Oración a la Virgen María de Guadalupe: Paso a Paso

El día de hoy te traemos un artículo sobre las oraciones de nuestra Virgen María de Guadalupe, quien hoy en día es considerada la patrona de México. Cada día son muchas las personas que se encomiendan a su poder y le piden para que intervenga en sus vidas y los ayude a alcanzar la prosperidad, la paz, el amor, el éxito y muchas cosas más. Te enseñaremos distintas oraciones para que puedas escoger la que mejor se ajuste a tus necesidades y devoción.

oracion de la virgen de guadalupe

Oraciones a la Devoción de la Virgen María de Guadalupe

A continuación te dejamos con algunas de las oraciones más utilizadas para realizar una petición, pedir ayuda, solicitar protección, entre otras cosas; a la Virgen de Guadalupe.

Oración de la Virgen de Guadalupe

Virgen santísima de Guadalupe, madre de dios, señora y madre nuestra. Venimos aquí a postrarnos ante tu santa imagen, que nos dejaste estampada en la Tilma de Juan Diego, como una muestra de amor, bondad y misericordia. Aún siguen resonando las palabras que le dijiste a Juan con inefable ternura: Juan, hijo mío querido, a quien amo como a un pequeñito y delicado.

Cuando radiante de hermosura te presentaste ante su vista en el cerro del Tepeyac. Haz que merezcamos oír en el fondo del alma esas mismas palabras. Sí, eres nuestra madre, la madre más tierna y compasiva. Que lo dejaste todo por nosotros y nos permitiste estar junto a ti bajo el manto de tu protección quedándote estampada en tu imagen de Guadalupe.

Virgen santísima de Guadalupe, muestra que eres nuestra madre y defiéndenos en las tentaciones, consuélanos en las tristezas y ayúdanos en todas nuestras necesidades. En los peligros, en las enfermedades, en las persecuciones, en las amarguras, en los abandonos y en la hora de nuestra muerte míranos con ojos compasivos y no te separes jamás de nosotros. Amén.

Segunda Oración a la Virgen de Guadalupe

¡Oh Virgen inmaculada! Madre del verdadero dios y madre de la iglesia. Tú, que desde este lugar manifiestas tu clemencia y tu compasión a todos los que solicitan tu amparo; escucha la oración que con filial confianza te dirigimos y preséntamos ante tu hijo Jesús, único redentor nuestro.

Madre de misericordia, maestra del sacrificio escondido y silencioso. A ti, que sales al encuentro de nosotros los pecadores, te consagramos en este día todos nuestro ser y todo nuestro amor. Te consagramos también nuestra vida, nuestros trabajos, nuestras alegrías, nuestras enfermedades y nuestros dolores.

Da la paz, la justicia y la prosperidad a nuestros pueblos; ya que todo lo que tenemos y somos, lo ponemos bajo tu cuidado, señora y madre nuestra.

Queremos ser totalmente tuyos y recorrer contigo el camino de una plena fidelidad a Jesucristo en su iglesia: no nos sueltes de tu mano amorosa.

Virgen de Guadalupe madre de las Américas, te pedimos por todos los obispos, para que conduzcan a los fieles por senderos de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a dios y a las almas.

Contempla esta inmensa mies e intercede para que el señor infunda hambre de santidad en todo el pueblo de dios. Otorga abundantes vocaciones de sacerdotes y religiosos, fuertes en la fe y celosos dispensadores de los misterios de Dios. Amén.

Tercera Oración a la Virgen de Guadalupe

Oh Virgen de Guadalupe! Madre de América. Esparce tu protección sobre todas las naciones del continente y renueva su fidelidad a Cristo y a la Iglesia. Suscita propósitos de equidad y rectitud en sus gobernantes. Protege a los hermanos de Juan Diego para que no sufran discriminación. Cuida a los niños y guarda la unidad en sus familias. Que desde esta que es tú imagen, se manifieste siempre tu clemencia, tu compasión y tu amparo. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro señor. Amén.

oración de la virgen de guadalupe

Oración a la Virgen de Guadalupe para Protección

Esta oración de la Virgen de Guadalupe es utilizada principalmente por aquellos que quieren pedir la protección por una situación amenazante, dificultad, contratiempo o de un enemigo:

¡Oh Virgen de Guadalupe! Enséñanos a obrar siempre por el camino del bien, a seguir las enseñanzas de tu amado hijo Jesús; como el mismo en su palabra nos educó.

Buscamos tu bendición y guía para seguir los mandatos de tu hijo, que es nuestro redentor y salvador.

Bella señora de los cielos y las tierras. Tú, Gloriosísima morenita de Guadalupe, que siempre nos has mostrado tu bondad cuando llenos de problemas hemos acudido a ti, que nos has cubierto con tu manto protector cuando hemos llorado lagrimas sinceras ante ti.

Virgen purísima de Guadalupe, bendita madre de dios. Te pido que intercedas ante tu hijo Jesús para que sea mi valedor y guía, para que me permita encontrar todas las puertas abiertas a mí paso y mis caminos limpios y despejados.

Pide al espíritu santo, para que sea mi norte y me llene de inteligencia y sabiduría en mis decisiones, para que pueda avanzar y hallar las mejores soluciones a los obstáculos que están frente a mí. De esta forma, poder salir airoso de lo que me aflige y no me permite dormir.

