Dar De Comer Al Hambriento, Obra De Caridad

El hambre. Esta es una palabra fuerte. Incluso si te vas a referir a cualquier cosa y la empleas. Cuando nos referimos a ella, más que todo lo que se nos viene a la cabeza, son los alimentos o estar sediento de este. Pero existen muchas otras más maneras de estar hambriento. Ya sea riqueza, de felicidad, de amor. Y cada una de ellas es importante, ya que debemos siempre seguir las enseñanzas de Jesús en dar de comer al hambriento, no solo por el sino para redimir nuestras almas e ayudar al prójimo en sus necesidades. Uno nunca sabe cómo puede estar la vida de los demás.

dar de comer al hambriento

 Dar de comer al hambriento

Jesucristo nunca hizo nada para que se lo dieran de vuelta. El simplemente dio sin esperar nada a cambio. Muchas personas piensan que si hacen cualquier acto de bondad este se le regresa. Y no es así. Si piensas dar a alguien así sea lo mínimo de gracias no esperes que la vida te lo devuelva. Porque si esperas conseguir algo de lo que haces, estas obrando mal. Las cosas se hacen porque uno quiere. Porque te nace del fondo de tu alma y de tu corazón.

Deberías de dar de comer al hambriento porque como ya se mencionó, te nace. No hay forma ni que los Ángeles bajen desde los cielos para que tú lo hagas y no lo sientas. Hoy en día la mayoría de las personas hacen alguna obra de caridad o un buen acto para poder montarlo en las redes sociales. Así los demás lo feliciten por eso. Es erróneo esta idea y dice mucho de las personas que lo hacen.

Razones por las cuales debes dar de comer al hambriento

Hay múltiples razones por la que esto es algo que trae muchos beneficios, ya se tocara este tema en cuanto a los beneficios. Lo primordial aquí es que entiendas y que sepas bien cuáles son las cosas primordiales que hay en tu vida para seguir estos consejos:

Por ti

Aunque suene algo egoísta, esto lo debes hacer por ti y por más nadie. Cuando se mencionó acerca de los beneficios que traía consigo dar de comer al hambriento esta era una de esta. Vas a encontrar situaciones o personas que van a expandir tu mente y tu alma a niveles que no puedes ni siquiera imaginar. Te va a llenar de dicha, saber que vas a crecer en este proceso, que tu corazón se va llenar de la bondad más absoluta y te vas a sentir alegre al ver a los demás alegres. Porque tú vas hacer la razón de esa felicidad. Y que por supuesto también va a ser la tuya.

Nadie te tiene que obligar, ni que un amigo te diga que vayan hacer esa obra o tu madre, o quien sea. Usted se tiene que parar un día, en la noche, tarde, cuando sea, si le provoca hacerlo ya que las demás personas a los que estamos haciendo la caridad se dan cuenta cuando alguien no quiere estar ahí, haciéndolo sin ánimo, ni amor hacia ellos. Y eso se queda grabado en los corazones de los que necesitan nuestras ayudas. Siempre has las cosas pensando en tu bien personal ya que de ese modo puedes dar lo mejor de ti para otros.

dar de comer al hambriento

Por aquellas personas que lo necesitan

Nunca se sabe lo que esta soportando o pasando una persona que está necesitada. Incluso alguien que se vea normal si está necesitado, puede que haya pasado todo el día sin comer. Una de las características del ser humano es el de simular como si nada estuviera pasando en la vida y hacer que los demás no piensen que le están costando conseguir suplementos para subsistir. Si fuéramos más conscientes de que podemos apoyarnos en los demás, la vida sería más llevadera.

Uno de los grandes errores de las personas es el orgullo. Aunque es difícil deshacernos de este mal no es imposible. No hay que esperar a que estemos pasando hambre para pedir ayuda. Para buscar de alguna que otra forma de comer. No hay que llegar a esos extremos. Todo depende en Dios y en nosotros para poder mejorar nuestras situaciones.

Hasta ahora se han mencionado personas que ha pesar de que sufren necesidades no están una precaria situación. Como es el caso de muchas personas de diferentes edades. Niños, adultos y señores de la tercera edad. Que la pasan muy mal en este mundo terrenal. Solo con un acto o abra de buena fe puedes cambiarle la vida las personas.

