Prohibición de la Eutanasia Argumentos en Contra en la Biblia

Existen prohibiciones en cuanto a situaciones que se presentan en la vida de las personas, y es que muchas veces está relacionado a la propia vida de cada una, tales como enfermedades delicadas, nos referimos a la prohibición de la eutanasia, la misma es cuestionada por la Biblia.

prohibición de la eutanasia

Prohibición de la Eutanasia

En relación con el tema de la prohibición de la eutanasia, queremos decir como se sabe es una decisión un tanto difícil de tomar a la hora de la vida de la persona enferma. En Holanda recientemente se legalizó la eutanasia y ello generó la necesidad de algunos partidos políticos de legalizarla de igual manera en España.

De acuerdo al documento emitido la Asociación Catalana de Estudios Bioéticos (ACEB) busca de aportar a las discusiones y pensamientos principales, soluciones ante una situación tan delicada como es la eliminación de la pena de las acciones en contra de la vida de las personas.

¿Qué es la eutanasia?

Está definida como la acción del médico que trae como consecuencia de manera deliberada la muerte del paciente; así lo define la Organización Mundial de la Salud (OMS). En cuanto a esta definición se denota la intencionalidad del acto del médico tratante, o mejor dicho, la provocación de manera voluntaria de la muerte del otro.

Este proceso de eutanasia puede ser realizado por la acción directa o indirecta al paciente, a saber:

De forma directa: cuando se coloca una inyección letal al paciente.

De forma indirecta: cuando no se proporciona el tratamiento necesario y básico para que el paciente sobreviva. En estos dos casos la idea o el objetivo es el mismo: la finalización de la vida del paciente enfermo.

Sin embargo tal actitud sobre cualquier paciente que se efectúe con la idea de terminar con la vida del mismo, es y seguirá llamándose homicidio. Sobre el conocimiento y la información del propio paciente de su enfermedad, así como de la demanda libre y de forma voluntaria de terminar con su vida, esto es denominado suicidio asistido.

prohibición de la eutanasia

Ello no modifica de ningún modo que sea considerado un homicidio, ya que la intención y lo que se propone se vuelve un verdadero conflicto en relación a lo regido en el Derecho y la Medicina en la actualidad.

 Debate actual

Tal como ya decíamos anteriormente la eutanasia resulta un acto que tiene la intención de provocar la muerte de una persona enferma, trayendo resultados graves para los familiares, la vida social, médica, ética y política.

La idea de la falta de penalización traerá como consecuencia directa la modificación dentro de su propia esencia, en cuanto a la relación entre generaciones y personal médico que lo integre. En Holanda se observa una cantidad de 1000 muertes por esta práctica, según el Informe Remmelink, de forma involuntaria o sin consentimiento de familiares desde 1990.

Esta cantidad de pacientes eutanasiados pasan a ser muchas razones para oponerse al proceso de eutanasia activa. Asimismo en cuanto a los casos en que la eutanasia es solicitada por el propio paciente, se puede ver un problema ético ya que se trata de una esclavitud social y profesional en relación al problema de la enfermedad y la muerte.

En relación a los casos extremos y autonomía personal, muchas veces son aludidos por los que practican este tipo de procesos como la eutanasia en relación a la pérdida de la penalización. Ello no debe crear leyes nada más injustas que el enfrentamiento y la necesidad individual e inevitable del Estado a proteger la vida física de todas las personas. Se debe eliminar el sufrimiento humano, pero no al humano que está en sufrimiento.

Existen tres aspectos que suelen ser complicados y se encuentran presentes en el debate sobre el proceso de la eutanasia, estos son: el consenso democrático, dignidad de la propia persona y la autonomía personal.

El consenso

Este pasa a que el principio legal en la sola fuente de bien y verdad, deja la vida de las personas a riesgo del número de votos conseguidos en un parlamento. Las normas que rigen el aborto, la clonación de los humanos, la fecundación fuera del cuerpo y la práctica embrionaria son parte de la aplicación sobre el principio de la mayoría de las mismas.

