Los 7 Pecados Capitales según el Cristianismo

En el siguiente artículo podrás encontrar información interesante sobre los 7 pecados capitales que están reflejados y mencionados por la iglesia cristiana y católica. En esta oportunidad podrás expandir tus conocimientos sobre este mencionado tema, con el fin de aclarar posibles dudas. A su vez, constaras de un momento de reflexión pues, es una lectura que refleja las tentaciones más fuertes que ocurren en los seres humanos.

7 PECADOS CAPITALES

Los 7 pecados capitales de la Iglesia

En la religión del cristianismo como la católica, han sido seguidores de los 7 pecados capitales los cuales son la recopilación de los errores que existen en todo el mundo. Además, de ser ordenados por los propósitos negativos que conllevan. También, es importante remarcar que dichos errores han sido remarcados desde los siglos pasados. Pues, ellos han dado ejemplo de lo grave que puede ser ejecutarlos y aún más de forma consciente. Ya que hacerlos se convierten en una gran ofensa hacia Dios todopoderoso. Sin embargo, él tiene la gran bondad de perdonarnos pero eso no es excusa para hacerlos.

Hay que tener como prioridad que, los buenos cristianos son aquellos que siguen lo más posible los lineamientos de la iglesia y del nuevo, y viejo testamento. Donde se plasman los valores que se deben forjar durante el crecimiento del ser humano en el planeta tierra. Así mismo, aparecen estos 7 pecados capitales y cada uno de los demonios que lo rigen. Es de esta forma, como se les ha comunicado a los creyentes de Dios los errores que se deben evitar en el proceso de la vida. Aunque, en ellos destaca la poca seguridad y dureza que hay adentro del alma de los individuos.

Por eso, los pecados son prueba de la carne débil por la que el hombre ha sido creado. Pues, el diablo junto a sus súbditos ha podido incursionar en el mundo para crear desastre y, la bajeza en los valores y principios de cada ser humano. Sin embargo, cada uno de nosotros somos responsables de lo que se hace y se piensa. Por tal motivo, no todo es culpa de la parte maligna sino de uno mismo. Debido a que debe existir cierta dureza en nuestras decisiones y objetivos en el trascurso de la vida. Por ello, se debe de contener una fiel y devota creencia en Dios para que aleje todo tipo de mal y tentación.

Así pues, la iglesia ha sido la gran creadora de los 7 pecados capitales. Los cuales pueden ayudar y crear una guía para formar a un buen hombre fiel y devoto al Señor. Entonces, el momento en que creas que te embarga algún tipo de estos errores en tu vida, comienza a orar. Con esta acción es que podrás de una manera más efectiva alejar el demonio el cual te estaría inculcando dicho pecado. Cabe mencionar que esto puede suceder en cualquier tiempo de tu vida y repetirse innumerables veces en tu crecimiento. Lo importante es no caer en la tentación y mantener en todo instante la fe en Dios de una manera infinita y ciega.

Es de suma importancia recalcar como los pecados en el planeta tierra pueden afectar la conexión del ser humano con Dios todo poderoso. Por ello, se debe evitar a toda costa caer en estos vicios porque pueden causar en ti mismo una gran decadencia en la fe que has construido desde pequeño. Así pues, los 7 pecados capitales son la base y comienzo de un proceso continuo el cual costará salir. Por esa razón te hablaremos sobre cada uno de ellos. Así podrás detectarlos a tiempo con la finalidad de esquivarlos y pedirle al Señor que te proteja con su manto divino, de esta manera te otorgara la fuerza suficiente para salir victorioso en la batalla con los pecados.

Al momento de seguir alguno de los pecados, se inicia la ruptura de una parte de la fe hacia Dios. Sin embargo, en todo instante tienes la oportunidad de arrepentirte. Con dicho hecho podrás demostrarte al Señor que te equivocaste pero que no te has sentido bien al hacerlo, por ello al rogar su perdón. Él estará atento y te enseñará lo bondadoso que es, como también te iluminara para que vuelvas a sentir lo lindo y lleno de amor que es estar haciendo todo bien, y en imagen como criterio de Dios. Por ello, los 7 pecados capitales suelen ser peligrosos y el mayor factor de alejamiento de la religión cristiana.

