Las 15 Poderosas Oraciones Católicas a Santa Brígida

Las Oraciones de Santa Brígida, son una serie de oraciones que son realizadas de acuerdo al creyente ya que el mismo la puede hacer durante 12 años o por 1 año entero. En el siguiente artículo conocerás todo lo referente sobre cómo hacer estas 15 Oraciones de Santa Brígida.

oraciones de santa brigida

Las Quince Oraciones de Santa Brígida

Se trata de las quince gotitas diarias de la Sangre de Jesús, las cuales se encargarán de destruir la coraza del alma, por tal motivo se recomienda a los fieles devotos, rezar estas oraciones por un año completo, dichas plegarias se pueden iniciar en cualquier día del año, lo que no es posible es saltarlas ningún día.

Es importante mencionar que Santa Brígida recibió de parte del Señor Jesucristo dos modelos de oraciones y también otra oración proporcionada por la Santísima Inmaculada Virgen María.

Uno de los juegos  de oraciones entregados por el Señor debe rezarse por espacio de un año, en cuanto al otro modelo entregado por la Santísima Madre cuenta con la devoción diaria a sus Siete Dolores. En este sentido tanto el Señor Jesucristo como la Santísima Virgen entregaron la promesa por medio de Santa Brígida de Suecia a cada uno de los devotos que rezan con fe, estas oraciones.

Oración

Oh Santa Brígida, por favor en este día se te ruega que nos alcances del Señor, la perseverancia cotidiana para poder rezar dichas oraciones por las llagas santas de nuestro amado señor Jesucristo. Por favor tráenos de su Divina Misericordia lo que es el privilegio de llegar a meditarlas y que su aprovechamiento espiritual. Llegue a interceder ante el Señor para que muchos puedan disfrutar con gozo cada una de las promesas que llegan a contener, por mediación de la madre santa. Amén.

Todas las Oraciones, Todos los Días, cada Día las 15 Oraciones

Se considera que, para alcanzar las promesas deseadas, se deben rezar las 15 oraciones, continuamente por espacio de un año completo. También es esencial no saltarse ninguna, ya que al saltarse alguna de las plegarias se perderá por completo los privilegios. A pesar de que ya van a culminar el mes 12, si se llegaron a saltar alguno de los días de nada va a servir, si llegan a tener tiempo en caso de olvido, luego de las 12 de la noche, hasta la madrugada, mucho antes del alba.

oraciones de santa brigida

La persona debe de comenzar nuevamente, comenzando las oraciones diariamente, por todo el año entero. En el transcurso, de todo el año completo se llegan a rezar unas 5.475 oraciones. Se tiene que rezar en todo momento de manera mental, esto quiere decir que se va leyendo. Se rezan en manera personal; no son para llegar a ser rezadas en la comunidad, cada una de las personas las tienen que rezar por separado.

De esta forma, el Pontífice llegó a admitir la autenticidad de esta de esta misma plegaria para el bien de todas las almas; y también firmó la aprobación el día 31 de mayo del año 1862. Esta clase de declaración del Padre de la iglesia católica llegó a ser confirmada por los actos tangibles y concretos.

Las promesas ya se han llegado a realizar a favor de cada una de las personas que han llegado a rezar estas Oraciones a Santa Brígida. Por otra parte, se han llegado a producir incontables hechos de forma sobrenatural. A través de este medio, Dios se ha llegado a dignar el conocer la rigurosa veracidad de dichas oraciones y también de las promesas.

Los que llegan a visitar la Iglesia de San Pablo en Roma aún pueden observar el Crucifijo Milagroso que ha sido puesto en la parte de arriba del Sagrario, en la Capilla del Santísimo Sacramento. Este mismo Crucifijo Milagroso llegó a ser esculpido por un hombre llamado Pierre Cabalino. Este es el mismo crucifijo ante el cual estuvo Santa Brígida arrodillada cuando llegó a recibir dichas 15 Oraciones de Nuestro Señor.

Durante mucho tiempo, Santa Brígida había llegado a desear el saber cuántos latigazos había llegado a recibir Nuestro amado Señor durante su Pasión. En algún día se le presentó Jesucristo, diciéndole:

“Recibí en Mi Cuerpo unos 5.480 latigazos; los cuales son 5.475 azotes, por lo que podemos recordar que llegaron a ser 60 los verdugos quienes lo llegaron a azotar, quienes se iban relevando cada cierta hora. Pilatos había llegado a prometer el dejarlo libre luego del castigo y que los judíos sobornaron a los verdugos para que llegase a resultar muerto, sin embargo, Jesús no moría y de acuerdo a esto los verdugos continuaban azotándolo y azotándolo.