Los derechos humanos no suelen ser concedidos por la cantidad de votos logrados, ni por la sociedad, ni partidos políticos, sin embargo siempre habrá de reconocerse y defenderse. Tampoco están basados en un consenso social, debido a que los derechos son propios de cada sujeto. Las votaciones parlamentarias no causan modificación a lo real del ser humano, ni tampoco el trato que le corresponde.

La dignidad de la vida humana

El hecho del nacimiento y la muerte de las personas, no son solamente hechos, ataviados de forma natural y de toda relevancia que sea necesaria. Por tal motivo no se puede catalogar de dignos o indignos de acuerdo a las situaciones en que ocurran, por el motivo que los seres humanos en todo momento y situación es totalmente digno, y esté naciendo, muriendo o viviendo. Si sostenemos lo contrario es que vayamos de forma directa y contraria a lo que es singular y lo que cohesiona como sociedad.

El pensar en la legalización del proceso de la eutanasia sería una opinión de derrota social, política y hasta de índole médico, ante la presencia del propio enfermo que no terminará con las particularidades de la vida y la muerte, ni con dudas de conciencia de los médicos, pacientes y hasta los propios familiares.

La autonomía personal

El derecho a la muerte no se encuentra establecido de manera constitucional; en la Constitución no se establece la opción de la propia vida como tal. Si tal derecho existiera sobre la vida, igualmente habrían otros como la opción de venta de los órganos o la aceptación de manera voluntaria de la esclavitud.

Podemos decir que la autonomía personal no se considera de tipo absoluto. Se puede necesitar la libertad para la misma persona, ya que no existe seres humanos sin los otros. La libertad personal de cada individuo está relacionada con la responsabilidad de aquellos que nos rodeas e igualmente a la humanidad completa.

La convivencia democrática nos lleva a la obligación de adentrarnos a la aceptación de impuestos, leyes y regímenes que nunca son cuestionados como limitaciones a la libertad personal.

¿Cómo queremos morir?

La mayoría de las personas quieren una muerte tranquila y buena, sin que nuestra agonía sea eterna, ni vernos afectados por medio de una tecnología o medios desproporcionados de la enfermedad.

Igualmente todos buscamos un trato eficaz para el dolor, y que tengamos la ayuda debida y no ser dejados a la deriva por el personal médico y el equipo de sanidad cuando se trata de una enfermedad incurable.

Todos necesitamos y tenemos derecho a ser informados de forma adecuada en cuanto a la enfermedad, el diagnóstico y posterior tratamiento que abarca la medicina, que nos den la debida explicación de los datos en una forma entendible, e igualmente nuestra participación en decisiones sobre lo que se hará en nuestro caso. Igualmente a todos nos interesa recibir un trato adecuado de respeto, y que en el lugar donde estemos podamos compartir con nuestros familiares y amigos, sin restricciones de ningún tipo excepto las necesarias para que existe una buena evolución de la patología y el buen funcionamiento del centro médico u hospital.

En cuanto a esta respuesta la mayoría de las personas dirá: sin dolores. Las personas pueden rechazar tratamientos que hagan que su vida se alargue de una manera artificial o por medio de equipos para ello. Queremos estar informados en cuanto al padecimiento y posibilidades de tratamientos con explicaciones que podamos entender fácilmente.

Y si fuera el caso que tengamos la opción de decisión de lo que se practicará en nosotros, e igualmente rechazar las opciones que hagan que la vida se alargue de manera artificial y tengamos que padecer una desagradable agonía. Igualmente necesitan los pacientes el trato respetuoso y cariñoso de los profesionales médicos, salud. Necesitamos estar en compañía de nuestros familiares y amigos.

Papel del médico

El acto médico está basado en la relación de confianza en la que el paciente confía plenamente en su médico y al cuidado de su salud, todo lo cual se vuelve primordial en su vida. En la relación médico-paciente no puede haber mediación en el pacto de la muerte intencional. El proceso de eutanasia quiere decir el término de la confianza que es puesta en los profesionales que hacen en su momento un juramento sobre no causar la muerte de forma intencional del paciente bajo ningún concepto.

Este proceso de eutanasia causará deshumanización en la medicina. Únicamente por medio del respeto total será posible que se concluya que las vidas de las personas suelen ser dignas, que ninguna de ellas es indispensable o no digna de ser vivida.

