Vida Oculta de Jesús de Nazaret; Infancia

Conocemos la mayoría de los asuntos de Jesús, sus milagros, su vida de predicador, su pasión, muerte y resurrección, sin embargo en este artículo vamos a tratar la vida oculta de Jesús de Nazaret, la cual abarca su niñez o infancia. Te invitamos a descubrir más.

vida oculta de jesús

Indice De Contenido

Vida oculta de Jesús

En relación a la vida oculta de Jesús, podemos decir al lector que se trata de la época cuando Jesús vivía en Nazaret, desde el nacimiento hasta sus treinta y tres años.

De la vida de Jesús de su infancia casi nunca se ha hablado, ni los mismos evangelistas hablan casi de ella, y es que ellos comenzaron a describir la vida oculta de Jesús por el final o sea por la experiencia de la Resurrección. Posteriormente continuaron narrando lo que sabían de Jesús y las palabras que ellos le escucharon durante su convivencia con Él.

En el momento de narrar la infancia de Jesús, notaron que sabían muy poco de ella. Por tal motivo se valieron de preguntar a su propia Madre la Virgen María así como de las personas que estuvieron cerca de él en el proceso de su crecimiento.

Por lo anterior y recabando datos de las personas que le conocieron en la infancia, pudieron narrar la vida oculta de Jesús, desde el mismo momento de su nacimiento hasta los treinta años; momento en el que Jesús sale al encuentro con Juan para ser bautizado en el Jordán.

De alguna manera ellos se dieron cuenta que aunque Jesús era un hombres, de igual forma sabían que era especial, y por ese conocimiento que tenían plasmaron en los Evangelios tales elementos de su vida.

De esta manera en la propia Biblia conseguimos detalles en el momento del nacimiento de Jesús que no ocurren normalmente con otro tipo de personas, como por ejemplo la estrella sobre el pesebre en Belén al nacer Jesús. Igualmente los Reyes que fueron a su adoración y los Ángeles que anunciaron el nacimiento de Jesús a los pastores en el camino.

vida oculta de jesús

¿Qué sabemos de la vida oculta de Jesús?

Jesús como cualquier otra persona vivió una vida cotidiana, sin acontecimientos importantes; igualmente compartió, durante toda su vida oculta, la vida de la mayoría de los hombres, como decíamos una vida normal como cualquiera, tenía su vida religiosa, una vida de trabajo, participaba en las actividades de la comunidad.

Según lo que refleja el Evangelio en este tiempo Jesús tenía una vida que estaba sometida a sus padres, sin embargo iba creciendo lleno de conocimientos, estatura, sabiduría y gracia ante Dios y el hombre”.

A pesar de que Jesús se encontraba bajo el mando de sus padres, cumple con el mandamiento número cuatro. Amando a su Padre con total obediencia y fidelidad.

“Nazaret se convierte en la escuela donde se inicia la vida de Jesús como institución del Evangelio. Asimismo es la lección silente, de vida de familia y trabajo”.

¿Qué ocurrió durante esos años?

Debemos hacer un recorrido de los misterios que muestra el Evangelio en relación a la vida oculta de Jesús, y entre estos podemos determinar los siguientes:

La visitación; anunciación, nacimiento de Jesús en Belén; la prueba de José; purificación en el Templo; muerte de los inocentes, vida oculta de Jesús en Nazaret; el niño Jesús perdido y hallado en el templo; muerte de José y fe de María.

La vida oculta de Jesús ocurre en Nazaret. Los propios habitantes no conocen muy bien los sucesos o vida oculta de Jesús.

Ida a Nazaret

“Luego de la muerte de Herodes, se presentó un Ángel de Dios en sueños y le dijo a José: levántate, toma al niño y a su madre y vayan a Israel; ya que han muerto los que buscaban la muerte del niño.

Posteriormente José se levantó y tomando al niño y su madre y fueron a Israel. Sin embargo cuando José supo que el sucesor de Herodes era Arquelao, sintió temor de ir allí; en sueños fue avisado de nuevo y marcharon a Galilea. Luego fueron a Nazaret, para el cumplimiento de lo que habían determinado los profetas: “Será llamado Nazareno”.

De regreso en Nazaret

En Nazaret es el lugar donde ocurre lo que se denomina la tantas veces mencionada vida oculta del Señor. Los habitantes no sabían muy bien de tales sucesos. Los vecinos de la época preguntaban al momento de registrarse que había sucedido.

Los vecinos de la ciudad se alegran de verlos de regreso y observan que el matrimonio viene con un niño muy hermoso; lo aceptan y José comienza su trabajo como artesano. Durante su vida en Nazaret, ésta se desarrolla como la vida de todos los hombres del lugar, sencilla, de trabajo, una vida totalmente normal. Cristo convierte el trabajo y la vida en andanzas de salvación y de apego a Dios. En ese momento santifica la familia.

vida oculta de jesús

Otros datos de interés

Es conocido por todos lo que Jesús hizo a lo largo de sus años de vida pública, como predicaba, recorría lugares enteros llevando esperanza y palabra de aliento a los que la necesitaban. Curaba enfermos, resucitaba a los muertos y enseñaba a las personas por medio de parábolas que dejaban una enseñanza.

Sin embargo algunos se preguntarán ¿qué hizo durante los 30 años anteriores?. Lo único que sabemos y tenemos claro es el acontecimiento ocurrido a sus 12 años que es el momento en que se pierde en el templo ya que se encontraba predicando ya desde esa edad.

Este hecho sucedió en una fiesta de Pascua; sus padres lo encontraron en el templo rodeado de muchas personas que lo escuchaban y le formulaba preguntas, incluso maestros; todos lo veían asombrados y maravillados de la inteligencia que poseía.

Sin embargo dice el Evangelio que luego de este suceso regresó a Nazaret, y de allí en adelante se vuelve a soltar el velo de la incertidumbre de la vida oculta de Jesús, por 20 años más.

Este misterioso silencio en cuanto a la juventud de Jesús, permitió que se crearan e inventan muchas historias, relatos insólitos sobre el tema. Algunos con imaginación más desarrollada dicen que Jesús viajó a la ciudad de Inglaterra junto a su tío y abuelo José de Arimatea, allí se dice que conoció la religión de los celtas y obtuvo conocimiento de los conocimientos que posteriormente predicará, sobre la Trinidad y llegada de un Mesías.

A diferencia de otras personas afirman que se fue a la India, allí dicen que los Budas lo enseñaron a leer, a sanar enfermos y a la realización de exorcismos. Otros determinan que fue a Egipto y aprendió algunos secretos de los Faraones y se llenaba de la energía de las pirámides y sus misterios.

vida oculta de jesús

Los más inocentes o ingenuos creen que llegó a América y se inicio en los conocimientos de los pieles rojas.

Debemos leer bien los evangelios

Todos estos hechos se han creado por la pura creencia popular, los evangelios no dicen nada sobre el tema y no determinan nada sobre los años ocultos de Jesús. Sin embargo debemos preguntarnos: ¿los Evangelios de verdad no dicen nada a este respecto?; ¿no existen señales de lo que Jesús hacía en estos años de misterio?

Debemos decir con toda propiedad al lector que esto no es real, ya que en el Evangelio de San Lucas se observan dos ideas que consideramos importantes.

La primera es que luego de la presentación de Jesús en el Templo de Jerusalén, pocos días después de su nacimiento; regresa con sus padres José y María a Galilea a la ciudad de Nazaret. Allí el niño crecía, se hacía fuerte y adquiere igualmente sabiduría y la gracia del Padre se encontraba sobre él”.

Entonces podemos culminar diciendo que el propio evangelista nos dice que Jesús pasó los años posteriores a su ida en el pueblo de Nazaret, y allí se desarrollaba de forma física, religiosa e intelectualmente como un niño normal de su edad.

Como segunda característica vemos que a los doce años se pierde en el Templo en Jerusalén y es conseguido por sus padres en el Templo. Posteriormente se determina que regresa con sus padres a Nazaret y allí vivía haciéndoles caso en todo lo que le indicaban. Jesús iba creciendo lleno de estatura, sabiduría y sobre todo con la gracia de Dios y del hombre.

vida oculta de jesús

Uno más del pueblo

Si pensamos solamente en lo que determina el Evangelio, podemos concluir que Jesús todo el tiempo estuvo en Nazaret en toda la época de los años misteriosos de su vida oculta. Lucas afirma: “Allí vivió”.

Y junto a su círculo familiar obtuvo experiencia en relación a su madurez de hombre, así como la parte psicológica e intelectual, de igual forma que lo podía hacer cualquier niño de la época y de esa ciudad.

Esta determinación queda confirmada en el pasaje del Evangelio de Marcos cuando Jesús predica en la sinagoga de Nazaret, cuando las personas de ese lugar lo escuchaban quedaban asombrados y se preguntaban: ¿De dónde saca la sabiduría que posee y la potestad de efectuar milagros?; ¿acaso no es el hijo de María?.

Como vemos la vida oculta de Jesús, debe haber corrido de forma normal y ordinaria en el lugar donde residía como es el pueblo de Nazaret, y el día que predicaba en público con tal sabiduría, que no resultaba común, los integrantes del pueblo resultaban sorprendidos y asombrados.

No imaginaban en ninguna forma que Jesús fuera no sólo “el carpintero”, o el hijo de María. Si Jesús no hubiera estado ausente con el fin de estudiar y perfeccionarse, tal como mencionan las leyendas, si fuera así porqué los galileos se asombraban tanto de los conocimientos que tenía Jesús.

Asimismo si Jesús no hubiera salido del pueblo de Nazaret en su época de infancia y juventud, o no hubiera salido de viaje momentáneo, podríamos preguntarnos: ¿qué hizo en todos esos años?.

¿Es posible conocer algo de la vida oculta de Jesús? La respuesta es afirmativa, ello debido a los diversos sucesos arqueológicos y de literatura que poseemos en la actualidad.

¿Quién es Jesús?

De Jesús podemos tener miles y miles de definiciones una de las más importantes es que es el Hijo de Dios Padre. Igualmente Jesús pertenecía al propio pueblo judío. Es igualmente considerado descendiente de los grandes participantes del Antiguo Testamento como David, Abraham y Jacob.

Es igualmente definido como que Jesús es un ser especial y se vuelve la gran esperanza del pueblo de Israel; lo ven como el milagro de un Salvador, un Mesías o sencillamente el Señor.

Podemos decir igualmente de Jesús que su nacimiento fue idea del propio Dios, es consecuencia de su iniciativa propia. Como es sabido por todos se engendró por obra del Espíritu Santo en María, siendo ésta virgen o que no había conocido hombre.

