y sitios donde se ejercen decisiones. Igualmente recuerda la metodología de alquilar el vientre o el mercantilismo e instrumentalización del cuerpo de la mujer en la actualidad y sus culturas.

El pensamiento único de la ideología “gender”

En el Resumen de la Amoris Laetitia existen algunas líneas del mismo dedicadas al “gender”, referida al pensamiento que no acepta la diferencia y concordancia natural del hombre y la mujer”, muestra “una sociedad sin distingo de sexo, y deshace el fondo antropológico familiar.

Tales pensamientos conllevan a proyectos educativos y normas legislativas que incitan a la identidad personal y una privacidad afectiva; absolutamente desligadas de la complejidad biológica entre los hombres y las mujeres”.

En cuanto a esto el Sumo Pontífice señala que es alarmante que algunos pensamientos de ésta índole, tratan de dar respuesta a ciertas aspiraciones muchas veces entendibles, y tratan de adecuarse como una idea única que hasta la educación de niños.

No a la “fábrica” de niños

Igualmente existe angustia por el tema de la manipulación del acto generativo”, aparte de la “relación entre hombre y mujer; por tal motivo la paternidad y maternidad suelen ser verdades modificables y otras que no, están caracterizadas básicamente por deseos de las personas o parejas. El Papa Francisco nos aconseja que no debemos caer en el pecado de evadir a Dios Padre.

Reportar anuncios inapropiados

En cuanto al capítulo tercero sobre la exhortación, el Sumo Pontífice determina el la opinión de sus predecesores en cuanto a que el matrimonio no será visto como convención social, es un don para ambas personas ya que los santifica; igualmente es una real “vocación”.

Por lo tanto,  cuando dos personas deciden casarse y formar una familia; tal decisión debe ser consecuencia de pensamientos vocacionales. El amor de la pareja está dispuesto a la fecundidad. Igualmente la educación de los hijos, será obligación plena y derecho de los padres.

Instrucciones sobre el amor

El capítulo cuatro se trata de uno de los más actuales; en él el Papa plantea una ampliación sobre el canto a la caridad de San Pablo, extrayendo del mismo informaciones concretas para los esposos. Les hace invitación a la paciencia mutua, sin el ánimo de pensar que sus relaciones sean perfectas; tampoco tendrán una actitud egocentrista de uno de los dos.

Igualmente les anima a ser bondadosos y a servir a los demás sin limitaciones, sin esperar a cambio nada sólo dar y servir. Sin invitados de igual manera a mantenerse fuera de la envidia y el orgullo o tomar actitud de autoalabarse ya que quien ama verdaderamente no habla de si mismo.

Igualmente les hace invitación a ser humildes en vez de arrogantes, a ser amables, nobles, al alejamiento de la crítica hacia los demás o sus errores. Del mismo modo invita a los esposos a terminar el día con la paz familiar, perdonando faltas, hablando bien de forma mutua, demostrando las virtudes del otro y su lado bueno, a pesar de que puedan tener errores.

A tener confianza uno en el otro sin posesionarse y respetando el espacio de cada uno. Se invita a observar al otro y recordar los momentos de más alegría de la vida que provocan sentimientos de bienestar a los demás.

Mensaje a los jóvenes

Igualmente en el Resumen de Amoris Laetitia, se dirige una parte a los jóvenes, el cual trata sobre el compromiso con todos del amor, se determina que el matrimonio debe ser algo pensado, no puede ser algo apresurado, pero tampoco se debe esperar que sea indefinido el momento de hacerlo. El sentimiento de compromiso con la otra persona siempre se juega a que sea una riesgo o puede ser una apuesta. Debemos darnos el tiempo debido y entender la posición del otro, escuchar sus opiniones.

Las discusiones entre parejas muchas veces suelen ser por situaciones graves; sin embargo se puede dar el caso igualmente que se trate de asuntos menores, que no trascienden más de donde tienen que estar; el modo de decirlas es lo que generalmente afecta la relación de parejas.

Sexualidad, “regalo maravilloso”

En cuanto al tema de los deseos, emociones y sentimientos, son parte importante en el lazo mutuo del matrimonio. El Papa Francisco, cita la opinión de Benedicto XVI, donde se enseña que la Iglesia no rechaza el eros, por el contrario se declara pelea a la desviación, que es motivo de deshumanización.