Asimismo la eutanasia detendrá el avance de la medicina. Esto hace que los médicos se vuelven indiferentes hacia diferentes tipos de padecimientos, no existirán razones para investigar los mecanismos patogénicos sobre la senilidad, la pérdida paulatina del cerebro, el cáncer cuando se encuentra en etapa final, de las malformaciones morfológicas o bioquímicas, entre otros.

La solución a esto pasa por el cuido integral de la persona o paciente que morirá, tratándole sus padecimientos físicos como psíquicos, espirituales y hasta sociales.

En esto se basa la Medicina Paliativa que va desde la óptica del respeto total que se le debe de tener a cualquier persona ante las limitaciones terapéuticas que conlleva la propia medicina, asimismo pasa al control de los síntomas del padecimiento como dolor principalmente, y el acompañamiento del paciente hasta el momento de su partida.

¿Qué es la sedación terminal?

En relación con esto podemos entender la aplicación de manera deliberada de fármacos o medicamentos con el fin de producir una minoría de tipo profunda e irreversible de la conciencia de la persona a la cual se le avecina la muerte, todo con el fin de aliviar el padecimiento físico o psicológico que no ha podido ser logrado por otras medidas y por medio del consentimiento explícito, total o delegado del paciente.

Cuando se recurre a este tipo de consentimiento implícito o delegado, desde el momento en que el paciente está consciente de la información elimina su derecho de enfrentar el acto final de su propia vida: su muerte. Los familiares y el médico tratante suplantan y quitan la opción al paciente del pleno conocimiento de la decisión tomada.

Con el real respeto a los derechos que tienen el paciente, lo hace partícipe de las decisiones sobre el cuidado de él mismo, aunque las mismas pasen por una información no gustosa.

En cuanto a la sedación terminal, se puede decir que será en cuanto a lo ético de forma correcta, cuando:

  • La finalidad de la misma tenga como objetivo aminorar el sufrimiento.
  • Cuando se busque solamente aminorar el sufrimiento pero no la necesidad de forma intencional de la muerte.
  • Cuando no exista un tratamiento que se considere alterno o que logre los efectos básicos sin que se den consecuencias secundarias que se trata del acortamiento de la vida del paciente. En cuanto a esto se considera la acción de forma correcta y éticamente permitido.
  • La sedación terminal se considera de forma correcta solamente cuando el objetivo es bajar el sufrimiento del paciente, pero no cuando la finalidad es el aceleramiento de su muerte. En tal caso se trata de una eutanasia activa.

Consecuencias de la falta de penalización en la eutanasia

Algunas enfermedades causan enfermedades o traen consigo experiencias familiares no gratas, ellas pueden ser causal de una decisión personal a favor del proceso de la eutanasia. Sin embargo en los casos extremos no se generan leyes social ni justas, debido a estas mismas causas y situaciones.

Tales casos son usados y mostrados como irresolubles, de modo que si en la actualidad se acepta matar de forma intencional a un paciente con el fin de solucionar un problema, posteriormente se podrá encontrar una cantidad de problemas para los cuales la solución sea matar.

El proceso de la eutanasia no resolverá el problema del enfermo, a diferencia destruirá a la persona que presenta los problemas.

La eutanasia: ¿derecho o crimen?

El dilema de la eutanasia: ¿es positivo o negativo? ¿qué es? ¿es una idea unitaria o existen varios tipos de eutanasia?

Existen cinco palabras que revelan lo antes expuesto en cuanto a los tipos de eutanasia y la reflexión sobre Familia y Verdad se hace de la misma, intentado entender si se hace necesario estar en posición favorable o en contra:

Vida

Muerte

Hombre

Libertad

Felicidad

En cuanto a la clasificación inicial que la biología hace en cuanto a esta situación, está centrada en la posición de si es orgánica o inorgánica. Y lo que separa a una de la otra es la propia vida.

Por ello todo lo que es el hombre puede resumirse en una sola palabra: vida. La misma es la causa-efecto del individuo y de las actuaciones humanas. Su origen presenta discusión sobre ello, sin embargo no se desea el centrar su análisis en cuanto a ésta peculiaridad.

