Respuestas de la Misa y Textos Varios Cristianos

Eres de las personas que vas a misas todos los domingos sin falta y quieres aprender un poco más de ella, no esperes más y descubre las Respuestas de la Misa y algunos Textos Cristianos.

Respuestas De La Misa

¿Qué es una Misa?

La misa es catalogada como un acto de la iglesia católica y de diferentes aspectos cristianos, ya que en si ambos se basan en el sacramento del Santísimo es decir es tomada como el centro y esquema que posee el mismo cristianismo llevando a que todas aquellas religiones se vean obligadas a aceptar el mismo ciclo para el mismo fin. Por lo general en la parte de las ceremonias en la iglesia católica latina lo que es la primera comunión y entre otras confesiones como lo es el luteranismo se denomina como Santa Misa y en lo que sería las ceremonias católicas del oriente en las iglesias coptas y ortodoxas se le pueden llamar Divina Liturgia.

Por otro lado en la religión evangelista se toma que la misa fue dada por el mismo Jesucristo dentro de la última cena de Jesús de Nazareth junto a todos sus apóstoles a pesar de ello cuando se ve el catecismo dentro del mundo de la iglesia y la misa católica enseñan que la Santa Misa se puede presentar de igual forma dentro del sacrificio del Calvario al momento de llegar a festejar el sacramento de la Eucaristías con esto el padre realiza la consagración del vino y el pan con una oración sacramental para convertirlo en el cuerpo y sangre del mismo Cristo.

Desarrollo de una Santa Misa

En si en  una misa se va desarrollando bajo una estructura muy estricta que se basa en las oraciones de la misa realzadas por el sacerdote mientras que los súbditos van dando sus respuestas de la misa. Dentro de esto una misa se realiza de la siguiente manera:

Rito de Entrada

Dicho rito es desarrollado bajo la liturgia de la palabra en donde se comienza realizando el canto de entrada en donde comienzan a entrar los monaguillos para entrar el sacerdote y así comenzar con el acto de la misa desde el saludo inicial, el acto penitencial, gloria y por último la oración colecta. En algunas celebraciones dicha misa cambia pero no a mucha diferencia, ya que solo se realiza un preámbulo y se comienza de una vez con la misa por lo que el rito inicial no se toma en cuenta.

Saludo Inicial

Ya luego del canto y la entrada del sacerdote pide a todos sus feligreses que se coloquen de pie para poder realizarse la señal de cruz para así darle presencia a Cristo, al suceder esto todas las personas encontradas en la misa terminan la oración con un Amén para así continuar explicando de manera breve lo que se dictara en la misa. Dicho saludo se realiza de la siguiente manera:

“Sacerdote: En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

 Repuesta de los Feligreses: Amén.

Sacerdote: La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén con vosotros. Repuesta de los Feligreses: Y con tu espíritu”

Respuestas De La Misa

Acto Penitencial

En dicha parte se comienza pidiendo perdón a Dios por todos aquellos pecadores para que al acto penitencial puedan unírsele, al realizar esto se toma un breve momento de silencio en el que se da una confesión de todos los pecados que se poseen este silencio se termina al sonar una campana donde el sacerdote da la absolución. Con ello se eliminan todos los pecados que se poseen, dicho acto por lo general se realiza con un tiempo más largos los días domingos y en los tiempos de pascua o festividades de algún Santo, ya que el padre puede rociar agua vendita por cada pasillo  mientras se pide perdón.

Dicha aspersión del agua no se realiza solo en los miércoles de ceniza en la Semana Santa, en lo que es la toma de posesión canónica de un obispo y en la vigilia pascual, ya que en el lugar del agua se realiza la lectura del decreto pontificio de la congregación. El acto se realiza de la siguiente manera:

“Sacerdote: Para celebrar dignamente estos sagrados misterios, reconozcamos nuestros pecados.

Repuesta de los Feligreses: Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante vosotros, hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a vosotros, hermanos, que intercedáis por mí ante Dios, nuestro Señor.

Sacerdote: Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Repuesta de los Feligreses: Amén.

Sacerdote: Señor, ten piedad. Repuesta de los Feligreses: Señor, ten piedad.”