El propio Dios hizo la sexualidad como un regalo para todas las criaturas creadas por él. San Juan Pablo II desechó siempre la idea sobre el conocimiento que la Iglesia implique como negatividad al valor del sexo en el hombre; o que lo acepte sólo por la necesidad de reproducirse y aumentar la humanidad.

Tal necesidad entre las parejas no debe ser motivo de desprecio. No debemos desapercibir que a veces el tema del sexo pierde personalidad y se llena de patologías, llegando a ser causal de afirmación del propio yo, así como de aceptación egoísta de los deseos propios o instintos.

El Papa Francisco, nos exhorta a que el acto entre las parejas de esposos de forma impuesta, no debe ser considerado un acto real de amor. Esta ideología debe ser totalmente desechada e igualmente todo aspecto de sometimiento sexual.

Acoger la vida

En el capítulo numero cinco, se recuerda a la familia como ámbito de la generación y aparte como acogida de la vida. La opinión del Papa Francisco determina si un niño nace en condiciones no deseadas; la familia como padres u otros miembros de la misma, deben garantizar la aceptación como regalo o don de Dios Padre.

Existe un lema sobre las familias multitudinarias: “una alegría para la Iglesia”, esto no debe hacernos olvidar que se trata de una advertencia positiva, San Juan Pablo II decía: el hecho de la paternidad responsable no debe verse de manera ilimitada”. El Papa Francisco nos hace recordar la importancia que el niño sienta que lo están esperando.

Los hijos se aman por el sólo hecho de ser hijos, no por lo hermoso o por otra cualidad que pueda presentar; sólo por ser hijo. Tampoco se puede decir que se quiere por que sea parecido a nosotros en pensamientos o que encarne nuestros deseos.

El Papa se dirige a todas las mujeres embarazadas: “Ese niño merece tu alegría. No permitas que los miedos, las preocupaciones, los comentarios ajenos o los problemas apaguen esa felicidad de ser instrumento de Dios para traer una nueva vida al mundo”.

La presencia de una madre…

Igualmente en el Resumen de Amoris Laetitia se hace mención sobre la legitimidad y lo deseable que las mujeres estudien, trabajo, que desarrollen sus propias actividades de acuerdo a sus capacidades y sus objetivos. Sin embargo no podemos ignorar la necesidad de los hijos de su madre, especialmente en los primeros años de vida.

El fenómeno de disminución de la madre en la vida del niño, debido a cualidades femeninas, se considera un alto riesgo para la sociedad.

… y los padres ausentes

En el diario vivir de la actualidad vemos el problema de la falta o ausencia de los padres. Muchas veces esto sucede debido a que los propios padres se encuentran tan concentrados en si mismos, que se olvidan de todo lo demás incluyendo su propia familia; y por este motivo suele dejar apartados a sus propios hijos tanto los pequeños y jóvenes.

De igual forma la presencia del padre está afectada debido a que cada vez es superior el tiempo que dedica a los medios tecnológicos y de comunicación, ya que esto es motivo de distracción absoluta.

Sí a las adopciones

El tema de la adopción como es sabido por todos es la posibilidad para lograr la maternidad y paternidad en parejas que no pudiendo tener hijos, quieren profesar un amor hermoso y generoso a un ser que comienza poco a poco la vida. En relación a ello el Papa Francisco s: que la legalización de modo insistente logra a la final el proceso de trámites de la adopción.

Las familias en todo momento deben tener presente como el núcleo que da protección a la sociedad, y no debe sentirse como apartada de los demás. El propio Dios ha entregado a las familias la tarea por medio de la cual el mundo llegue a sentir a cada persona como verdadero hermano. Igualmente este mismo sentimiento deberá expresarse hacia los pobres y personas sufrientes.

El núcleo de la familia no debe existir alejamiento de la misma, referido a los padres, primos, tíos, igualmente los vecinos. Dentro de muchas personas en el núcleo de la familia, pueden tener alguna situación particular que pueda requerir de ayuda de cualquier forma, o igualmente puede tratarse de la necesidad de gestos de amor por sufrimientos que puedan estar pasando y necesitar consuelo o apoyo.

