El Poderoso y Santo Rosario a la Virgen Rosa Mística

El día de hoy te enseñaremos todo lo que debes saber para hacer la Oración a la Virgen de la Rosa Mística, explicándote su significado, cuál es la manera correcta de realizar el rosario, así cómo los pasos que debes seguir y mucho más. Si nunca haz realizado esta oración y deseas aprender, no te preocupes; aquí encontrarás todo lo que necesitas saber al respecto.

rosario rosa mística

¿Cómo realizar el Rosario de la Rosa Mística?

Si deseas realizar el rosario de la Rosa Mística solo debes seguir los siguientes pasos que te mencionamos a continuación:

  • Comenzamos realizando la señal de la cruz: «En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, amén«.
  • Se realiza la Oración Inicial:

«Jesús crucificado, postrado a tus pies te ofrecemos las lagrimas y sangre de aquella que te acompaño con tierno amor y compasión en tu vía crucis. Concédenos la gracia, Oh buen Maestro, de tomar a pecho las enseñanzas contenidas en las lágrimas y sangre de tu santísima madre, para cumplir tu voluntad de tal manera que un día seamos dignos de alabarte y glorificarte por toda la eternidad, Amén«.

  • Se procede a rezar los siete misterios, aunque se debe tomar en cuenta las siguientes consideraciones:
    • En lugar de rezar el «padre nuestro» se dice lo siguiente: «Oh Jesús mío, mira las lagrimas y sangre de aquella que te tenía el amor más grande en la tierra y te ama con el amor más fervoroso en el cielo«.
    • Se remplaza el «ave María» por esta frase: «Oh Jesús, escucha nuestros ruegos por las lagrimas y sangres de tu santísima madre«.
    • En este rosario no se reza la oración tradicional de «Gloria». En cambio, al finalizar se repite tres veces lo siguiente: «Oh Jesús mío, mira las lágrimas y sangre de aquella que te tenía el amor más grande en la tierra y te ama con el amor más fervoroso en el cielo«.

  • Se realiza la Oración Final:

«Oh María, madre al amor, de los dolores y de la misericordia, te suplicamos que reúnas tus ruegos con los nuestros para que Jesús, a quien nos dirigimos en el nombre tus lágrimas y sangre maternas, escuche nuestras súplicas concediéndonos con las gracias que te pedimos la corona de la vida eterna, Amén. «Tus lágrimas y sangre. Oh madre dolorosa, destruye el reino del infierno. Por tu divina mansedumbre oh encadenado Jesús, guarda al mundo de los horrores amenazantes.

Tus Lágrimas y Sangre Oh! Madre Dolorosa, destruya el reino del infierno. Por tu Divina mansedumbre, Oh encadenado Jesús, guarda al mundo de los horrores amenazantes».

Misterios Del Rosario de la Rosa Mística

A continuación procedemos a indicarte cuales son los misterios del rosario correspondientes a las alegrías y dolores, junto con el orden en que deben ser rezados:

  • Las siete alegrías deben rezarse los días lunes, miércoles, jueves, sábados y domingos, y son las siguientes:
    • Primer Misterio: se relaciona con la preferencia que la santísima trinidad concede sobre las criaturas.
    • Segundo Misterio: se refiere a la virginidad que tuvo y elevo por encima de los ángeles y santos.
    • Tercer Misterio: sobre el esplendor por el cual brilla los cielos son su gloria.
    • Cuarto Misterio: relacionado al culto que todos le ofrecen siendo ella la madre de dios.
    • Quinto Misterio: por la prontitud con la que dios, su hijo; atiende todas nuestras necesidades.
    • Sexto Misterio: relacionado con las gracias que todos sus servidores obtiene de Jesús en el mundo, junto con la gloria que nos prepara al momento de ir al cielo.
    • Séptimo Misterio: para poseer las virtudes con la mayor perfección posible.
  • Los siete dolores se rezan los días restantes, es decir; los martes y viernes. A continuación te indicamos cada uno de los misterios:
    • Primer Misterio: Al momento de mostrar a su hijo en el templo, oyó una profecía del viejo Simeón: una espada de dolor atravesará tu alma.
    • Segundo Misterio: Cuando se vio obligada a escapar a Egipto, durante la persecución de Herodes que quería matar a su hijo querido.
    • Tercer Misterio: Al momento de buscar durante tres días a su hijo que estaba en el templo de Jerusalén, después de la visita en tiempo de pascua.
    • Cuarto Misterio: Cuando observo a su divino hijo con la pesada cruz entre sus hombros, caminando al calvario para ser crucificado  ahí para otorgarnos la salvación.
    • Quinto Misterio: Cuando vio a su hijo lleno de sangre y agonizando por más de tres horas hasta el momento en que exhalo su último aliento.
    • Sexto Misterio: Al momento en que su hijo fue atravesado con una lanza en su pecho, para luego ser bajado de la cruz y entregado a sus brazos.
    • Séptimo Misterio: Al momento de contemplar el cuerpo de su divino hijo acostado en el sepulcro.