Jesús solía ser un niño como cualquier otro por una parte, sin embargo es un ser especial, ya que es el propio hijo del Padre Dios. El nacimiento de Jesús se consideraba una buena noticia no sólo para el pueblo judío sino para todas las demás personas de los pueblos, las razas y hasta la religiosidad.

Para los cristianos es bien sabido que el inicio de la vida de Jesús es desarrollado bajo una situación de pobreza, humildad y sencillez. Los pobres le demuestran su aprecio o solidaridad pero las personas de poder lo acosan, critican y persiguen.

¿Cuál era su verdadero nombre?

Al momento en que nace el niño, sus padres lo primero que hacen es colocarle un nombre, ello era una ceremonia muy emotiva que se celebraba al octavo día y ante la presencia de testigos.

vida oculta de jesús

El nombre que le pusieron José y María a su hijo fue “Yehoshúa”, que en el idioma hebreo quiere decir Josué. Según la Biblia en Palestina el nombre debía de ser más corto y por eso se pronunciaba “Yeshúa”, por motivos familiares. Debido igualmente a costumbres en Galilea y debido a que allí se hablaba de otro modo, la abreviatura debía de ser mayor por ello su pronunciación era “Yeshú”.

Posteriormente los cristianos originarios hicieron una traducción del mismo nombre del idioma griego y luego quedaría su pronunciación como “Jesús”. Este nombre de Yeshúa era muy común y ordinario, esto sucedía durante el siglo I.

Igualmente es determinado de la misma forma por el escritor Flavio Josefo, manifiesta que un número mayor de 20 personas llevaban este mismo nombre, sin embargo 10 al menos son simultáneos de Jesús de Nazaret.

En el idioma de los hebreos, el nombre Jesús o Josué, significa “Dios salva”. El nombre no se lo colocaron nada más que como un homenaje al hebreo Josué, sino por el contrario según nos relata Mateo en su Evangelio fue debido a un Ángel de Dios que dijo a José: “Le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.

¿Jesús aprendió a leer y escribir?

En relación a esta pregunta muchos tienen el pensar que resulta ilógica, ya que en tres de los Evangelios se determina de manera clara que él sí sabía leer y escribir. Esto está determinado en varios pasajes de la Biblia que vamos a nombrar a objeto que el lector tenga su propia idea al respecto, a saber:

El primer episodio se trata del momento cuando los escribas y fariseos presentaron a Jesús una mujer que estaba imbuida en el pecado de adulterio, estos la llevaron ante él para ver si la apedreaban o no, en ese momento Jesús se agachó y se puso a escribir en la tierra con el dedo. Esto como vemos es un indicio de que sí sabía escribir.

vida oculta de jesús

Otro episodio sucedió cuando presentándose en la sinagoga de Nazaret, fue invitado a leer el libro de Isaías. Obviamente es una prueba de que sí sabía leer perfectamente.

Como tercer caso es el de los judíos que en el momento de las prédicas lo escuchaban y quedaron sorprendidos y decían: “Cómo es que sabe escritura sin haber estudiado”.

Sin embargo y de forma lamentable debemos decir que los tres textos antes mencionados no son prueba fehaciente de que esto haya sido así o de probar si Jesús leía y escribía.

Debido a que el primero, muestra el ejemplo de que Jesús estaba escribiendo algo en el suelo con el dedo, sin embargo no se puede saber a ciencia cierta que escribía. Esto lo que ha llevado a algunos es a imaginar que sólo pudo ser que trazó líneas sobre la arena, tal vez en señal de molestia por la acusación que le hacían a la adultera; pero no se trataría de una escritura como tal.

El segundo caso debido a que el texto de Isaías define como que si Jesús leyó en la sinagoga de Nazaret, así como se dice no existe, ya que se piensa que es un episodio inventado por Lucas salteando los versículos del libro.

En cuanto al tercero donde se presenta a Jesús con conocimientos de escritura sin que tenga estudios, realmente no dice que Jesús hubiera aprendido a escribir, sino por el contrario sólo sabía usar las Escrituras y de una forma teológica era que tenía el conocimiento que lo hacía desenvolverse oralmente sin que por ello supiera leer.

Los dos ciclos de estudio

Por tal motivo no se tiene en los evangelios la seguridad de que Jesús haya aprendido a leer y escribir. Nos preguntamos: ¿Podremos averiguarlo de otra forma? Sí. Ello a través de la literatura del pueblo judío.

En relación a lo anterior debemos informar al lector que en esos tiempos en que Jesús era aún un niño, en Nazaret como en todos los pueblos de Palestina, existían pequeñas escuelas donde asistían los niños desde los 5 años. En el caso que nos ocupa la sinagoga estaba junto a tal escuela, y constaba de un programa escolar con dos ciclos básicos.

El primer ciclo de estudios tenía una duración de 5 años. Los niños empezaban como normalmente se estila aprendiendo las letras, en este caso era el alfabeto hebreo, posteriormente iniciaban en la lectura de la Biblia, comenzando por el Levítico; seguido de esto continuaban con otros libros bíblicos, hasta aprenderse el texto sagrado a la perfección.

Cuando culminaron esta eta pasaban al ciclo siguiente, este duraba 2 años; en el se trataba el conocimiento sobre la Ley Oral, o sea la interpretación de doctores de ley en relación con las leyes bíblicas.

Cuando los niños llegaban a la edad de 12 años terminaban sus estudios. Los más brillantes podían continuar con estudios más profundos; para tal fin debían ir a Jerusalén u otra ciudad importante y entrar en escuelas que eran guiadas por doctores de Ley.

Lo anterior era causal de que el privilegio podían gozarlo sólo unos pocos; la mayoría de los niños que terminaban seguían al lado de sus familias, momento en el cual eran capacitados para un oficio que podían aprender y así ganarse la vida. El mismo Jesús asistió como cualquier niño a los dos ciclos de su etapa de infancia escolar; ello ocurrió en la sinagoga de Nazaret con otros niños; allí comenzó a escribir y a leer.

¿Jesús era carpintero?

Lo que se sabe en relación a esto es que toda familia debía conceder una ocupación a sus hijos para un futuro; los rabinos de la época sostenían: “El que no le enseña a su hijo un oficio, le enseña a robar”.

vida oculta de jesús

Cuando Jesús se encontraba predicando en la sinagoga de Nazaret y los aldeanos lo vieron se preguntaron “¿No es éste el carpintero?”; por esta interrogante podemos presumir que Jesús se hizo carpintero, oficio que practicaba su Padre José.

Sin embargo algunas personas tienen duda de ello; ya que los evangelios tienen otra versión. Ejemplo en San Mateo, la pregunta es: “¿No es éste el hijo del carpintero?”, o sea se diferencia ya que se está refiriendo directamente a José. En cambio en Lucas la pregunta se refleja: “¿No es éste el hijo de José?”, en la cual ninguno se refleja como carpintero.

Como otro punto podemos decir que Nazaret, estaba habitada en su mayoría por campesinos y su gran mayoría eran agricultores o criaban ganado. Y como tercer y último punto ya que en la mayoría de las parábolas existen imágenes de un ambiente de tipo agrícola y no de la carpintería.

¿Cómo rezaba Jesús?

Otra de las actividades aprendidas por Jesús fue a rezar, todo niño israelita debía poseer el hábito de orar con frecuencia, ello sucedía desde los 13 años de edad. Con tal fin se le enseñaba a cubrirse la cabeza y hombros con una mantilla especial que llamaban “talit”, éste tenía como característica llevar colgados en sus cuatro esquinas una especie de flequillos denominados “zitzit”.

Tales flequillos eran representación alegórica de las leyes divinas. El uso del manto con los  flecos fue ordenado de usar por el propio Dios a Moisés, como podemos verlo en Deuteronomio: “Habla a los israelitas para que se pongan unos flecos en la punta de sus mantos. Así, con ello, se recordarán de los mandamientos del Señor”.

Las oraciones que debían aprender los judíos en su época de adolescencia debían realizar todos los días. Una de las oraciones llevaba el nombre de “Shemá” en hebreo significa “Escucha”, la misma comenzaba: “Escucha, Israel: Yahvé es nuestro único Dios”. Ésta oración era considerada una profesión de fe, fue extraída directamente del Deuteronomio.

La segunda oración se denominaba “Shemoné Esre” en hebreo quiere decir “Dieciocho” ya que la misma contiene dieciocho oraciones; doce peticiones, tres alabanzas y tres agradecimientos a Dios.

Por la repetición constante de estas oraciones, Jesús aprendió a llamar a Dios “Padre nuestro”, y por medio de estas mismas oraciones se creó el clima en lo espiritual en el que fue creciendo; igualmente tuvieron alto impacto en su psicología religiosa desde niño.

¿Adónde iba los sábados?

Los días sábados Jesús asistía como todo niño a la sinagoga de Nazaret, podría pensarse que al igual que otros niños se sentiría aburrido e impaciente por las largas oraciones de la asamblea, ya que las mismas duraban medio día, y Jesús como hablaba arameo, podía sentirse más intranquilo ya que las oraciones eran en hebreo.

Sin embargo con el paso del tiempo fue adquiriendo conocimientos de las plegarias y los ritos hasta que se volvieron familiares para él. Aparte de asistir a la sinagoga, el día sábado era respetado y se practicaba el reposo absoluto o total.

De modo que tomando en consideración lo anterior, debemos pensar que Jesús ayudaba a María, su madre desde los viernes en la tarde como cualquier niño, la ayudaba en los momentos previos a la celebración como: buscar provisión de agua, limpiaba la vivienda, ordenaba o colocaba las herramientas de trabajo en su debido sitio; mientras tanto él hacía esto, María se encargaba de la preparación de las comidas.

vida oculta de jesús

Los días sábados existían igualmente una costumbre que aunque comenzaba los viernes por la tarde duraba hasta el momento de irse a la sinagoga, tal costumbre se trataba de un rito denominado de la luz. Jesús acostumbraba en este caso pararse al lado de la mesa mientras María, recitaba una bendición y encendía una lámpara, la cual debía mantenerse prendida hasta el día siguiente.

Cuando regresaban en horas del mediodía, acostumbraban reunirse las familias del pueblo y lo hacían entre varias personas, a los fines de que compartieran un almuerzo en el cual el tema principal era de tipo religioso.

Preocuparse por el hoy

De acuerdo a lo que hemos visto anteriormente la vida oculta de Jesús, no es nada del otro mundo o no resulta ser tan prodigiosa como la hacen ver.

Por el contrario fue una vida como cualquier otro niño que fue creciendo con diversas costumbres familiares, que lograron que Jesús fuera creciendo hasta llegar a ser el hombre que todos conocemos según los Evangelios y sus experiencias vividas así como su pasión, crucifixión hasta llegar a la Resurrección.

