¿Como Rezar el Rosario para los Difuntos cada Semana?

El Santo Rosario para Difuntos, es una clase de oración que las personas o familiares realizan cuando un ser querido o un amigo parte de este mundo hacia el otro lado, por lo que si quiere saber cómo debe de realizar esta acto le invitamos a que continúe leyendo este artículo y descubra cómo rezar el Santo Rosario para los Difuntos por medio de los Misterios Gozosos.

rosario para difuntos

Rosario para los Difuntos con Todos los Misterios

El Rosario para los Difuntos llega a ser sumamente amplio, por lo que en este momento les vamos a presentar únicamente los Misterios Gozosos, los cuales son los ideales para ser parte del rosario para los difuntos por lo que es importante que los lea con cuidado. Algo que si se les dice es que cuando lo vayan a realizar deben hacerlo tal cual como es descrito en este artículo ya que se encuentra descrito paso a paso de como se debe de hacer.

De la misma manera se encuentra cada una de las oraciones que se deben de rezar, en qué momento se tienen que hacer y cuando hacerla. Los Padre Nuestro deben de ser repetidos en cada una de las oraciones de los misterios al igual que los Ave María. Este Rosario para los Difuntos se puede llegar a usar de unas 3 maneras diferentes que son:

Primero: Con el cuerpo en frente de la persona que falleció, sin embargo, es recomendable que el rosario para los difuntos sea rezado seguidamente después de haber llegado de ser enterrado el cuerpo, por unos días más.  El día que llegue a tocar recitarlo, se debe de rezar el misterio que corresponda a ese mismo momento.

Segundo: Para las personas que ya han muerto con anterioridad, no importa cuántos años hayan ya pasado. Se le puede llegar a dedicar 1 día o 1 semana de forma completa. Deben de recordar lo que se ha dicho anteriormente, las oraciones y también las Misas en todo momento van a ser útiles para todas las almas, que se encuentren ya en la Gloria de Dios, en el Purgatorio e igualmente en el Infierno, de ese lugar nunca van a salir pero se les aminoran todos sus sufrimientos.

Las almas que se encuentran en el Cielo van a progresar en gracias cuando son rezadas las oraciones por cada una de ellas. No debe de olvidar a los fallecidos aun cuando ya se hayan pasado varios años y no deben de olvidar a su árbol genealógico por el lado de padre y de madre.

rosario para difuntos

Tercero: Como es la donación al Padre del Cielo para que Él las llegue a aplicar a las almas que más lo requieren.

El Rosario para los Difuntos llega a constar de las siguientes partes que son:

1.- Misterios Gozosos (Se debe realizar los días Lunes y sábados)

2.- Misterios Dolorosos (corresponde a los días martes y viernes).

3.- Misterios Gloriosos (miércoles y domingo).

4.- Misterios Luminosos (se realiza el día Jueves).

Introducción

Estos rosarios se llegan a rezar ante el cuerpo del difunto en el transcurso de la velación y también en el novenario. Si no llega a ser posible el poder asistir al duelo, es conveniente llegar a hacerlo con la familia o incluso personalmente, aún si se encuentran a una distancia bien retirada, con el fin de poder interceder con la Santa Madre María por el alma del ser querido o amigo. Los días siguientes a lo que es la exhumación se comienza en el novenario.

La alegría de la Madre consiste en llegar a mirar a sus hijos vinculados en el Amor y ser el consuelo y también la intercesión por los hermanos. La Santa Madre es la que ruega con cada uno de los que se encuentran rezando estas oraciones al Padre Nuestro, con su Hijo y con el Espíritu Santo, hoy y en la hora de su muerte. Al llegar a invocarla, en el Santo Rosario, se procede a interceder por cada uno de los difuntos para que logren alcanzar el Descanso eterno y la luz perpetua en el cielo que les ha llegado a ser prometido al Señor.

Al momento de llegar a orar, se dialoga y se descansa en la eterna Paz y en el Gozo de la presencia del Señor, pues se encuentra presente cuando 2 o más personas se reúnen en su nombre. Para llegar a ofrecer este tipo de oración del Santo Rosario para los Difuntos, tiene que dejar que el perdón los limpie de los errores, al igual que de los rencores, de las deudas y de la separación.

Por lo que es muy importante que escuche a la santa Madre del Cielo, la cual los hizo hermanos en Cristo y es la que les pide, como en las Bodas de Caná:

“..hagan todo lo que Él les mande”. (Juan 2,5).

Ofrecimiento del Rosario

El Rosario para los difuntos – de los días Miércoles y Domingo llamados los Misterios Gloriosos. Dios Padre Todopoderoso, por favor apóyalos en su fe que proclama la vida, la muerte, la pasión y lo que es la resurrección de tu Hijo amado Jesucristo, en este día se te ofrece este Santo Rosario para los Difuntos por el hermano(a) (diga el nombre de la persona) y se te pide oh señor, que así como ha llegado a participar ya de la muerte de tu hijo amado Jesucristo que igualmente llegue a participar de la alegría de la gloriosa resurrección. Por nuestro amado señor Jesucristo. Amén.