Significado del Rosario a la Virgen Rosa Mística

Antes de aprender como se realiza el rosario, primero debemos conocer que la oración a la Rosa Mística consiste en una representación mariana ampliamente difundida y practicada en todo el mundo. Este rosario permite establecer un momento de encuentro con la virgen, donde permite al devoto pasar por tres momentos: uno de oración, otro de penitencia y por último la reparación.

El rosario está compuesto por siete misterios de alegría y siete misterios de dolor que deben seguir un orden particular (el cual explicaremos más adelante con más profundidad). Por otro lado, todas las imágenes que representan a la Virgen de la Rosa Mística lo hacen de manera similar, mostrando a una bella señora usando una túnica que cubre su cabeza con un velo rodeada de rosas de tres colores distintos y acompañada por sus tres espadas. Estas adiciones tienen un significado espiritual.

La primera espada significa la pérdida de la vocación religiosa de las personas, mientras que la segunda espada hace referencia al camino del pecado que han recorrido distintas personas que fueron consagrados con el bautizo. La última espada es una representación de la tracción que comenten aquellos que abandonan el camino del señor y la vocación religiosa, dicho de otro modo; hace referencia a todas las personas que pierden la fe en nuestro señor Jesús.

Respecto a las rosas, es tradición venerarla ofreciéndole rosas al momento de realizar el rosario, donde cada color tiene un significado diferente. Las rosas blancas tienen un significado simbólico sobre la fuerza y el poder de la oración. Las rosas rojas se refieren al espíritu de sacrificio mientras que las rosas amarillas (que representan a las rosas doradas) aluden a la penitencia. Si te das cuenta, estas rosas simbolizan los tres momentos por los que debemos pasar: oración, penitencia y reparación.

El Aceite de San Rafael

El aceite de San Rafael se utiliza comúnmente al momento de hacer la oración de la Rosa Mística debido a su significado y simbolismo. El arcángel Rafael es conocido por ser el protector de la salud y de todos los viajeros. De hecho; su nombre significa «Medicina de Dios», ya que fue a él quien se le consagro el santo óleo que sirve como instrumento para fusionar nuestro plano terrenal con el espiritual.

Esto quiere decir que al utilizar el aceite de San Rafael estamos consiguiendo la bendición del cielo. Aunque su uso también permite disminuir el dolor y aliviar el sufrimiento; permitiendo mejorar nuestra salud. Pero antes de poder ser utilizado es necesario consagrar el aceite a la Rosa Mística. Este aceite se elabora con pétalos de rosa y aceite de oliva. Luego se coloca bajo la advocación de la Rosa Mística para que le confiera las bendiciones y poderes celestiales. Además, es importante que su uso solo sea bajo la finalidad de hacer el bien.

¿Cómo Hacer Utilizar el Aceite de San Rafael?

  • Debemos estar frente a una imagen de la Rosa Mística (puede ser una foto o una estatuilla), luego hay colocar los pétalos frente a ella y hacer el aceite. Luego debemos recitar el mensaje de San Rafael:

«Herald, a ti te habla el arcángel San Rafael. Toma aceite de oliva como sustituto de mi anterior indicación. Lleva este aceite para hacer un bálsamo que aliviará cualquier enfermedad o sufrimiento«.

  • Para preparar el aceite solo debes colocar a hervir un cuarto de litro de agua con unos 30 pétalos de rosas. Luego de obtener el aceite, al momento de usarlo, lo primero que tenemos que hacer es untar o ungir y después decimos la siguiente oración:

«Oh Madre amada Rosa Mística, incado a tus pies y acompañados de San Rafael, te damos gracias por conceder el auxilio y la sanación. Amén«.

rosario rosa mística

  • Luego de aplicar este bálsamo, reza las siguientes oraciones:

«Creo en dios todo poderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único hijo, nuestro señor, que fue concebido por obra y gracia del espíritu santo. Nació de santa María virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado muerto y sepultado, descendió a los infiernos, y al tercer día resucitó entre los muertos. Subió a los cielos y está sentado a la derecha de dios padre todo poderoso. De allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos y su reino no tendrá fin. Creo en el espíritu santo, la santa iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna. Amén«.