La Soberbia

En este artículo te nombraremos los pecados capitales de una forma peculiar. Comenzando con la soberbia, el cual se conoce como el error principal. Además, de ser el foco de la existencias de los restantes pecados. Por esta razón, se le debe de tener mucho cuidado al caer en él. Pues, la soberbia es aquel sentimiento de inferioridad que puede hacerte enseñar el lado más irritante de ti. Entonces ten presente que, al contener el sentimiento de ser inferior busca de forma inmediata la oración hacia Dios, ya que en él podrás conseguir la ayuda necesaria para abrir los ojos.

Sin embargo, en los 7 pecados capitales hay demonios involucrados los cuales son los que dirigen cada una de las acciones y sentimientos para terminar causando el error en el ser humano. Así pues, la soberbia toma el mando dentro del individuo, convirtiéndolo en un espíritu irreconocible por los seres cercanos a esta persona que se usó como medio para demostrar el poder maligno en el planeta tierra. Entonces, para este pecado se refleja la invocación de lucifer. Cuyo demonio ha querido sobrepasar a Dios en cada aspecto, pero nunca lo ha logrado. Es por esta razón que se encarga de ser un ente para dañar a los humanos y su fe.

Por este pecado capital es que se toma la gran consecuencia del distanciamiento. Ya que la soberbia se encarga de ir alejando a las demás personas en el entorno como también, de rebajar la conexión existente entre el individuo y el Señor todopoderoso. Provocando un cambio drástico en la paz del ser humano utilizado y dañando los principios de la iglesia cristiana. Al final de esto, sirve como una lección. De igual manera, se debe recalcar que el ser humano debe de tener un mejor juicio, el cual tendrá que seguir mejorando en sí mismo y con la ayuda de los demás cristianos de la iglesia.

Además, es importante recalcar que la soberbia es el primer pecado capital por lo difícil que es de quitar de encima. Pues, con los dotes del demonio de lucifer se puede esconder y pasar desapercibido de una manera única. Tanto así que, en la misma iglesia puede haber personas que constan de este sentimiento pecador. El cual en inusuales ocasiones se muestra como humildad, pero resulta ser el diablo actuando por medio del individuo. Por este motivo, es fundamental estar en sintonía contigo mismo de una forma sincera y escuchar a tu ambiente cercano pues, Dios te advertirá cada vez que se acerque un mal hacia ti y, aún más si es la soberbia.

7 PECADOS CAPITALES

Por tal motivo, la iglesia cristiana ha querido adentrar aún más a fondo sobre el origen de este pecado. Así retomar conciencia en los fieles asistentes y así poder ir enseñándoles las diversas maneras en que se pueden esquivar este tipo de tentaciones. Con el fin de forjar mejores cristianos y ciudadanos. Además, de invocar la asistencia de Dios para cada instante donde el ser humano se vea tentado, con el objetivo de tener aún más  apoyo en ese momento duro de lucha entre el demonio y el espíritu humano. Gracias a esto, se podrá evitar la soberbia con gran éxito, esperando lograrlo cada vez que se presente dicha acción.

La Avaricia

Es el segundo pecado capital que se debe de tener muy en cuenta. Pues, en cualquier momento de la vida del ser humano se puede producir la aceptación y práctica de la avaricia, ya sea de una manera propia o inculcada. Así pues, en los 7 pecados capitales se tiene a este como un sentimiento de exceso, porque la persona que lo padece no se conforma con lo que tiene y va en busca de más por el medio que sea necesario. Es un pecado que no te hace pensar sino actuar con el fin de conseguir más cantidad del elemento o deseo que quieras.

Por esta razón, en la iglesia cristiana este pecado se vuelve muy fuerte. Aún más, si al aceptarlo en tu vida y no lo detienes a tiempo, es un sentimiento que te hará perder tus propios principios y seguridad. Ya que, se tendrá que satisfacer sus propias demandas cada vez que lo desee. Es un error que el humano en el planeta tierra ha adquirido de forma mayormente inconsciente. Además, la principal avaricia se consta del dinero. Lo que ha logrado atrapar a más de un individuo en la tierra, llegando a moldear según lo desee el demonio que lo practica.

También, es de importancia generar un conocimiento de la avaricia y, del demonio que guía dicho sentimiento maligno. El cual se conoce con el nombre de: Mammon. Cuya entidad se encarga de dirigir este pecado a cada una de las personas que sientan o tengan alguna necesidad de abastecerse en abundancia, más que todo en los individuos que anhelan montañas de dinero y riqueza. Es en ellos, donde comienza atacar e inculcar este precario sentimiento, el cual no se logra controlar o terminar de fácil manera. Por esto, es importante que Dios sea el mayor intermediario en estas ocasiones, pues solo su luz divina podrá abrirle los ojos para que deje de querer tanto.