Velorio

Hermanos, entre tanto que se encuentran realizando este gran piadoso gesto de velar al hermano(a) (Diga el nombre de la persona que ha partido de este mundo) le invitamos a que rueguen confiadamente a Dios, quien es la Fuente de toda Vida para que en todo momento llene con la Gloria y con la Felicidad de los Santos al hermano(a) (vuelva a decir el nombre de la persona que murió) a quien es velado en la debilidad de su cuerpo mortal.

Oración del Santo Sudario

Oh Señor Jesucristo, que nos llegaste a dejar las señales de tu Pasión en la sábana santa, en la cual llegó a ser envuelto tu santo cuerpo cuando por tu seguidor José fuiste de esa cruz bajado. Por favor te pido que les concedas, piadoso Señor, que por tu muerte y también tu sepultura, y cada uno de los dolores y las angustias de tu Santa Madre María, la Señora de muchos.

Que llegue a ser trasladada al descanso eterno el alma de tu siervo(a) (diga el nombre de la persona que murió y se encuentra camino al purgatorio) y de todos los que se encuentran en ese lugar, a la gloria de tu gran resurrección, en donde vives y también reinas con el Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo, por todos los siglos de los siglos. Amén.

Inicia el Rosario

En esta ocasión debe iniciarse el rezo del Ave María Purísima. La cual eres sin pecado concebida.

Guía:

  • Por la señal de la Santa Cruz, de los enemigos Líbralos, Señor Dios de todos los hombres. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Guía:

  • Abre Señor los labios de tus hijos.

Todos los Presentes:

  • Y su boca va a proclamar tu Alabanza.

Guía:

  • Dios Mío ven en mi Auxilio.

Todos los Presentes:

  • Date prisa oh Señor en llegar a socorrerlos.

Acto de Contrición

Señor Jesucristo, Dios y también Hombre Verdadero, el Creador, el Padre e igualmente el Redentor de muchos por llegar a ser tu quién eres y porque te aman por sobre todas la cosas a muchos les pesa de todo corazón el llegar a haberte ofendido, por lo que se te promete firmemente con la ayuda de tu eterna Gracia nunca más pecar, por favor apártalos de todas las ocasiones de llegar a ofenderte y que puedan confesarse y cumplir la penitencia Amén.

Virgen María

¡Oh Virgen María, la Madre de Dios y también nuestra Madre, ¡la Reina del Santo Rosario! Fiados en tu Bondad nos acercamos a ti, para poder honrar tu Nombre y al mismo tiempo poder consolar nuestras almas.

Ábrenos, Señora, la Puerta de tu Corazón y descúbrenos la Luz de tus Misterios, contenidos en el Santo Rosario para los Difuntos para que en estos podamos encontrar Virtud para nuestras Almas, la Tranquilidad para nuestro corazón, la Paz para todas nuestras familias, la Salud para los enfermos y la Libertad para las Almas del Purgatorio.

Te pedimos que socorras en especial a nuestro (a) hermano (a) (decir el nombre de la persona) y que nos concedas la dicha de llegar a ser Hijos tuyos en la vida y en la muerte. Amén.

Padre Clemente, te pedimos que el Alma de nuestro (a) hermano (a) (decir el nombre de la persona) apoyados en la certeza de que él va a resucitar en el último día con el propio Cristo y también con todos los que han llegado a morir en Cristo.

Que tu Corazón Misericordioso se conmueva, por nuestro (a) hermano (a) (decir el nombre de la persona) te pedimos que abras a tu hijo (a) las puertas del cielo, y también a todos nosotros, que permanecemos en este mundo, por favor mi Dios consuélanos con las palabras de la Fe, hasta que un día todos nos podamos encontrar a Cristo y siempre permanezcamos con Él y con nuestro hermano (a) (decir el nombre de la persona) Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Los Misterios que van a ser ofrecidos por el Descanso Eterno de nuestro hermano (a) (decir el nombre de la persona) suelen ser los siguientes:

Misterios Gozosos

Estos son los misterios que son realizados los días Miércoles y Domingos, cuando un ser querido muere o un conocido fallece este es el misterio o el Rosario para los Difuntos santo ideal para estas ocasiones para pedir a Dios el consuelo y su favor sobre los familiares y por el alma que acaba de partir de este mundo. Los misterios correspondientes a este son los siguientes:

Primer Misterio Gozoso: La Encarnación del Hijo de Dios

El primer Misterio Gozoso se puede visualizar en el libro de Lucas capítulo 1 versículo 30 al 31 que dice de la siguiente manera:

“No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor, le dijo el ángel. Quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. El Ángel anuncia de parte de Dios”.

Lucas 1:30 – 31 (Biblia de la Nueva Versión Internacional)

Este es el Alto Misterio de la Encarnación de Jesús.

Se procede a realizar unas 3 Ave María…..

Por favor señor concédeles la ayuda continua de la Virgen María, la Madre de Dios por el gran Anuncio del Ángel para que en todo momento sea la abogada ante tu Juicio Divino en especial se te ruega por el Alma del hermano(a) (Diga el nombre de la persona que murió) que se encuentra ante tu Presencia oh Dios.