  • Ahora tienes que repetir en tres ocasiones:

«Oh madre de dios, María Rosa Mística, concédeme junto con el arcángel San Rafael, el ángel de la sanación de dios, la gracia de sentir un profundo dolor por mis pecados e implorar ante dios tres veces tu santo nombre, para que él me conceda, auxilio divino en mi actual enfermedad. Amén«.

  • De igual forma, debes repetir tres veces lo siguiente:

«Gloria al padre, gloria al hijo y gloria al espíritu santo, como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén. Bendito y alabado sea el nombre del señor ahora y por toda la eternidad. Amén«.

Utilizar el aceite consagrado de San Rafael al realizar el rosario de la Rosa Mística, nos permite conseguir la sanación física, mental y espiritual gracias a la compañía de nuestra madre de la divina gracia que nos brinda sus virtudes y bendiciones.

rosario rosa mística

Oración a la Virgen María como una Ofrenda por la Sangre de Jesús

La oración que te mencionamos a continuación, es para acompañar el rosario de la Rosa Mística:

«Rosa Mística, madre de la iglesia, virgen santa e inmaculada, madre de dios y madre nuestra, yo te ruego para que ofrezcas a tu divino hijo desfigurado de llagas y sangre. Su preciosísima sangre al eterno padre para mayor honor y adoración de la majestad divina, como agradecimiento por todas las gracias y beneficios recibidos, para la expiación de mis pecados y los de todo el mundo, para la conversión de los pecadores, para la conversión mía y enmienda, para alejar todos los pecados graves en este día, para la conservación de la fe en nuestros países, para el retorno y conservación de la juventud en la fe y moral, para salvar a los moribundos, por el padre santo, obispos y sacerdotes, por las necesidades de la iglesia, por los perseguidos por la fe, por mí mismo.

Para aumentar la fe, esperanza y caridad, para aumentar la gracia y los siete dones del espíritu santo, para aumentar la humildad, paciencia, resignación a la voluntad de dios, para conseguir una muerte santa, para ayuda y consuelo de los afligidos, enfermos e inocentemente atormentados en la tierra, para el consuelo y por la liberación de los oprimidos por el demonio y por la liberación de las almas del purgatorio, para mayor gozo de los ángeles y santos. Bendita sea la preciosísima sangre de Jesús ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Reina Rosa Mística del mundo, reina del universo, nuestra madre, en ti y por ti bendecimos el misterio admirable de la sangre de Jesús, el potencial más grande de reconciliación. Aureolada por el misterio de la inmaculada concepción has colaborado con la victoria brillante de la sangre de Jesús en nuestra redención; y estando al lado de Jesús, el redentor, te ha hecho corredentora y madre de todos los hombres. Por el triunfo de tu corazón inmaculado, dios te ha elegido como mediadora de todas las gracias.

Oh santísima virgen María, madre, exaltada a un puesto tan alto, te saludamos como señora y reina de la hermosa sangre de Jesús: rocía nuestras almas con la preciosísima sangre de Jesucristo, que da de beber a las almas, para vencer las asechanzas del demonio y andar siempre con celo santo el camino de la virtud. Escribe con la sangre del cordero nuestros nombres en el libro de la vida, para que un día después de haber sido devotos de la preciosísima sangre de Jesucristo podamos glorificaría en la gloria eterna. Amén«.

Oración de Sanación

En caso de que lo desees y si quieres dedicar este espacio de oración para pedir por la salud, enfermedad y recuperación de algún familiar, amigo o cualquier otra persona, puedes acompañar el rosario de la Rosa Mística con estas lecturas de la biblia junto con esta oración para la sanación que te mencionamos a continuación:

  • La primera lectura corresponde al libro de Eclesiástico (38;9): «Hijo, en tu enfermedad no seas negligente, sino que acude al señor que él te sanará«.
  • La segunda lectura pertenece a Pedro (2;24): «Volvamos la mirada a Dios, tanto el enfermo como los que oran, postrémonos humildemente ante el señor y reconozcámoslo como señor. Invoquemos el poder de las llagas y de la sangre de Jesús. Por los méritos que él nos ganó con el dolor de sus heridas. Recordemos como lo dice la Palabra: Por sus llagas hemos sido sanados«.
  • Es importante recordar que estamos dando gracias al señor Jesús por todas las gracias y bendiciones que ha puesto a nuestra disposición, así como toda la ayuda que nos ha dado. Ahora continuamos con la oración:

«Padre santo, en el nombre de Jesucristo y con la intercesión de la santísima virgen María, de los santos ángeles, de los santos, de la madre María de San José, te presentamos a los enfermos en el alma, en la mente, en el cuerpo y en el espíritu y te pedimos para todos ellos y también para nosotros que nos sanes. Todo lo pedimos de acuerdo a tu divina voluntad padre Santo, en el nombre de Jesús: por los méritos de su divina infancia, por su sangre preciosa, por sus santas llagas, por su resurrección que todo sea para tu gloria. Creemos en tu poder y te pedimos, oh buen Jesús que la fuerza del espíritu santo sea liberada ahora y que todos seamos curados.