Por esto se llega a explicar la cantidad de azotes que llegó a recibir y se pueden dar cuenta en las condiciones más deplorables en que lo llevó a la Cruz. Si verdaderamente quieren llegar a honrarlo, con alguna clase de veneración, entonces digan unas 15 veces el Padre Nuestro; igualmente unas 15 veces el Ave María, con las siguientes oraciones, por el resto de 1 año por completo. Al momento de terminar el año, ya habréis llegado a venerar cada una de sus Llagas.

Las Promesas

El Crucificado le llegó a prometer a Santa Brígida una serie de privilegios, siempre con la condición de que ella debía de ser fiel a la recitación diaria del Oficio Divino. Y también se garantizaban de la misma manera a todo aquel que llega a decir las oraciones de manera devota durante cada día por el espacio de 1 año. Las promesas son las siguientes:

  • Cualquiera que llegue a recitar estas oraciones, va a obtener el grado máximo de la perfección.
  • Unos 15 días antes de su muerte, la persona va a tener un conocimiento perfecto de todos y cada uno de sus pecados y también una contrición profunda de todos ellos.
  • Unos 15 días antes de su muerte el señor le va a dar su precioso cuerpo con el propósito de que escape del hambre eterna; también le va a dar a beber de su preciosa sangre para que no llegue a permanecer sediento eternamente.
  • También va a librar del purgatorio a unos 15 miembros de su familia ciertas de estas pueden llegar a ser del pasado, otras del presente e igualmente del futuro.
  • Unos 15 miembros de su familia van a ser confirmados y también preservados en la gracia. (Esto es lo mismo que la anterior).
  • Unos 15 miembros de su familia se van a convertir. (Esto es lo mismo que la anterior).
  • Cualquiera que haya llegado a vivir en un estado de pecado mortal por más de 30 años, pero si llega a recitar o tiene la intención de llegar a recitar estas 15 oraciones de Santa Brígida de manera devota, El señor, le va a perdonar todos y cada uno de sus pecados.
  • Si ha llegado a vivir haciendo solamente su propia voluntad por el transcurso de toda su vida y se encuentra a punto de morir (sin que la persona tenga el pleno conocimiento de que está a punto de fallecer próximamente), el señor le prolongara su existencia para que pueda confesar bien cada uno de sus pecados (Esto es conocido como la confesión de vida).
  • También obtendrá todo lo que le pida a Dios y también a la Santísima Virgen.
  • En cualquier parte del mundo en donde se encuentre diciendo las oraciones, o en donde se digan, Dios va a estar presente con su gracia.
  • Todo aquel que llegue a enseñar dichas oraciones de Santa Brígida a otros, va a ganar incontables méritos y también su gloria va a ser mayor en el Cielo.
  • Por cada momento que se lleguen a recitar dichas oraciones, se va a ganar unos 100 días de indulgencia.
  • Va a ser liberado de la muerte eterna. (es decir que no se condenará)
  • La persona va a gozar de la promesa de que va a ser contado entre todos los bienaventurados del cielo.
  • Lo va a defender contra las tentaciones del mal.
  • También preservará y guardará sus 5 sentidos.
  • Lo preservaré de una muerte que sea repentina.
  • El señor va a colocar su cruz victoriosa ante él para que en todo momento pueda vencer a cada uno de sus enemigos. (Entre ellos a Satanás y a sus huestes).
  • Antes de que muera el señor va a venir con su amada Madre, la Santísima Virgen Inmaculada.
  • El señor lo va a recibir muy complacido y también lo va a conducir a los gozos eternos. Y habiéndolo ya llevado a ese lugar, le va a dar de beber de la fuente de su divinidad; cosa que no va a hacer con los que no hayan llegado a recitar sus oraciones.
  • Se le va a asegurar que sea puesto junto al Supremo Coro de los Santo Ángeles del cielo.

Algunas Interrogantes

Algunas personas se suelen llegar a hacer ciertas interrogantes con respecto a estas oraciones a Santa Brígida las cuales podemos mencionar las siguientes:

1.- ¿Puedo acaso llegar a esperar ciertos o varios años hasta el final de mi vida para empezar a realizarlas y de esa manera poder evitarme el año en que se tiene que hacer?

  • La respuesta es que no, no puede hacer esto simplemente debe de hacerla desde momento.

2.- ¿Puedo llegar a esperar estar afectado por determinada clase de enfermedad terminal, para entonces iniciar con las oraciones y de esa forma evitarme todo el año en tener que hacerla?

  • La respuesta es que no, no puede hacer esto simplemente debe de hacerla desde momento.

3.- Si por casualidad llegó a olvidar por algún motivo, el hacer en un día estas oraciones y son pasada las 12 de la noche, ¿Se llega a considerar ese día como perdido?