Padre Nuestro

Ahora bien, para la realización del padre nuestro las personas reunidas con el sacerdote o padre, deben de realizarlo de la siguiente manera:

Guía:

El guía comienza con la primera parte:

  • Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

Todos los Presentes:

Todas las personas que se encuentran presente en el velorio prosiguen con la siguiente parte:

  • Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Al finaliza la oración del padre nuestro se procede a la realización del Ave María por unas 10 veces más o menos.

Guía:

  • Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

Todos los Presentes:

  • Santa María, la Madre de Dios, por favor ruega por él o ella y por cada uno de los presentes que son pecadores ahora y en la hora de su muerte. Amén.

Ya finalizado el rezo de las 10 Ave María se procede con lo siguiente:

Guía:

  • Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

Todos los Presentes:

  • Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Por tu Concepción limpia ¡oh! La Soberana Princesa, una enorme pureza en este día se te pide de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco que mueran sin confesión alguna. Oh amado Jesús por favor perdona todos sus pecados y Líbralo(a) del fuego del infierno y lleva su alma al cielo a tu reino en especial a todas aquellas almas necesitadas de tu Divina Misericordia. Así sea.

La Sabana Santa

Oh Señor Dios que nunca dejaste la Señal de tu Pasión y tampoco tu Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santo, cuando por tu seguidor José llegaste a ser fuiste bajado de la Cruz, en este momento concédele oh Piadosísimo Señor.

Que por tu santa Muerte y por tu Sepultura y también por los Dolores y las Angustias de tu Madre Santa la Virgen María llegue a ser trasladada el Alma de nuestro hermano(a) (En este momento va a decir el nombre de la persona que partió con el señor) a la Gloria de tu Resurrección a dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Oh buen Señor el Descanso Eterno y que luzca para él o ella la Luz Perpetua, en donde pueda descansar en Paz. Así sea. Si por tu Sangre Preciosa oh amado Señor lo o la has llegado a redimir. Que lo o la perdones por favor señor se te pide por tu dolorosa Pasión. Y que de las puertas del infierno sea librada su alma oh padre.

María la Madre de los Dolores, por favor recuerda que en la cruz fue donde tu hijo amado Jesús te denominó Madre de los pecadores. Que se hagan las buenas obras por esta alma sin cesar, que Dios le saque de cualquier clase de pena y la traslade al lugar de descanso. Que en la Gloria habiten que en Gloria se encuentren las benditas ánimas del Purgatorio. Amén

Toda eres hermosa, eres pura, santa y también Inmaculada, Oh María… Por favor ruega para que sea salva esta alma conocida por todos los presentes en este lugar.

Que el Alma del hermano(a) (En este momento diga el nombre de la persona que falleció) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la eterna Misericordia del Dios todopoderoso que puedan descansar en Paz. Así sea.

Canto: El Señor Es Mi Luz

Este es un canto que todas las personas deben de realizar al momento de finalizar el Primer Rosario para los Difuntos completo. El canto es el siguiente:

El Señor es mi Luz y mi Salvación, El Señor es la Defensa de mi Vida;

Si el Señor es mi Luz, ¿a quién temeré?

¿Quién me hará temblar?.

Una cosa pido al Señor:

Habitar por siempre en su casa, Gozar de la Dulzura del Señor

Contemplando su Rostro Santo.

No me escondas Tu Rostro, Señor Buscaré todo el día Tu Rostro;

Si mi padre y mi madre me abandonan El Señor me recogerá.

¡Oh Señor! Enséñame el Camino, Guíame por la Senda Verdadera, Gozaré de la Dicha del Señor,

en la Tierra de la Vida.

Segundo Misterio Gozoso: La Visita de La Virgen María a Santa Isabel

El Segundo misterio se puede llegar a leer en el mismo libro de Lucas en el capítulo 1 versículo 40 al 43, que dice:

“Tan pronto como Elizabet oyó el saludo de María, la criatura saltó en su vientre. Entonces Elizabet, llena del Espíritu Santo, exclamó: ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el hijo que darás a luz! Pero ¿cómo es esto, que la madre de mi Señor venga a verme?”.

Lucas 1:40 al 43 (Biblia de la Nueva Versión Internacional)

Este es cuando la Virgen María visita a Santa Isabel y en ese lugar Magnifica al Dios de Israel.

Señor tú que atiendes a todos los que llegan a confiar en ti por favor concédeles la Gracia de llegar a ser visitados por la Virgen María en cada una de sus necesidades en especial se te pide por el hermano(a) (se debe de decir el nombre de la persona que se murió) para que pueda quedar limpio de todo pecado.

Padre Nuestro

Ahora bien, para la realización del padre nuestro las personas reunidas con el sacerdote o padre, deben de realizarlo de la siguiente manera:

Guía:

El guía comienza con la primera parte:

  • Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

Rosario-para-los-Difuntos-10

Todos los Presentes:

Todas las personas que se encuentran presente en el velorio prosiguen con la siguiente parte:

  • Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Al finaliza la oración del padre nuestro se procede a la realización del Ave María por unas 10 veces más o menos.