De igual forma debemos entender que al igual que el ser humano es vida igualmente es muerte. Desde la antigüedad, ya en Roma aplicaban el alerta del momento mori. En la actualidad esta ideología está viva por medio de frases que se hacen populares como “Sólo estoy seguro de una cosa, que voy a morir”.

Aún cuando la vida trata de movimiento, realización y actividad: el opuesto de ella es la muerte, el designio final, reposo, silencio, etc. Tanto la vida (βίος) como la misma muerte (Θάνατος) nacen de acuerdo a la naturaleza finita y constante de los seres humanos. Nadie tiene la potestad de vivir. Sin embargo para morir pareciera que sí.

No se puede estar a favor de la muerte por causa de los distintos tipos de eutanasia.

Aquí analizaremos el trending topic de la eutanasia que cada día crea más opiniones en España. El índice que vamos a señalar en cuanto al punto anterior será:

  1. Acción médica.

Grupo de médicos: la medicina no puede usarse para que vaya en contra de las personas o paciente con la eutanasia.

  1. Realizada a un enfermo grave o incurable.

Hombre enfermo terminal. No se puede estar a favor de ninguna manera a la aplicación de los tipos de eutanasia.

  1. Es deliberada.
  2. Pone fin a la vida del paciente.

Tumba: cuando es aplicada en cualquier caso y tipos de eutanasia, el resultado será terminar aquí, por ello es contrario a todo sentido de aplicación.

Los tipos de eutanasia

Estos pueden dividirse en varios criterios, todo ello de acuerdo a los términos de la Universidad de Barcelona, entre los que son más comunes tenemos:

  1. Desde el tipo de motivos que se tenga para ejecutar tal practica:

-〉 Piadosa: en este caso la eutanasia lo que busca es eliminar el sufrimiento al paciente en etapa terminal. Como ejemplo de ello tenemos el proceso de desconexión del enfermo grave cuando se encuentra en estado vegetal.

-〉 Eugenésica: busca el mejoramiento de la humanidad. Esta práctica era muy común en la Esparta clásica. Desde el momento del nacimiento de un niño, bien con un defecto o anomalía, ejemplo trisomía del par 21; lo lanzaban al vacío desde lo alto del monte Taigeto.

Eutanasia en el monte Taigeto

-〉 Económica: se trata del proceso que intenta terminar con la vida de las personas ya que son vistas como inútiles o sin valor y el mantenerlas crea un gasto económico innecesario. Es muy parecida a la  de tipo eugenésica, sin embargo era practicada en su mayoría en países modernos en tiempos de crisis, tales como la Rusia Soviética.

En otros tiempos se mantenía que lo que estorbaba tenía que ser eliminado ya que ocasiona atrasos y se consideraba total y absolutamente improductivo. Todo lo anterior era una visión que sólo menospreciaba al ser humano y lo tomaba como solo un objeto usado, lucrativo, supervivencia y posterior derecho.

En cuanto a las dos últimas formas de motivación igualmente está la de unanimidad, en la cual no puede haber la consideración de eutanasia, sino que se trata de homicidios. En la actualidad el proceso de lanzar a un bebé por un monte o el disparar a un traidor que esté en contra del régimen, están apegados al derecho penal universal, ya que son delitos en contra de la vida.

Delitos contra la vida (fusilamiento)

  1. Desde el punto de vista del paciente:

-〉 Voluntaria: en este caso la decisión de morir está tomada por el propio paciente, debido a su propia decisión o de la de sus familiares, esto en caso de que el paciente no tenga conciencia y sea su voluntad manifiesta con antelación.

-〉 No Voluntaria: tal como lo dice la propia palabra esta se trata en el caso de que la decisión la toma una tercera persona, debido a que no hay posibilidad de saber la propia voluntad del paciente. Como ejemplo podría darse el caso que la decisión sea tomada por un sobrino y solicite la desconexión de una tía, en momentos que no pueda comunicarse o no esté consiente, como en el caso que se encuentra en estado de coma.

En el caso que la persona haya dejado un escrito dando la autorización previa para la práctica de eutanasia, esto deberá revisarse bajo la supervisión de un notario.

