La Oración a Santa Lucía para Problemas de Visión

La Oración a Santa Lucía, es una poderosa oración que es realizada por los devotos católicos con el fin de poder obtener por medio de la obra de esta Santa la sanidad de los ojos o de la vista ya que ella es la indicada para este tipo de sanidades. En el siguiente artículo conocerás todo lo referente sobre cómo hacer esta clase de oraciones.

oracion a santa lucia

Oración Santa Lucía

Oh Bienaventurada y muy amable Virgen Santa Lucía, que universalmente eres reconocida por el pueblo cristiano católico como especial y la gran poderosa abogada de la vista, llenos de confianza a ti muchos acuden; pidiéndote la gracia de que la suya se mantenga sana y le den el uso para la salvación de sus almas, sin turbar nunca su mente en espectáculos peligrosos.

Y que todo lo que ellos lleguen a ver se convierta en saludable y muy valioso motivo de amar cada día más a Nuestro Creador el Señor Dios y Redentor Jesucristo, a quien, por tu intercesión, oh la gran protectora de muchos; esperan poder ver y amar eternamente en la patria celestial. Amén.

Oración a Santa Lucía para Sanar Enfermedades de la Vista

Por los siglos, Santa Lucía ha llegado a ser invocada en muchas ocasiones para una persona llegar a curarse de las enfermedades en los ojos. Ella es considerada como la patrona de todas las personas ciegas. La gloriosa virgen y también mártir Santa Lucía, llega a ser uno de los ornamentos más brillantes de la Iglesia Católica.

Ella nació de unos padres honorables y muy ricos en la ciudad de Siracusa, y también llegó a ser educada desde su cuna en la fe de Cristo. Santa Lucía llegó a perder a su padre en su niñez, sin embargo, su madre, la tomó bajo su cuidado y de llegar a proveerla de esa manera de los sentimientos tiernos y sublimes sobre la piedad y la religión.

A causa de las primeras impresiones de fe que llegó a recibir en su infancia y la fuerte clase de influencia de la gracia divina, Lucía no llegó a descubrir alguna otra disposición sino hacia la virtud cristiana, y llegando a ser aún una niña ofreció a Dios la flor de su virginidad. Esta clase de voto lo llegó a mantener en secreto. Santa Lucía igualmente era muy bien conocida por sus hermosos ojos. Se decía que sus ojos siempre irradiaban su amor por Cristo.

oracion a santa lucia

Oración a Santa Lucía por las Enfermedades en los Ojos

Primero se debe de rezar unos 3 Padrenuestro, 3 Ave María y 3 Gloria. Luego la oración es la siguiente:

Oh Gloriosa Santa Lucía, la Virgen y Mártir, tú glorificaste en gran manera al Señor prefiriendo sacrificar tu vida en vez de llegar a ser infiel. Ven en la ayuda de muchos y, por medio del amor de la Gracia de nuestro Señor, sálvalos de todas las debilidades de los ojos y también del peligro de perderlos.

(En este momento van a hacer su petición)

Que, por tu poderosa intercesión, los fieles puedan llegar a pasar sus vidas en la paz del Señor y poder llegar a verle con sus ojos transfigurados en el eterno esplendor de la Patria Celestial. Amén.

Santa Lucía y el Milagro que la Llevó al Martirio

Cuando Santa Lucía llegó a entrar a la adolescencia, su madre (sin tener que conocer el voto de Lucía), quiso llegar a casarla con un joven caballero que era un pagano. Santa Lucía en todo momento buscó los momentos para impedir que este plan se llegase a realizar.

Pasado cierto tiempo, su madre fue que enfermó con un problemático flujo de sangre, bajo el cual llegó a trabajar 4 años sin llegar a encontrar ningún tipo de remedio recurriendo a todos los médicos posibles. Finalmente, llegó a ser persuadida por su hija para ir en peregrinación a la tumba de Santa Águeda y en ese lugar llegar a ofrecer sus oraciones a Dios para de esa manera poder encontrar alivio.

La madre aceptó la propuesta de Santa Lucia de que si ella se curaba la iba a dejar ejercer su voto de virginidad. Santa Lucía la acompañó hasta en lugar antes mencionado, y sus oraciones llegaron a ser exitosas, su mamá logró curarse de manera instantánea y permitió a Lucía ejercer su vocación.

El Martirio de Santa Lucía

El pretendiente se llegó a enterar de esto y estando muy enfurecido la denunció ante las autoridades romanas locales, los cuales fueron los que la condenaron a ser trasladada a un burdel y en ese lugar ser obligada a la prostitución. Esta orden llegó a ser frustrada por una intervención divina; Lucía se hizo como inmóvil como una estatua que ni la fuerza de unos 5 hombres la pudieron llegar a mover, de esa manera, ella no pudo ser ultrajada.

Santa Lucía posteriormente llegó a ser condenada a muerte por el fuego, sin embargo, su cuerpo resultó ser impermeable a las llamas que rosaron su carne sin llegar a causarle el más mínimo daño. Muchas llegaron a ser las torturas que le propinaron a la Santa, y en el transcurso de la tortura, los ojos de Santa Lucía le llegaron a ser arrancados, sin embargo, Dios, en su infinito amor le restauró la vista y también le puso ojos nuevos en su lugar.

Finalmente, su cuello llegó a ser cortado con una espada y de esa manera fue que ella murió. Durante siglos, Santa Lucía ha llegado a ser muy invocada para que las personas se curasen de las enfermedades en los ojos. Ella suele ser considerada como la patrona de las personas ciegas y también los que se encuentran con problemas de la vista.

Oración de Santa Lucía para Obtener un Gran Favor

Las oraciones y también los rezos se llegan a realizar en 3 días seguidos y se debe pedir confiadamente el favor especial que se quiere conseguir son estos. Los cuales consisten en lo siguiente:

Oración I

¡Oh bienaventurada y muy amable Santa Lucía!, la que universalmente llega a ser reconocida por el pueblo cristiano católico como la especial y poderosa abogada de la vista; muchos se encuentran llenos de confianza por lo que a ti acuden pidiéndote la gracia de que la suya se mantenga sana y que el uso que hagan de sus ojos sea en todo momento para bien de su alma, sin que turben nunca jamás su mente los objetos o los espectáculos peligrosos. Amén.

Oración II

Oh Dios, nuestro Creador y también Redentor, por favor te pedimos que escuches las plegarias de tus fieles con misericordia al llegar a venerar a tu sierva Santa Lucía, por la luz de la fe que derramaste sobre ella. Con Tu bondad, danos la capacidad de aumentar y preservar esa misma luz en nuestras almas, para que podamos evitar el mal, hacer el bien y aborrecer la ceguera y la obscuridad producto del mal y del pecado. Amén.

Oración III

Santa Lucía, que de la luz llegaste a recibir tu nombre, a Ti de manera confiadamente acuden para que les alcances la luz celestial que le preserve del pecado y de las tinieblas del error. Igualmente, se te implora que les conserves con la luz de sus ojos, con una abundante gracia para usar de ellos según la voluntad de Dios. Haz, Santa Lucía, que, después de haberos venerado y haber agradecido este ruego, pueda finalmente gozar en el Cielo de la luz eterna de Dios. Amén.

Si te gustó nuestro artículo, te invitamos a que visites los siguientes enlaces, los cuales pueden ser de gran interés para su vida:

(Visited 85 times, 1 visits today)

Deja un comentario