Guía:

  • Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

Todos los Presentes:

  • Santa María, la Madre de Dios, por favor ruega por él o ella y por cada uno de los presentes que son pecadores ahora y en la hora de su muerte. Amén.

Ya finalizado el rezo de las 10 Ave María se procede con lo siguiente:

Guía:

  • Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

Todos los Presentes:

  • Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Por tu Concepción limpia ¡oh! La Soberana Princesa, una enorme pureza en este día se te pide de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco que mueran sin confesión alguna. Oh amado Jesús por favor perdona todos sus pecados y Líbralo(a) del fuego del infierno y lleva su alma al cielo a tu reino en especial a todas aquellas almas necesitadas de tu Divina Misericordia. Así sea.

La Sabana Santa

Oh Señor Dios que nunca dejaste la Señal de tu Pasión y tampoco tu Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santo, cuando por tu seguidor José llegaste a ser fuiste bajado de la Cruz, en este momento concédele oh Piadosísimo Señor.

Que por tu santa Muerte y por tu Sepultura y también por los Dolores y las Angustias de tu Madre Santa la Virgen María llegue a ser trasladada el Alma de nuestro hermano(a) (En este momento va a decir el nombre de la persona que partió con el señor) a la Gloria de tu Resurrección a dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Oh buen Señor el Descanso Eterno y que luzca para él o ella la Luz Perpetua, en donde pueda descansar en Paz. Así sea. Si por tu Sangre Preciosa oh amado Señor lo o la has llegado a redimir. Que lo o la perdones por favor señor se te pide por tu dolorosa Pasión. Y que de las puertas del infierno sea librada su alma oh padre.

María la Madre de los Dolores, por favor recuerda que en la cruz fue donde tu hijo amado Jesús te denominó Madre de los pecadores. Que se hagan las buenas obras por esta alma sin cesar, que Dios le saque de cualquier clase de pena y la traslade al lugar de descanso. Que en la Gloria habiten que en Gloria se encuentren las benditas ánimas del Purgatorio. Amén

Toda eres hermosa, eres pura, santa y también Inmaculada, Oh María… Por favor ruega para que sea salva esta alma conocida por todos los presentes en este lugar.

Que el Alma del hermano(a) (En este momento diga el nombre de la persona que falleció) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la eterna Misericordia del Dios todopoderoso que puedan descansar en Paz. Así sea.

Canto: Entre Tus Manos

Este es un canto que todas las personas deben de realizar al momento de finalizar el Segundo Rosario para los Difuntos. El canto es el siguiente:

Entre tus Manos está mi vida, Señor entre tus Manos pongo mi existir hay que morir,

para vivir entre tus Manos confío mi ser.

Si el grano de trigo no muere, si no muere solo quedará, pero si muere en abundancia dará

un Fruto Eterno que no morirá.

Es mi anhelo mi anhelo creciente, en el surco contigo morir, y fecunda será la simiente, Señor

revestida de Eterno Vivir.

Y si vivimos, para el vivimos; y si morimos, para el morimos; sea que vivamos o que muramos,

somos del Señor, somos del Señor. Cuando diere por fruto una espiga,

a los rayos de ardiente calor, tu Reinado tendrá nueva vida de Amor,

en una Hostia de Eterno Esplendor.

Tercer Misterio Gozoso: El Nacimiento del Niño Dios

Este tercer misterio gozoso puede ser encontrado en el siguiente versículo bíblico:

“Y, mientras estaban allí, se le cumplió el tiempo. Así que dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada”.

 Lucas 2:6-7 (Biblia Nueva Versión Internacional).

La tierra de Belén ve Nacer al Buen Redentor, el Ángel le canta, también le Adora el pastor.

La estrella del Señor, es la que le reveló a los Hombres tu hijo unigénito, has también que por ella lleguemos a contemplar nosotros un día el Esplendor de tu eterna Majestad, de esa manera Señor te rogamos por el hermano(a) (diga el nombre de la persona que partió de este mundo) para que pueda llegar a contemplar tu Rostro por los Siglos de los Siglos. Amén.

Padre Nuestro

Ahora bien, para la realización del padre nuestro las personas reunidas con el sacerdote o padre, deben de realizarlo de la siguiente manera:

Guía:

El guía comienza con la primera parte:

  • Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

Todos los Presentes:

Todas las personas que se encuentran presente en el velorio prosiguen con la siguiente parte:

  • Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Al finaliza la oración del padre nuestro se procede a la realización del Ave María por unas 10 veces más o menos.

Guía:

  • Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

Todos los Presentes:

  • Santa María, la Madre de Dios, por favor ruega por él o ella y por cada uno de los presentes que son pecadores ahora y en la hora de su muerte. Amén.

Ya finalizado el rezo de las 10 Ave María se procede con lo siguiente:

Guía:

  • Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

Todos los Presentes:

  • Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Por tu Concepción limpia ¡oh! La Soberana Princesa, una enorme pureza en este día se te pide de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco que mueran sin confesión alguna. Oh amado Jesús por favor perdona todos sus pecados y Líbralo(a) del fuego del infierno y lleva su alma al cielo a tu reino en especial a todas aquellas almas necesitadas de tu Divina Misericordia. Así sea.