-〉 Involuntaria: en este caso de eutanasia existe una tercera persona que tiene el poder de decidir sin tener que solicitar permiso ni consentimiento de familiar alguno del propio paciente. Como ejemplo de ello puede ser un paciente que no tenga familiares ni personas conocidas de forma cercana. En este caso puede ser que haya falta de familiaridad y tampoco existe la voluntad expresa, en este caso cualquier persona podrá hacerse cargo del enfermo y ordenar su final.

  1. Dependiendo de quien es el autor de la acción:

-〉 Autónoma (Suicidio): en este caso la misma persona se provoca la muerte sin que haya terceros que participen.

-〉 Heterónoma: aquí se produce el fallecimiento del paciente el cual es provocado por otras personas o una determinada.

  1. Desde la actitud con que se realiza:

Solutiva

Con ello se trata de auxiliar en cuanto al proceso de la muerte: aminora el sufrimiento dándole calmantes que no apuren ni enlentezcan el tiempo de la muerte. Este tipo de eutanasia busca la disminución o eliminación el sufrimiento del paciente, aun siendo el desenlace la muerte en progreso.

Resolutiva: pasiva y activa

Este tipo de eutanasia es tolerada y ordenada su aplicación de otras personas u otra en especial que son ajenos o no tienen nada que ver con el paciente pero incide en el proceso de vida. Existen igualmente otro tipos de eutanasia que vamos a mencionar, de forma resolutiva:

-〉 Eutanasia pasiva: con esta se ve la omisión de todo deseo de sanación o cualquier acción parecida. No existe remedio ni acto sobre el fin de la vida, se hace por medio de la neutralidad y pasividad. Todo lo que podría resumirse como «dejar morir».

-〉 Eutanasia activa: se realiza por medio de actuaciones de forma deliberada bajo orden que el enfermo muera de cualquier forma o sea sí o sí.

-〉 Eutanasia activa directa: en este caso la muerte es provocada por sustancias mortales. Como ejemplo vemos que se aplica pentobarbital.

-〉 Eutanasia activa indirecta: en este caso son suministrados analgésicos y otros medicamentos para que poco a poco y de forma lenta, e igualmente sin dolor o que éste sea lo menos posible para que el paciente muera. Como ejemplo en este caso es el utilizado de acuerdo a su limpieza y bajo precio, se trata del parche de morfina, el cual es adherido en la espalda, y posteriormente a las horas produce la muerte.

Actualidad de la eutanasia en España

Es importante aclarar al lector que la eutanasia ha existido siempre. Su práctica ha sido de muchas formas sin embargo su inicio y finalización están basados en un mismo patrón. Asimismo hay que aclarar que cualquier persona no buscara que la maten por que sí.

Los casos de eutanasia más abundantes, los cuales son del ochenta y cinco por ciento; pasan a ser de pacientes terminales, personas sin cura, que sufren depresión, no poseen recursos afectivos o materiales. Hay que tomar en cuenta que el solo hecho de estar en cama sin poder hacer las actividades normales ni poder valerse por si mismo, es desesperante para cualquier persona.

Esto le sucedió a Ramón Sampedro. Se trata de un escritor, marino el cual presentaba desde los 25 años de edad sufriendo de tetraplejia. El mismo en una oportunidad solicitó varias veces uno de los tipos de eutanasia (suicidio asistido). En todo momento luchó con el fin de que las personas que estuvieran inmersas dentro de tal proceso estuvieran libres de carga judicial.

Pasó a ser la primera persona en España que solicitó el proceso de la eutanasia. Su caso repercutió mucho, tanto fue así que llevaron su historia a la pantalla grande dirigida por Alejandro Amenábar denominado “Mar adentro”.

El caso de María José Carrasco ha sido uno de los últimos. Éste se volvió a abrir en cuanto a las opiniones que se derivan de la eutanasia, en cuanto a si se considera legal o no. Esto resulto como detonante ante los partidos de izquierda y liberales, ante la reivindicación del «derecho a una buena muerte». María José, que se encontraba enferma de esclerosis múltiple, tenía años tratando de aplicar el suicidio asistido o eutanasia.

Su esposo la ayudó debido a que no le fue admitido el deseo de la eutanasia, debido a ello el marido fue puesto preso. Posteriormente logró su libertad muy a pesar de haber violado el código penal vigente.