A veces una pequeña rebana de pan con una buena sonrisa de por medio, les dan energía a esas persona para seguir soportando y avanzando hacia otra día, otras oportunidades o aún mejor otra vida distinta esa.  No todo tiene que ser tan negro ni tan poco tan blanco pero puede haber una estabilidad en lo gris. Ese aspecto gris, es poder dar de comer al hambriento.

Otra formas de ayudar a las personas que lo necesitan es ofreciéndoles oportunidades de trabajo. Si tienes algún negocio o emprendimiento en el cual sabes que necesitas ayuda. De seguro, si le ofreces trabajos no te van a decir que no, porque lo necesitan. La gente haría miles de cosas solo por tener un plato de comida al día. Te beneficias a ti personalmente al saber que estas ayudando a esa persona a mejorar su vida. Y aquella te va a agradecer por hacerlo. Preguntando se llegan a entender a las personas.

dar de comer al hambriento

Por nuestro señor Jesucristo

Las bases del cristianismo son para la caridad. Están hechas de puras obras dirigidas solo para estas. Y solo porque nuestro señor Jesucristo. Hijo de dios. Así lo quiso. Él era el primero en promulgar las obras hacia las personas necesitadas, sobre todo en dar de comer al hambriento. Toda su corta vida se basó en eso, así sea sanándolos de enfermedades como otorgándoles comidas. Como su padre su corazón estaba lleno de amor y de bondad hacia nosotros,  sufría o sufre todavía al ver a las personas muriendo por el hambre.

Como verdaderos cristianos deberíamos hacernos responsables y seguir los actos realizados por Jesucristo. Él nos dejó el legado de cuidar y auxiliar a los que lo necesitan. La religión y la iglesia dejada por el así como sus seguidores deberían implementar totalmente su ideología en todos los niveles y accionar en base a esta.

Es increíble que hoy en día, las personas que se hacen llamar cristianos, vean a alguien en necesidad en la calle y no le brinden ni agua. Algo que el señor dijo que nunca deberíamos negar a ninguna persona que sería el agua y el pan. Son importantes. El alimento es importante para la vida. Y somos seres humanos importantes. Cada uno tiene un propósito escrito por Dios para cumplirlo.

¿Sería el propósito de Dios estar aquí muriendo de hambre y que las demás personas no hagan nada? Estamos aquí para ayudar o auxiliar a cada uno de nuestros hermanos, ya que todos somos hijos de dios. Hagamos que se sientan orgullosos de nosotros como familia de este.

Hay dos formas importantes para clasificar el hambre

Siempre les estamos buscando varias maneras a cosas que parecen tan simple en su significado, como el hambre. Pero esto tiene un motivo. Ya que se puede interpretar de muchas formas dependiendo de quien lo vea. Ya que cada uno de nosotros tiene diferentes puntos de vista y formas de ver la vida. Agarran el significado que más se relacionen con motivos, situaciones parecidas.

dar de comer al hambriento

El hambre a nivel general

Es el hambre en forma material. El que uno relaciona primero, que es la comida o el alimento sustancial. El cual necesita el cuerpo para poder sobrevivir. No todo el tiempo vamos a estar en este plano terrenal pero para poder estar aquí y vivir una vida plena necesitamos cuidar de este cuerpo material para que se encuentre saludable, fuerte, enérgico hasta que dios nos llame para estar en su reino celestial. Si este se no se cuida con los alimentos necesarios estaremos muy pronto junto a su divinidad.

El hambre a nivel espiritual

Ya hablamos de nuestro cuerpo material y lo que necesita para ser saciado y vitalizado. Pero como este necesita de algo, de igual manera nuestra alma o espíritu también lo necesita. De algo que la llene. Y esta solo puede ser brindada al dar de comer al espíritu que nos conforma junto con nuestro cuerpo materia. Necesitamos de comido inmaterial. Seguro suena como algo extraño pero no debe ser de esta forma.

Somos los únicos en esta tierra que fueron creados por dios para tener un alma. No existe otra especie que tenga lo mismo que nosotros. Somos especiales en ese aspecto. Que nacimos entrelazos con un cuerpo y un espirito. Y que cada uno debe ser respetado, honrado y cuidado el tiempo que estemos aquí e incluso después de esta.

La única forma de alimentar o dar de comer a nuestra alma hambrienta, es con la palabra de cristo. Este nos ha proporcionado de incontables maneras de cómo mantenerla llena y que sin le falta algún complemente. Gracias a luz que brinda en nosotros para que no se quede ciega. Y a todas las palabras que en ellas encontramos sentidos hacia lo que queremos, merecemos y merecen también los demás. Solo con esto mantiene nuestro espíritu satisfecho. Así como pasa en el cuerpo que puede morir sin comida así mismo puede pasar con nuestra alma sin la intervención divina de la palabra de Cristo que dejo específicamente para nosotros el tiempo que estemos aquí.