  • La respuesta es que se puede llegar a extender el plazo hasta lo que es el día siguiente, antes de que ocurra el alba, lo cual es válido para el día anterior. Lógicamente que se tiene que volver a rezar en el transcurso de ese día para el día que corresponde. Esta clase de extensión se puede llegar a usar todas las veces que llegue a ser requerido.

 

4.- ¿Cuáles llegan a ser las “Causas Justificadas”?

  • Por el simple olvido de 1 o de 2 días, tal vez por cierto tipo de acontecimiento familiar o incluso laboral. En el caso de accidente o de una enfermedad que pueda significar una gravedad o inconsciencia, se puede llegar a recuperar ese mismo plazo al final, en ese momento se es justificado que pueda llegar a ser de un plazo mayor.

Cuando la persona ya se encuentra mucho mejor, puede pedirle a alguien que por favor las rece en voz elevada e ir repitiendo en la mente las oraciones. Lo que no llega a ser válido es llegar a rezar solamente unos 2 meses, luego dejar 1, después rezar otros 6, otra vez dejar 3, en esos casos es cuando no funciona.

Algo Importante Antes de Comenzar

Les aconsejamos que por favor soliciten la ayuda de sus familiares que se encuentran dentro del purgatorio, pues ellos están verdaderamente muy interesados en que cada uno de ustedes perseveren. Tienen que saber que el demonio siempre va a estar en todo momento tratando de que las personas fracasen.

Deben tener cuidado con llegar a dejarlo para la noche, tener cuidado con la noche, en ciertas ocasiones es casi imposible por los acontecimientos del día, sin embargo, deben de tratar de evitarlo la gran mayoría de las ocasiones que de verdad puedan. A muchos les sucedió en varias ocasiones, sentados y hasta vestidos, no obstante, ya muy entrada lo que es la noche, las personas se quedaban dormidos en cada Avemaría que recitaban, luego despertaban y en la siguiente oración; sucedía lo mismo, por eso se tardaban hasta 3 veces del tiempo normal.

En varios momentos, les ayudó bastante cuando por el mismo cansancio del día y por el haberlo dejado para la noche, al momento de sentir que venía el sueño a la persona, con el dedo pulgar hacer lo que es la señal de la cruz, la cual consiste adelante, izquierda y derecha (en la frente de la persona), se quita el sueño por ciertos minutos, sin embargo, el mismo regresa al momento.

Esto se tiene que repetir sin dejar de rezar las oraciones, toda y cada vez que se requiera. No se deben de desesperar si en varios momentos, entre tanto que se encuentran rezando, se llegan a sentir que están algo distraídos, deben continuar y terminar de la misma manera que siempre. Ya que esto es válido. Sin embargo, muchos quieren contarles que al final si se puede lograr.

Advertencia

Es importante señalar que las personas no pueden vivir alejados de Dios y luego pensar que solo por hacer estas oraciones pueden irse al Cielo. Por tal motivo se sugiere vivir en comunión con Dios y rezar cada una de estas oraciones con fe, de esta manera se alcanzará un crecimiento espiritual y una vida plena.

Oraciones

Para comenzar, lo primero que debe de hacer una persona es invocar al Huésped de sus almas. Luego realizar la Señal de la cruz y se procede con la siguiente oración:

Ven, Espíritu Santo, por favor llenad todos los corazones de tus fieles seguidores y enciende en cada uno de ellos el Fuego Eterno de tu inmenso Amor. Enviad, Señor, Vuestro Espíritu, y todo será creado, y se renovará la faz de la Tierra.

Oración Inicial

Oh amado y bondadoso Jesús, en este día con todo mi corazón verdaderamente deseo llegar a rezar la oración del Señor unas 7 veces junto con el amor con que Tú llegaste a santificar esta oración en tu Corazón. Por favor te pido que la tomes de mis labios para que pueda llegar hasta tu Sagrado Corazón.

Por favor mejórala y también complétala para que le llegue a brindar tanto lo que es el honor y la felicidad a la Santa Trinidad en la tierra como tú lo has garantizado por medio de esta oración. Que esta se llegue a derramar sobre su santa humanidad para lo que es la glorificación de Tus dolorosas heridas y también por la preciosísima Sangre que Tú has derramado sobre ellas. Amén.

La Circuncisión

Antes de iniciar la oración lo primero que se debe hacer es rezar un Padre Nuestro, un Avemaría y también un Gloria. Luego de haberlas realizado se va a proceder con la oración correspondiente. La oración es la siguiente:

Padre Eterno, por medio de las sagradas manos inmaculadas de María y por el Sagrado Corazón de Jesús, en este día te ofrezco las primeras heridas, los primeros dolores y también el primer derrame de Sangre como especie de expiación de los pecados de mi niñez y de toda la humanidad entera, como una protección contra el primer pecado mortal, en especial entre mis familiares.