Es importante recalcar que los 7 pecados capitales tienen el gran poder de ir disolviendo la conexión que existe entre Dios y el ser humano, está en cada individuo poder ir cortando de forma inteligente y firme ese lazo de maldad, el cual está lleno de muchos sentimientos horribles. Los cuales pueden producir una pérdida de los valores y fe cristiana. Así pues, es primordial mantener viva esa llama de amor y compatibilidad con el Señor, ya que en él está la verdadera cura y acojo para cualquier tipo de problema que se pueda tener. No es necesario seguir los pasos de los demonios vestidos de ángeles blancos.

Por este motivo, se debe mencionar que este pecado llamado avaricia puede constar con diversas ramas. Los que han de ser un complemento para el proyecto del demonio. Entonces, al momento de sentir el sentimiento de generar aún más dinero así no lo necesites, estarás siendo participante de un pecado capital. También, en el instante de traicionar algún amigo o familiar de una manera descarada, allí estarás siendo manejado por una entidad maligna. El cual no querrá tu bienestar sino que te traerá problemas en tu entorno, lo que resultara dañino para ti al instante que el demonio decida dejar de manejar tu espíritu.

Así pues, hay que estar pendientes de las actitudes que se pueden ir tomando con respecto a diversos temas de la vida. Pues, en ellas están la oportunidad de concebir o no el pecado que está a la espera de un cuerpo para llevar su mal acabo. Así que ten muy presente tu fe religiosa, espanta con tus oraciones llenas de amor y devoción a los demonios que quieran que caigan en sus terribles planes malignos. Recuerda, Dios estará para ti en todo momento, lo importante y que no debe falta es tu comunicación diaria con él.

La Lujuria

Uno de los pecados más carnales que puede existir en el planeta tierra. El cual ha podido tomar posesión de hombres y mujeres de una manera única y desenfrenada. La lujuria, un error muy común en las personas que tienen deseos excesivos de tener relaciones sexuales. Recordemos, que la iglesia cristiana es fiel devota a los pensamientos y lineamientos que están escritos en el testamento. Donde se puede observar que el amor de dos personas se podrá ver reflejadas de una manera sexual, pero llena de amor sincero y pleno. El cual será llevado justo después de un matrimonio bendecido.

Así, es como se puede demostrar la gran diferencia que hay entre los pedido por Dios, a los que requiere un demonio. Pues este pecado lleva la contraria en todo aspecto a la palabra sagrada del Señor. Debido que hay una existencia abundante de querer satisfacer un deseo sexual, el cual no es producido por amor sino por el momento de calentura entre dos seres humanos. Es en ese momento donde se logra evidenciar la agilidad que tiene el ente maligno de manejar al individuo, teniendo en su poder un resultado lleno de pasión indebida. Lo que causaría la gran molestia de Dios.

Sin embargo, el Señor todopoderoso es comprensivo y les sigue otorgando a los pecadores de este error carnal, la oportunidad de redimirse y buscar en él la ayuda necesario para despejar de una vez todo tipo de pensamiento indebido y mal consumido. Logrando de esta forma, espantar el demonio que se ha enfocado en esparcir por el mundo un mal lleno de egoísmo. Por eso, la oración sigue siendo un medio de gran potencia para pedir su guía y protección de toda energía y espíritu negativo. Dándole la oportunidad a Dios de ser intermediario de dicha situación llena de lujuria.

7 PECADOS CAPITALES

También, es importante recalcar que la lujuria al ser parte de los 7 pecados capitales. Tiene la oportunidad de dominar a seres humanos que tienen un espíritu de fe bajo. Lo cuales hace aún más efectivo para la realización de su pecado. Por esto, es importante implementar como ciudadanos de una sociedad cristianos, valores de respeto y amor. Que las personas que asistan a misas sean voceras de la palabra de Dios en aquellos que han perdido la esperanza o la creencia. De esta manera se puede lograr un avance para vencer a los demonios.

A su vez, se debe recalcar que la lujuria va acompañada de deseos sexuales muy intensos y pocos saciables. Lo que puede conllevar a historias desastrosas y no correspondidas. Por ejemplo el hecho de violar a un individuo. En esas situaciones se ven involucrados de manera directa la acción del demonio en una forma desenfrenada y sin piedad. Como también se pueden reflejar en aquellas personas que venden su cuerpo a cambio de dinero, sin importarle su integridad ni amor propio. Por esta razón, se debe de tener presente la voluntad de ignorar este tipo de pecado o tentación, ya que no llevaría a un resultado positivo ni bueno para el propio ser.