En el momento que su Padre Dios le solicitó que lo dejara todo y cumpliera la misión de la predicación del mensaje de la salvación de los hombres, Jesús nunca sintió arrepentimiento por los años anteriores que vivió a esto.

Tampoco se arrepintió de las reuniones con amigos, de su trabajo en el taller, reuniones familiares, ya que cada momento lo vivió como el mejor día a día. Jesús nunca consideró este tiempo vivido como “perdido”. E igualmente lo enseñaba a todos: “No se preocupen por el día de mañana; mañana ya habrá tiempo para preocuparse”.

vida oculta de jesús

Como todos sabemos en la época de la Navidad, siempre se nos muestra los detalles de la infancia de Jesús, estos relatos nos los han enseñado igualmente en los Evangelios de Mateo y Lucas. En estos evangelios se hacen relatos sobre hechos maravillosos, que los habitantes de Galilea y Judea pudieron precisar en el momento del nacimiento de Jesús y de Juan el Bautista.

Existen muchos estudios, investigaciones sobre estos relatos de la infancia de Jesús y de cómo ocurrieron o como se cuentan. El nacimiento e infancia de Jesús suele ser un asunto muy tergiversado por varias personas y opiniones.

Sin embargo a pesar de que estas opiniones han sido puestas en duda, para los cristianos o creyentes sigue siendo importante el hecho del nacimiento de Jesús, y es considerado un acontecimiento fundamental. Ya que por medio de éste Dios hace entrada en la historia del mundo entero y se hace partícipe de la misma.

Igualmente se crea un problema más serio en cuanto a cómo se desarrolló la vida, infancia, adolescencia, juventud y adultez de Jesús, así de cómo pudo ser la vida de aquél niño que se convertiría en un ser especial. O lo que es lo mismo de cómo fue “la vida oculta” de Jesús el Nazareno.

Otro relato que se ve determinado en el Evangelio de Marcos, habla sobre que los parientes de Jesús veían con preocupación que vivía tan apegado y metido entre la gente que muchas veces se olvidaba de comer; por tal motivo algunas veces trataban de sacarlo por la fuerza y comentaban: “que había perdido la cabeza”.

¿Qué nos enseña la vida oculta de Jesús en Nazaret?

De la vida oculta de Jesús en Nazaret podemos decir que permanece en un silencio en cuanto a la existencia normal u ordinaria. De esta forma podemos sentir que estamos en comunión directa con él de una manera privada, santa, por medio de la oración, la sencillez, el amor, el trabajo y el amor familiar.

En cuanto a sus padres Jesús siempre estuvo sumido en plena obediencia a María, su madre  y José, su padre biológico; ya que su padre legal, es la viva imagen de obediencia, fidelidad de Jesús a su Padre del Cielo. Sus padres por medio de la fe reciben el misterio de Jesús, aunque muchas veces suelen no comprenderlo totalmente.

En el Credo no se explica ni la vida oculta ni la pública. A diferencia de esto en el Evangelio, se señala con precisión los misterios de la infancia y vida oculta, explicando este fenómeno por lo largo de la vida pública.

Sin embargo los cristianos o creyentes debemos de imitar la vida de Jesús, indagar en ella desde su nacimiento hasta su muerte y Resurrección, su vida en Egipto, Belén y Nazaret, así como los años de su predicación sobre el Reino de Dios.

Ideas principales

En cuanto a este tema de la vida de Jesús, se dan una serie de ideas principales, que debemos como cristianos y creyentes en Cristo ponerlas en práctica a lo largo de toda nuestra vida, y ser verdaderos imitadores de la de Jesús. La vida de Jesús fue una constante enseñanza:

  • su ocultamiento.
  • obediencia.
  • trabajo.
  • sus milagros.
  • la oración.
  • el amor por los hombres.
  • su preferencia hacia los niños y pobres.
  • la aceptación sobre el sacrificio en la cruz para la redención de la humanidad.
  • todo lo que hizo.

vida oculta de jesús

Jesús como ejemplo de vida

Es bien sabido que Jesús nace en Belén de Judá: Dios envió a su Hijo amado, desde las entrañas purísimas de la Santísima Virgen María. Jesús nace en un establo muy pobre de una familia muy humilde.

Este ejemplo debemos tomarlo como enseñanza para nuestro diario vivir, que nuestra vida sea de humildad, sencillez y no quejarse tanto de la pobreza que pueda estarse pasando. En esto debemos recordar a Jesús en todo momento.

Misterios de la infancia de Jesús

Hubo ciertas situaciones en la vida de infante de Jesús que incluso algunos fueron tomados como misterios de la vida oculta de Jesús, entre estos podemos determinar:

  • Circuncisión: ceremonia que anticipa al bautismo.
  • Epifanía o declaración de Jesús como Mesías o enviado de Israel; con esta se da la adoración de Reyes Magos.
  • Presentación de Jesús en el Templo: María no tenía necesidad de esto por ser virgen y no tener pecado, sin embargo se sometió a la ley de Dios.
  • Huida a Egipto y mortandad de los niños.

El papel de San José

Dios decidió que Jesús tuviera un padre en la tierra. Para ello destino a José quien era esposo virginal de María. José asumió esa misión junto a María de manera humilde, sencilla; le enseño a Jesús el oficio que él practicaba; asumió la obligación de procurarle alimento, cuidados a María y al mismo Jesús. Esta fue verdaderamente una familia santa.

vida oculta de jesús

La santificación en el trabajo ordinario

Por medio del trabajo debemos imitar a Jesús ya que mediante el trabajo nos santificamos y a través de esta santificación encontramos a Dios y podemos amarlo. Debemos realizar nuestro trabajo con la idea de servir a Dios y a los demás. Esto debemos verlo como un ejemplo a seguir de la vida de Jesús quien nos enseña muchas cosas buenas de acuerdo a su vida.

Hay que tratar a la Sagrada Familia

La sagrada familia está conformada como sabemos por Jesús, María y José. Debemos como familia tomar su ejemplo y aplicar su ejemplo en nuestras vidas, sus virtudes y tomar los ejemplos que ellos nos dieron.

Propósitos para avanzar

Debemos en todo momento tener presente e indagar en la vida oculta de Jesús,  podemos hacerlo a través de los Evangelios, por lo que hay que  meditar en ello diariamente.

Debemos hacer una reflexión personal de cómo incide el ejemplo de la vida de Jesús, María y José en nuestra vida, si santificamos nuestro trabajo. Tengamos presentes a José como cabeza de la Sagrada Familia, asimismo a María y Jesús e imitemos sus virtudes y ejemplos en nuestras familias y diario caminar con ellas.

Jesús y su familia

Como la mayoría de los católicos sabemos el lugar de nacimiento de Jesús fue Belén, en Israel. El nombre completo de Jesús era “Jesús de Nazaret”, ya que en esa época no se estilaba tener apellidos, el apellido era el sitio de donde provenían en su nacimiento.

Por ello su nombre es Jesús de Nazaret, ya que de allí provenía; también podía usarse el nombre de los padres. Esta costumbre aún se ve en ciertas aldeas gallegas.

María y José fueron sus padres, José era de profesión carpintero y tenía su trabajo de esta especialidad, su madre María trabajaba en labores de hogar, en las épocas pasadas este tipo de trabajo solía ser más duro que en la actualidad ya que no existían tantas comodidades como las que hoy existen como instrumentos de trabajo, electrodomésticos, etc.

La familia de Jesús pertenecía a una sociedad media baja, debido al trabajo de carpintería que efectuaba su padre José.

La infancia de Jesús en el Evangelio de Mateo

En cuanto a la niñez o infancia de Jesús, Mateo inicia el tema en el Evangelio enumerando una cantidad de antepasados del propio Jesús, esto con el fin de hacer ver que Jesús pertenece a Israel y es el Mesías que esperaba el pueblo de Israel.

Nacimiento de Jesús

En relación con el tema del nacimiento de Jesús, Mateo señala en el Evangelio, que María quedó embarazada sin haber tenido relaciones sexuales. Por ello determina de forma clara que el embarazo de María se debió a la acción especial del Espíritu Santo.

En todo momento José actuó como padre legal de Jesús, fue él quien le puso el nombre al niño por orden del Ángel de Dios, quien le dijo que le pusiera JESÚS (Salvador del Mundo) por voluntad de Dios; igualmente José en todo momento aceptó la misión que tenía su hijo al venir al mundo y para con la humanidad entera.

Los sabios de Oriente

Los sabios de Oriente o conocidos comúnmente como los Reyes Magos, venían de un país lejano. Ellos consideraron que a Jesús era bueno tanto adorarlo como conocerlo, a sabiendas de que estos Reyes o sabios no practicaban religión o cultura judía.

Con el tema anterior Mateo en su Evangelio lo que busca es determinar que el nacimiento de Jesús es con el fin de salvar a la humanidad entera y no solamente a los israelitas. Lo anterior se conoce como “Epifanía”, lo cual trata de la manifestación de Dios ante los hombres.

Persecución de Herodes y huida a Egipto

Desde el mismo momento en que Herodes se entera del nacimiento de Jesús, rechaza esta situación y es por ello que José y María tienen que huir de Egipto, debido a que el odio de Herodes hace que éste desencadene una mortalidad a los niños inocentes.

Debido a la ida de José y María con Jesús a Egipto y posteriormente su regreso, Mateo busca de recordar lo que sucedió con los antepasados de Jesús en cuanto  a la esclavitud de Egipto y la salida a la tierra prometida en tiempos de Moisés.

Narración de la infancia de Jesús en el Evangelio de Lucas

En relación a este tema de la infancia de Jesús; igualmente Lucas presenta de forma nivelada los elementos de Juan el Bautista y Jesús. De esta manera Lucas busca mencionar la relación existente entre Juan y Jesús.

De Juan el Bautista podemos decir que se trata del último de los profetas que presenta el Antiguo Testamento. La misión de Juan es el anuncio de la venida de un Mesías al pueblo de Israel, del Salvador que han estado esperando. Posterior a esto Jesús inicia su etapa de salvación.

Lucas, en el episodio de la anunciación, se centra en el tema importante que representa María; ya que ésta tiene una conversación directa con el Mesías de Dios y asume la misión que le es encomendada. En este caso Lucas busca de mencionar y hacer ver lo importante de la historia de la salvación.

Visita de María a su prima Isabel

Cuando se trata del encuentro de María e Isabel, se está mencionando igualmente el encuentro de Juan y Jesús en el vientre de sus respectivas madres. En este momento al llegar María, Juan da saltos en el vientre de su madre; de esta manera se deja ver la superioridad y magnificencia de Jesús. Como es sabido por todos en este momento, Isabel da alabanzas a María por medio de palabras semejantes a las dichas por el Ángel en el momento de la Anunciación.

