La Poderosa Oración para un Embarazo Sano y Rápido

¿Te encuentras embarazada y deseas rezar alguna oración para confiarte a Dios a través de la dulce espera? Conservar tu fe y realiza alguna oración para embarazadas, podría ser de gran ayuda para contrarrestar la ansiedad y los momentos difíciles durante esta bella etapa. Despójate de tus preocupaciones rezando las distintas oraciones para un embarazo feliz.

Oración de las Embarazadas para rezar con mucha Fe

Si te encuentras embarazada o planificas tener un bebé, ruega al Señor estas plegarias de las embarazadas para agradecerle por la vida que alojas en tu vientre y para manifestarle al bebé que portas dentro todo el amor que atesoras en tu corazón. Son numerosas las oraciones particularmente dedicadas a las embarazadas que puedes orar si deseas encomendarte a la protección de Dios, la Virgen y los Santos para sobrellevar un embarazo completo, feliz y sano.

A continuación te queremos compartir unas muy especiales oraciones para las embarazadas que puedes orar en distintos momentos del día con mucha fe y fervor para experimentar un embarazo saludable y feliz.

Oración de las Embarazadas a la Virgen María

A través del embarazo, son numerosas las mujeres embarazadas que se confían a la Virgen María de la Dulce Espera para ofrendarle su devoción y rogarle por su embarazo. La plegaria a la Virgen María de la Dulce Espera, es el rezo de las embarazadas a la Virgen María.

María, madre del amor bonito, agradable joven de Nazareth, Tú que anuncias la gloria del Señor y pronunciando que “sí”, te convertiste en madre de nuestro Redentor y madre nuestra: escucha hoy las peticiones que te hago.

Dentro de mí, una nueva vida está aflorando: un pequeño que brindará júbilo y gozo, intranquilidad y miedos,
ilusiones y dicha a mi hogar. ¡Atiéndelo y protégelo al tanto que yo lo llevo en mi seno!

Oracion embarazo

Y cuando ocurra el feliz instante del nacimiento, cuando oiga sus primeros lloros y contemple sus menudas manos, pueda agradecer al Creador por el prodigio de este don, que Él me obsequia.

Que, al proseguir tu ejemplar proceder, pueda ser compañía y ver cómo crece mi hijo. Auxíliame y aconséjame para que él halle en mí un refugio donde guarecerse y, a su vez, un punto de inicio para asumir su propio destino.

Más aún, agradable Madre mía,  fíjate particularmente en aquellas mujeres que encaran este momento sin nadie, ni apoyo, ni cariño. Que puedan percibir el amor del Señor y que logren descubrir que todo niño
que se trae al mundo es una bendición.

Que conozcan que la determinación heroica de amparar y nutrir al hijo se les reconoce. ¡Nuestra Señora de la Dulce Espera, otórganos tu alivio y valor! ¡Amén!

Esta plegaria es una forma muy particular de confiarse a la protección de Dios y la Virgen María, aunque existen oraciones muy propias de cada situación, por ejemplo, la oración para embarazo de alto riesgo.

Oración de las Embarazadas para Dar Gracias

Todo embarazo es un prodigio que ha sido engendrado por el amor. Otorga tu gratitud a la vida y a Dios con esta bella y maravillosa plegaria de las embarazadas para agradecer.

Padre Nuestro que te encuentras en el cielo. Aquí estoy llevando en mi seno a un bebe chiquito, frágil y vulnerable, que ya va convirtiendo todo mi cuerpo y mi corazón.

Te agradezco por habérmelo confiado, te agradezco por permitirme cobijarlo. Como María refugió a Jesús en la fecha de la anunciación. Te agradezco por permitirme cobijarlo como mi Madre me cobijó cuando reconoció
mi existencia en lo más íntimo de su ser.

Padre Bueno que nos adoras, estoy deslumbrada ante esta vida tan enigmática y palpitante, tan delicada y colmada de promesas. Te agradezco por haberme otorgado los ojos del corazón que me posibilitan a partir de ahora contemplar a mi hijo. Cuando aún no se puede ver.

Padre colmado de bondad, auxíliame a hacer cada día lo que deba hacer para que este chiquillo sea feliz. Te imploro, Padre de todos los favores, poder transferir a este hijo toda la fe, toda la ilusión, toda la adoración, que cargo en mi corazón.

Finalmente, con mi hijo que primeramente es tuyo, te imploro padre, dejarnos bajo tu protección. Ahora y por la eternidad. Amén.