Igualmente en cuanto a este caso de María José, el cual fue tan polémico, el yuotuber Inocente Duke realizó una reflexión con un mensaje importante que no es muy conocido:

Todos los tipos de eutanasia no presentan la misma valoración ética: para un gran número de personas que participan en el debate sobre ello de la eutanasia, sólo puede pensarse como tal, la mencionada eutanasia activa directa, a diferencia de la eutanasia como la pasiva o activa indirecta, son consideradas como práctica médica correcta.

Eutanasia: ¿En contra o a favor?

En cuanto a este tema lo primero es lograr que una persona tome posición a favor o en contra de determinada situación, en el caso que nos ocupa se trata de la eutanasia, como ya sabemos; esta persona tomará en cuenta los pro y los contra y de esta forma tomará la posición más adecuada.

Ventajas que van en favor de la eutanasia

Evita sufrimiento al paciente y a su acompañante.

Es beneficioso para los médicos en cuanto a la parte económica, debido a la aplicación de tasas.

Concede libertad absoluta al acompañante del paciente, que se hace cargo del mismo.

Permite el ahorra de dinero al estado ya que el enfermo ya no consumirá recursos y atenciones en hospitales y el personal de salud.

Desventajas

Se considera un delito que es penalizado con la cárcel.

Se elimina a seres humanos que en algunos casos no presentan capacidad de pedir la vida o la muerte.

Causa un total malestar de tipo psicológico de culpa en la gran parte de las personas que dan la autorización para la eutanasia. De acuerdo a una encuesta de 2010, en Estados Unidos, el setenta y nueve por ciento de los que firmaron la aprobación de la eutanasia en un familiar o amigo, sienten arrepentimiento de tal hecho.

Lleva a la rápida pérdida del individuo, dejando un vacío de añoranza entre sus allegados.

Debemos aplicar ante esto dos visiones:

  1. A) en cuanto a los pro, éstos van sólo en beneficio económico de las instituciones y relaciones con el enfermo. Este factor económico «mueve botones de desconexión».
  2. B) Los contra generan penalizaciones civiles fuertes e igualmente problemas psicológicos y morales. La persona que accede al proceso de eutanasia se está ahorrando una enorme cantidad de dinero, sin embargo va a la cárcel, ya que ha participado en el proceso con su autorización ante una persona indefensa y ello genera problemas a nivel psicológico de manera alargada en el tiempo.

¿Qué sería más cabal? En cuanto a este punto la respuesta obviamente debe de ser el no ir a la cárcel, no matar y no tener sufrimientos por una situación que no es de obligación realizar. Otra encuesta, ésta vez realizada en Canadá en 2015, a personas familiares que participaron de procesos de eutanasia a sus allegados, el noventa y seis por ciento de los encuestados, se sintieron alegres por no haber ejecutado tal proceso en su pariente.

Existen cinco afirmaciones que suelen respaldar a la humanidad en cuanto a estos procesos tan delicados y toma de decisiones, como son la eutanasia:

  1. A) No es bueno ni asesinar ni querer que la propia persona muera.
  2. B) Es mucho mejor vivir que morir.
  3. C) Mejor estar libre a que estar encerrado o preso.
  4. D) Mejor tener la virtud de ser inocente a criminal asesino.
  5. E) Siempre es mejor luchar por vivir que resignarse a la muerte o autorizar la misma.

Derecho ¿o crimen? En contra de la eutanasia, ¿o a favor?

Entre algunas de las posibles consecuencias sobre la práctica o toleramiento de una eutanasia, suelen ser más dañinas que beneficiosas, tal como ya lo hemos visto en puntos anteriores. Obviamente una persona no puede elegir vivir, la vida es regalada por Dios. La vida es el comienzo de una condición del individuo de forma intrínseca. Igualmente lo es la muerte.

En cuanto a esto, podemos preguntarnos ¿no quedan a diferente nivel una de otra con la eutanasia?. El derecho natural, universal y de todos los tiempos, coloca como primera condición de lo humano, el derecho a la vida.

De acuerdo a la psicología y la motivación hay una actitud clara. Algunas de las causas que hacen que se desee la muerte está asociada a problemas mentales. Como ejemplo podemos ver un número de niños que sufren de acoso escolar, y el hecho de tener tanta presión que generalmente es silenciado, recurren a la parte suicida.