A lo anterior María responde con un hermoso poema por medio del cual da gracias a Dios Padre por cumplir en ella sus promesas determinadas en el Antiguo Testamento.

Nacimiento de Juan el Bautista y de Jesús

En relación con esto se nota como Dios actúa por medio de este niño, se observa en los hechos que suceden desde el nacimiento y la circuncisión de Juan. En cuanto al nacimiento de Jesús, el evangelista Lucas igualmente determina que nace en Belén. Por medio de esto se desea dejar en claro la relación entre Jesús y David que igualmente nace en Belén.

En cuanto al tema de los pastores, Lucas busca determinar que Jesús se dirige a las personas pobres y sencillas.

Circuncisión y presentación

Con este método se determina que Jesús acepta y cumple los requisitos de la Ley Judía. Simeón y Ana, son los representantes del pueblo judío, ellos determinan a Jesús como el Salvador.

No nada más que para el pueblo de Israel, sino por el contrario para todos los pueblos en general. De igual manera Simeón manifiesta que Jesús será una figura de contradicción.

Jesús en el templo

En cuanto a la infancia de Jesús el evangelista Lucas habla sobre la misión que él tenía sobre toda la humanidad, ya que era la voluntad de su Padre.

Vida pública de Jesús

En cuanto a éste término podemos decir que es el proceso de vida de Jesús desde los treinta años hasta los treinta y tres, ya que en este lapso de tiempo fue que se dio a conocer en relación con las enseñanzas y predicación de la palabra, sus obras y milagros.

El Bautismo

Esto sucedió en el río Jordán, en ésta época sucedió la primera aparición de Jesús de forma pública, Jesús llega al lugar como cualquier israelita y es recibido por el propio Juan el Bautista.

Para Juan el Bautista resultaba extraño que Jesús estuviera allí, ya que Jesús no necesitaba de la conversión; sin embargo la única intención de Jesús era la necesidad de recibir el bautismo, ello con el propósito de hacer ver que tenía que cumplir la voluntad del Padre que le había encomendado.

Tentaciones en el desierto

Luego que Jesús recibe el bautismo, se retira por un lapso de tiempo al desierto donde ayuno y se dedicó a orar. En ese mismo tiempo como es sabido por todos, Jesús es tentado por el demonio en tres ocasiones.

Por medio de esta tentación le es visionada la posibilidad del cumplimiento de la voluntad del Padre a través del crecimiento de bienes materiales; el éxito, poder, sin embargo Jesús no acepta acceder a estas tentaciones y las rechaza; y a diferencia sigue el camino de la humildad, pobreza y el servicio.

Jesús proclama el Reino de Dios

Por medio de esta proclamación Jesús da a conocer que el Reino de su Padre está cerca y que se encuentra entre las personas. Esto es considerado una gran noticia, ya que el Reino de Dios es la ejecución en el mundo de la salvación que Dios mismo ha prometido al pueblo con la venida de un Mesías.

Jesús nombra a los primeros seguidores de su palabra o discípulos que son: Simón, que se llama Pedro, Andrés, Santiago y Juan, hermano de Santiago. Posteriormente cuando crecieron sus seguidores, es el momento cuando nombra a sus doce apóstoles con el fin de que lo ayuden.

Junto a la compañía de los discípulos, Jesús viaja a aldeas, pueblos cercanos con el fin de dar a conocer la llegada del Reino de Dios Padre, tal como fue la tarea de profetas mucho antes que él.

En los tiempos en que Jesús predicaba las explicaciones se hacían a través de comparaciones, por ello Jesús no decía lo que significaba el Reino de Dios, sólo hacía comparaciones a las personas de la época. Estas definiciones las ejecutaba por medio de parábolas o relatos que emitían una determinada enseñanza.

Jesús llamaba Reino de Dios a los fines de no confundirlo con otros reinos existentes, como ejemplo el reino de Israel cuando Salomón. El Reino de Dios puede ser definido como el lugar donde las personas son justas, libres, solidarias, es el lugar donde se puede vivir feliz con todos los que convivan allí.

Igualmente Jesús predicaba el Reino de Dios a través de obras, y tal como decíamos anteriormente por medio de parábolas, milagros. Se define igualmente que el Reino de Dios es para todos, sin embargo solamente entran los que cumplan la voluntad de Dios Padre.

Jesús dice que Dios es Padre

En todo momento Jesús mencionaba a Dios como Padre. En el momento de la oración utilizaba el término arameo “obba”, lo cual quiere decir papá. Igualmente decía en todo momento a los discípulos que llamaran a Dios, Padre y que en todo momento confiaron en él.

Jesús siempre sostuvo que el Padre, es una figura que profesa misericordia, y siempre está pendiente de lo que necesitan sus hijos, asimismo otorga el perdón de forma desinteresada con el fin de la conversión de los pecadores.

Jesús se presenta a sí mismo

El propio Jesús se atribuía varios títulos, como Hijo del Hombre, Hijo de Dios. Su presentación ante los demás como Mesías o ungido de Dios con la misión de salvar a la humanidad entera.

La misión de Jesús con el mundo es la salvación de la humanidad, evitar su condenación de acuerdo a los que están descarriados o faltos de conversión del corazón, y de esta forma otorgarle la luz.

Jesús se presenta como el amigo que da todo lo que tiene y lo que posee. Tan es así que se ofrece como el alimento o pan para que todos puedan vivir. Jesús espera que todas las personas lo amen por sobre todas las cosas en el mundo.

 

Jesús promueve una forma diferente de vivir la religión

Jesús como sabemos era judío, de hecho con sus predicaciones supera el judaísmo y se da una nueva manera de sentir la religión. Lo más importante de ello es tanto el amor a Dios como al prójimo.

Toda religión tiene normas y leyes que se deben respetar y cumplir, esta religión no era la excepción, había que cumplir normas y medidas de igual forma, sin embargo sobre todas ellas prevalece el amor. Las personas no deben sólo cumplir las normas de forma externa sino debe ser de corazón, sentir el amor sinceramente.

Muchas veces se presenta el caso de sentimientos de religión falsa ya que se trata de distintos fines como ejemplo el aprovechamiento de los demás y la apariencia de ser buena persona, entre otras.

Jesús convive con pecadores y ofrece el perdón de Dios

Jesús debido a la cantidad de las personas con las que estaba rodeado igualmente estuvo cerca con del trato familiar de personas conocidas de forma pública las cuales eran pecadoras; sin embargo el propio Jesús les prometió el perdón y la vida eterna en el cielo, siempre que su arrepentimiento sea sincero.

Jesús ampara a todas las personas, se adentraba en sus casas, compartía con ellos. Aparte tenía la potestad de perdonar los pecados a las personas en el nombre de Dios. Esta situación fue motivo de alboroto de muchas personas, pues lo consideraban blasfemia e irrespeto por las leyes de la religión judía.

Jesús actúo siempre de acuerdo a la voluntad de Dios Padre la cual era salvar a los pecadores y lograr su conversión y salvación. El mismo se sentía como un médico preocupado porque los enfermos recobran la sanidad.

Jesús cura muchas enfermedades

Otro aspecto en la vida de Jesús es la curación de muchas personas de males físicos y mentales. Los aquejados de enfermedad se acercaron a él confiados y Jesús los sanaba con la fe. Siempre sostuvo que el amor que Dios dispensaba era infinito y lo profesaba a los débiles y desposeídos.

Algunas personas debido a su tipo de enfermedad eran consideradas faltas de pureza en relación con la religiosidad y que vivían marginadas como los ciegos, endemoniados, leprosos, entre otras. A todos ellos Jesús les regresa su dignidad y el ser hijos de Dios.

El perdón y las curaciones son signo de la presencia del Reino

Las curaciones a través de los milagros que Jesús hacía no era con el fin de demostrar su poder o para que las personas creyeran en él, por el contrario lo hacía ya que es una forma de enseñar el amor de Dios a su pueblo y sus necesidades.

Las actitudes milagrosas de Jesús es ejemplo que el Reino de Dios existe y está entre todos. De igual forma sucede con el perdón, ya que por medio del perdón Jesús muestra un corazón amoroso, bondadoso como Padre; igualmente se exterioriza la salvación prometida por Dios.

Las curaciones y milagros de Jesús tenían como característica el perdón y la curación, si estas no hubieran existido, las prédicas de Jesús no hubiera tenido tanta veracidad. El tenía que testificar con hechos que el Reino de Dios se encontraba en la tierra.

Los enemigos de Jesús

Así como tuvo miles de amigos, Jesús provocó igualmente enemistad de fariseos, esto se producía por miedo que tenían los judíos que se rechazará  la autoridad y la ley. Igualmente algunos judíos estaban preocupados ya que tanto Jesús como sus seguidores podrían colocar a las autoridades de Roma en contra al regreso de la monarquía.

Aunque esto tuvo un crecimiento, la popularidad de Jesús se regó entre los oprimidos y marginados.

Pasión, muerte y sepultura

La vida pública de Jesús fue muchas veces cuestionada. Al comienzo tenía varios seguidores, posteriormente comienzan a verse situaciones desfavorables para él, tales como a fariseos y personas relacionadas con la Ley no admitían las doctrinas de Jesús en cuanto a las leyes judías, principalmente la que trataba sobre la ley del día sábado.

Tampoco admitían que Jesús perdona pecados sin el cumplimiento de lo que establecía la ley de esos tiempos. Algunas personas sintieron sentimientos de decepción debido a que buscaban en Jesús milagros y él lo que les solicitaba era la verdadera conversión de sus corazones.

Los mismos discípulos de Jesús no le entendía completamente; ejemplo era que Pedro no aceptaba que el Mesías fuera a morir de forma violenta o ejecutado; la traición de Judas.

Para el Sanedrín, que eran los ministros de ley de esos tiempos pensaban que Jesús constituía un peligro para todos, en especial al templo de Jerusalén.

Esta situación creó un ambiente desfavorable para Jesús, y debido a ello su llegada a Jerusalén fue de una manera tensa cuando se iba a dar la fiesta de Pascua. En ese mismo momento el Sanedrín decide por todos las formas atacar a Jesús.

Jesús afronta el rechazo

El propio Jesús estaba claro que su actividad provocaría actitudes desfavorables y que ello podía terminar con su vida. En diferentes ocasiones se los hizo saber a los discípulos. Sin embargo y a pesar de todo nunca cambió el mensaje que predicaba ni las obras que hacía. Por el contrario, pensaba que la misma muerte era parte de la misión que su Padre le había encomendado.