Hacer que los ancianos se sientan en casa

En relación al tema de los ancianos el Resumen de Amoris Laetitia, nos indica que se debe animar al sentido de gratitud, amor, aprecio, hospitalidad, sentido de la ayuda que permitan que las personas ancianas parte importante de la sociedad donde se desenvuelvan. El Papa Francisco se dio cuenta que la debida atención a las personas ancianas, se trata de calidad de la civilización.

Asimismo el Resumen de Amoris Laetitia igualmente contiene una idea para que no veamos como competencia o invasores a los suegros, suegras ni los otros familiares de cualquiera de los dos cónyuges. Ya que muchas veces suelen ser vistos como enemigos del cónyuge contrario.

Familias “sujetos activos” de la pastoral

En el capítulo seis del Resumen de Amoris Laetitia se dedica una parte a las apariencias pastorales. El Papa solicita un interés de evangelización y de catequesis a cada familia, aparte de una verdadera conversión de misión de la Iglesia en general; con el fin de que no sea sólo un mensaje teórico y apartado de las dificultades de la familia.

Esta pastoral de familia deberá lograr que el Evangelio de la misma corresponda a las ideas íntimas de las personas. Asimismo se hace insistencia en la necesidad de más enseñanza interdisciplinaria y no únicamente de doctrina a los que se preparan para seminaristas, y que se ocupen de los difíciles problemas por los que atraviesan hoy las familias.

La preparación para el matrimonio

En cuanto a este tema el Papa insiste en la opinión de que las parejas que quieran ir al matrimonio deben tener una mayor intervención en la comunidad. Todas las Iglesias existentes en cada una de las localidades deberá determinar como hacerlo.

Con ésta práctica de iniciación al matrimonio podrán aportar los requisitos que sean necesarios para que sea bien hecho este sacramento del matrimonio; y de esta forma lo podrán recibir con la mejor intención y arrancar con firmeza la vida de familia.

Sin embargo no podemos olvidar los maravillosos instrumentos de la pastoral popular, ejemplo de ello es el día de la celebración de San Valentín, que se aprovecha en algunos países por la parte comercial, más que la creatividad de los propios pastores.

Este sentido de preparación lo que trata es de que se conozcan problemas de riesgos o diferencias entre uno y otro; y por ello se puede llegar a concluir que no es del todo razonable el apostar por tal relación de pareja y así evitar un posible fracaso a futuro que pueda generar problemas mayores.

 “Demasiado concentrados en los preparativos”

“La preparación futura para el sacramento del matrimonio suele radicarse en los preparativos como la fiesta, la ropa, invitaciones, variedad de situaciones y detalles que lo que logran es que se consuma el presupuesto, la alegría y la energía. La pareja que va a casarse llegará por lo general agotada al momento del matrimonio.

Por ello en el Resumen de Amoris Laetitia se aconseja a los mismos lo siguiente: “Apreciados novios: “Tengan la voluntad de ser distintos, no permitan que los devore la sociedad y el consumo de las apariencias. Aparte deben entender y asumir el sacramento del matrimonio como el camino a la madurez, sin que tengan curiosidades muy altas en cuanto a la vida en pareja.

Sí a la “Humanae vitae”

El Papa Francisco solicita igualmente y de nuevo revisar la encíclica de Pablo VI así como la “Familiaris consortio” del Papa San Juan Pablo II, que señala: “para neutralizar la mentalidad generalmente hostil a la vida”.

Consejos a los jóvenes esposos

Sobre este tema el Sumo Pontífice da algunos consejos sobre los rituales de costumbre. Es conveniente besarse en la mañana, echarse la bendición de manera mutua, esperar con paciencia al otro antes de llegar, salir juntos e igualmente compartir las tareas diarias de hogar. Igualmente es bueno salirse de la rutina celebrando con la familia y compartir las diversas experiencias agradables.

Las crisis se arreglan

Con la debida ayuda y la ayuda de reconciliación de la gracia la mayoría de los problemas conyugales llegan a terminar de forma adecuada. Cuando perdonamos y nos perdonan es una experiencia plena que debe prevalecer en la vida de familia. Para ello se requiere la colaboración de amigos ya familiares; y muchas veces la ayuda de un profesional.