Obra de Jesucristo que dejó como enseñanza

Todo lo que Jesucristo hizo en esta tierra era por lo demás y eso se vio reflejado cuando se sacrificó por nosotros al ser crucificado, sólo para redimirnos de nuestros pecados. Toda la vida y gracia de nuestro señor era dirigido a sus hermanos. Todo.

Nos dejó gracias a sus discípulos que atestiguan estos hechos, las obras acometidas para aquellas personas que lo necesitaban. Gracias a sus testimonios podemos ver cuán grande era el corazón de Cristo y la empatía generada, hacia nosotros. No cabe duda de eso. Y lo único que pidió, ni siquiera a cambio. Solo para que siguiéramos sus pasos benditos.

Cuando alimentó a 5000 personas hambrientas

En esta se encontraban una multitud con personas enfermas, necesitada, hambrientas más que todo formadas por niños pequeños y mujeres. Nuestro señor Jesucristo ya se disponía a irse del lugar cuando vio a esa muchedumbre dirigiéndose hacia él. Simplemente los vio y tuvo piedad de ellos por estar en aquellas situaciones. No perdió el tiempo y se dispuso a sanar o curar aquellos que estaban enfermos y después analizo todas las posibilidades para darles de comer. Por lo cual mandó a sus apóstoles a conseguir comida para ellos. Lo cual consiguió.

Ya que estos tenía en su poder algunos pedazos de pana y algunos pescados. Pero no alcanzaban para todos. Y que sus discípulos no creían que pudiera repartirlo con esa cantidad enorme de gente ya que era muy poca comida. Una vez que tuvo a su disposición la comida, mando que todo el mundo se sentara en el piso, en eso comenzó a partir la comida y empezará a repartirla con sus manos divinas, a todo aquel que estuvo ahí. Lo sorprende de este hecho es que de las 5000 personas que se encontraban ahí todas comieron, se llenaron gracias a esta e incluso quedo comida de sobra. Que a su vez empacaron en cestas o canasta para conservar más adelante.

Esto simplemente es un relato increíble y maravilloso de leer. Ya que este es un claro ejemplo que las cosas no se te van presentar en bandeja de plata. Jesucristo sabía esto y sabía que dios estaba observando y guiando cualquiera de sus acciones. Así como sucede con cada uno de nosotros. Dios nos da las oportunidades para que hagamos algo al respecto y no esperamos su intervención divina ya que esta en cada vez que respiramos, dándonos la oportunidad de la vida misma.

Mana del cielo

Son aquellos panes que son enviados del cielo hacia nosotros y esto se debe a la palabra que dejó Jesucristo para la siguiéramos ya que de ella se pueden generar muchos panes que producen vida a aquellos prueben de este.

dar de comer al hambriento

Dar gracias

Esto es algo que honestamente se ha ido perdiendo con el tiempo. Ya las personas al comer no dan las gracias por aquellos alimentos otorgados por dios. Al dar de comer alguien en la calle, tampoco te dan las gracias por eso y eso que sacas comida de tu propia casa para hacer esta contribución. Pero como se mencionó anteriormente no das para pedir algo a cambio. Ni siquiera unas gracias deberías pedir.

El que debería dar gracias, eres tú. Gracias por tener alimento en tu casa y que tu familia también disponga de esta. De poder compartir tus alimentos con otras personas consideradas por el mismo dios como hermanos. Gracias por eso. Al pedir las gracias por esto, sin lugar a dudad en algún momento o en otro este se va a multiplicar, solo porque sí. Porque obraste de la mejor manera posible así como hizo nuestro señor Jesucristo con la multitud que se le reprodujo lo poco que tenía.

Hay que destacar que las quejas se tienen que eliminar de nuestra lista de cosas que hacemos diariamente. Nada bueno sale de ese pensamiento o queja. Ya somos bendecidos por estar con vida en esta tierra disfrutando de nuestros seres amados como de la bendición de Dios.

La entrega

Al buscar siempre del reino celestial o divino de nuestro señor Jesucristo nuestra alma estará tan saciada con las cosas materiales así como también de los alimentos que  podrán ser entregados para poder saciar el hambre de ambos tipos a las demás personas, sin ningún tipo de complicación de parte de uno hacia eso.