La Agonía de Jesús en el Huerto de los Olivos

Lo primero que se debe de hacer antes de hacer estas oraciones iniciales son un Padre Nuestro, un Avemaría y también un Gloria. Luego de haberlas realizado se va a proceder con la oración correspondiente. La oración es la siguiente:

Padre Eterno, por medio de las sagradas manos inmaculadas de María y por el Sagrado Corazón de Jesús, te ofrezco en esta hora el fuerte sufrimiento del Corazón de Jesús el cual paso en el Huerto de los Olivos y que cada gota de sudor de su sangre fue como expiación de todos mis pecados del corazón y también los de toda la humanidad, como también la protección contra dichos pecados y para que se llegue a extender el amor divino y también el fraterno.

La Flagelación

Estas oraciones iniciales se deben comenzar primero rezando un Padre Nuestro, un Avemaría y también un Gloria. Luego de haberlas realizado se va a proceder con la oración correspondiente. La oración es la siguiente:

Padre Eterno, por medio de las sagradas manos inmaculadas de María y por el Sagrado Corazón de Jesús, en este momento te ofrezco las muchas cantidades de heridas, al igual que los terribles dolores y la gran preciosa sangre de la flagelación como una expiación de todos mis pecados de la carne y también los de toda la humanidad en el mundo entero, como una protección contra dichos pecados y para la preservación de la inocencia, en especial entre mis familiares.

La Coronación de Espinas

Lo primero que se debe de hacer antes de hacer estas oraciones iniciales son un Padre Nuestro, un Avemaría y también un Gloria. Luego de haberlas realizado se va a proceder con la oración correspondiente. La oración es la siguiente:

Padre Eterno, por medio de las sagradas manos inmaculadas de María y por el Sagrado Corazón de Jesús, en este momento te ofrezco las heridas, al igual que los dolores y también la preciosa sangre de la sagrada cabeza de tu hijo amado Jesús luego de haber pasado por la coronación de las espinas, como motivo de expiación por todos mis pecados del espíritu y también por los de toda la humanidad, como una clase de protección contra dichos pecados y para que se logre extender el reino de Cristo aquí en la tierra.

Cargando la Cruz

Estas oraciones iniciales se deben comenzar rezando primeramente un Padre Nuestro, un Avemaría y también un Gloria. Luego de haberlas realizado se va a proceder con la oración correspondiente. La oración es la siguiente:

Oraciones-a-Santa-Brígida-10

Padre Eterno, por medio de las sagradas manos inmaculadas de María y por el Sagrado Corazón de Jesús, en este día te ofrezco los sufrimientos que padeció nuestro señor en el camino a la cruz, en especial la santa herida que llegó a tener en su hombro y también la preciosa sangre como especie de expiación de toda mi negación de la cruz y también de la humanidad entera, todas mis protestas contra cada uno de tus planes divinos y todos aquellos demás pecados de palabra, como especie de protección contra dichos pecados y para un verdadero amor a la cruz. Amén.

La Crucifixión de Jesús

Lo primero que se debe de hacer antes de hacer estas oraciones iniciales son un Padre Nuestro, un Avemaría y también un Gloria. Luego de haberlas realizado se va a proceder con la oración correspondiente. La oración es la siguiente:

Padre Eterno, por medio de las sagradas manos inmaculadas de María y por el Sagrado Corazón de Jesús, en este día te ofrezco a tu Hijo en la cruz, cuando lo llegaron a clavar y luego lo levantaron, por las heridas que tiene en sus manos y en sus pies y los 3 hilos de la preciosa sangre que derramó en ese lugar por cada uno de nosotros, las grandes y feroces torturas del cuerpo y también del alma, su muerte santa y su renovación no sangrienta en cada una de las santas misas de la Tierra.

Como especie de expiación de cada una de las heridas contra los votos y de las normas dentro de las Órdenes, como especie de reparación de todos y cada uno de mis pecados y al igual que los de todo el mundo entero, por todos los enfermos y hasta incluso por los moribundos.

También por todos los santos sacerdotes y los laicos, por las intenciones del Santo Padre por la propia restauración de todas las familias cristianas, para el fortalecimiento de su Fe, por nuestro gran país y por la unión de cada una de las naciones en Cristo y en su Iglesia, así como igualmente por la diáspora.

La Llaga del Costado de Jesús

Se recomienda que al iniciar estas oraciones se debe rezar primeramente un Padre Nuestro, un Avemaría y también un Gloria. Luego de haberlas realizado se va a proceder con la oración correspondiente. La oración es la siguiente:

Padre Eterno, por favor te pido que aceptes como dignas, por cada una de las necesidades de la Santa Iglesia y como especie de expiación de los pecados de toda la humanidad entera, la preciosa sangre y también el agua que manó de la herida del Sagrado Corazón de tú hijo amado Jesús. Sé por favor misericordioso para con cada uno de tus hijos nosotros.