La Ira

Es un sentimiento muy confuso pero lleno de odio, el cual puede ocurrir dentro del ser humano y ser exteriorizado de una manera poco positiva ni manejable. Lo que puede producir heridas verbales y físicas hacia otra persona, como también ser el comienzo de actos agresivos como las peleas o insultos. La ira es una tentación muy generalizada, y que se puede dar en cualquier momento. Por ello la iglesia cristiana busca siempre el desahogo de todo problema y opinión de los seres humanos al momento se asistir a la iglesia o en la misma oración hecha de forma propia.

En los 7 pecados capitales, la ira toma la posición de ser una tentación guiada por el impulso. Donde le da ventaja al demonio llamado: Amon, para ser parte de un proceso nada agradable ante los ojos de Dios. Por eso, al momento de comenzar una discusión o pelea hay que tomar conciencia y pensar lo que se quiere dar a conocer. Nunca levarse por los impulsos, aunque el ser humano no es perfecto pero tiene la oportunidad de frenar el poder del ente diabólico si así se lo propone. Entonces, el ser más sensato hará que disminuya aquella sensación de la ira.

Además, la ira es el que infunda en el individuo el odio y sensación de querer hacer daño. Por esto hay que ser muy ágiles e inteligentes. Pues, el demonio está en constante búsqueda de personas enojadas, para aprovechar el momento y actuar por medio de ese cuerpo. Convirtiéndolo en un ser irreconocible en el instante donde drena la furia que llevaba adentro. Es importante recalcar, que este pecado puede ser muy útil para los seres humanos que viven un día a día muy estresante. Pero, es de suma importancia poder controlar dicho sentimiento ya que nunca termina en nada bueno.

Así mismo, en el pecado de la ira se le puede sumar la discriminación. Cuyo acto ha sido muy vivido a lo largo de los años, pues se demuestra el odio que puede tener una persona hacia otra solo por tener un color de piel distinta, o ciertos rasgos físicos diferentes a los usuales. Así pues, la ira puede ir abarcando muchos ámbitos en la vida cotidiana del ser humano, simplemente hay que saber controlarla y pedirle a Dios en constante oración que aleje todo tipo de pensamiento negativo y lleno de furia.

De esta forma, se podría lograr un combate entre el poder de Dios y de los demonios, ya que al saber controlar la ira le iras quitando poder en ti, a las entidades negativas que buscan tu descontrolo y que termines cometiendo algún delito como asesinar o simplemente causar una discordia con el ser que más amas. Entonces, se puede decir que este pecado capital es más llevadero pero muy común en los países del mundo. Solo hay que practicar la paciencia y el amor, ya que son los principales sentimientos que combaten contra el sentimiento de la ira.

La Gula

Es aquella acción de exceso con respecto a la comida y la bebida. Pues va incluido en los 7 pecados capitales, con la acción de demostrar que hay personas en el planeta tierra que se acoplan con esta tentación, la cual puede verse como normal y llena de poca energía positiva. De tal manera, pasando desapercibido en los hábitos diarios de las personas. Lo que conlleva a una distorsión entre lo bueno y lo malo. Pero sí, la gula es un pecado muy común y condenado bajo los ojos de Dios. Por ello, hay que tener este pecando a la vista pues, puede ocasionar consecuencias de diferentes índoles en las personas que lo llevan a cabo y, aun mas lo que lo hacen de forma habitual.

Importante recalcar que este pecado se toma en cuenta cuando se realiza de una forma innecesaria. Es decir, si acabaste de comer y estas lleno, pero sientes la tentación de seguir comiendo porque todavía hay alimentos deliciosos en la mesa y, lo haces. Es en ese momento donde toma posesión el demonio en la persona que siente aquel deseo. Lo que se convierte poco a poco en una costumbre, la cual se le será difícil parar. Teniendo como consecuencias problemas en la salud del ser humano, y así obteniendo muertes en el planeta tierra de una forma precaria.

Pues, la gula es una manera de ir dañando al transcurso del tiempo la raza humana. Con el fin de herir a Dios por medio de sus creaciones, las cuales han tomado la decisión de seguir el exceso en comida y bebida. Dándole gran satisfacción al demonio que entrega su poder para convencer por medio del olfato y visión a particular persona para que caiga en las redes malignas del pecado capital. Sin embargo, la gula es una tentación que se puede controlar. Solo hay que saber identificarla y pararla al instante antes de que haya un resultado irreversible.