La Sabana Santa

Oh Señor Dios que nunca dejaste la Señal de tu Pasión y tampoco tu Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santo, cuando por tu seguidor José llegaste a ser fuiste bajado de la Cruz, en este momento concédele oh Piadosísimo Señor.

Que por tu santa Muerte y por tu Sepultura y también por los Dolores y las Angustias de tu Madre Santa la Virgen María llegue a ser trasladada el Alma de nuestro hermano(a) (En este momento va a decir el nombre de la persona que partió con el señor) a la Gloria de tu Resurrección a dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Oh buen Señor el Descanso Eterno y que luzca para él o ella la Luz Perpetua, en donde pueda descansar en Paz. Así sea. Si por tu Sangre Preciosa oh amado Señor lo o la has llegado a redimir. Que lo o la perdones por favor señor se te pide por tu dolorosa Pasión. Y que de las puertas del infierno sea librada su alma oh padre.

María la Madre de los Dolores, por favor recuerda que en la cruz fue donde tu hijo amado Jesús te denominó Madre de los pecadores. Que se hagan las buenas obras por esta alma sin cesar, que Dios le saque de cualquier clase de pena y la traslade al lugar de descanso. Que en la Gloria habiten que en Gloria se encuentren las benditas ánimas del Purgatorio. Amén

Toda eres hermosa, eres pura, santa y también Inmaculada, Oh María… Por favor ruega para que sea salva esta alma conocida por todos los presentes en este lugar.

Que el Alma del hermano(a) (En este momento diga el nombre de la persona que falleció) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la eterna Misericordia del Dios todopoderoso que puedan descansar en Paz. Así sea.

Canto: Eran Cien Ovejas

Este es un canto que todas las personas deben de realizar al momento de finalizar el Tercero Rosario para los Difuntos. El canto es el siguiente:

Eran cien ovejas que había en el rebaño, eran cien ovejas que amante cuidó; pero una tarde al contarlas todas, le faltaba unas 2 y triste lloró.

Las noventa y nueve dejó en el aprisco y por la montaña a buscarla fue; La encontró gimiendo, temblando de frío, ungió sus heridas (2) y al redil volvió.

Esta misma historia vuelve a repetirse: hay muchas ovejas que aún errantes van, vagando en el mundo sin Dios, sin consuelo (3) y sin Su perdón

Cuarto Misterio Gozoso: La Presentación del Niño Jesús en el Templo

El cuarto misterio puede ser visualizado en el siguiente versículo de la Biblia:

“Así mismo, cuando se cumplió el tiempo en que, según la ley de Moisés, ellos debían purificarse, José y María llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor. Así cumplieron con lo que en la ley del Señor está escrito: Todo varón primogénito será consagrado al Señor. también ofrecieron un sacrificio conforme a lo que la ley del Señor dice: un par de tórtolas o dos pichones de paloma”.

Lucas. 2:22-24 (Biblia Nueva Versión Internacional).

La Virgen al Templo su ofrenda llevó; a mí su Pureza en Don me dejó.

Padre Nuestro

Ahora bien, para la realización del padre nuestro las personas reunidas con el sacerdote o padre, deben de realizarlo de la siguiente manera:

Guía:

El guía comienza con la primera parte:

  • Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

Todos los Presentes:

Todas las personas que se encuentran presente en el velorio prosiguen con la siguiente parte:

  • Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Al finaliza la oración del padre nuestro se procede a la realización del Ave María por unas 10 veces más o menos.

Guía:

  • Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

Todos los Presentes:

  • Santa María, la Madre de Dios, por favor ruega por él o ella y por cada uno de los presentes que son pecadores ahora y en la hora de su muerte. Amén.

Ya finalizado el rezo de las 10 Ave María se procede con lo siguiente:

Guía:

  • Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

Todos los Presentes:

  • Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Por tu Concepción limpia ¡oh! La Soberana Princesa, una enorme pureza en este día se te pide de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco que mueran sin confesión alguna. Oh amado Jesús por favor perdona todos sus pecados y Líbralo(a) del fuego del infierno y lleva su alma al cielo a tu reino en especial a todas aquellas almas necesitadas de tu Divina Misericordia. Así sea.

La Sabana Santa

Oh Señor Dios que nunca dejaste la Señal de tu Pasión y tampoco tu Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santo, cuando por tu seguidor José llegaste a ser fuiste bajado de la Cruz, en este momento concédele oh Piadosísimo Señor.

Que por tu santa Muerte y por tu Sepultura y también por los Dolores y las Angustias de tu Madre Santa la Virgen María llegue a ser trasladada el Alma de nuestro hermano(a) (En este momento va a decir el nombre de la persona que partió con el señor) a la Gloria de tu Resurrección a dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Oh buen Señor el Descanso Eterno y que luzca para él o ella la Luz Perpetua, en donde pueda descansar en Paz. Así sea. Si por tu Sangre Preciosa oh amado Señor lo o la has llegado a redimir. Que lo o la perdones por favor señor se te pide por tu dolorosa Pasión. Y que de las puertas del infierno sea librada su alma oh padre.

