La Oración Cristiana a Dios para momentos difíciles

¿Qué mejor sinónimo de amor que el nombre de nuestro padre celestial Dios? pues no existe, en el siguiente artículo se expondrá una Oración para Pedir Ayuda a Dios en Momentos Difíciles, este rezo está cargado de mucha fuerza porque se le pide ayuda directamente al altísimo.

oracion a dios en momentos dificiles

La Oración a Dios en Momentos Difíciles se caracteriza por ser un rezo puro y sincero salido del corazón de cristianos fieles, aquellos devotos creyentes que saben que existe un Dios misericordioso y lleno de amor por nosotros, un Dios que cumplirá nuestras peticiones sin importar cuales sean, lo único que pide a cambio es que haya fe en el corazón de aquellos que pidan y recen su oración.

Oración en momentos difíciles

Mi Dios, Señor y Rey de mi vida, son muchas las dificultades y retos que se asoman en la ventana de mi vida, muchos sentimientos grises emergiendo desde las aflicciones que llevo y las cuales me cuesta contener. Ven Señor, ayúdame con la fuerza de tu verdad, ilumina cada rincón de mi pensamiento y dale claridad a mis acciones para poder combatir en los momentos difíciles de mi vida.

Pongo todas mis ilusiones en Tí. Tú eres mi alegría verdadera, la esperanza guardada que aviva la fe y no me hace desfallecer. Tú eres mi escudo, mi roca fuerte y salvadora, el eterno descanso de todos mis agobios. Quiero, en todo momento, sentirme protegido y amado a tu lado. Ven y neutraliza todo mal, toda dificultad, toda situación o cosa difícil que esté turbando mi mente, mi corazón y mi alma.

Tú eres el que Todo lo puede, eres el Dios de las bendiciones y ninguna situación, por muy complicada que sea, se escapa de tu control. Cualquier cosa es posible para Tí. Nada se te resiste y nada es demasiado complejo difícil para Tí. Tú siempre sales al rescate de tus hijos en los momentos de mayor necesidad.

Por eso, te invoco. Ven y toca mi corazón, Señor, hazlo fuerte y capaz para el combate. Te necesito, confío en Tí. Eres el amigo que no falla. Ven y transfórmame con el poder de tu amor y de tu misericordia. Entra a mi vida, toma control de mis preocupaciones, aleja de mí la melancolía y la tristeza, todo sentimiento de culpa y de enojo, de fracaso y depresión, fobias, miedos que no me dejan avanzar.

Confío en que sólo Tú puedes llevarme en buena dirección y sacarme de estas circunstancias oscuras que rodean mi vida y me mantienen estancado en situaciones vacías y desesperantes. Ven a mí, oh Padre de bondad, ven a mi hogar, ven a mi corazón. Tócame con la luz del Espíritu Santo y lléname de entendimiento y de consejo para que more en mí la paz y que toda inquietud y temor desaparezca.

Ven Señor, con tu poder renovador y como bálsamo sanador, alivia mis cargas y hazme nueva criatura en tu amor. Todo mi ser ahora te alaba y te glorifica Señor, sabiéndome rescatado por Tí y sintiendo la poderosa presencia de tu compañía fiel. Te entrego ahora mis problemas, estos tiempos difíciles, traumas, complejos y desalientos, para que vengas con tu luz, ilumines mis acciones y me hagas caminar hacia Tí, confiado y protegido.  Amén.

oracion a dios en momentos dificiles

Reflexión y análisis de la Oración

Al haber leído esta oración podemos observar como claramente están fuertemente ligadas a la fe de aquel devoto practicante que la use, es bastante notorio como en las mismas coronamos a Dios como nuestro señor, nos ponemos plenamente a su servicio y declaramos que nuestras acciones serán en su nombre, por eso es importante tener cuidado con lo que hacemos, todos los actos en el nombre de Dios tienen que ser puros.

En el mismo orden de ideas, si una persona declara que las acciones que realiza son en nombre de Dios, pero estas son viles, realmente no lleva a Dios en su corazón, es una persona que está vacía por dentro y se puede considerar hasta blasfema, el nombre de Dios no puede ser usado a la ligera, Es por eso que en la oración se le pide que nos ilumine y nos preste su fuerza para tener claridad a la hora de realizar cualquier acción.

Al llevar a Dios en nuestros corazones podemos poner nuestras acciones y nuestro destino en sus manos. Hablar de Dios no es algo que se pueda ni deba hacer a la ligera, pues en la oración se ve claramente como le pedimos sabiduría y ayuda para actuar con base a sus valores, actuar como Dios implica que entreguemos nuestros corazones a él y que a su vez eliminemos el mal que llevamos por dentro por el hecho de ser humanos y ser imperfectos.

En esta oración se puede observar como decretamos que Dios es omnipotente porque él puede solucionar cualquier problema que tengamos en nuestra vida, sin importar lo difícil que sea o parezca una situación, Dios tiene un plan para todos nosotros, gracias a él todo es posible y si le pedimos con el corazón lleno de fe la recompensa obtenida será grande.

En este rezo no solo invocamos directamente a Dios, también le pedimos que por favor toque nuestro corazón y nos fortalezca ante todo el mal que pueda estar dispuesto a afectarnos, decretamos a Dios como un amigo fiel dispuesto a cuidarnos y a nunca fallarnos, invocamos una protección muy grande en el nombre de su amor y de su misericordia.

Oración de aliento en momentos difíciles

Amado Dios, en este nuevo día, te pido que llenes mi alma y mi ser con tu claridad y con tu transparencia. Baña mi ser con honestidad, que mi vida sea un resplandor de rectitud y de felicidad, acorde a los principios de tu amor y de tu gracia.