Nunca usar a los hijos como “rehenes”

Este tema es tratado por el Papa Francisco de igual manera y solicita a los padres que se divorcian que jamás utilicen a los hijos como rehén. La separación es sinónimo de una prueba que deben enfrentar, pero sin incluir en ello a los hijos y que éstos paguen las consecuencias de los padres. Tampoco esté en lo correcto que sean utilizados como rehenes entre uno y otro cónyuge.

Los hijos han de ir desarrollándose de manera positiva, que escuche hablar bien de sus dos padres, ambos cónyuges deben de hablar bien uno del otro ante el hijo. El Papa Francisco igualmente acepta que el divorcio es un mal, y comparte que el mismo es sinónimo de alarma en todo momento.

La homosexualidad en familia

Este tema muchas veces no es fácil de manejar en el seno de la familia ya que no es viable el tener una persona con características homosexuales, ya que ni para los padres ni los hijos es fácil asumirlo. En cuanto a este tema el Papa Francisco determina que las personas serán respetadas sea cual sea su ideología en el sexo; y no será sometida a ninguna discriminación de tipo injusta.

De otra manera se busca de que se respete entre la cantidad de personas que comparten esta ideología y que puedan contar con ayuda debida para que puedan ver en su vida realizada la voluntad de Dios. E igualmente insiste el Papa que no se deben diferenciar las uniones entre las personas con ideologías homosexuales con los matrimonios.

El “aguijón” de la muerte

El Papa trata igualmente lo importante de el apoyo a las familias cuando pierden un ser querido o están de luto, ya que a estas personas se les debe ayudar a reencontrarse con la realidad que perder un familiar duele pero aún tenemos una misión que cumplir y que tal situación de luto no hace bien el mantenerla por un largo período presente en nuestras vidas e igualmente alargar el sufrimiento.

¿Quién guía a nuestros hijos?

En el séptimo capítulo se trata el tema de la educación de los hijos. En cuanto a este tema el Papa hace una invitación a que nos preguntemos: quienes son las personas que están encargadas de darle diversión, y tienen la facultad de meterse en su cuarto por medio de las pantallas receptoras de televisión u otros medios tecnológicos, quienes están encargados de administrar su tiempo libre. Constantemente hay que estar al pendiente de ellos.

Igualmente los padres son los encargados de prepararlos para enfrentar diversas situaciones difíciles como agresiones, drogadicción, etc. Cuando el padre se encuentra obsesionado de saber donde esta el hijo y de esta manera controla sus actuaciones, con ello busca dominar el espacio del propio hijo.

Así que como consecuencia de ello no lo preparará debidamente para el enfrentamiento con situaciones riesgosas en su vida o de grandes desafíos. A diferencia de lo antes comentado se deben tomar medidas afín de aplicar procesos de madurez de su tiempo libre como capacitación, crecimiento de la autonomía propia.

¿Cómo educar?

En relación a este tema podemos determinar que en cuanto a la formación moral de los hijos, debe ser ejercida “intuitivamente”, afín de que el hijo tenga la posibilidad de descubrir lo importante de los principios, valores y normas en su vida, de una manera acorde y no como una imposición obligatoria.

En la actualidad existen dos factores que afectan la vida de las familias como son la ansiedad y el apuro tecnológico. Se debe tener presente que no es prohibirle los juegos tecnológicos al niño, más bien se trata de lograr que ellos adquieran el sentido de la diferenciación de  situaciones lógicas y el no aplique del sentido de apuro en las distintas áreas de su vida.

El peligro del “autismo tecnológico”

Este tema es de suma importancia ya que en la actualidad la tecnología ha tomado la batuta pero de una forma que hasta puede considerarse perjudicial y es que sucede que muchas veces cuando estamos compartiendo momentos como la comida, cada persona se concentra totalmente en su teléfono móvil, o de igual forma uno de los cónyuges es vencido por el sueño en espera del otro, el cual pasa horas frente a cualquier dispositivo electrónico.

Igualmente se hace presente las consecuencias o riesgos de estas tecnologías que han abarcado el mercado en todas las áreas de la vida de las personas incluyendo como factor primario a los niños y adolescentes, que son convertidos debido a ello en jóvenes apáticos, desconectados de forma total de la realidad.

Este fenómeno que llamamos “autismo tecnológico” los coloca de forma fácil sus propias intenciones de inmiscuirse en su vida privada con intenciones egoístas”. La advertencia manifiesta que la enseñanza sexual debe tener un sano pudor e igualmente que eduque a los más vulnerables como son los niños, en que igualmente los hombres deben ayudar en las actividades del hogar.