María la Madre de los Dolores, por favor recuerda que en la cruz fue donde tu hijo amado Jesús te denominó Madre de los pecadores. Que se hagan las buenas obras por esta alma sin cesar, que Dios le saque de cualquier clase de pena y la traslade al lugar de descanso. Que en la Gloria habiten que en Gloria se encuentren las benditas ánimas del Purgatorio. Amén

Toda eres hermosa, eres pura, santa y también Inmaculada, Oh María… Por favor ruega para que sea salva esta alma conocida por todos los presentes en este lugar.

Que el Alma del hermano(a) (En este momento diga el nombre de la persona que falleció) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la eterna Misericordia del Dios todopoderoso que puedan descansar en Paz. Así sea.

Canto: Resucito, Resucito

Este es un canto que todas las personas deben de realizar al momento de finalizar el Cuarto Rosario para los Difuntos. El canto es el siguiente:

Resucito, Resucito,

Resucito, Aleluya

Aleluya, Aleluya,

Aleluya, Resucito.

La Muerte, ¿Dónde Está La Muerte?

¿Dónde Está Mi Muerte?

¿Dónde Su Victoria?

Gracias Sean Dadas Al Padre, Que Nos Pasó A Su Reino, Donde Se Vive De Amor.

Alegría, Alegría, Hermanos, Qué Si Hoy Nos Queremos, Es Que Resucitó.

Si Con Él Morimos, Con Él Vivimos, Con Él Cantamos: Aleluya.

Quinto Misterio Gozoso: El Niño perdido y Hallado en el Templo

Este último Rosario para los Difuntos o misterio puede ser localizado en el libro de Lucas capítulo 2 versículo 42 al 43 el cual dice de la siguiente manera:

“Cuando cumplió doce años, fueron allá según era la costumbre. Terminada la fiesta, emprendieron el viaje de regreso, pero el niño Jesús se había quedado en Jerusalén, sin que sus padres se dieran cuenta”.

Lucas 2:42-43 (Biblia Nueva Versión Internacional).

Si a Dios el pecado me hace perder, Yo me voy al Templo y lo encontraré.

Padre Nuestro

Ahora bien, para la realización del padre nuestro las personas reunidas con el sacerdote o padre, deben de realizarlo de la siguiente manera:

Guía:

El guía comienza con la primera parte:

  • Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

Todos los Presentes:

Todas las personas que se encuentran presente en el velorio prosiguen con la siguiente parte:

  • Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Al finaliza la oración del padre nuestro se procede a la realización del Ave María por unas 10 veces más o menos.

Guía:

  • Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

Todos los Presentes:

  • Santa María, la Madre de Dios, por favor ruega por él o ella y por cada uno de los presentes que son pecadores ahora y en la hora de su muerte. Amén.

Ya finalizado el rezo de las 10 Ave María se procede con lo siguiente:

Guía:

  • Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

Todos los Presentes:

  • Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Por tu Concepción limpia ¡oh! La Soberana Princesa, una enorme pureza en este día se te pide de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco que mueran sin confesión alguna. Oh amado Jesús por favor perdona todos sus pecados y Líbralo(a) del fuego del infierno y lleva su alma al cielo a tu reino en especial a todas aquellas almas necesitadas de tu Divina Misericordia. Así sea.

La Sabana Santa

Oh Señor Dios que nunca dejaste la Señal de tu Pasión y tampoco tu Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santo, cuando por tu seguidor José llegaste a ser fuiste bajado de la Cruz, en este momento concédele oh Piadosísimo Señor.

Que por tu santa Muerte y por tu Sepultura y también por los Dolores y las Angustias de tu Madre Santa la Virgen María llegue a ser trasladada el Alma de nuestro hermano(a) (En este momento va a decir el nombre de la persona que partió con el señor) a la Gloria de tu Resurrección a dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Oh buen Señor el Descanso Eterno y que luzca para él o ella la Luz Perpetua, en donde pueda descansar en Paz. Así sea. Si por tu Sangre Preciosa oh amado Señor lo o la has llegado a redimir. Que lo o la perdones por favor señor se te pide por tu dolorosa Pasión. Y que de las puertas del infierno sea librada su alma oh padre.

María la Madre de los Dolores, por favor recuerda que en la cruz fue donde tu hijo amado Jesús te denominó Madre de los pecadores. Que se hagan las buenas obras por esta alma sin cesar, que Dios le saque de cualquier clase de pena y la traslade al lugar de descanso. Que en la Gloria habiten que en Gloria se encuentren las benditas ánimas del Purgatorio. Amén

Toda eres hermosa, eres pura, santa y también Inmaculada, Oh María… Por favor ruega para que sea salva esta alma conocida por todos los presentes en este lugar.

Que el Alma del hermano(a) (En este momento diga el nombre de la persona que falleció) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la eterna Misericordia del Dios todopoderoso que puedan descansar en Paz. Así sea.

Canto: A Ti Levanto Mis Ojos

Este es un canto que todas las personas deben de realizar al momento de finalizar ya este último Quinto Rosario para los Difuntos. El canto es el siguiente:

A Ti Levanto Mis Ojos

A Ti Que Habitas En El Cielo

A Ti Levanto Mis Ojos

Porque Espero Tu Misericordia.

