¿Qué es el arrebatamiento de la iglesia según las escrituras?

Muchos pensaran que con el término “arrebatamiento” significa robo o hurto a la iglesia, que significa algo malo y no perteneciente a Dios. Pues, en este artículo te explicaremos el verdadero significado del mismo, que no es más que, todo lo contrario, ¡Si! así como lo leen, el arrebatamiento de la iglesia significa el día en que nuestro creador viene a juzgar a primero a muertos y luego a vivos para así poder llevarlos a disfrutar de su gloria.

el arrebatamiento de la iglesia

El arrebatamiento de la iglesia

El arrebatamiento de la iglesia, tiene como dirección el día en que Dios baja de los cielos y hace la selección de quienes compartirán con él en el reino y quienes serán desterrados de su misericordia y gloria. Primero que nada, empezará por todos y cada uno de los que han muerto, los bienaventurados que irán con él se le asignan nuevos cuerpos santificados y glorificados dignos de pertenecer en la casa de Dios.

Luego, pasará a juzgar a aquellos que se encuentren vivos, y quienes merecen la bendición de compartir con él su gloria, también se les dará cuerpos nuevos y subirán con los demás al reino de los cielos.

Este término de arrebatamiento significa, elevar al cielo a quienes siempre fueron fieles creyentes de la iglesia y de todos los mandamientos que Dios nos enseñó, también subirán a los cielos aquellas personas que se arrepientan de sus pecados a tiempo y tengan temor a su creador.

En pocas palabras, Dios hará que resucitaremos en cuerpo y espíritu, así como él lo hizo con su hijo. Para luego él poder hacer limpieza en todo el mundo y liberarlo de tanta maldad y dolor.

La palabra “arrebatamiento” actualmente no se encuentra dentro de la biblia ni en ninguna de sus escrituras, simplemente es un término utilizado por los seguidores de la iglesia para expresar el día en que Dios y su hijo bajen a la tierra a hacer limpieza en el mundo terrenal.

el arrebatamiento de la iglesia

¿Quiénes formarán parte del arrebatamiento?

Dios, nos hizo a su imagen y semejanza, nos dio la vida y la oportunidad de tener libre albedrío en todas nuestras acciones, y, con una misión muy importante que cumplir en este mundo. Así como el lo hizo con sus ángeles del cielo, le dio la potestad y un poder especial a cada uno, pero todos con la finalidad de cuidar a la humanidad.

Nos dio la dicha de saber cómo sería la vida en la tierra, y lo hermosas que pueden ser todas sus creaciones, así como lo son nuestros seres queridos, la naturaleza, los animales, sus paisajes llenos de paz y sus formas de expresarnos todo el amor con el que nos hizo.

Desde niños somos seres inocentes sin pecados y de alma pura, nuestros padres deben enseñarnos y hablarnos de la gloria de Dios, ya que desde el principio nos causa curiosidad el saber de dónde venimos. Dentro de estas enseñanzas, el primer paso que deben hacer nuestros padres es llevarnos a la iglesia y recibir la paz y bendición del bautismo, que nos libra del pecado original.

Luego de esto empezamos a crecer y a hacernos niños más grandes y con una capacidad de raciocinio más avanzada, donde debemos (siendo guiados por nuestros familiares) a no caer en actitudes que no le agradan a Dios. Conociendo sus mandamientos que nos enseña que es lo bueno y lo malo.

En nuestro proceso de la adolescencia debemos evitar caer en tentaciones o en actitudes que no le agradan a nuestro creador, liberarnos de sentimientos como la envidia y el egoísmo hacia otras personas que, en muchas ocasiones solemos caer sin siquiera darnos cuenta.

Seguir con la comunión y la confirmación de la fe en Dios mediante la iglesia, y si más adelante encontramos nuestro acompañante de vida o esa persona a la cual amamos, bendecir la unión mediante Dios y la iglesia.

Dios nos presentará una serie de situaciones que nos hará tomar decisiones de manera rápida e inesperada y es ahí donde nos pone pruebas las cuales debemos superar y saber que acción tomar. Dios mandó a su hijo para librar nuestros pecados, más sin embargo el día que llegue nuestro juicio final, él sabrá todo lo que hicimos en vida y si valdrá la pena gozar de su gloria eterna en los cielos junto a él.

Subirán al cielo aquellas personas que a pesar de ser pecadoras se dan cuenta y reconocen sus errores, pidiéndole perdón a Dios, también subirán aquellas personas que en el camino de su vida se dedicaron a hacer el bien sin mirar a quien, almas puras y de corazón noble dispuestas a abandonar su vida por el bien de los demás.

Fieles a la iglesia, de corazón humilde, que predican y expresan la gloria de Dios a los demás, los que ayudan a los pobres y desamparados, los que aman inmensamente, los seres humanos que sean sensibles y agradecidos con la vida que el creador les dio.

Muchos sabemos que en la actualidad no todo el mundo tiene en su corazón a Dios, se creen fuertes y poderosos delante de los demás, no le tienen temor a Dios, otros simplemente no crean que el creador exista.

el arrebatamiento de la iglesia

Se encargan de abusar de su poder o inteligencia para humillar y hacer sentir mal a los demás, riéndose y gozando de las penumbras y tristezas del otro, cometiendo una infinidad de pecados que van desde la envidia hasta la lujuria.