Oración de las Embarazadas para Protección

A través del embarazo, puedes confiarte a la protección divina rezando una plegaria de las embarazadas especial para rogar por un embarazo sano y pleno.

Te venero; Oh Señor celestial, Dios creador, ya que hiciste en mí grandes cosas y un bebe nacerá de mí, como fruto de un amor al cual le diste la bendición.

Jesús, Hijo del Señor, que me dejaste adorarte chiquillo en el pesebre, te ofrendo a mi hijito, tu hermano. Hazlo próspero con los hermosos dones de la naturaleza y de la gracia. ¡Que sea aquí abajo nuestro júbilo, y en el cielo, tu gloria!

Espíritu Santo, envuélveme con tu sombra a través de estos sagrados meses de espera, para que nada malo pueda ocurrirle a mi hijito y ni de la madre que aguarda un hijo. Por Jesucristo, nuestro Dios. Amén.

Oración de las Embarazadas para un Embarazo de Alto Riesgo

Mi señor te ruego es este instante le otorgues fortaleza a mi cuerpo, para que pueda alcanzar el milagro de ser madre y mi niño pueda llegar a este mundo.

Te imploro me des la salud para que logre criarlo y adorarlo, pues resolviste otorgarme este hermoso obsequio en mi vida.

Es mi deseo acogerlo, llevarlo en mis brazos y ver su rostro, atenderlo y educarlo. Has señor que pueda llegar a ese instante, que llegue a concluir mi embarazo y nos encontremos saludables sanos y salvos, Amén.

Oración para un Embarazo Sano

Señor mío, estoy jubilosa, ¡voy a ser madre! Tú quien como Creador, otorgas la Vida; Te agradezco por escogerme para ayudarte en tu obra creadora y por dejarme traer a un hijo tuyo a la vida.

Tú deseaste que yo atendiera y nutriera a este delicado ser que llevo en mi seno. Es un enigma, un enorme enigma, un hermosísimo enigma. Es mi hijo, pero previo a ser mío es tuyo mi Señor, es Tu hijo. Tú soñaste con él desde toda la infinitud y soñaste conmigo como su madre. Te agradezco por ello.

Ya incluso antes de nacer lo estoy atendiendo con todo el amor que puedo, pero es tan inmensa la responsabilidad que tengo temor, pido ayuda a la Virgen María y a su ángel guardián, para que tenga un buen nacimiento, crezca saludable y viva de acuerdo a tus preceptos.

Te he de prometer que haré todo lo necesario por educarlo en la fe católica, que sepa de ti, te adore mucho y este siempre cerca de ti. Prometo ser su compañía a través de toda su vida y rezar mucho por él para que marche por el camino del bien y al final lo recibas en tus brazos y quede allí para siempre. Amén

Oraciones de San Ramón Nonato, el Santo de las Embarazadas

Hay varias plegarias y rezos a San Ramón Nonato, que se pueden recitar si quieres confiarte a su protección para disfrutar de un embarazo sano y un buen parto. Conozcamos algunas de las oraciones más bellas y prodigiosas.

Oración Embarazo: Para Encomendarse a San Ramón Nonato

Dios, Padre de benevolencia, que me has otorgado el enorme beneficio de concebir un hijo, te agradezco por habernos hecho parte de tu paternidad, otorgando la existencia a una nueva criatura.

Ante la llegada de su nacimiento vengo a rogar tu protección, por medio de mi abogado San Ramón Nonato,
para que este producto de mis entrañas alcance su feliz término.

Así lo aguardo por los virtudes infinitas de nuestro Señor Jesucristo tú Hijo y los de su Venerable Madre María.
Amén.

Oración Embarazo: Para un Feliz Parto

Oh Sublime patrono, San Ramón, ejemplo de piedad para con los humildes y necesitados, aquí me tienes postrado modestamente ante tus pies para rogar tu ayuda en mis necesidades. Así como era tu mayor fortuna ayudar a los pobres y menesterosos en la tierra, Auxíliame, te lo ruego, oh glorioso San Ramón, en esta mi congoja.

A ti, oh glorioso protector he de acudir para que le des bendiciones al hijo que cargo en mi seno. Protégeme a mí y al hijo de mi vientre ahora y a través del parto que se acerca. Te prometo educarlo de acuerdo los preceptos y mandamientos divinos.

Oye mis oraciones, adorado protector mío, San Ramón, y hazme madre feliz de este bebé que aguardo a dar a luz
gracias a tu poderosa intercesión. Así sea.