El mismo Jesús veía a la muerte con un sentido diferente ya que era la forma de conceder vida a los demás, y con esta actitud su misión o tarea daría el resultado que se buscaba. Jesús sostenía que si no se entierra el grano de trigo y se pudre, no saldrá la espiga ni dará el fruto deseado.

Jesús hablaba de su muerte y de igual forma de la Resurrección ya que sentía plena confianza en el Padre ya que éste no permitiría que la muerte fuese el fin para él. Si hubiera sido así con ello se hubiera dado la razón a los que lo criticaban.

La  última cena y la Eucaristía

Para la celebración de la fiesta de Pascua Jesús sube a Jerusalén junto a sus discípulos. Dentro de la celebración de la Pascua se realiza una cena en familia en la cual se realizan varias oraciones. En este momento Jesús aprovecha el momento para efectuar un símbolo de trascendencia.

Es el momento donde faltando poco para su muerte bendice el pan, lo parte y lo comparte con todos los presentes, igualmente hace con el vino, haciendo ver que los dos símbolos son su cuerpo y su sangre y que deben comer todos de él. Asimismo les comenta que él entregará todo cuerpo y sangre con el fin de la salvación de toda la humanidad.

Con este acto se crea una alianza nueva, una relación estrecha entre el hombre y Dios, de una manera más plena y sabía que la que fue hecha entre Dios y el pueblo de Israel. El pedía a sus discípulos que en todo momento repitieran este acto de bendición del pan y el vino.

El sostenía que de esta forma estaría presente en medio de ellos dando su vida misma por todos. De esta manera las consecuencias de la salvación se extenderían a través de la historia. Es de este modo que con un gesto sencillo con mucho contenido se da el nacimiento de la Eucaristía.

Oración del huerto y aprehensión de Jesús

Posteriormente a la última cena, salieron fuera de la ciudad de Jerusalén. Jesús en todo momento oraba. Esta oración estuvo caracterizada por mucho sufrimiento ya que él sabía que el tiempo había llegado y lo que le esperaba vivir.

Sin embargo Jesús aceptaba la voluntad de su Padre como en todo momento lo hacía. En ese momento sus discípulos que se encontraban dormidos, es el momento en que arrestan a Jesús.

El juicio religioso

Posterior a su aprehensión Jesús es conducido ante el Sanedrín, que como ya mencionamos anteriormente era la autoridad máxima en cuanto a la religiosidad judía. El Sanedrín estaba presidido por el sumo sacerdote.

En ese momento lo acusaban y eran acusaciones de manera religiosa, como era el haberse expresado en contraposición al templo. Lo que condena verdaderamente a Jesús es el hecho de que en todo momento él aceptó ser el Mesías y el Hijo de Dios.

A los ojos del Sanedrín Jesús era un blasfemo y ello lo condenaría a muerte, ya que se consideraba Mesías, que quiere decir “enviado por Dios” y ello era considerado blasfemia de acuerdo a la ley de los judíos.

El juicio político

Luego Jesús es conducido por autoridades judías ante Poncio Pilato, gobernador de Roma, lo conducen por dos motivos, a saber:

  1. a) De alguna manera preferían que la autoridad romana, apareciera como responsable de su muerte y no los judíos.
  2. b) De alguna manera existirían buenas relaciones con los romanos, ya que con la entrega de Jesús reconocerían de esta manera la autoridad política.

Este juicio con Pilato es totalmente diferente al que realizo el sanedrín. Jesús es acusado por adjudicarse el título de Rey de los judíos. Esta es una acusación de índole política, ya que ante los romanos se hacía ver como un agitador peligroso de la paz del pueblo.

Es Pilato quien condena a Jesús a la muerte por el método de la crucifixión, ésta ejecución era practicada ante casos de criminales considerados peligrosos y a los miembros de clases bajas. En los dos procesos Jesús aparece crucificado debido a la ley y el orden.

Crucifixión y muerte

En este proceso doloroso Jesús es sometido a las más duras torturas como burlas, escupitajos, palizas, azotes, latigazos, entre otras. Su crucifixión fue ejecutada fuera de las paredes de Jerusalén al lado de otros dos hombres. Ante la mirada de sus enemigos y de sus seguidores Jesús era tildado de fracasado.

En momentos antes de morir, Jesús realiza un acto de amor entre su madre María y el discípulo amado, que fue la entrega de María como madre al discípulo y a éste le entregó a María como hijo. En este momento es cuando se convierte María en la madre de todos los discípulos de su hijo.

La muerte de Jesús se convierte en una situación salvífica ante la humanidad entera; de igual forma su fidelidad a la misión que le encomendó su Padre, igualmente se vuelve un suceso importante.

Vía Crucis

Este fue un proceso de caminar de Jesús a través del Calvario o el Gólgota. Este hecho del vía crucis, es representado por 14 cruces, en la mayoría de los casos está acompañado por imágenes relativas a la Pasión de Cristo y las consecuencias que generó.

En cada uno de las estaciones está representado el camino de Jesús por el Calvario y cada hecho o acontecimiento vivido durante ese caminar, es igualmente denominado Gólgota (que quiere decir, lugar de Calaveras).

El Vía crucis completo es la representación de la vida dolorosa de Cristo mientras era conducido hasta el Calvario. Es costumbre que en algunas iglesias o templos religiosos se coloquen en las paredes cuadros relativos a la pasión de Cristo o el denominado Vía Crucis.

Explicación del Vía Crucis

Para ilustrar al lector vamos a determinar cada uno de los procesos o situaciones vividas por Jesús durante este camino doloroso al Calvario, momentos antes de la crucifixión, a saber:

I.- Los soldados aprehenden a Jesús en el Monte de los Olivos y es condenado a muerte. Es juzgado y se le da la condena en la noche, esta situación era prohibida en Israel, por tal motivo este juicio se considera injusto.

II.- Jesús carga la cruz. En este momento carga solamente uno de los palos. Debido a la pérdida de sangre no podía cargar todo el peso completo de la cruz.

III .- Jesús tiene la primera caída. Esto sucede debido a que cada momento que pasaba se hacía más débil para soportar el peso de la cruz, ello con el propósito que las personas que lo veían en el transcurrir de su caminar, se arrepintieron y se redimieron.

IV .- Jesús ve y encuentra a su madre, María.

V .- En este paso le aparece un hombre llamado, Simón de Cirene quien lo ayuda a llevar la pesada cruz.

VI .- El rostro de Jesús es secado con la Verónica (lienzo que se paso por el rostro de Jesús). Algunos difieren de que esto haya sido realmente cierto.

VII .- En este momento Jesús cae por segunda vez.

VIII .- Jesús da consuelo a las diversas mujeres de Jerusalén que lo acompañaban; y les dice que no lloren por él, al ver que éstas no cesaban de llorar, igualmente les dice que lloren por ellas y sus hijos.

IX.- Jesús tiene su caída por tercera vez.

X.- En este momento Jesús es desvalijado de sus vestidos. Tal actitud resultaba una humillación a cualquier israelita y dejarlo desnudo ante el público.

XI .- En esta fase del Vía Crucis, Jesús pasa a ser crucificado.

XII.- Jesús muere en la cruz. Antes de morir como es bien sabido por todos los católicos y creyentes Jesús dice siete palabras: tengo sed, Padre perdónalos porque no saben lo que hacen, hoy estarás conmigo en el Paraíso, todo está consumado, entre otras que el lector ya conocerá de acuerdo con la historia de los tiempos.

XIII .- Jesús es descendido de la cruz.

XIV.- Posterior al descendimiento, Jesús es colocado en el sepulcro.

La Resurrección

Existe una diferencia entre los términos revivir y resucitar. Revivir quiere decir regresar a la vida por medio del cuerpo, en el espacio y el tiempo. Este fue el caso de la Santa Teresa de Jesús, ella sufría de catalepsia, enfermedad caracterizada por que aparentemente el cuerpo está sin vida pero en realidad no es así.

Debido a ello todos pensaron que estaba muerta y sólo esperaban que llegara el padre para proceder a su entierro, motivado a la tardanza del mismo dio tiempo para que la Santa reaccionara y continúo con vida.

Resucitar es vivir pero de forma distinta a la que se tenía anteriormente. La resurrección está relacionada a la fe en el Dios Padre que es el que nos concede la vida misma y no permite que ésta se pierda. Sin embargo no sabemos la forma de cómo resucitaremos.

El sepulcro vacío

El momento en que se dan cuenta que el sepulcro de Jesús estaba vacío no fue la causal de la fe en cuanto a la resurrección de Jesús, ya que el hecho ocasiona que hubieran cantidad de opiniones. Fue solamente una simbología que logró la preparación de los discípulos para que recibiera y aceptarán el mensaje que traía el proceso de resurrección.

Los encuentros con Jesús Resucitado

Cuando Jesús se reencuentra con sus discípulos luego de la resurrección ello provocó la fe de los mismos en Jesús. Les ocasionó paz, alegría y ganas de dar a conocer lo sucedido.

En el momento que Jesús resucitó no se es dicho nada más que está presente en la memoria de sus discípulos o que su mensaje continuaba vivo en ellos. Cuando se dice que Jesús resucitó se está afirmando que él se mantiene vivo hasta el fin de los tiempos y aún más allá, haciéndose presente en todo momento.

Jesús asciende al Cielo

Debemos tener presente que hablar del cielo es complejo ya que no es un lugar como tal, no se puede decir si está abajo o arriba; ya que el cielo es el denominado “mundo de Dios”. El cielo lo podemos definir como la relación constante con Dios.

En los diferentes Evangelios se nos trata de hacer ver que Jesús solamente se apareció a los discípulos por un tiempo, ya que esos encuentros no se darán más, ya que Jesús desde esa aparición está en la vida divina desde entonces, todo ello desde el momento de su “Ascensión”. Estas faces de apariciones tuvieron un inicio y un final.

¿Cómo podemos creer que Jesús está vivo hoy?

Si tomamos en cuenta lo afirmado en el párrafo anterior de si las apariciones de Jesús  resucitado no volverán a darse, podemos preguntarnos, ¿cómo se puede creer hoy que Jesús resucitó?.

Las respuestas son las siguientes:

– Primeramente, debemos fijarnos en el testimonio o experiencia de los que fueron testigos de tales apariciones. La mayoría dieron su vida por tal motivo hasta llegar a la muerte.

– Como segunda respuesta, podemos decir que tenemos una relación personal e íntima con Jesús vivo. Podemos encontrarlo de muchas formas: en la iglesia, los sacramentos, la eucaristía, su palabra en la Biblia. Las personas que viven en estos caminos tiene y pueden dar fe de que Jesús aún vive entre nosotros.