Orden

Sin el orden, estaríamos de patas para arriba. Sin ningún tipo de dirección hacia donde nos queramos dirigir o cuales serían nuestra metas. Necesitamos priorizar nuestros pensamientos para que estos se reflejen en nuestros actos. Si siente que tu vida no es como debería ser porque así tú lo crees o porque no es la vida que el señor tiene para ti. Trata de cambiarla.

No es fácil. Cambiar las costumbres o el estilo de esta. Pero si no te llena el alma, no le encuentras el sentido que tanto estas buscando porque no le estás viendo las ganancias que deberían estar ahí. No pierdas el tiempo y hazlo. Cambia. Pero cambia solamente para mejorar.  Tratar de ser un hijo ejemplar para Dios y conservarlo a él como mayor prioridad encima de todas las demás cosas.

Entendimiento

Vivimos rodeados de las incapacidades de las personas para aprender. Tal vez porque no han sido iluminadas por el conocimiento y poder de Dios sobre nosotros. O porque simplemente no quieren entender y aprender hacerlo.

En el momento que Jesucristo multiplico la comida. Sus discípulos se encargaron de repartirla. El los utilizo como fuentes para hacer llegarles la comida. Esto quiere decir que hay que aprender a entender que muchas veces somos como los discípulos en aquel relato. Somos fuentes para poder hacer llegar algo o algún mensaje, estamos en las disponibilidades de poder lograrlo.

Estamos en una era en la todos deberíamos estar conectado y de esa forma hacer pasar algún mensaje para auxiliar. Pero en vez de eso estamos más separados. Tenemos que ser aquella fuente para poder ayudar a los demás y entender este hecho es el que más cuesta. Pero se puede aprender.

Importancia de dar de comer al hambriento

No necesitamos tener un mucho dinero o tener muchos negocios a nuestro nombre para cambiarnos y cambiar la vida de alguien. Solo se necesita un pequeño acto de compasión que nos libera de muchas cosas negativas y nos haga tener la capacidad de iluminar nuestras vidas.

Además hay que ser bastantes partidarios incluso con personas que no estén pasando necesidades, con todo aquel que quiera apoyarse de nosotros. Porque eso es para lo que estamos en esta vida. Nuestro propósito. Ese es el que Jesucristo nos encomendó y hay que tratar de seguirlo lo más que podamos.

En este mundo lleno de injusticias generadas por nosotros mismos. Tales como la guerra, partidos políticos que se aprovechan de la buena fe de la gente. Todo esto hace que se sufra de hambre tanto de comido como espiritualmente. Pero estamos en el deber y la responsabilidad de hacer algo bueno. Porque tenemos la capacidad de ser todos nosotros seres de bien. La implicación esta en ti, solo si tu deseas cambia. Puedes cambiar el mundo. Este pequeño acto para cambiarlo puede ser dar de comer al hambriento.

dar de comer al hambriento

Oración de declaración para los necesitados

Declaró para nuestro que habitas en los cielos. Que todos tengan un buen abasto de lo espiritual, aquel que lea esta declaración. Proclamó en el nombre de Cristo que aquellas personas que no la estén pasando bien o que sus situaciones sean muy complicadas, que tu mi señor celestial les administrés lo que les hace falta en materiales y espiritualmente así como hiciste con ese gentío de personas. Que se lo multiplicaste. hazlo por ellos también mi señor.

Oh bendito hijo de Dios. Ampara a aquellos que te necesitan. Brindarles de tu buena fe. por favor mi señor, te pido que alimentas aquel que necesite de tu palabra para mantenerse en el buen camino glorioso, que solo tu nos brindas. Así como de tu divina presencia en sus vidas. Que tu dominio perdure eternamente en nosotros. No nos abandones ni aquellos que estas atravesando tale circunstancias. Para poder ejercer como tu nos mandes. Con aquel propósito en cual tu nos enviaste aquí en la tierra. Para hacer el bien y no dejar el mal que siempre quiere hacer de las suyas. En el nombre de nuestro padre todopoderoso. Amén.

No dejes de seguir algunos de estos temas relacionados:

Fe, esperanza y caridad: las tres virtudes claves

Caridades Católicas: Servicios de Inmigración

Caridad: El Significado Real de esta Virtud

(Visited 188 times, 1 visits today)

Deja un comentario