Para dar por terminado el tema es importante que en todo momento los hijos vean que sus padres toman la oración como algo importante en sus vidas, a los fines de que ellos puedan encaminarse por el mismo rumbo religioso tan importante para la vida de cualquier cristiano.

Novedades de la advertencia del Resumen de Amoris Laetitia

El Resumen de Amoris Laetitia está basado en una extensa historia de conocimiento de la Iglesia así como de una experiencia profunda de se basa en una larga historia de enseñanza de la Iglesia y en una experiencia muy intensa del Sínodo. Está fundado en lo antiguo y lo moderno.

Por lo tanto, lo novedoso está referido a la actitud de acompañar. La familia en la actualidad lleva una vida un tanto compleja, este es el pensamiento que comparte tanto el Papa Francisco como sus predecesores.

En este sentido la Iglesia y sus ministros deben mantenerse más cercanos a las personas sin tomar en cuenta la situación que vivan o si están lejos de la propia Iglesia.

En todo momento se les debe acompañar, integrar y comprender principalmente a las personas que tienen sufrimientos. El Resumen de Amoris Laetitia no se trata de un texto únicamente se encuentra estrechamente ligado a las situaciones difíciles de las personas.

El título como tal hace sugerencia al contenido del texto completo. Nos hace recordatorio de forma frecuente y certera de lo bello de la vida en familia, aunque existan dificultades dentro de la misma.

Igualmente el Papa Francisco señala de manera elocuente acerca de la forma de crear una familia, y lo establece como ser parte del sueño o plan divino, unido a Dios propiamente con el fin de no sentirnos solos en ningún momento.

¿Por qué es un documento tan largo? ¿Es de provecho para los católicos o solamente para expertos?

El Papa Francisco muestra al inicio que ninguno debe tomarse aprisa el leer el Resumen de Amoris Laetitia, y todos deben tratar de entender el texto que se aplique a las necesidades específicas de su vida.

A pesar de que el Resumen de Amoris Laetitia trata y es una lectura esencial para sacerdotes, prelados y obispos; es igualmente indicada para toda persona que esté ligada a la pastoral de familia. Suele ser de importancia que los cristianos católicos entiendan el gran aporte que la Iglesia da para mantenerse cerca de todos.

Como ejemplo de ello, a las parejas ya casadas les tomará interés lo que trata el Capítulo IV sobre “el amor en el matrimonio”, así como el Capítulo V, “amor que se vuelve fecundo” y por último el Capítulo VII, “fortalecer la educación de los hijos”.

El Papa Francisco de igual manera busca de apoyar a las parejas cristianas en el sentido de que se mantengan fieles y pacientes e igualmente anima a ser signo de la misericordia, en el momento donde la familia este carente de gozo y paz.

Las personas que lean el Resumen de Amoris Laetitia tendrán una gran sorpresa y se podrán dar cuenta lo específico del documento en sí. El Papa Francisco, con corazón de pastor, se adentra de forma sencilla pero hondamente en las situaciones diarias de la vida de familia.

Existe una controversia sobre el tema del divorcio de las personas, y es que trata específicamente en el caso de personas divorciadas que de nuevo han contraído matrimonio, y toca el tema de si ¿éstos pueden comulgar?; en cuanto a éste tema el Resumen de Amoris Laetitia no se pronuncia. ¿Por qué?.

El Sínodo determinó que las divergencias entre perdedores y ganadores no son provechosos. Lo positivo es ofrecer una mirada honda a la vida en familia, el matrimonio y al propio pueblo de Dios, que esforzado por vivir su verdadera vocación asume situaciones difíciles y complejas.

En el Capítulo VIII, sobre “acompañar, pensar e incluir la fragilidad”, señala como las reglas generales no son aplicadas de forma rígida a cada problema en cuestión.  Por ello se hace imprescindible la necesidad de tener presente lo complejo de cada escenario.

El Papa Francisco asume que debemos sentirnos en desafío con relación al Capítulo VIII sobre el llamado a los pastores y figuras del prelado que hacen vida de apoyo a las familias; a que escuchen a todas las personas que puedan tener sensación de estar heridos por una u otra situación; y deben ayudarla a percibir el amor de Dios Padre.Una palabra que se repite de forma frecuente en el Resumen de Amoris Laetitia es el “discernimiento”.