El pueblo de Israel

Del pueblo de Israel podríamos hablar muchas cosas ya que en la Biblia tiene especial aparición y forma parte importante de la vida de Jesús, Israel es considerado por Jesús como el niño de sus ojos.

De hecho en las Santas Escrituras puede verse la preocupación de Dios por el pueblo de Israel en los tiempos del faraón; y cómo guió a Moisés para tratar de sacarlos de la opresión y esclavitud que vivían por el mandato del Faraón.

Geografía física

En los tiempos de Jesús, Israel estaba constituido por ocho regiones a saber: Galilea, Fenicia, Samaria, Idumea, Samaria, Decápolis, Perea y Traconítide. Era un país atravesado por el Mar Muerto, el Lago de Tiberíades y el famoso Río Jordán; por el oeste bordeaba con el Mar Mediterráneo.

Geografía humana

Casas: en los tiempos de Jesús las casas que resultaban las más humildes eran de material de adobe (mezcla de arcilla con paja). A diferencia las de la ciudad eran de piedra y ladrillo. Tenían un aspecto como de una caja grande con un patio en el centro. Algunas podían tener terraza construida de vigas cubiertas con barro y ramas.

Como casas de más calidad, principalmente se encontraban en las ciudades como ya decíamos, podía haber una sala de gran tamaño y la familia se reunía en la parte superior.

Fariseos: estos solían ser queridos por su pueblo. Jesús los definía como sepulcros blanqueados ya que por dentro eran una cosa y por fuera otra muy diferente. Estos tenían la creencia en la resurrección de los muertos.

Saduceos: estos no eran tan respetados como los fariseos, sin embargo tenían sus seguidores, no compartían la resurrección.

Esenios: se trataba de un grupo de hombres y mujeres que no compartían estar en sociedad de esos tiempos. Por tal motivo se iban al desierto y conviven en cuevas que estaban dentro de rocas. Su vida era muy ordenada.

Tanto hombres como mujeres vivían cada uno por separado solamente el matrimonio era entre algunos a los fines de crear descendencia y así mantener al grupo.

Existía entre ellos un líder que se encargaba de establecer las horas de comida, oraciones, trabajos diarios. Según algunos datos se cree que Juan el Bautista perteneció al grupo de los Esenios.

Zelotes: se trataba de un grupo radical y nacionalista. Estos lograban conseguir lo que se proponían hasta el punto de si tenían que matar lo hacían. Era característico de ellos llevar un puñal corto en la cintura.

Cuando habían situaciones difíciles se aprovechaban de ello y asesinaban a romanos y éstos tomaban venganza crucificando a varios israelitas. Dícese que Judas Iscariote perteneció a este grupo.

Escribas: se caracterizaban por el conocimiento perfecto de la Ley de Moisés, el mismo Jesús les denomina maestros o Rabinos.

Clases sociales

En el país de Jesús los que gobernaban eran hombres. Cuando venía al mundo un niño todos se alegraban, a diferencia de ello si era niña era una decepción.

Tanto niños como niñas eran trasladados al tempo, en ese lugar ofrecían por ellos determinada cantidad. Por los varones la suma era el doble de la suma por las niñas.

A los doce años ya los niños eran mayores de edad, ello debido a que no existían tantos recursos médicos como en la actualidad y las personas de ese tiempo morían alrededor de los cuarenta años.

Su proceso de matrimonio se producía entre los trece y quince años. A partir del mismo momento en que nacía el niño el padre buscaba pareja para que se casara. El novio compraba a la novia o pareja y lo hacía de tres formas:

  • Entregaba dinero al padre de la novia. Sin embargo esto no era muy común ya que todos no tenían suficiente dinero.
  • Daban al padre de la novia animales o tierras. El poseer animales y tierras se consideraba muy rentable económicamente.
  • Otra manera era trabajar para el padre de la novia por un tiempo (este fue el caso de Jacob que trabajaba para Laban y posteriormente se casó con las hijas de éste Lía y Raquel).

En esta especie los hombres tenían varias mujeres, estos los hacía superiores a ellas. La cantidad de mujeres dependía de la fortuna que tenía el esposo para su manutención.

Los padres podían vender a sus hijas con esclavas si existía necesidad, esto era motivo de desigualdad.

Cuando nacía una niña, si los padres no podían cuidar de ella y tampoco podían venderla era llevada fuera de la ciudad para que las caravanas existentes la recogieran los comerciantes y posteriormente las vendían como esclavas.

El hombre tiene el derecho de separarse de su esposa por motivos legales como: pérdida de la belleza, adulterio, por quemar una comida, etc. Cuando la mujer pierde a su esposo o enviudado, o se queda sin hijos; un familiar del esposo puede tomarla como esposa.

Sin embargo en el caso que éste hombre no quiera hacerlo debería de renunciar de manera pública de manera que otro hombre pueda contraer matrimonio con ella.

En los tiempos de Jesús, las sociedades tenían su lugar, por ejemplo los niños y las mujeres ocupaban el último lugar. Posteriormente venían los varios, los sacerdotes y levitas y superior a éstos el Sumo Sacerdote.

La excavación de las casas era en rocas, debido a la necesidad de las tierras para el cultivo de productos vendibles en el mercado. En estos tiempos se estilaba que la mujer era la última en comer, cuando la comida era poca, primero comía el hombre, los ancianos, los niños y la mujer de última.

Existía igualmente la costumbre que cada cincuenta años los que poseían tierras las devolvían al Estado. Los esclavos recuperan su libertad y el Estado hace la repartición de tierras conforme a la cantidad de miembros de la familia. Esto se denomina Año de Gracia o Jubileo.

La duración de las bodas o matrimonios era entre tres y siete días. El pueblo entero asistía a la misma, la familia debía conseguir dinero prestado si no tenían dinero suficiente para la boda. En las celebraciones de bodas no faltaba el vino rojo como símbolo de alegría y vida.

Como fiestas importantes estaban consideradas la Pascua, Fiesta del Perdón, el Yon Kipur, la fiesta de las tiendas o cosecha de frutas.

Existía igualmente una Ley que establecía que los sábados no se trabajaba, ni aún en la casa. Jesús siempre decía que las leyes eran hechas para el bien de las personas y primero debía de ser la persona y luego la ley.

Gente que gobierna en el pueblo de Israel

Tal como dijimos en párrafos anteriores de este artículo, el Sanedrín constituía la institución más emblemática de los judíos. Estaba diseñada como un tipo de parlamento con un poder ejecutivo, legislativo y judicial. Su limitación era únicamente por los ocupantes romanos.

El Sanedrín estaba constituido por setenta y un miembros elegidos y constituidos por tres fases:

Ancianos, representantes de clase alta, rica y que tenía poder.

Los sumos sacerdotes que no ejercían funciones, los miembros de cuatro familias elegidos mayormente por los sumos sacerdotes.

Los escribas o doctores que pertenecían a la ley, así como al partido de los fariseos.

Línea de familia

Existió un hombre de virtudes que residía en Ur. Su nombre Abraham. Dios le habló a Abraham diciéndole: “Deja tu país y la casa de tu padre y vete a la tierra de Canaán”. En todo momento Abraham confió en la voz de Dios.

Abraham era un hombre errante nacido en una aldea de Ur; siempre demostró un seguimiento a la parte humana debido a su Fe, pero inconmovible en Dios debido a su esperanza en cuanto a que venía un Redentor.

La maldad del hombre debilitaba la inteligencia de éste; y el único Dios verdadero era casi olvidado; ello debido a que la mayor parte de las personas adoraban ídolos. Sin embargo para Dios todo es posible y encontró el medio para evitar que el hombre se olvidara de él, por medio de su gran piedad por la humanidad.

Aunque a Abraham no quería abandonar la ciudad que habitaba, lo hizo rápidamente ya que Dios se lo ordenó. Abraham se fue junto con su esposa Sarai, su padre, Lot, su sobrino y una gran cantidad de personas. Llevaron comida, sus ganados, algunos bienes y camellos.

El cumplimiento de la orden de Dios a Abraham, hizo que Dios se sintiera agradado y posteriormente hizo a Abraham una promesa: “A ti y a tu descendencia daré la tierra de Canaán. Serás padre de un gran pueblo y por tu medio todas las naciones serán bendecidas”. Desde este momento Canaán fue reconocida como Tierra Prometida.

Dios dio bendiciones a Abraham. Viva en paz, era apreciado por sus vecinos, su ganado crecía de forma imparable. Sin embargo su corazón sufría. De esta manera pasaban los años. Por otro lado Sarai ordenó a su esclava Agar a que tuviera un hijo con Abraham, lo llamaron Ismael.

Al nacer Isaac, Agar e Ismael fueron echados al desierto por la propia Sarai. Abraham y Sarai se iban haciendo mayores,  y no tenían hijos. Abraham fue a hablar con Dios sobre ello.

Dios comprendía a Abraham y sentía pena por él, por tal motivo una noche Dios dijo a Abraham: “Mira el cielo. Cuenta las estrellas si es que puedes. Más numerosas que las estrellas del cielo serán tus hijos y los hijos de tus hijos”.

Como siempre hacía Abraham creía en las promesas de Dios y esto le produjo una enorme esperanza. Volvió Dios a hablar a Abraham y le dijo:

“Tu nombre será Abraham, no Abram, ya que serás padre de muchos pueblos. Y Sarai se llamará Sara, porque será madre de reyes. Dios dijo a Abraham voy a cumplir mi promesa contigo y te concederé un hijo. Será el padre de naciones y de reyes. Lo llamarás Isaac”.

La promesa que hizo Dios a Abraham varias de que sería padre, estaba por cumplirse. Sin embargo y a pesar de lo avanzado de la edad de Abraham, él y Sara tuvieron un hijo como lo prometió Dios. A este hijo lo llamaron Isaac, tal como le ordenó Dios a Abraham que lo llamaran.

Como cualquier padre Abraham adoraba y amaba  a Isaac y tenía en cuenta que en ese hijo estaba puesta toda la esperanza de las naciones venideras. Disfrutaba el momento de su crecimiento y ver como se convertía en un joven atractivo.

En una oportunidad cuando Abraham dormía en su tienda, escuchó la voz de Dios que lo llamaba. Las palabras de Dios eran claras e inconfundibles, decía: “Toma a tu hijo amado Isaac, y llévalo a la montaña que te indicaré, y al llegar allí me lo ofrecerás en sacrificios”.

Era una orden dura de Dios. Sin embargo Abraham en todo momento cumplía las ordenes de Dios y a la mañana siguiente preparó la madera para el sacrificio, tomó la mula y se fue junto con Isaac y un sirviente.