Oración Embarazo: Novenario Especial de Embarazadas

En unión a las oraciones de San Ramón Nonato igualmente puedes orar el novenario especial para las parturientas. La costumbre es orarla con suma fe durante todo el embarazo, comenzando desde el mes en que sabe que está embarazada. Una vez se alcance al último, se realizará el novenario de nueve días.

Oh San Ramón Nonato milagroso. A ti vengo sabiendo de la inmensa benignidad con que tratas a tus devotos.
Acepta, Mi Santo, estas plegarias que de muy buena gana te ofrendo, en recuerdo de tus oraciones tan virtuosas,
que lograron de Dios el que te haya erigido especial patrono de las embarazadas.

Aquí se encuentra, Santo mío, una de ellas que se halla humilde bajo tu protección y resguardo, suplicándote que así como se mantuvo siempre victoriosa tu paciencia a lo largo de aquellos ocho meses en los que fuiste tan particularmente torturado con el candado y otros castigos que padeciste dentro de la sombría mazmorra
y en el mes nueve surgiste libre de todas aquellas cárceles.

Así mi Santo y abogado, te ruego con humildad me alcances de mi Dios y Señor el que la criatura que está escondida en mi vientre se mantenga viva y saludable por ese tiempo de los ocho meses, y en el nueve emerja libre a la luz de este mundo, logrando tu, Santo mío, que al igual que el día que salió tu alma de tu cuerpo fue un día Domingo, que es día de júbilo y regocijo, así el día de mi alumbramiento sea de todo alegría y gozo, con todas aquellas condiciones que tú conoces que más son de conveniencia para la mayor gloria de Dios y tuya y redención de mi alma y la de mi hijo. Amén.

Oración de las Embarazadas para un Embarazo Pleno y Feliz

El embarazo es una fase muy particular en la vida de toda mujer, pues en la agradable espera de un bello bebé que está por llegar al mundo se viven sensaciones y experiencias irrepetibles. Pero esta etapa de gestación incluye numerosas alteraciones físicas y hormonales que pueden ocasionar angustia e inquietud en la futura madre desconocer cómo se halla su bebé, o cómo se desarrollará el embarazo y su condición de salud, en particular cuando es un embarazo de elevado riesgo.

En esta situación, orar una plegaria de las embarazadas y tener fe es de enorme ayuda. Cualesquiera sea la dura situación que estés experimentado durante el embarazo, si eres religioso, puedes confiarte a Dios e implorar alguna oración de las embarazadas. Mediante la fe y la oración puedes regocijarte de cada fase del desarrollo del bebé de una manera jubilosa, serena y positiva, teniendo confianza en que todo saldrá bien.

En tiempos de inquietud o incertidumbre numerosas mujeres encinta, en particular las fieles buscan alivio en la oración. San Ramón Nonato y Nuestra Señora de la Dulce Espera, son estimados por la iglesia católica como los patronos y protectores de las mujeres en estado de gestación, parturientas y parteras.

Por medio de las oraciónes para mujeres embarazadas, puedes suplicarle a los Santos patronos para que tu embarazo sea sereno, y en el caso de presentarse una situación dificultosa, suficiente fuerza para rebasar cada uno de los obstáculos por los cuales estés atravesando.

San Ramón Nonato, el Santo de las Embarazadas

Cuando desean salir embarazadas, son cuantiosas las mujeres que motivado a ciertas condiciones de alto riesgo, pueden estar colmadas de inquietudes y temores. Sea que estén luchando para engendrar un bebé o se hallen expuestas a padecer distintas complicaciones a través del embarazo, conservar la fe y tener confianza de que todo resultara benévolo es de gran ayuda y alivio durante estos períodos tan difíciles.

ORACIÓN EMBARAZO

Pese a que son pocas las personas que han reconocido a San Ramón Nonato como el santo de las gestantes y las parturientas, las parteras y los recién llegados al mundo, se debe saber que tanto él como Nuestra Señora de la Dulce Espera, son estimados por la iglesia católica los más importantes patrones y protectores de las mujeres embarazadas.

De manera que es toda una costumbre que las mujeres embarazadas y sus familias les ofrezcan plegarias y oraciones para que todo resulte bien, tanto en la gestación como en el parto.

Si te has embarazado y estas en medio de una situación complicada o sencillamente deseas confiarte al Santo de las embarazadas para que te otorgue toda su protección a través del embarazo cuentas con todas la oraciones que te hemos compartido previamente. A continuación te hacemos llegar una corta historia sobre San Ramón Nonato.