Así pues, se convierte vital seguir informando en la iglesia cristiana que el exceso del alcohol se delibera como un pecado y aún más al ser de una forma regular, y en abundancia. Ya que, es una sustancia que cambia las actitudes y el ser de la persona por horas, lo que puede conllevar a realizar otro de los 7 pecados capitales. Teniendo como consecuencias fuertes encuentros físicos, la realización de la lujuria, y avaricia. Pues, es un efecto que hace olvidar los problemas que puede contener esa persona que se deja llevar por la gula.

Hay que destacar que la gula en sus generalidades se convierte en una escapatoria diferente para las personas que requieren de alguna actividad de distracción. Además, es un acto donde los demonios aprovechan el espíritu débil del individuo para actuar en ellos. Siendo ésta una forma fácil de abordar y contener dicha tentación. Por ello, los cristianos devotos deben de ser apoyo y ciervos de Dios, para ayudar a las personas que lo necesiten. Cabe mencionar que es un pecado muy consecutivo en las sociedades, el cual se debe manejar de forma inteligente y con la fuerza mental suficiente.

La Envidia

Es uno de los 7 pecados capitales que logran ocasionar en las personas un deseo insaciable de contener lo que otro individuo posee. Lo peculiar de este pecado, es lo irracional que suele hacerle actuar a la persona, pues ésta no para hasta obtener lo que se planteó desde un comienzo. Siendo de esta forma una acción precaria, pues no le gusta ver el bien en cara ajena. Lo que da consecuencias de odio, rencor y envidia pura hacia ese ser humano que tiene las posibilidades de tener algún objeto o rasgo, que éste individuo no puede contener. El cual estaría dominado por el demonio.

Así pues, la envidia es muy usual en el día a día de la cotidianidad, lo que puede causar muchas discordias entre personas. Ya que el deseo de tener lo mismo que otra no es sano, además de que se da un indicio de un sentimiento de superación en lo que tiene aquella persona, la cual se le envidia. Así, teniendo como resultado la acción del demonio para que no tenga ideas de amor ni de compartir, y mucho menos de verla bien. Es un pecado capital muy profundo que puede lograr dañar el alma de un ser humano.

Por esta razón, se les debe inculcar a los niños el valor del compartir y de aceptar la felicidad del prójimo. Además, de enseñarles las consecuencias que puede ocasionar el aceptar la envidia como algún común y normal en la vida cotidiana. Entonces, incluyendo esta tentación del diablo con los 7 pecados capitales que transforman al ser humano en un individuo irreconocible y con poca compasión y humildad. Es en ese instante, donde se debe invocar a Dios para que transmita por medio de sus ángeles un aliento de paz, seguridad y amor. Lo que ayudara a espantar las entidades diabólicas con malas intenciones sobre los humanos.

La Pereza

Es el pecado que se enfoca en la irresponsabilidad y hace referencia al temor de llevar a cabo por sus propios medios e ingenios alguna actividad. Siendo de los 7 pecados capitales, el enfocado en el derroche del tiempo, ocasionando que cada trabajo u obligación se conviertan en un lapso libre, realizándolo por medio de excusas. Es una tentación que va de la mano con el demonio llamado: Belfegor. Cuya entidad va tomando poder con cada tarea pospuesta. Lo que conlleva a un resultado de personas no capaces de surgir sino que prefieren estar estancados. Sin la oportunidad de crecer y progresar en la vida.

Además, la pereza se da en las personas que son inseguras y que tienen defectos dominantes, es decir que no se creen capaces de realizar cierta actividad que contiene gran peso de responsabilidad. Es por ello, que este pecado se va dando en individuos flojos. Por eso es importante ir fomentando la recreación en los niños, jóvenes y adultos en todo momento. Pues, es una de las maneras en que se puede deshacer la pereza logrando vencer al demonio maligno que busca el retroceso del desarrollo humano. Con el fin de herir a Dios por las acciones de pereza y poco emprendimiento.

Si te ha gustado este articulo enfocado en la iglesia cristiana, te invitamos a que sigas leyendo nuestros artículos, donde podrás encontrar diversidad de información sobre la religión y las diversas ramas que existen, con el fin de que puedas expandir tu conocimiento personal. Por ello, te dejamos los siguientes enlaces:

(Visited 140 times, 1 visits today)

Deja un comentario