Luego de caminar durante tres días llegaron al monte Moría, en ese momento Abraham da la orden a su criado de que se quedara allí con la mula mientras el regresaba. A continuación Abraham agarra la madera para el sacrificio y la cargó sobre la espalda de su hijo, él mismo tomando en sus manos el fuego y el cuchillo.

Posteriormente fueron subiendo al monte Moría,  en un momento Isaac preguntó a Abraham: “Padre, tenemos madera, fuego y cuchillo para el sacrificio. Pero ¿y la víctima?”; Abraham respondió a su hijo: “Dios proveerá, hijo”. Cuando llegaron arriba del monte ambos hicieron un altar y arreglaron la madera para el sacrificio.

A continuación Abraham procedió a preparar a la víctima, para ello tomó a su hijo y lo amarró en la madera, en ese momento levantó el brazo para matar a su hijo, cuando ya iba a hacerlo se le apareció un Ángel de Dios quien lo detuvo por el brazo. Dios se sentía complacido con Abraham, ya que había demostrado confianza verdadera en Dios.

Dios dio a Abraham una víctima para el sacrificio, se trataba de un carnero que se encontraba enredado cerca de allí. Con agradecimiento tanto Abraham como su hijo ofrecieron este sacrificio que Dios les había dado, posteriormente bajaron de la montaña y volvieron a su casa.

Abraham obtuvo el nombre de “Padre de muchas gentes” debido a su obediencia y confianza en la palabra de Dios.

Isaac (que quiere decir en idioma hebreo, “hará reír”), fue un patriarca aparecido en el Antiguo Testamento, fue hijo de Abraham, fue hermanastro de Ismael; contrajo matrimonio con Rebeca, con la cual tuvieron dos hijos: Jacob y Esaú.

Esaú era hijo de Rebeca e Isaac; fue hermano gemelo de Jacob; fue considerado primogénito; gozó del amor de su padre. Esaú resultó ser muy decidido en cuanto a sus pensamientos y decisiones, ya que no pensaba dos veces lo que hacía.

Una tarde estaba hambriento, Jacob le cambió un plato de lentejas por conseguir el derecho de ser el primogénito que su hermano tenía. Pasado el tiempo ya Isaac se encontraba de avanzada edad, casi sin poder ver, quiso bendecir a su primogénito Esaú.

Jacob, con ayuda de Rebeca, debido al plato de comida que intercambió con Esaú lograron engañar a Isaac y de este modo Jacob consiguió la primogenitura que tenía Esaú.

Sin embargo posteriormente al engaño que recibió Isaac de parte de Jacob y Rebeca, aún Esaú trató de que su padre le diera la bendición en su lecho de muerte pero no lo consiguió, sino lo que le dio su padre fue una bendición secundaria.

Esaú, molesto decidió acabar con su hermano por lo cual Jacob tuvo la necesidad de huir. Cuando éste regreso se produjo la reconciliación entre ambos hermanos. Debido al engaño que le hizo Jacob a Esaú sobre privarlo de la bendición de su padre y sus derechos de  primogenitura, tuvo que irse huyendo a la casa de Labán, su tío.

Luego de ello se enamoró de la hija de su tío llamada Raquel. Llegaron a un convenio de que Jacob serviría a Labán por siete años y luego se casaría con Raquel. Cuando llegó este día, su tío engaño a Jacob, ya que bajo el velo de la novia la que se encontraba era Lía, hermana mayor de Raquel.

Luego de esto Jacob tuvo que trabajar de nuevo por siete días más para Labán y luego se casaría con Raquel, y así sucedió.

Jacob tuvo dos hijos con Raquel y otros diez con Lía. El menor de los hijos era Benjamín sin embargo el preferido era José. José tenía un don de ver en sueños lo que podría suceder, debido a esto lo llamaron “el soñador”. José una vez encontrándose con Benjamín ya que los demás hermanos vivían lejos.

Jacob envió a José a ver como se encontraban sus hermanos, sin embargo al llegar al lugar sus hermanos invadidos por sentimientos de celos le quitaron la túnica que le había regalado el padre, y posteriormente lo lanzaron en un pozo vacío.

Pasado un rato pasaban por el lugar unos mercaderes y los diez hermanos, menos Rubén y Benjamín que estaba en su casa, procedieron a vender a José por veinte monedas de plata. Luego mancharon la túnica de sangre de una cabra y la mostraron a Jacob, éste pensó que José había sido muerto devorado.

José es vendido al faraón en Egipto; éste tenía confianza en él. En una ocasión la mujer del faraón estaba a la orden para tener relaciones con José, sin embargo imaginando en lo que podía pasar más adelante, José se negó.

La mujer se molesto y comentó al faraón que José había abusado de ella y por represalia el faraón metió a la cárcel a José. Luego de unos años el faraón tuvo dos sueños, y el que los interpretaba era sólo José.

José interpretó tales sueños que querían decir que en Egipto vendrían siete años de abundancia pero igualmente siete de escasez. Con esto el faraón se agradó de nuevo con José y lo convirtió en su administrador. Gracias a la interpretación de los sueños de José pudieron tomar previsiones y así Egipto no pasó hambre.

Como previsión tomaron previsiones de forma que crearon graneros durante varios años y al momento de la escasez ya tenían comida. Esta situación de Egipto se hizo famosa y fue conocida en varias partes.  Cuando terminaron las reservas de Jacob, éste envió a sus hijos por trigo. Benjamín se quedó con su padre.

José que había reconocido a sus hermanos, tomó interés en ellos, sin embargo los hermanos no le conocieron, igualmente José preguntó por su padre. Luego les pidió que buscaran a Benjamín y se quedó a Simeón en calidad de rehén.

El padre se alegró de que los hijos consiguieran trigo, pero no le agradó que Simeón se quedara en Egipto ni tampoco el tener que separarse de Benjamín.

Las reservas de comida se iban terminando y no les quedaba más remedio que Benjamín fuera como lo pidió José. Sin embargo Judá consiguió la solución y se hizo fiador de que Benjamín regresara, Jacob estuvo de acuerdo y se marcharon juntos.

Cuando José vio a Benjamín no podía contener su alegría salió de la sala y se apartó para llorar donde no le vieran. Posteriormente ordenó que sirvieran comida participando todos incluso Simeón. Todos se sorprendieron pero a la vez estaban contentos.

José llenó los sacos y partieron de regreso a su casa junto a Simeón. Cuando iban a pocos metros de haber salido se encontraron a unos oficiales montados a caballo, los cuales lo obligaron a detenerse.

Estos los acusaron de haberse robado una copa de plata de su Señor. Las bolsas de los sacos fueron revisadas con la seguridad de que serían inocentes. Cuando revisaron los sacos quedaron asombrados de ver que sí estaba la copa dentro del saco de Benjamín.

Regresaron todos al palacio de José. El que había dado la orden de colocar la copa dentro del saco de Benjamín fue el propio José. Luego que estaban todos juntos les dijo ustedes pueden irse pero Benjamín se queda ya que la copa se encontró en su saco.

Los hermanos se angustiaron. Judá se preguntaba ¿Qué dirá nuestro padre si regresamos sin Benjamín? Yo me ofrezco a quedarme. José no soportó más y viendo que tenían buen corazón les dijo: ¡Yo soy José!.

Los hermanos todos confundidos y en actitud arrepentida se arrodillaron a sus pies; José de inmediato los levantó. Con este acto acababa de encontrar a sus hermanos de nuevo.

Con el pasar de los años los judíos crecieron en cantidad tal que el propio faraón tenía temor de la seguridad de Egipto, ya que le daba angustia que hubiera un a rebelión. Se le vino una idea de que los varones nacidos debían ser echados al Nilo.

Pasados algunos años una mujer israelita tuvo un hijo, logró ocultarlo por tres meses, sin embargo luego de ese tiempo no pudo hacerlo más y con una esperanza puesta en el cielo colocó al niño dentro de una canasta acondicionada y la puso entre unos juncos de las aguas del Nilo.

La cesta fue encontrada por la hija del Rey que tenía la costumbre de bañarse en el Río. Esto sucedió ya que llamó su atención una cesta que nadaba sobre las aguas, por lo que hizo que su sirvienta la tomara y le dio orden de abrirla, al hacerlo dentro de la misma vio a un niño.

La princesa de inmediato le tomó gran cariño al niño y trató de guardarlo, María que era hermana del niño observaba de lejos lo que acontece. De inmediato se buscó una nodriza para el bebé. Al instante María fue a buscar a su madre. El bebé que llevaba por nombre Moisés, que quiere decir “Salvado de las aguas” fue encargado a su madre.

Pasaron los años y el niño fue conducido ante el faraón donde fue tratado como uno más de ellos, recibiendo educación de calidad, todo bajo la educación de su madre, fue enseñado sobre tradiciones religiosas del lugar. Por tal motivo vivió entre dos culturas.

Cuando ya Moisés era un joven, entendió los sufrimientos de Egipto. Esto lo hacía sentir muy triste y apenado, debido a los tratos que recibían de los israelitas. Un día se sintió tan mal de ver que a un ciudadano lo golpeaban con un látigo, esto hizo que se encoleriza Moisés y golpeó al egipcio y le quitó la vida.

Moisés sabía que el Faraón se molestaría con él, por ello abandonó Egipto de inmediato. Luego de huir se agregó con una caravana que iba a Madián. Vivió con Jetró, y luego se casó con una de sus hijas, convirtiéndose de esta forma en un pastor humilde.

En Madián llevaba una vida en paz y tranquila. En cierto día llamó su atención una situación que divisaba en el Monte Horeb desde cierta distancia, una llama de luz fuerte que ardía en medio de una zarza, sin embargo ésta no se consumía.

Atemorizado y a la vez sorprendido decidió acercarse y observar más de cerca lo que sucedía, de pronto escucho una fuerte voz que le decía: “¡No te acerques! Quítate las sandalias, porque el suelo que pisas es sagrado”.

Desde este momento Moisés entendió que quien le hablaba era el propio Dios. Procedió como él le dijo despojándose de las sandalias, se postró de rodillas cubriéndose el rostro. Espero con respeto y a la vez con cierto temor la palabra de Dios.

Escucho al Señor que le decía: “Las oraciones, miserias y sufrimientos de mi Pueblo elegido me han llenado de piedad. Voy a librarlos de las manos del Faraón, y los llevaré a la Tierra Prometida. Ve, y dile al Faraón que deje ir a los israelitas al desierto para ofrecer allí un sacrificio”.