Como están los ojos de los esclavos Fijos en las manos de sus señores,

Así están nuestros ojos en el Señor. Esperando su Misericordia.

Misericordia, Señor, Misericordia. Que estamos saciados de burlas;

Misericordia, Señor, Misericordia.

Que estamos saciados de desprecios.

Nuestra Alma está saciada, Del sarcasmo de los satisfechos;

Nuestra Alma está saciada, Del desprecio de los orgullosos.

Oraciones Finales del Santo Rosario

¡Oh! Soberano Santuario, la Madre del Divino Verbo, Libra Virgen del infierno a los que rezan tu Rosario. Emperatriz Poderosa de los Mortales Consuelo; Ábreles a la Virgen el Cielo con una muerte dichosa y Dales la Pureza de Alma tú que eres tan Poderosa.

Padre Nuestro

Ahora bien, para ir finalizando estas oraciones para los difuntos se procede a realizar el padre nuestro nuevamente:

Guía:

El guía comienza con la primera parte:

  • Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

Todos los Presentes:

Todas las personas que se encuentran presente en el velorio prosiguen con la siguiente parte:

  • Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Las Tres Ave María

Madre María tú que quieres a los hombres, que te encuentran en el cielo en todo momento rogando por cada uno de tus hijos; En este día se te pido y ruega que el día en que algunos de ellos partan de este mundo tus piadosos brazos sean los que los trasladen hasta ti. Por las mañanas cuando tus hijos se levantan el primer Suspiro en todo momento es para ti y en ese mismo momento se te reza unos 3 Ave María para que en el día de la partida te acuerdes de ellos.

Guía:

  • Dios te salve oh santa maría la hija de Dios el padre, tú que eres la virgen purísima y castísima antes de dar a luz, en tus manos es encomendada la fe de muchos para que la alumbres y que el alma del hermano(a) (En este momento se va a decir el nombre de la persona) para que la salves, llena eres de toda gracia, el señor sea contigo, tú que eres bendita entre todas las mujeres de este mundo y bendito sea el fruto de tu vientre que es nuestro amado señor Jesús.

Todos los Presentes:

  • Santa María, Madre de Dios, ruega por él o ella y por cada uno de nosotros los que somos pecadores ahora y también en la hora de la muerte de alguno. Amén.

Por las noches antes de irse a dormir con unas dulces plegarias por lo que se dirigen a ti y pueden descansar tranquilos soñando que tus ojos bellos velan sobre cada uno de ellos.

Guía:

  • Dios te salve oh santa maría la hija de Dios el padre, tú que eres la virgen purísima y castísima antes de dar a luz, en el parto en tus manos muchos encomiendan su esperanza para que la llegues a alentar, y el alma del hermano(a) (Debe de decir el nombre de la persona en este momento) para que la salves, llena eres de gracia, que el señor sea contigo, bendita eres entre todas las mujeres de este mundo y bendito llegue a ser el fruto de tu vientre que es tu hijo amado Jesús.

Todos los Presentes:

  • Santa María, Madre de Dios, ruega por él o ella y por cada uno de nosotros los que somos pecadores ahora y también en la hora de la muerte de alguno. Amén.

Madre de todos que te encuentras en el cielo, por favor envía tu consuelo a los corazones de tus hijos, cuando llorando triste se encuentren y te llamen, tu mano sea la que derrame sobre ellos una feliz bendición.

Guía:

  • Dios te salve oh santa maría la hija de Dios el padre, tú que eres la virgen purísima y castísima antes de dar a luz, en el parto en tus manos muchos encomiendan su esperanza para que la llegues a alentar, y el alma del hermano(a) (Debe de decir el nombre de la persona en este momento) para que la salves, llena eres de gracia, que el señor sea contigo, bendita eres entre todas las mujeres de este mundo y bendito llegue a ser el fruto de tu vientre que es tu hijo amado Jesús.

Todos los Presentes:

  • Santa María, Madre de Dios, ruega por él o ella y por cada uno de nosotros los que somos pecadores ahora y también en la hora de la muerte de alguno. Amén.

Tu Santo Rosario para los Difuntos oh madre muy querida, cada uno de tus hijos te ofrecen su vida y que en cada una de ellas se comprometen a rezar y al momento de llegarse su última hora, esperan oh señora que les hayas llamado.

Guía:

  • Dios te salve, María Santa el templo y trono de la Santa trinidad del cielo, La virgen concebida sin la culpa originaria, por favor concede tu gracia para que con ella sean todos tus fieles salvos y con pureza puede hablarte.

Bajo Tu Protección

Bajo tu Amparo es que muchos se acogen Santa Madre de Dios por favor no desprecies las suplicas que muchos te hacen en este día te hacen en sus necesidades antes bien por favor líbralos de todos los peligros que los asechen ¡oh! Virgen Gloriosa y también Bendita por favor ruega por él o ella y por cada uno de tus hijos Santa Madre de Dios para que lleguen a ser dignos de poder alcanzar las Divinas Gracias y también las Promesas del Señor Jesucristo Amén.