Gloria

Al culminar el Acto Penitencial  se pasa al canto o rezo del himno de Gloria, dicho himno es un rezo venerable en el que la iglesia cristiana católica se consagran dentro del Espíritu Santo y se glorifica al Dios para dar sus suplicas. Dicha oración no se puede modificar y es comenzada por el sacerdote para que luego comiencen los feligreses a cantarlos en caso de no hacerlo es de educación recitarlo. Este himno se suele realizar todos los domingos del año, en celebridades, fiestas solemnes y misas de difuntos. Dicha oración o rezo es:

“Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias. Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor Hijo único, Jesucristo, Señor Dios Cordero de Dios, Hijo del Padre; Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; Porque solo tú eres Santo, solo tú Señor, solo tú Altísimo Jesucristo. Con el Espíritu Santo, en la gloria de Dios Padre. Amén.”

Respuestas De La Misa

Oración Colecta

Dicha oración es realizada solo en momentos oportunos en donde el sacerdote cree conveniente, esto lo hace para que todos los presentes en la misa se unan en una oración en silencio para pedir por todos aquellos desamparados o problemas mundiales los cuales necesitan la fuerza de Dios, por lo general mientras los feligreses están en silencio el sacerdote va orando por todos ellos y el mundo dando permiso a que la presencia de Jesucristo entre en los corazones de cada uno para solventar sus problemas.

Luego de ello el sacerdote recita la oración colecta que se dirige al Dios Padre, Cristo y al Espíritu Santo dicha oración es:

“Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos; si se dirige al Padre, pero al fin de esta oración se menciona al Hijo: Él, que vive y reina contigo Dios Padre todopoderoso en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos; si se dirige al Hijo: Tú que vives y reinas con el Padre en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos. Amén”

Liturgia de la Palabra

La liturgia de la palabra son todas aquellas lecturas que son tomadas de la Sagrada Escritura de la Biblia, ya que en este se pueden encontrar los discursos del cristianismo y catolicismo, los credos y todas las oraciones de los fieles, en estas escrituras se logra apreciar como Dios describe a su pueblo mientras descubre todos aquellos secretos de la salvación y redención. Cristo dentro de sus mismas palabras se manifiesta entre los más devotos, por lo que dicha palabra se hace propia de cada persona mientras sucumbe el silencio y los cantos en muestra de admiración y fe de este.

Dicha liturgia se suele festejar de una forma muy favorable dentro de la meditación claro esta se debe poseer mucha cautela a la hora de las precipitaciones que puedan impedir  la recolecta. Dentro de esto se suele tener breves momentos de silencio dentro de la misa para  poder sentir al Espíritu Santo dentro de nuestros corazones y así recibir la palabra de Dios de manera gratificante y responder a través del rezo, dicho silencio es realizado al comienzo, al final de la primera y segunda lectura o al culminar la liturgia.

 

Estas son lecturas de la misma biblia el cual las tres primeras partes suelen ser leídos por personas devotas que no se encuentran internas al legado pero sin embargo en algunas misas solo lee la persona encargada de ello que está dentro del grupo del sacerdote, ya que se le dio un breve seminario para realizar esta labor. En cada lectura se deberá ubicar lo que es la mesa de la palabra de dios a todos los feligreses para así poder dar a disposición cada lectura e ilustrar lo que seria los testamentos y la misma historia de salvación.

Las lecturas y el salmo responsorial no se suele sustituir por otros textos bíblicos, ya que estas poseen la palabra de Dios, por tanto en cada misa el pueblo o los feligreses presentes pueden celebrar la participación claro está solicitando antes del comienzo de la misa. Por lo que se da en las tradiciones todas las lecturas se proclaman por el lector pero el evangelio es quien dicta cual de los diáconos deberá leer, en caso de no poseer un diacono el sacerdote deberá realizar las lecturas.

En algunos momentos el evangelio proclama tres personas para realizar las lecturas en los días de la pasión del señor, los viernes santos y domingos de ramos, dichas personas son los diáconos, los laicos y otro sacerdote que no corresponde a dar la misa, luego de hacer la lectura el mismo lector deberá pronunciar la aclamación del Amén. Al culminar cada lector antes de retirarse del pódium deberá inclinar y hacer reverencia al altar.