Otro ejemplo es la película de El Club de los poetas muertos en la cual uno de los protagonistas, Neill Perry, se da un tiro debido a que el padre no lo deja practicar su vocación de actor.

Debemos interrogarnos sobre un gran punto de valor racional. Una persona que no está en su sano juicio, sin facultades mentales y ausente de libertad y razón, sin que presente factores atenuantes que causen presión: ¿podrá decidir de forma consciente sobre su vida o su muerte? ¿podrá llevar una vida ordenada y autónoma?.

No suele ser importante mencionar nombres de tantos personajes de fama que debido a ciertos factores no fueron elegidos y pasaron a ser sólo marionetas de personas poderosas que obtuvieron beneficios a modo de engaño y provecho de la debilidad de los mismos. Un vivo ejemplo de esto es el cuento para niños El traje del emperador ya que el protagonista está en ausencia de la realidad que lo rodea.

Algunas biografías de ciertos monarcas están provistas de hombres y mujeres que utilizaron debilidades de éstos para poder arremeter contra aberraciones y de esta forma poder obtener lucros. Como ejemplo vemos la ruptura del rey Enrique VIII de Inglaterra en relación a la Santa Sede de Roma, debido a la obsesión del mismo hacia Ana Bolena, quien fue decapitada mil días posteriores por el propio esposo, el rey.

Con relación a la historia el derecho civil, éste siempre ha obviado testimonios y relatos de personas que no tienen el cien por ciento de la realidad.

La ley penal, de acuerdo a la unión y observancia de la dignidad humana, asegura que matar es un delito. Todo lo opuesto al delito es el pleno derecho, que surgen como elementos de lo jurídico que gozan de protección y define las limitaciones legales de los seres humanos en la tierra.

Si matar es considerado delito, y la eutanasia busca matar, de una manera u otra, aunque se trata de ver como el menor daño al paciente o enfermo, nos preguntamos: ¿podrá ser un derecho?.

Cuando una persona comete un crimen, está violando la ley. Matar es considerado un crimen en contra de la humanidad. Debemos entonces estar claro que para que debemos seguir en discusiones si es considerado que la eutanasia es un crimen. Debemos mencionar que tal crimen es contra natura debido a que juega con la posibilidad de forma universal y trascendente que hay: la vida y su arrebatamiento.

Desde hace algún tiempo se trata de modificar la visión en lo social sobre el tema de la eutanasia; de la misma forma sucedió con la unión entre homosexuales con el fin de que fuera bien visto por la sociedad y termine aceptándose de forma normal.

Este proceso artificial e implantado por las élites es conocido en las ciencias políticas como “ventana Overton” y está compuesta por cinco puntos o etapas que detallaremos a continuación:

Primero: se trata de lo impensable a lo radical.

Segundo: como segundo punto se ve lo radical a lo aceptable.

Tercero: de lo aceptable a la sensatez.

Cuarto: de la sensatez a lo popular.

Quinto: de lo popular a lo político. Y podríamos decir un sexto punto que es de lo político a lo legal.

A pesar de la fuerza de apoyos mediáticos e institucional que recibe la eutanasia, igualmente hay varios expertos que difieren de dicha práctica, ello recoge el portal ético médico de la BioEdge. Algunos médicos y especialistas en relación a la ética han plasmado de forma conjunta, un artículo dentro de la Revista de cuidados denominado

“Suicidio asistido y eutanasia: temas emergentes desde una perspectiva global” todo ello con el fin de dar conciencia en cuanto al riesgo que trae el asesinato de personas por un ‘derecho a la muerte’. El permiso de la eutanasia voluntaria ha logrado llevar a la involuntaria, todo ello en opinión de algunos expertos en el tema.

Entre algunos de estos expertos se encuentran Daniel Sulmasy de la Universidad de Georgetown, el cual fue participe de la Comisión de estudios de cuestiones bioéticas en cuanto al mandato del expresidente Barack Obama. Otro de los expertos es la jurista y mayor activista contra el proceso de eutanasia: Margaret Somerville; y por último el experto en cuidados Lukas Radbruch.