En el nombre de Jesús y con la intercesión de María, Rosa Mística de los santos ángeles, de los santos y benditas ánimas del purgatorio. Te pedimos Padre Santo que nos sanes de toda herida profunda en nuestros corazones, de todo resentimiento y rechazo; de toda carencia de amor, de depresión y de soledad, cúranos de toda carencia afectiva. Sánanos de toda frustración, fracaso, complejo y trauma, de odios, de divisiones, de envidia, de hipocresía, de ira, sobre todo de rabia. Señor, llena en nosotros cualquier vacío que pudiera existir con tu presencia santa y danos tu llenura. Danos tu libertad y tu amor. Danos tu paz.

En el nombre de Jesús y con la intercesión de nuestra madre celestial María, madre de la iglesia, de los santos ángeles y santos del cielo, te pedimos Padre Santo que nos sanes de cualquier vicio que pudiéramos tener, sánanos de todo miedo, temor, nerviosismo, angustia, ansiedad, e inseguridad, del orgullo y de toda soberbia. Sánanos de depresión, psicosis, obsesiones, de toda inestabilidad emocional y mental, decepción, desengaño, amargura, de rebeldía, de toda idolatría y superstición, de toda enfermedad mental y de cualquier falta de perdón.

En el nombre de Jesús y con la intercesión de la santísima Virgen María, de los santos ángeles, de los santos y benditas ánimas del purgatorio, padre santo te pedimos que nos liberes de toda atadura genética dañosa proveniente de nuestros antepasados. En el nombre de Jesucristo te pedimos que cortes padre santo en este momento, cualquier atadura de pecado transmitida por nuestros antepasados, así como cualquier maldición heredada.

En el nombre de Jesús y con la intercesión de la santísima Virgen María, de los santos ángeles, de los santos y benditas ánimas del purgatorio, te pedimos padre santo que nos sanes físicamente de toda enfermedad conocida o desconocida, de toda enfermedad curable o incurable. Sánanos especialmente del cáncer, de toda enfermedad glandular, de obesidad, de anorexia, asma, artritis, artrosis, hígado, páncreas, vesícula, vaso, enfermedades circulatorias, de la sangre, de la presión arterial, de enfermedades en la piel, de alergias, de enfermedades respiratorias, de enfermedades estomacales, de los nervios, de la ansiedad, del estrés, de anemia, de sida, y de cualquier otras afección que dañe nuestro cuerpo, mente y alma.

Gracias padre santo por escuchar nuestras plegarias, sabemos que tú estás actuando con tu poder y que todo lo puedes señor. En ti confiamos y en ti esperamos. Te damos gracias por todo lo que has hecho, por lo que estás haciendo y por lo que seguirás haciendo en nuestras vidas. Amén«.

Oración para María Rosa Mística

A continuación te dejamos una oración dedicada a María Rosa Mística que puede ser utilizada para complementar su rosario luego de culminarlo, o utilizarla de forma independiente en cualquier espacio oportuno y de oración:

«Oh María Rosa Mística, madre de Jesús y también madre nuestra. Tú eres nuestra esperanza, nuestra fortaleza y nuestro consuelo. Danos desde el cielo tu maternal bendición en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, Amén.

Rosa Mística, inmaculada virgen, madre de la gracia, en honor de tu divino hijo, nos postramos ante ti, para implorar la misericordia de dios. No por nuestros méritos, sino por la bondad de tu corazón maternal, pedimos ayuda y gracias, con la seguridad de ser escuchados. Ave María.

Rosa Mística, madre de Jesús, reina del santo rosario y madre de la iglesia, cuerpo místico de Jesucristo. Te pedimos para el mundo destrozado por las discordias, el don de la unión, de la paz y de todas las gracias que pueden convertir los corazones de tantos hijos tuyos. Ave María.

Rosa Mística, madre de los apóstoles, haz florecer alrededor de los altares eucarísticos, numerosas vocaciones sacerdotales y religiosas, que con la santidad de su vida y el celo ardiente por las almas, puedan extender el reino de tu hijo Jesús por todo el mundo. Derrama oh Madre, sobre nosotros tus dones celestiales.

Salve, oh Rosa Mística, madre de la iglesia, ruega por nosotros«.

Si te ha resultado de utilidad la información que haz encontrado aquí, entonces te puede interesar leer también:

(Visited 5.147 times, 3 visits today)

Deja un comentario