Pensando Moisés en lo que podía decir el Faraón contestó: “Yo no puedo, pues soy tartamudo y él no me entendería”. En ese momento Dios le dice que busque ayuda y de esta manera conoce a Aarón.

Regresaron al Faraón y al momento de su llegada todo el pueblo se alegro ya que se enteraron de lo que había sucedido y se llenaron de esperanza. Moisés se presentó junto con Aarón, delante del Faraón. Al principio éste se negó pero luego accedió a recibirlos.

Posteriormente emprendieron el viaje los Israelitas y prepararon la Pascua (este es el paso de la esclavitud a la libertad), el Faraón se arrepintió de lo que había sucedido y dio la orden a que persiguieran a los israelitas. Ya estos iban por el Mar Rojo cuando se dieron cuenta que eran perseguidos y se pusieron nerviosos.

En ese momento Moisés gracias a lo que había estudiado, estaba en cuenta de la hora en que la marea bajaba y ocurrió así y de esta forma pudieron pasar por el medio del mar todo el pueblo.

Al terminar de pasar el pueblo completo el ejército del Faraón llego y tratando de cruzar el mar, en ese momento volvió a subir la marea y todos perecieron ahogados.

Luego de esto siguieron todos el viaje; pasaron sed y hambre. Los Israelitas comenzaron a dudar de Moisés y la gran mayoría se volvieron pecadores, a excepción de Josué y Caleb. Dios viendo la rebelión de su pueblo se molestó y los castigó.

Posteriormente en el norte del Mar Muerto, ya faltando poco para que Moisés muriera, Dios le ordena que le conceda la autoridad y el poder a Josué, con quien luego de cuarenta años (sólo una generación) llegaron a la Tierra Prometida, Canaán.

Emprendieron la conquista, de la cual salieron victoriosos

Posterior a todo lo que habían pasado los israelitas se agruparon en doce tribus, cada una era el antepasado de los hijos de Jacob. Estas tribus se juntaban para la guerra y las fiestas. Los israelitas fueron establecidos en una región que podían considerar propia, sin embargo era difícil la defensa de las tierras de los filisteos.

En este tiempo resultaba necesario la formación de un reino y por tal motivo solicitaron tener un Rey con el fin de lograr una evolución en lo social de acuerdo a la de sus vecinos. Este deseo de tener un rey venía de los ancianos, jefes militares.

Esta ambición se podía considerar como negativa ya que era una especie de ingratitud hacia Dios, ya que él siempre había sido considerado, venerado y visto como un Rey, y él los había llevado a la libertad que poseían.

Por tal motivo Samuel se sentía desagradado, él era el juez de aquella época. Luego de una pensada reflexión y de una madurez mayor Samuel se convirtió en el último Juez del pueblo de Israel. Samuel comentó al pueblo las ventajas y desventajas que produciría tener un Rey.

Luego de entender que Dios quería un Rey para el pueblo de Israel, Samuel siguió estrictas órdenes de Dios y consiguió en Saúl un Rey. Al comienzo Saúl gozaba de mucho éxito, ganó batallas a los amonitas, sin embargo en una batalla con los filisteos, Saúl cometió pecado y el Espíritu de Dios lo dejó solo.

Es en este tiempo que aparece el gigante del ejército filisteo, denominado Goliat, éste hizo un desafío a todos los israelitas a que se enfrentarán con él. Nadie se atrevía al desafío, sin embargo un niño de nombre David que transitaba por el lugar se llegó hasta Goliat, tomó su honda y le puso una piedra y se la lanzó a Goliat.

La piedra le golpeó en la frente a Goliat tirándolo al suelo, en ese momento David tomó la espada de Goliat y le cortó con ella la cabeza. De esta manera David perteneció a la corte de Saúl. La guerra continúo por varios años y esto hizo que Saúl buscará la idea del suicidio a morir por los soldados.

Israel necesitaba y debía buscar un Rey. En este caso Dios envía un mensaje a Samuel: el propio Samuel debía decirle a David que sería elegido por Dios para ser Rey. El pueblo lo aceptó dado que supieron el hecho que hizo cuando estaba pequeño.

David se convirtió en Rey y lo hizo por varios años, un día se prendó de una mujer de nombre Betsabé, el marido de ésta, Urías, se hallaba en la guerra. Betsabé tuvo relaciones con David y quedó embarazada. Urías era jefe de su ejército, y por tal motivo debía de ir de último a la guerra, ya que si iba primero corría el riesgo de morir.

David sabía de esta situación y teniendo temor de lo que podía suceder y ser descubierto lo mandó primero, y por ello Urías murió. David posteriormente se casó con Betsabé. Luego de unos días el profeta Natán, que fue enviado de Dios, le comenta a David una historia y por medio de ésta, David se da cuenta del error que cometió y el pecado hacia el mismo, su pueblo y el propio Dios.

Pasaron los años y ya David era anciano. Su hijo Adonías, pronunciaba a viva voz que él sería el próximo Rey, sin embargo Dios dijo a David que el Rey sería Salomón, y de esta forma sucedió.

Salomón fue el sucesor de David en el trono por orden de Dios. Igualmente Dios le concedió la oportunidad de decidir sobre un deseo. Cualquier persona hubiera deseado dinero, o diversión; sin embargo Salomón lo que pidió a Dios fue Sabiduría, y el propio Dios se la concedió.

Salomón se caracterizó por ser un hombre sabio, el pueblo lo reconoció así debido a la situación que sucedió con las dos mujeres que llevaron delante de Salomón a un bebé. Una de las mujeres decía que una había ahogado al niño mientras dormía; y que ésta sin darse cuenta lo había cambiado por el de la otra.

La otra mujer sostenía la misma opinión, y sostenía que su hijo era el que se encontraba con vida. Viendo Salomón que no llegaban a acuerdos, dio la orden a un guardia que cortaran al niño a la mitad. Una de las mujeres se identificaba con la decisión de Salomón, pero la otra solicitó al Rey con lágrimas en los ojos que no lo cortara que se lo entregara a la otra mujer.

Cuando Salomón vio esto, dio la orden al guardia que le entregara el bebé a la mujer que lloraba por el niño, ya que entendió que ésta era su verdadera madre, y así logró hacer justicia.

Esto hizo que Salomón fuera más adinerado, y gracias a su sabiduría pudo edificar su templo, y su reino fue famoso. Sin embargo Salomón cometió errores debido a la avaricia de obtener más dinero y comenzó a subir impuestos, esto permitía que los pobres pidieran más dinero a los ricos y por medio de esto los pobres eran más pobres y los ricos más ricos.

Esto sucedió hasta el momento en que se dividió el reino en: Israel Norte e Israel Sur. El pueblo se encontraba dividido y entre ellos existían muy malas relaciones, algunos profetas según sus opiniones este era un pueblo débil y caería de ser atacado.

Así sucedió, el primero que cayó fue Israel Norte y le siguió Israel Sur, por el ataque del Jefe Babilonio Nabucodonosor. Los Israelitas tuvieron que permanecer como esclavos en Babilonia por unos cuantos años; hasta que el fundador del Imperio Persa, Ciro, conquistó Babilonia.

Esto fue positivo para los Israelitas, ya que Ciro, respetó la religión de los israelitas y los dejó ir a su tierra la cual era provincia persa. Ciro les devolvió todo lo que Nabucodonosor les había robado como vasos de oro y plata, así como los ornamentos sagrados; y posterior a esto partieron en viaje.

Cuando llegaron al lugar se encontraron todo destruido, los Israelitas, comenzaron a volver a construir el templo. Arrancaron con bien pero posteriormente comenzaron a tener dificultades.

El rey persa de Babilonia les hizo ayudar por un sacerdote de nombre Esdras para que los socorriera en todo, y gracias a este conocimiento como sacerdote, pudo encargarse de la parte religiosa.

El pueblo no debía ni podía funcionar sin jefe, por ello Dios envía a Nehemías; éste logró reconstruir un muro alrededor de Jerusalén. Nehemías fue muy bien visto en el pueblo. Con la ayuda de Esdras y Nehemías Israel logró ser una gran ciudad.

Hoy en día se puede decir que mientras no aprendan a convivir con los demás, sean de raza distinta o de religión diferente, no encontrarán vida fija.

Comida: en relación a la comida en tiempos de Jesús se realizaba generalmente dos veces, la más importante se hacía en la noche, momento en el que se reunía la familia.

Como toda norma se aseaban las manos antes de comer, no  solamente por mantener la higiene sino era una especie de rito religiosa que se trataba de purificación religiosa. Luego de estar todos sentados, la persona encargada de la familia emitía una bendición sobre los alimentos.

En este tiempo la religión judía prohibía el consumo de carne de cerdo, entre otros. Por ello lo que más consumían era frutos secos y otros alimentos.

Monedas: en estos tiempos de Jesús eran utilizadas varias monedas: algunas de origen griego y otras romano.

En los Evangelios se nombran dos tipos de monedas el talento y el dracma; el primero era superior a la unidad griega, su equivalencia era a 6.000 dracmas. El dracma era una moneda de plata que equivale aproximadamente un denario romano.

Existen otras monedas como el denario, era una moneda de plata cuya representación era de una jornada de trabajo de un trabajador jornalero; constituía una moneda habitual con la cual se manejaba la mercancía.

Conclusión

En el presente artículo se trata un tema que no ha sido muy común en tratarlo ni en la Biblia, ni ha sido proyectado en ninguna película de las que han sido tantas veces pasadas en Semana Santa o en épocas especiales sobre la vida oculta de Jesús.

Por ello hemos querido desarrollarlo aunque de manera muy breve sobre estos momentos que son poco conocidos.

Se dice que ni los mismos discípulos sabían la vida oculta de Jesús, tan es así que para poder medio describirla en las Santas Escrituras se tuvieron que valer de hacerle algunas preguntas tanto a su propia Madre María y algunas personas allegadas que convivieron con Jesús desde su niñez y durante todo el proceso de su crecimiento hasta llegar a la edad de 30 años.

Esperamos que para el lector haya sido de enriquecimiento de conocimiento sobre la vida tan especial de Jesús nuestro Señor.

Que toda esta narración sirva de ejemplo para que apliquemos todas las enseñanzas positivas y enriquecedoras que Jesús nos da a lo largo de toda su vida, siendo hombre humilde, bondadoso, de vida pura y de fe.

Veamos en Jesús un gran ejemplo de vida a seguir por todos sus hijos y debemos adorarlo y agradecerle en todo momento el gran sacrificio de amor que hizo por la redención de todos los pecados de la humanidad.

Recomendamos ver al lector:

Desarrollo intelectual en la adolescencia humana

Los Derechos Económicos y Sociales: Definición

(Visited 136 times, 1 visits today)

Deja un comentario