Querido señor mío, quédate en mi corazón, con una unión tan íntima a la verdad y a la entrega diaria hacia mis hermanos, que pueda servirles con agrado y pasión, como quiera que sea tu voluntad. Que mis acciones sean fieles a mi esencia de integridad y que quienes entren en contacto conmigo puedan sentir en mí, tu presencia, para gloria tuya.

Hermoso padre, estoy dispuesto a recibir tu ayuda para librarme de los defectos de mi carácter, de los cuales ahora me doy cuenta, son un obstáculo en el camino de mi salvación. Ayúdame a ser una persona honesta conmigo misma y a actuar con serenidad y con justicia en todas las decisiones que tome en mi vida.

Que mis pensamientos guarden coherencia con mi sentir y que tú estés en medio de ellos. Ayúdame a irradiar la luz que proviene de tu santo espíritu, aléjame de la corrupción, de la envidia, de la rivalidad, del rencor y de la ira. Señor, en estos momentos de angustia, quiero que seas tú el que actúe en mi vida, y soluciones estos problemas que no he podido resolver:

(Este espacio se utiliza para hablar con Dios y pedirle que nos devuelva el aliento a través de su poderosa ayuda)

Escucha mi oración, oh Señor Jesús, porque en mis fuerzas no está poder resolver mis conflictos, en cambio cuando eres tú el que actúa en mi vida, todo sale mucho mejor.

Señor, sé que en ocasiones me angustio porque en el mundo a diario hay violencia, inseguridad, y otras duras situaciones que me hacen temer, que me llenan de desesperanza, tristeza y angustia, pero hoy sé que cuando estás a mi lado, la vida cambia, pues contigo puedo tener tranquilidad, sensatez, paciencia y caridad, frente a las cosas que no puedo cambiar.

Ayúdame a perdonar y a olvidar las ofensas que me hacen y a alcanzar la armonía, la fe y la paz que sobrepasa todo entendimiento. De igual manera, te ruego para llenes de amor el corazón de mis hermanos y me puedan perdonar por mis ofensas, las que hago consciente o inconscientemente, pero que en alguna medida lastiman su ser.

Perdóname tú también por mis pecados y permíteme escuchar tu voz, para hacer lo correcto, para salir de mi egoísmo y donarme a los demás constantemente y sin reproches, porque sé que eso me llenará de verdadera felicidad. Padre eterno, guía mis acciones y mis palabras, para que mi vida sea de tu agrado y sea para ti, un sembrador de esperanza, sinceridad y alegría. Amén.

Análisis de la Oración

Como es costumbre en este tipo de oraciones, se puede apreciar cómo se empieza alabando a la deidad a la cual se le está pidiendo el milagro, en este caso se ve que se enaltece la figura de Dios a la par que se pide que esas características positivas le sean imbuidas a quien se encuentre rezando.

Se puede ver como se le expresa amor a Dios y a su vez también, se promete amar y servir al prójimo tal cual como dice él. Se pide que los actos sean consensos con la personalidad del que reza y que la presencia de Dios se sienta en él para poder entregársela a los demás. Luego vendría una parte en la cual se expresa arrepentimiento por las fallas personales que tengamos y pedimos a Dios que a través de su gracia nos haga actuar con más sabiduría.

Todo aquel que reza esta oración tiene que reconocer que sus pensamientos y sus acciones van en sentidos opuestos, razón por la cual se pide que a través de la gracia de Dios se puedan anular todos esos momentos que nos llenan de angustia y dolor, se pide que Dios padre nos dé el aliento que hace falta para continuar. Posteriormente hay un espacio en el cual le hacemos la petición a Dios.

Después de la petición que se le tiene a Dios también se entra en contacto con Jesús, reconociendo que él puede ayudarnos a comunicarnos con el Padre. La oración tiene un fragmento en el que se reconoce que las situaciones de peligro en el día a día hacen que nos sintamos desprotegidos, pero con el apoyo, guía y cuidado de Dios padre todo esto puede cambiar para mejor.

Esta oración requiere de un corazón puro y honesto pues en ella reflejamos nuestro arrepentimiento por las ofensas que hemos hecho con o sin intención, también para aceptar y perdonar las ofensas que nos han hecho. La oración termina con una disculpa de corazón a Dios por todos nuestros pecados y una sincera esperanza de que nuestra vida cada día que hagamos este rezo sea más de su agrado.

La oración más bella para pedir ayuda a Dios

Esta oración es bastante especial pues en ella de corazón le pedimos a Dios que nos sostenga espiritual y emocionalmente, reconocemos todas las bondades que él ha tenido en nuestra vida, además reconocemos como él ha sanado a los enfermos, por lo tanto, le pedimos que nos sane, reconocemos que las cargas que tenemos son demasiado fuertes, por lo tanto, le pedimos que nos ayude a cargarlas.

En esta oración lo más importante es que le pedimos a Dios que se deshaga de todas esas emociones negativas que nos frenan y nos hacen estar en constante agonía, suplicamos su apoyo pues él tiene el poder para dejar en paz nuestra alma. A Dios le pedimos que nos enseñe a vivir de acuerdo a su imagen devolviéndonos así el aliento para poder vivir sin egoísmo o temores, le pedimos que nos de alegría de vivir.

Le pedimos que nos dé un poco de su espíritu pues gracias a eso creceremos como personas renovadas. La oración termina con los rezos de tres padres nuestros, tres avemarías y tres glorias. Esta oración pide que quien haga uso de ella tenga un corazón honesto, todas lo piden, sin embargo, las oraciones en las cuales nos comunicamos directamente con Dios son las que más fe nos exigen, el siempre escucha, por eso sabe si una persona es honesta o no.

Si te gustó este artículo puede que también te interesen estos:

(Visited 359 times, 2 visits today)

Deja un comentario