El Santo de las Embarazadas: “San Ramón Nonato”

El denominado Santo de las embarazadas, vino al mundo en el año 1204 en la localidad de Portell, próxima a la región de Lérida, España, siendo parte de una familia aristocrática y adinerada. Tras nacer se le dio el nombre de Ramón, pero prontamente se le empezó a llamar “non natus”, lo que significa “no nacido” como un apodo.

Esto sucede debido a que su  madre pereció en el parto previo al nacimiento. En efecto, San Ramón no llegó a nacer, sino que fue sacado del cuerpo de su madre muerta el día anterior, empleando la daga de un cazador.

Durante su juventud fue pastor, y condujo su rebaño hasta una capilla en la cual se adoraba a la Virgen a la que él era muy devoto. Pronto oiría hablar de Pedro Nolasco, un joven cristiano que andaba buscando personas benévolas para conformar la Orden de los Caballeros de la Merced. En esta Orden, los voluntarios se dedicarían a recuperar a los cristianos prisioneros de los musulmanes, sometidos a las penurias de la esclavitud y el riesgo de la deslealtad religiosa.

Con la autorización de su padre, San Ramón Nonato se incorporó a la orden de los Mercedarios, de reciente creación para dedicarse a esta labor. Debido a su enorme bondad e inmensa fe, el santo de las embarazadas inició la compra de todos los apresados inocentes de los musulmanes, para darles la libertad y ayudarles a encaminarse hacia la fe. Tan grande fue su entrega, que fue hasta África para rescatar a numerosos prisioneros, llegando a liberar unas 350 personas cristianas en cautividad.

Al agotársele el dinero se ofreció él mismo como rescate por un prisionero, tras lo cual fue sometido a severos y extremos trabajos. Se le tortura por sermonear el evangelio a los bereberes al tanto que estuvo preso en Argelia, pero obtuvo la libertad y fue rescatado tras 8 meses por Pedro Nolasco, el creador de la orden.

Retorna a Barcelona y es ordenado cardenal por el Papa Gregorio IX pero mientras iba camino a Roma muere en 1240 en Cardona, en las cercanías de Barcelona. Tras 416 años, el Papa Alejandro VII lo incluye en el Martirologio Romano. Su fiesta se conmemora todos los 31 de agosto, fecha de su deceso.

¿Cuál es el momento ideal para Orar durante el Embarazo?

Para rezar no hay un instante u horario particular, ya que a la hora de expresar tu fe, el tiempo o la hora no son relevantes cuando se desea contactar con el Señor. No obstante, hay cuatro instantes en el día en que puedes reflexionar y elevar tu paz de espíritu para entonar cualquier oración de las embarazadas. Has que se eleve tu pensamiento a lo alto, agradece e implora una plegaria de las embarazadas a diario.

Al despertarse en la mañana: Uno de los mejores instantes para rezar estas oraciones es al despertarse por las mañanas, pues puedes empezar el día confiándote a Dios y la Virgen para experimentar nueve meses de embarazo completos y felices. Sumado a ello es la oportunidad para pedir por un día esplendoroso colmado de bendiciones, practicando la oración de las embarazadas.

En la ducha: A través del baño o la ducha, puedes crear un nexo con el bebé que se encuentra en tu vientre. Has de aprovechar este tiempo para dejar las ansiedades atrás y lograr la paz tan deseada entonando una plegaria de las embarazadas. Tu agradable voz calmará al bebé y te hará sentirte mucho más en conexión con él.

A la hora de la comida: Otro de los instantes de importancia en el día para realizar la oración de las embarazadas es a la hora de la comida. Adicionalmente a agradecer por los alimentos que se van a comer, igualmente es muy importante rogar para que el desarrollo del bebé sea sano y este crezca sin complicación alguna.

Antes de ir a la cama: Toda vez que vayas a la cama, has de aprovechar este instante de silencio y sosiego para dar gracias por el día que transcurrió y ruega para tener un sueño restaurador que te posibilite recuperar horas de sueño y reponer energías para impedir que amanezcas sin tanta fatiga y dejar atrás las intranquilidades.

El embarazo es una etapa colmada de júbilo y emoción para cualquier pareja que esté aguardando un bello bebé. De acuerdo a los cambios e inquietudes que usualmente se experimentan, es factible que te sientas sin consuelo, angustiada y temerosa, pero no debes dejar que una mala experiencia arruine todo tu embarazo. Ejecuta estas plegarias con fe y convicción, y transita un embarazo completamente feliz.

ORACIÓN EMBARAZO

Otros artículos que pueden ser de tu interés:

(Visited 3.121 times, 38 visits today)

Deja un comentario