¡Oh mi señora, que llena eres de gracia! Inmaculada Virgen de Guadalupe dame tu luz, dame fuerzas para continuar. Regálame tu poderosa mediación para que el milagro que estoy esperando pueda por fin llegar.

¡Oh, santísima señora de Guadalupe! Tú que estas en los cielos, acude en mi ayuda, porque para ti no hay imposibles porque tú eres milagrosa. Por eso me encomiendo hoy a ti, para que tus manos nunca dejen de bendecirme.

¡Oh, madrecita linda! Ruega por mí y por todos tus hijos, no dejes jamás de pedir a dios por nosotros los pecadores. Amén.

Al finalizar la oración puedes hacer la petición por la cual estás diciendo la plegaria y luego rezar tres Ave María, seguido por un Padre Nuestro y un Gloria. Se recomienda que si vas a hacer esta oración, la realices durante siete días consecutivos.

oración de la virgen de guadalupe

Quinta Oración

¡Oh Virgen Santa de Guadalupe! Madre y reina de nuestra patria. Aquí nos tienes humildemente postrados ante tu prodigiosa imagen. En ti encomendamos toda nuestra esperanza. Tú eres nuestra vida y consuelo. Estando bajo tu sombra protectora y en tu maternal regazo, no hay razón para tener miedo de nada. Ayúdanos en nuestra peregrinación terrenal e intercede por nosotros ante tu divino hijo Jesús en el momento de nuestra muerte, para que seamos capaces de alcanzar la eterna salvación del alma. Amén.

Oración a la Virgen de Guadalupe para que Interceda por la Solución de Problemas

Si tienes algún problema del cual no seas capaz de dar con la solución no te preocupes, esta oración a la Virgen de Guadalupe es ideal para ello.

¡Oh madre mía de Guadalupe! Señora santísima hija de dios padre, tú que eres pura, llena de gloria, dulce y bendita; no nos dejes sin tu ayuda madre querida, líbranos de todos los peligros y auxílianos en las necesidades. Resuelve favorablemente nuestros problemas por más difíciles que sean, pues sabemos que para ti nada es imposible.

A tu misericordioso corazón, lleno por completo de amor, magnanimidad y dulzura, y ante los pies de tu sagrada imagen, quiero hoy confiarte mis difíciles y casi imposibles problemas, angustias y penas. Me postro ante ti pongo y mis necesidades desesperadas para las que no encuentro salida, por ser superiores a mis fuerzas humanas y que tú; como madre mía, bien conoces.

Problemas para los que no veo solución, dificultades que me parecen insuperables, aflicciones que agobian mi corazón y mi alma; provocando que me sienta abrumado, solo, abandonado, disgustado y contrariado. Por esta razón, te lo confió santísima madre mía de Guadalupe, para que tú hagas el imposible de darle un solución satisfactoria.

¡Oh gloriosa Madre! Estoy seguro que con tu poder de mediación, con el amor que sientes por todos nosotros, tus hijos y con tu inmensa bondad, no dejaras que la ansiedad y el desconsuelo que hoy me invade y me ahoga, quede sin remedio. En tus benditas y santas manos encomiendo mi vida, mi fe, mi esperanza y todo mi ser; nunca me abandones y nunca me dejes. Madre, dame tu ayuda y tu protección y haz que me bendiga el padre, el hijo y el espíritu santo. Amén.

Sexta Oración a la Virgen de Guadalupe

Dios de poder y de misericordia, que grande fuiste al bendecir las Américas en el Tepeyac con la presencia de la Virgen María de Guadalupe. Que su intercesión nos ayude a todos los hombres y mujeres a aceptarse entre sí como hermanos y hermanas.

Por tu justicia esté presente en todos nuestros corazones y reine la paz en el mundo. Te lo pedimos por nuestro señor Jesucristo; tu hijo que vive y reina contigo, por el espíritu santo y por ti, dios todo poderoso que no conoce imposibles. Por los siglos de los siglos. Amén.

Séptima Oración a la Virgen de Guadalupe

Santa María de Guadalupe, mística rosa: intercede por la iglesia, protege al soberano pontífice y escucha a todos los que te invocan en sus necesidades. Así como pudiste aparecer en el Tepeyac y decirnos: Soy la Virgen María, madre del verdadero dios. Haz posible que seamos capaces de alcanzar a tu divino hijo por medio de nuestra Fe. Tú eres nuestra dulce esperanza en las amarguras de esta vida. Danos un amor ardiente y la gracia de la perseverancia final. Amén“.

Octava Oración a la Virgen de Guadalupe

Bendita Virgen de Guadalupe, te pido a nombre de todos mis hermanos del mundo, la gracia de bendecirnos y protegernos. Danos una prueba de tu amor y bondad mientras te ofrecemos nuestra suplica y oración.

¡Oh Purísima Virgen de Guadalupe! consíguenos de tu hijo, el perdón de nuestros errores, la bendición de nuestros trabajos; el remedio para nuestras enfermedades, la solución a nuestras necesidades y todo lo que consideres conveniente para nuestras familias.

¡Oh santa madre de dios! Escucha las humildes suplicas de tus hijos, que hoy delante tuyo dejamos a vuestra merced; en la confianza de tu amor que es el reflejo del infinito amor de tu hijo Jesús. Que junto al padre y al espíritu santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Si te ha resultado de utilidad las oraciones que haz encontrado en este artículo, entonces te puede interesar leer también:

(Visited 361 times, 1 visits today)

Deja un comentario