Este tipo de personas son aquellas que se creen dioses en la tierra, y no solo eso, sino que se encargan de seguir expandiendo su maldad en el mundo, educando a otras personas a verlas como líderes ya que poseen poder y hacen lo que quieren con los demás. Éstos no participarán del arrebatamiento de la iglesia.

Esta historia es muy parecida, a la rebelión de ángeles que traicionaron a Dios en el cielo, y por los cuales fueron desterrados de aquel lugar santo, como lo es el más reconocido de ellos “Lucifer” el dios del mal y la mentira. Éste y otros ángeles están sueltos en la tierra tentando a las personas a caer en tentaciones y pecados que hacen enfurecer a Dios.

Estas personas son débiles de corazón y pensamiento y caen fácilmente en sus engaños.

Las personas que subirán al reino de los cielos serán aquellas que siempre se encargaron de dar amor al prójimo, nobles de alma, pensamiento y corazón, de hacer el bien en su sociedad, y de arrepentirse ante Dios de sus pecados, tratando de ser mejores personas cada día. Estas personas cuando llegue el día del juicio final, estén vivas o muertas, subirán a disfrutar eternamente de la gracia de Dios en el paraíso.

¿Cuándo sucederá el arrebatamiento de la iglesia?

Pues, a ciencia cierta, no hay fecha, hora o lugar de cuando sucederá el arrebatamiento de la iglesia, lo que sí es cierto es que muchos seguidores de Cristo han tratado de descifrar la biblia y las escrituras para saber cuándo sucederá este evento.

Muchas personas dicen que Dios nuestro creador debe estar a punto de bajar de los cielos, ya que hoy en día el mundo se ha contaminado de mucha maldad, envidia y dolor entre los seres humanos, en vez de ser y tratarnos como hermanos que somos, hay muchos que siguen haciendo daño a los demás, sin tener temor a Dios.

En la actualidad, hay mucha violencia entre los seres humanos, asesinatos y muchas cosas terribles, así como también humanos lastimando, matando y violentando animales indefensos que también son creación de Dios.

Dañando la naturaleza y a los demás. También hay muchas religiones nuevas, con dioses que no existen, con rituales negativos llenos de maldad, hechizos y magia negra, que lo único que hacen es molestar a Dios con todas sus malas intenciones.

Otros dicen, que el arrebatamiento de la iglesia aún no llegará, porque Dios aún tiene muchas cosas y lecciones que enseñarnos y de la cual debemos aprender de la mejor manera.

el arrebatamiento de la iglesia

Lo más importante es, que debemos estar conscientes de lo pecadores que somos, de los males que hemos hecho, porque de lo que sí estamos seguros es que nadie en la tierra es perfecto, que todos somos pecadores y que la muerte es lo que nos llevará o no a la dicha de nuestro creador.

Arrepentirnos de todo lo que no nos guste de nuestras obras, rectificar y ser mejores personas, de esta manera estaremos listos para cuando Dios decida venirnos a juzgar.

La biblia y las escrituras sobre el arrebatamiento

Hay muchas escrituras que nos hablan del día en que Dios baje de los cielos a arrebatar a los seguidores de él y de la iglesia, en este artículo te mostramos alguno de ellos:

(Tesalonicenses 4:16-17).

 “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”

Las escrituras también hablan sobre el fin de la iglesia:

(Mateo 24:30)

“Respondiendo a los discípulos, les dijo: ¿Ven todo esto? De cierto les digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.”

“Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? Jesús, les dijo: Que nadie los engañe, Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y a muchos engañarán.”

el arrebatamiento de la iglesia

“Escucharán de guerras y existirán, es necesario que todo esto ocurra, pero aún no es el fin, todo esto será principio de dolores, muchos tropezaran, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán, falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará, mas el que persevere y crea en mi hasta el fin, éste estará a salvo.” 

(Zacarías 14:4)

“Y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.” 

(1 Corintios 15:51-54)

“He aquí, les digo un misterio: No todos dormiremos, pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, al final trompeta, porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados para bien y goce eterno.”

“Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción y paz, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.”

(1 Juan 3:3)

“Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro y subirá a los cielos.”

(Filipenses 3:21)

“El ser de la humillación nuestra será cambiado como referencia al robo.”

el arrebatamiento de la iglesia

¿Estamos a tiempo de pertenecer al arrebatamiento de la iglesia?

Pues si te consideras un pecador constante y estás consciente de ello, pues estas a tiempo de arrepentirte y darle un giro a tu vida, cambia tus hábitos y tu forma de pensar, ve el lado positivo de la vida y toma todas las situaciones como lecciones que te está mandando nuestro creador para que aprendas de las cosas, la misericordia de él es tan enorme que no dudará un segundo en arroparte bajo su regazo, y perdonarte tus pecados.

¿Cómo hacerlo?

Fácil, habla con él como si fuese un amigo, como lo que es en realidad, confiésate y arrepiéntete, recuerda que puedes hablar también con su hijo Jesús o con el espíritu santo, que siempre están vigilantes y al cuidado de nosotros. Pídele que te guíe en tus nuevos pasos o en tu nuevos comienzos, o simplemente que te ayude en alguna situación que aún no tienes clara de cómo resolver, y te asombraras de como el te dara respuestas, porque simplemente él ¡es maravilloso!

¡No te vayas sin leer estos artículos relacionados!

¿Cómo y Cuándo será la Segunda Venida de Cristo?

Historia de Jesús y la Samaritana 

(Visited 75 times, 1 visits today)

Deja un comentario