¡Sangre de Cristo, el último contenido del precioso de su Sagrado Corazón, por favor lava a cada uno de tus hijos de todas sus culpas de pecado y las de las otras personas! ¡Agua del costado del Cristo; por favor lávame en mi totalidad de las penitencias del pecado y que extingue las llamas del Purgatorio para ellos y para todas las almas del Purgatorio! Amén.

Oremos:

¡Oh, Dios!, que llegaste a instruir a los corazones de tus fieles con la Luz de tú Santo Espíritu, por favor te pido que me concedas que, animado y también guiado por este mismo Espíritu, logre aprender a obrar de manera recta siempre y llegue a gozar de la Dulzura del Bien de tus Divinos Consuelos. Por Cristo, nuestro amado Señor. Así sea.

Al finalizar esta oración se debe de hacer o rezar 1 Credo al Sagrado Corazón de Jesús, siempre haciendo un acto de Fe.

Primera Oración

¡Oh, Jesús mío!, ¡oh, la Eterna Dulzura para los que te aman!, que siempre supera todo gozo y también deseo!, ¡oh, Salvación y Esperanza nuestra!, incontables pruebas nos has dado de que tú mayor Deseo llega a ser en todo momento estar con tus hijos, y fue este mismo deseo Sublime, ¡oh, Bendito Amor!, el que te llevó a asumir la naturaleza humana. Gracias por tú sacrificio oh señor Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Segunda Oración

¡Oh, Salud y Alimento de las almas, ¡la verdadera Libertad de los ángeles y de los santos!, ¡El Paraíso de las Delicias!, recordad el gran Horror y también la Tristeza que llegaste a sufrir, cuando ibas caminando al lugar en donde te aguardaba una cruz, los 4 clavos y también los verdugos, cuando toda esa gran multitud de personas se apretujaba a tú caminar y te golpeaban, hasta insultándote impunemente, haciéndote víctima de las más terribles y espantosas crueldades.

Sin embargo, más te dolía su gran ingratitud que los mismos golpes que te infligían, pues era justamente por estos y por todos los seres humanos, que llevaste esa gran Cruz sobre tus destrozados Hombros.

Por todos esos tormentos y los ultrajes, y también por las muchas blasfemias que fueron proferidas en contra de ti, en este día te ruego, ¡oh, Señor Dueño del corazón de tus fieles!, que los libres de todos sus enemigos, tanto los visibles como los invisibles, y que bajo tú gran Protección logre tal clase de perfección y de santidad que logre merecer el entrar contigo en tú Santo Reino. Amén.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Tercera Oración

¡Oh, Señor dueño de toda la existencia humana!, Tú, que siendo el gran Creador de todo el Universo, al igual que del Cielo y de la Tierra, también de los ángeles y de los hombres, a quien nada puede llegar a abarcar ni tampoco limitar, y que todo lo llegas a envolver y a sostener con tú eterno y gran Poder, no obstante, te dejasteis matar por tú eterna Obra Maestra, que es el Hombre, para poder justificarlo ante ti mismo oh mi señor.

Por favor recuerda cada uno de los dolores sufridos, al igual que cada uno de los Tormentos que fueron soportados por tú gran Amor, cuando los mismos judíos con enormes clavos llegaron a taladrar tus Sagradas Manos y tus Pies oh mi señor.

¡Qué terrible es la escena que se produjo cuando, con gran indescriptible crueldad, tú Cuerpo tuvo que llegar a ser estirado sobre la Cruz para que tus bellas manos y tus Pies pudiesen llegar a alcanzar los huecos que fueron con anticipación abiertos en el madero!

¡Con cuánta fuerza y furia agrandaron todas aquellas Heridas! ¡Cómo estos hombres llenos de maldad agregaron un dolor al Dolor cuando llegaron a estirar tus miembros sagrados de manera violenta en todas las direcciones!, ¡oh, gran Varón de Dolores!

Por favor mi señor recuerda cuando tus Músculos y tus tendones llegaban a ser estirados sin ninguna clase de misericordia, tus venas se llegaron a romper, tu piel virginal se llegaba a desgarrar de forma horrible y tus huesos fueron dislocados.

¡Oh, eterno Cordero Divino!, en la memoria de todo lo sucedido en la Colina del Gólgota, te pido por favor que me concedáis lo que es la Gracia de poder amarte y honrarte durante cada día más y más. Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Cuarta Oración

¡Oh, gran Divino Mártir de Amor!, ¡oh, excelente Médico Celestial!, que te dejaste colgar en la Cruz para que por cada una de tus heridas, las de toda la humanidad fuesen curadas. Por favor recuerda cada una de esas Heridas y por la tremenda debilidad de tus Miembros, que llegaron a ser distendidos hasta tal manera que nunca ha habido un dolor similar al como el tuyo.