¿Qué significa el discernimiento para el Papa Francisco?

El mismo es un proceso frecuente de posibilidad de entregarse a la propia Palabra de Dios, la cual es luz específica de la vida diaria de los cristianos. El pensamiento nos conduce directamente a que seamos humildes y dóciles de Espíritu. Nos anima igualmente en la actuación por medio del amor para ser aplicado en situaciones específicas que se vivan.

De igual manera el Papa exhorta a pastores y fieles que piensen de forma meticulosa sobre cada situación que vivan. El sacerdote o figura pastoral que se encuentre colaborando de forma activa para la ayuda de personas en el crecimiento del espíritu, está claro que no existen normas fáciles ni generalizadas; así como tampoco excepciones simples o rápidas.

El pensamiento o discernimiento jamás podrá estar alejado de las exigencias de la verdad y la caridad del Evangelio, tampoco de la educación y tradiciones o costumbres de la Iglesia.  Se necesita tener humildad interna y la búsqueda de la voluntad verdadera del Creador.

Existen muchos católicos que actualmente están divorciados. Y los mismos han vuelto a casarse de manera civil y trabajan por que las cosas les salgan lo mejor posible, así como el educar a los hijos en la Iglesia.

¿Qué ofrece el Resumen de Amoris Laetitia?

El Resumen de Amoris Laetitia concede garantía que tanto la Iglesia y sus ministros estén pendientes de ellos y de cualquier situación que puedan estar  atravesando. El Resumen de Amoris Laetitia busca de que todos estemos entendidos de que somos parte integrante de la Iglesia; que no están fuera de poder comulgar.

Sin embargo aún no pueden participar totalmente de la vida de los sacramentos de la Iglesia, se les invita a que sean integrantes activos de la vida de la comunidad.

El concepto típico del Resumen de Amoris Laetitia es la integridad. Es deber de los miembros pastorales lograr la ayuda de las personas en situaciones especiales y tomar participación en las mismas e integrarse a la vida de la comunidad.

Las personas ante una determinada situación de irregularidad deben recibir la debida atención de manera especial. En el Resumen de la Amoris Laetitia se determina lo siguiente: “la ayuda a la sanación de heridas de los padres así como apoyarlos de manera espiritual, es igual un bien para sus hijos, ya que requieren del rostro de familia de la Iglesia que sirva de apoyo ante una experiencia difícil”.

Si existía un tiempo en el que el Sínodo ofrecía una novedosa y extensa aplicación del tema de los homosexuales en la Iglesia, el Resumen de Amoris Laetitia en torno a esto ofrece muy poca cantidad.

En cuanto a ello la educación de la propia Iglesia suele ser muy determinante: el matrimonio se da entre el hombre y la mujer, las uniones de homosexuales no se comparan al sacramento del matrimonio cristiano.

En relación con lo anterior debemos tener en cuenta y aprender a imitar el amor de Dios ante cada uno de nuestros hermanos. “La Iglesia se atribuye el actuar del Señor Jesús, que demostrando que es un amor sin limites, lo ofrece a todos sus hijos sin distinción de ningún tipo”.

El Resumen de Amoris Laetitia ubica su centro en el tema del matrimonio y la familia, sin embargo igualmente trata un tema dirigido a determinadas personas que son las que no están casadas; tales como: madres y padres solos, viudas o viudos, hombres o mujeres en estado de soltería, todos tienen lazos de familia.

Todas las personas tenemos la característica de ser hijo o hija; todos tenemos una determinada historia de familia, asimismo tenemos nexos de amor con otros parientes y el mundo en general tiene amigos en difíciles situaciones que se viven en el diario caminar.

El Resumen de Amoris Laetitia es un texto que ofrece esperanza en abundancia a cada persona que lo necesite en determinado momento de su vida. No se trata de reglas estrictas o condenas sólo debemos cumplirlas de manera agradable.

Invitamos al lector a revisar:

Hebreos 11: La confianza en Dios según la Biblia

Semiología de la vida cotidiana: Explicación

(Visited 101 times, 1 visits today)

Deja un comentario