Profesión de Fe: Credo

Dentro de dicha profesión se realiza la oración de los fieles en el que se hacen diversas peticiones hacia Dios, esta es universal por lo que el pueblo suele responder con fe hacia la palabra de Dios y aceptando al sacerdote que ofrece las peticiones por la salvación del mundo entero.

Normalmente se recomienda realizar dicha oración cuando hay una gran cantidad de feligreses dentro de la iglesia de tal manera de que las oraciones se hagan escuchar y se eleven al cielo dentro de la santa iglesia. En la mayoría de las veces se pide por las necesidades que poseen dentro de la iglesia, por la salvación de los más desamparados, la comunidad y por los gobernantes de cada nación sin contar que en otras celebridades como los matrimonios, bautizos, primeras comuniones o exequias puede ser cambiada la oración de manera que se dé a mejores peticiones.

Dicha oración es completamente dirigida por el sacerdote a cargo, este suele invitar a los devotos a rezar y terminar con una oración breve, por lo general el sacerdote suele rezar de manera sabia y con pocas palabras para así poder hacer reflexionar a la comunidad que se encuentra en la misa. Mientras se realiza las personas deben estar de pie mientras oran ya sea en voz alta o en silencio todo está de cómo la persona devota  se sienta cómoda. La oración que se suele hacer es:

“Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.”

Presentación de las Ofrendas

Dichas ofrendas comienzan con el pan y el vino el cual se le ofrece a Dios por el sacerdote a cargo quien junto a ello también se purifica mientras se lava sus manos, al realizar esto se comienza el canto de la ofrenda del día o en tal caso silencio. Luego de ello se llevan al altar la ofrenda del pan y vino para que se conviertan en el cuerpo y sangre de Dios. Luego de ello se debe colocar en la mesa del señor el corporal, el purificador, el cáliz y el misal para comenzar con las ofrendas ya sea alimentos, dinero o cualquier donación para los más desamparados, esto puede darse en la misma misa o antes de ella. En caso de ser en la misa estas las personas a la hora de ir a buscar el cuerpo de Cristo llevaran la ofrenda al sacerdote para que este  los entregue  a los monaguillos para colocarlos en el altar.

Ya colocado todas las ofrendas en el altar el sacerdote invita a los feligreses a orar junto a él, la oración que este debe recitar es:

“Señor recibe en tus manos este sacrificio para alabanza y gloria de tu nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia”

Plegaria Eucarística

Luego de las ofrendas se realiza la plegaria eucarística el cual en el centro de la misa donde se da las gracias, el sacerdote pide a sus discípulos a orar con el corazón hacia la comunidad, dicha oración posee un sentido de gran agrupación de los devotos al dar fe a Cristo dándole la grandeza que se merece. Dicha oración se debe escuchar de manera silenciosa y es realizada de la siguiente manera:

  • El prefacio: que es el comienzo de la oración bajo un himno donde se alaba a la acción de gracias propias.
  • Sanctus (Santos): en este momento el sacerdote y las personas en la misa cantan por los Santos
  • Epíclesis: en esta el sacerdote pide al Espíritu Santo la fuerza necesaria
  • Consagración: este se realiza el jueves santo donde cuenta la historia de la eucarística tal como la palabra de Jesús dice en la biblia.
  • Anamnesis e Intercesiones: el sacerdote continúa la oración bajo los secretos de la vida de Dios
  • Doxología Final: al final de la oración el sacerdote pronuncia la gloria de Dios concluyendo todo.

Plegaria de Conclusión y Despedida

Luego de todo esto el padre da la oración del rito de paz para que las personas se den la paz entre si y así poder llegar a la despedida de la misa dándole la bendición a todos los devotos de la misa y dándole recomendación para sus vidas, al despedirse el sacerdote comienza el último canto para despedir a todos los feligreses.

Te encuentras interesado en seguir viendo más artículos sobre el catolicismo entonces dale clic a los siguientes puede que se agraden:

Hora Santa para Niños

El Fiat de María

Gloria al Padre

(Visited 451 times, 2 visits today)

Deja un comentario