Desde la Cabeza hasta los Pies todo eras Llaga, todo eras Dolor, todo era Sufrimiento; eras una masa quebrada y sanguinolenta. Y todavía en esa condición llegaste, para la sorpresa de todos tus verdugos, a suplicar al Padre Eterno, el Perdón para ellos diciéndole: ¡Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen!.

¡Oh, amado Cristo Bendito!, en las memoria de esta gran Misericordia tuya que llegaste a tener ya que muy bien simplemente podías lanzar a todo aquel mundo tan lleno de maldad a los abismos infernales con tan solo un simple acto de tu voluntad poderosa, por toda aquella tan grande Misericordia que llegó a superar a tu Divina Justicia, en este momento te pido que le concedas a cada uno de tus fieles seguidores una contrición perfecta y también la remisión total de cada uno de sus pecados, desde el primero hasta el final, y que nunca más vuelva a llegar a ofenderte. Amén.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Quinta Oración

¡Oh, Santo Jesús!, ¡oh, el gran Esplendor de la Eternidad!, por favor te pido que recuerdes cuando llegaste a contemplar en la Luz de tu Santa Divinidad cada una de las almas de los predestinados, que iban a ser rescatados por los Méritos de tu Sagrada Pasión mi Cristo. También que llegaste a ver todo aquella tremenda multitud que iba a ser condenada por cada una de sus pecados.

¡Cuánto te quejaste por ellos! Simplemente te compadeciste, ¡oh, Buen y amado Señor Jesús!, hasta de todos aquellos réprobos, de todos aquellos desafortunados pecadores que no se iban a lavar con tu preciosa Sangre ni tampoco se alimentarían con tu eterna Carne por medio de la Eucaristía.

Por tu eterna e infinita Compasión y también Piedad, y acordándote de tu gran Promesa que le hiciste al ladrón que se encontraba arrepentido a tu lado, al decirle que en ese mismo día él estaría contigo en el Paraíso, ¡oh, Salud y también Alimento del alma humana!, por favor muéstrame esta misma Misericordia en el momento de que cada uno de tus fieles partan de este mundo al mundo celestial. Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Sexta Oración

¡Oh, mi amado Rey y también el deseado por el corazón de muchos!, por favor te pido que te acuerdes del dolor que llegaste a sufrir cuando, estabas desnudo y como un criminal corriente y fuisteis clavado y alzado en una Cruz. ¡Cómo te dolió ver que tus mismos familiares y amigos desertaban!

Sin embargo, en ese lugar se encontraba tu Muy Amada Madre y también tú Discípulo amado Juan, que siempre estuvieron contigo hasta tu Último Suspiro en ese lugar, no importando que su propia naturaleza humana estuviese desmayando. Y, para el colmo de tu eterno amor por cada uno de los humanos, les hiciste aquel regalo tan hermoso: ¡Les distes a María como Madre!

¡Cuánto no te deben, oh Salvador nuestro, por este regalo tan sublime! Solo tuviste que decir a tu madre María: “¡Mujer, he aquí a tu hijo!”, y a tú discípulo amado Juan: “!He aquí a tú Madre!”.

Te pido en este día, ¡oh, Rey de la Gloria!, por la gran espada de Dolor que en ese momento de atravesó el alma de tú Santa e Inmaculada Madre, que te compadezcas de cada una de las personas cuando se encuentren en sus aflicciones y también tribulaciones, tanto las corporales como las espirituales, y que les asistas en cada una de las pruebas, en especialmente en la Hora de su muerte. Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Séptima Oración

¡Oh, Santo Rey de Reyes!, ¡Fuente de la Compasión que nunca se agota!, por favor recuerda cuando sentiste toda aquella sed tan tremenda por cada una de las almas, que te llevó a exclamar desde la Cruz: “¡Tengo Sed!” Sí, no se trataba únicamente de una Sed física, sino que se trataba también de una Sed insaciable por lo que era la Salvación de toda la Raza Humana.

Por este mismo gesto de Amor por cada uno de los seres humanos, te pido oh señor, ¡oh, Prisionero de nuestro amor!, que inflames el corazón de muchos con el deseo de llegar a tener en todo momento hacia la perfección en todos sus actos, que extingas en ellos la concupiscencia de la carne y también de los deseos de los placeres mundanos. Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Octava Oración

¡Oh, la constante Dulzura de todos los fieles !, ¡oh, el gran Deleite diario del espíritu de muchos por el gran sabor de tan amargura de esa hiel y el vinagre que te llegaron a dar a probar en vez de darte agua como debía de ser, para poder aplacar tú santa sed física, te pido mi señor que aplaques también la sed de muchos de tus seguidores por tú Vivificadora Sangre y también el hambre por tú Redentora Carne, desde este momento y para siempre, y que nunca jamás les falte al momento de su muertes. Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Novena Oración

Oh mi amado señor Jesús, la virtud real y el gozo del alma de muchos, por favor acuérdate del gran dolor que sentiste, cuando fuiste sumergido en un océano de muchas amarguras, al llegar a acercarte a la muerte. El cual fuiste insultado y ultrajado por cada uno de tus verdugos, y que clamaste en elevada voz al cielo diciéndole al padre que habías sido abandonado por él.