Argumentos de la prohibición de la eutanasia

Dentro de estos argumentos se sobrentienden cinco puntos que vamos a resumir para que el lector los conozca lo más claro posible, todos ellos se oponen a la práctica de la eutanasia, por razones de distintos tipos, a saber:

“Pendientes resbaladizas”: en cuanto a esto los autores muy a pesar de las tomas de prevención con el fin de evitar que se hagan excesos, el “permitir la eutanasia voluntaria ha llevado a la eutanasia involuntaria”. Entre estos casos que son los más conocidos están en los Países Bajos y Bélgica.

“Falta de autodeterminación”: esto se trata de que el deseo de la muerte del paciente no sea necesariamente de esta forma y que se esté deseando de forma real el proceso de la eutanasia. “Estas expresiones van a depender del propio estado de ánimo del paciente, estas solicitudes deberán tener atención extrema”.

Igualmente sucede con los niños cuando se pretende hormonarlos: que éste diga en un momento dado una idea que este en contra a su sexo, esto no quiere decir que se aplique un bloqueo de forma hormonal, ya de que lo sucedido depende de su estado de ánimo y sus sentimientos, no es el resultado de un hecho objetivo.

“Cuidados calmantes inadecuados”: “En cuanto al conocimiento holístico del cuidado alterno, sostienen, “se trata de una obligación ética más urgente en todo el mundo”.

“Profesionalidad médica”. Los profesionales de la medicina que participan en este tipo de procesos suelen estar en constante amenaza a la integridad moral de su profesión, ellos sostienen tal argumento. Si los médicos ya no son “salvavidas” sino por el contrario “quitavidas” el sentido por lógica ha cambiado completamente.

“Diferenciación entre medios y fines”. La presión que se da debido a la legalización del proceso de la eutanasia, puede llegar a confundir el problema en cuanto al padecimiento y sufrimiento con la vida de la persona. “Debemos tener claro en matar el dolor y el padecimiento o sufrimiento, no a la persona con dolor y sufrimiento”, determinan. Este suele ser uno de los argumentos que más utilizan los defensores de los cuidados alternativos o paliativos.

Conclusiones en contra de la eutanasia

De acuerdo a la opinión de Gilbert Keith Chesterton, quien sostenía hace más de una siglo que: “Si de verdad vale la pena hacer algo, vale la pena que lo hagamos a toda costa”. Siempre es y será mejor la vida que la muerte, pensar en lo contrario va en contra de la propia identidad humana, que como ya dijimos es la vida.

Debemos decir responsablemente que los tipos de eutanasia no son todos iguales, sin embargo el deseo de dejar morir es un síntoma psicopatológico. En la actualidad escuchar y ver noticias de los suicidios que ha habido en Groenlandia, así como genocidios históricos como las bombas en Nagasaki e Hiroshima o catástrofes naturales, tales como el huracán Irma; crean sentimientos muy poco motivantes.

La muerte nunca ha sido ni será algo que guste a nadie, y muy a pesar de ello existe un tema que sigue la lógica y choca con la mente: La “buena muerte” o eutanasia.  La Encuesta de Familia y Verdad determina la manera de como a pesar de todo el mundo en la actualidad ve la opción de la muerte que de la vida misma.

Conclusión final

En cuanto a este tema esperamos que el lector haya adquirido los más amplios conocimientos sobre este tema que es considerado delicado, ya que la inducción a la muerte no es algo que se pueda tomar a la ligera, sino por el contrario es una decisión que debe ser hecha analizando muy bien todos los argumentos que conlleve la misma.

incluso se debe tomar muy en cuenta la opinión y decisión de los familiares aunque el paciente tenga una situación de enfermedad terminal o de gravedad. La vida es algo sagrado ya que la misma viene de Dios y si nos vamos a lo religioso él es el único que tiene la potestad de concederla y quitarla, no los seres humanos. Por tal razón esto se vuelve un tema bastante delicado ya que incluso puede ser penalizado por la ley misma.

Recomendamos ver al lector:

La Biblia Sobre la Llamada Santidad a Jehová

Día De Oshun ¡Toda La Importancia Que Tiene En La Santería!

(Visited 47 times, 1 visits today)

Deja un comentario