Oremos

¡Oh! Dios del cual cuyo Hijo Unigénito con su propia Vida, Muerte y también Resurrección les llegó a alcanzar el premio de la Vida Eterna por favor en este día concédeles a los que recuerdan estos Misterios del Santo Rosario para los difuntos el imitar lo que contienen y poder llegar a lo que prometen por el mismo señor amado Jesucristo. Amén.

Ofrecimiento

Este Padre Nuestro y el Ave María son ofrecidos con el fin de darles el Descanso Eterno de las Ánimas Benditas del Purgatorio y también por los hermanos que se encuentran agonizantes, en especial por todos aquellos los que en esta hora que no lleguen a desfallecer en la Fe, que siempre digan estar llenos de confianza: por favor señor hágase en cada una de las personas oh Señor tu Santa Voluntad.

Bienaventurada es la Virgen María, que sus brazos pueden recoger a sus hijos y que la caricia de sus manos seque el sudor de cada una de sus agonías. A tus pies se encuentran rendidos tus hijos adorando al padre de los cielos para poder terminar con lo que es el Rosario para los difuntos al Padre Eterno.

Padre Nuestro

En este ofrecimiento nuevamente se debe de realizar el padre nuestro dirigido por un guía y seguido por las personas que se encuentran en el lugar del velorio.

Guía:

El guía comienza con la primera parte:

  • Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

Todos los Presentes:

Todas las personas que se encuentran presente en el velorio prosiguen con la siguiente parte:

  • Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Al finaliza la oración del padre nuestro se procede a la realización del Ave María por unas 10 veces más o menos.

Guía:

  • Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

Todos los Presentes:

  • Santa María, la Madre de Dios, por favor ruega por él o ella y por cada uno de los presentes que son pecadores ahora y en la hora de su muerte. Amén.

Ya finalizado el rezo de las 10 Ave María se procede con lo siguiente:

Guía:

  • Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

Todos los Presentes:

  • Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Dale Oh buen Señor el Descanso Eterno y que luzca para él o ella la Luz Perpetua, en donde pueda descansar en Paz. Así sea. Si por tu Sangre Preciosa oh amado Señor lo o la has llegado a redimir. Que lo o la perdones por favor señor se te pide por tu dolorosa Pasión. Y que de las puertas del infierno sea librada su alma oh padre.

María la Madre de los Dolores, por favor recuerda que en la cruz fue donde tu hijo amado Jesús te denominó Madre de los pecadores. Que se hagan las buenas obras por esta alma sin cesar, que Dios le saque de cualquier clase de pena y la traslade al lugar de descanso. Que en la Gloria habiten que en Gloria se encuentren las benditas ánimas del Purgatorio. Amén

Toda eres hermosa, eres pura, santa y también Inmaculada, Oh María… Por favor ruega para que sea salva esta alma conocida por todos los presentes en este lugar.

Que el Alma del hermano(a) (En este momento diga el nombre de la persona que falleció) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la eterna Misericordia del Dios todopoderoso que puedan descansar en Paz. Así sea.

Bendita Sea Tu Pureza

Bendita llegue a ser tu Pureza y por la eternidad lo sea pues todo un Dios se llega a recrear en tan hermosura, a ti Celestial Princesa la Virgen María Sagrada muchos en este día te ofrecen en cada noche Alma, Vida y su Corazón, por favor míralos con gran compasión no los dejes Oh santa madres ni de noche ni tampoco de día en caer en la tentación.

Dulce Madre

Dulce Madre nunca alejes tu Vista de cada uno de tus hijos, por favor anda con cada uno de ellos a todo lugar que vayan en su diario vivir, que no se queden desamparados ni tampoco desprotegidos de tu poder y de tu gracia, pues tú que siempre los proteges tanto como una Verdadera Madre has que sean bendecidos por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén.

Ofrecimiento Del Rosario

El Santo Rosario completo para los Difuntos que se acaba de ofrecer a Jesús nuestro señor y también a su madre de la luz. Por lo que es bueno que cada uno de los cantos que son realizados al final de cada misterio del Rosario para los Difuntos sea cantado con alegría anunciando el día nuevo. Este tipo de Rosario para los Difuntos se ofrece por lo que se te pido que lo salves oh virgen maría.

Padre Jesús Nazareno, en este día se te ofrece el corazón de cada uno de tus hijos, por los que muchos te presentan flores y también una especie de corona de amor. Oh amada princesa del cielo Imperio la Santa Virgen María, que a la hora de la muerte de alguno de tus seguidores tú te encuentres acompañándolo en todo momento.

Que todos los ángeles y los santos que se encuentran en tu reino te alaben en este día por lo que se te pide que a: (diga el nombre de la persona que falleció) te sea encomendado oh Sagrada Virgen María. Señor de la bendita columna que sea Tu Pasión alzada tus Benditas Manos y que seas dando tu bendición a todos.

Si te fue de utilidad y de provecho este artículo referente sobre a Oración Del Santo Rosario para los Difuntos, te invitamos a que visites los siguientes enlaces los cuales pueden ser de gran ayuda espiritual para usted:

(Visited 746 times, 1 visits today)

Deja un comentario