Esas palabras que fueron expresadas por tú boca diciéndole: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” Por toda esa gran angustia que llegaste a padecer en esos momentos cumbres de tú pasión, te pido que en este día oh mi señor salvador de los hombres, que no abandones a ninguna de tus fieles en el transcurso de los terrores y los dolores de su muerte. Amén.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Décima Oración

¡Oh, Jesús!, que eres el Principio y el Fin de todo lo que ha sido creado, la Virtud, Luz y la Verdad, por favor acuérdate de que por causa de los hombres fuisteis sumergido en un Abismo lleno de Penas, llegando a sufrir el Dolor en todo tú Santo Cuerpo. En consideración a la intensidad de tanta Llaga que te hicimos los hombres, por enséñame a guardar por puro amor a ti todos tus sagrados Mandamientos, que son el Camino de tú Divina Ley, grande y agradable para todos aquellos que te aman. Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Undécima Oración

¡Oh, Jesús mío, Abismo de la Insondable de Misericordia!, en este día te pido, que en memoria de tusa Heridas, las cuales llegaron a penetrar hasta la Médula de tus Huesos y hasta lo más profundo de tú Ser, ¡que me apartes en todo momento del pecado!

¡Que no te ofendas más! En este día te reconozco con gran bochorno que soy un ser miserable pecador y que te he llegado a ofender ¡en muchas ocasiones! que temo que Vuestra Divina Justicia me condene. Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Duodécima Oración

¡Oh, Jesús, Eterna Verdad, Símbolo de la Perfecta Caridad y de la Unidad!, Os suplico que Os acordéis de aquella multitud de laceraciones, de aquellas horribles Heridas que te hicieron la Humanidad pecadora que queríais salvar.

Estabais hecho un guiñapo humano, enrojecido por Vuestra propia Sangre. ¡Qué inmenso e intenso Dolor padecisteis en Vuestra Carne Virginal por Amor a nosotros!, ¡oh, Dulzura Infinita! ¿Qué podéis hacer que no hayáis ya hecho por nosotros? Nada falta, todo lo habéis cumplido. Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Décima Tercera Oración

¡Oh, Dulce Consuelo de mi alma, Maravilloso Liberador, ¡Rey Inmortal e Invencible!, recordad cuando, inclinando Vuestra Adorable Cabeza, toda desfigurada por los golpes, la Sangre y el polvo del camino, exclamasteis: “Todo está consumado”… Toda Vuestra Fuerza, mental y física, se agotó completamente. Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Décima Cuarta Oración

¡Oh, Doliente Jesús!, ¡oh, incomprensible Segunda Persona de la Trinidad, Esplendor y Figura de Su Esencia!, recordad cuando con gran Voz entregasteis Vuestra Alma a Vuestro Padre Celestial, diciéndole: “¡Padre, en Tus Manos encomiendo mi espíritu!” Vuestro Cuerpo estaba despedazado y Vuestro Corazón destrozado, pero Vuestras Entrañas de Misericordia quedaron abiertas para redimirnos. Así expiraste, ¡oh, Amor Infinito! Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Décima Quinta Oración

¡Oh, Vencedor de la Muerte!, ¡Vid Verdadera y Fructífera!, recordad aquel torrente de Sangre que brotó de cada Parte de Vuestro Bendito Cuerpo, igual que la uva exprimida en el lagar.

Desde el lugar de la Flagelación y a través de las calles de Jerusalén, por toda aquella Vía Dolorosa hasta la Colina Sagrada, Vuestra Sangre derramada escribía las Bellas Páginas de la Historia del Corazón que más nos ama…¡El Vuestro! Recordad cómo la Tierra, agradecida, pero a la vez espantada, recibía Vuestra Preciosa Sangre.

Toda la Naturaleza, de horror temblaba, y los cielos se estremecían; los Ángeles y hasta los demonios se sorprendían ante ¡aquella increíble escena! ¡Todo un Dios moría! ¿Qué era aquello? ¿Qué sucedía? Aquel primer Viernes Santo, ¡oh, Jesús!, ¡abríais el Cielo para la Humanidad pecadora! Así sea.

Al finalizar se realiza una oración del Padre Nuestro, al igual que 1 Ave María y se termina con 1 Gloria.

Oración Final

¡Oh, Dulce Jesús!, te pido que hieras el corazón de tus hijos a fin de que sus lágrimas de amor y de penitencia le lleguen a servir de pan, tanto de día como de noche. Por favor convertirlos enteramente, ¡oh, mi Señor!, a ti.

Por favor has que sus corazones lleguen a ser tú Habitación Perpetua y que mi conversación te sea agradable. Que el fin de su vida te sea de tal suerte loable que, después de mi muerte, pueda merecer Vuestro Paraíso y alabarte para siempre en el Cielo con todos Vuestros Santos. Amén.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones que llegan a hacer muchas personas se encuentran las siguientes:

  • Rezar antes de que ocurra el atardecer, si lo llegan a dejar para más tarde, después pueden estar muy cansado por las mismas tareas del día y llega a ser mucho más fácil que se le olvide el rezar o incluso que se queden dormidos.
  • El rezo de las oraciones de santa Brígida llevo como mínimo unos 25 minutos, cuanto más compenetrado llegue a estar espiritualmente, puede ser menos tiempo del estipulado.
  • Se llegan a rezar las 15 oraciones de Santa Brígida cada día, no 1 oración por cada día son todas en 1 día.
  • En el caso de una enfermedad grave, pueden llegar a rezarla otra persona que se sienta al lado de la cama y que el enfermo va a ir repitiendo mentalmente. Únicamente entre tanto que se esté la persona muy grave es que se puede hacer así. Pueden utilizar el audio que pueden encontrar en internet para que los oigan y lo repitan en su mente.
  • Se debe de rezar frente a un Crucifijo, en su defecto puede ser frente a una estampa de Jesús o también con la mente puesta en su Santo Rostro y en sus Santas Llagas.

Anexo

Estas son las palabras que Cristo nuestro Señor grande y majestuoso dejo escritas a sus 3 siervas, las cuales fueron conocidas como:

  • Santa Matilde
  • Santa Brígida
  • Santa Isabel Reina de Hungría.

Sabed, queridas hijas mías, como aquellos oficiales me prendieron en el huerto de Getsemani, los cuales eran 58; así como los ejecutores de la sentencia que en cantidad eran 32; atado fueron 3; me dieron justo 300 puños en la boca; y luego en el momento que me conducían preso desde el huerto hasta la casa de Anás se dedicaron a empujarme 7 veces.

Oraciones-a-Santa-Brígida-19

También llegue a recibir 5600 azotes en la columna; al igual que le escupieron en el Rostro aproximadamente unas 72 veces; me hicieron en el cuerpo más de 100 llagas, y en el caso de la cabeza más de 100 agujeros; luego en el momento que iba hasta el Calvario me caí unas 3 veces con la Cruz acuestas; y al estar ya colgado en la cruz, tenía la cara muy desfigurada; la cantidad de las gotas de sangre que fueron derramadas por mí, fueron 30708

Es importante señalar que las personas deben rezar con devoción unos 7 Padrenuestros, seguido de 7 Ave Marías y 7 Gloria (se trata de las oraciones que se encuentran arriba), en este sentido deben ser cada día por espacio de 12 años, hasta que se cumpla el número de cada una las gotas de sangre derramadas por Cristo el señor, recibiendo de esta manera 5 gracias:

La primera, consiste en la indulgencia plenaria acompañada de la remisión de cada uno de los pecados; en el caso de la segunda, se trata de ser completamente libres de las penas del Purgatorio, esto si la persona muere en gracia; en cuanto a la tercera consiste en morir antes del cumplimiento de los doce años, los cuales serán considerados como si hubiesen sido cumplidos enteramente; la cuarta, se trata de que el señor bajare del Cielo a la Tierra a recibir el alma de la persona y de esta manera la llevaría en sus brazos a la gloria eterna; y la quinta, es como si fuera mártir, ya que ha derramado su sangre por Mí.

Por tal motivo se establece que toda persona que manifieste una verdadera relación divina y practicare los rezos, alcanzara una completa libertad de las tentaciones del demonio y de esta manera no morirá con una muerte mala; incluso se considera que en la casa donde se manifieste esa sagrada relación no se sentirá ningún tipo de tristeza.

En el caso de la mujer que estuviere en los días de parto, saldrá bien, y dará a luz sin ningún tipo de peligros, y en resumen, se considera que todo cristiano que devotamente realiza esta plegaria será librado de persecuciones, injusticias, tribulaciones por eso en la hora de su muerte podrá interceder para recibir la salvación de su alma.

Si te gustó nuestro artículo referente a las 15 oraciones de Santa Brígida, te recomendamos que visites los siguientes enlaces los cuales pueden llegar a ser de gran interés para su vida de oración:

(Visited 698 times, 2 visits today)

Deja un comentario