Poderosa Oración al Divino Niño en el Catolicismo

Si son de tu agrado las muchas oraciones, te invito a que continúes leyendo este artículo, ya que aquí te estaremos hablando sobre la hermosa Oración al Divino Niño, esperamos que sea de tu total agrado.

ORACIÓN AL DIVINO NIÑOOración al Divino Niño Jesús

Podemos encontrar hermosas oraciones que debemos hacer al Divino Niño Jesús, siendo entre estas oraciones del Niño las más importante:

“Divino Niño Jesús, dueño de mi corazón y mi vida, mi tierno y adorado Niño, llego hasta Ti lleno de esperanza, llego a Ti suplicando tu misericordia, quiero pedirte los abundantes bienes que derramas sobre tus fieles devotos,los que tus bracitos abiertos reparten con amor y generosidad”. Niño amable de mi vida, consuelo de los cristianos,la gracia que necesito pongo en tus benditas manos”.

(En esta parte de hacer un padre nuestro)

“Tú sabes mis pesares pues todos te los confío,da la paz a los turbados y alivio al corazón mío.

(En esta parte se debe rezar un Dios te salve María)

Y aunque tu amor no merezco no recurriré a tí en vano pues eres Hijo de Dios y auxilio de los cristianos.

(Se debe decir un gloria al padre).

Acuérdate oh Niño Santo que jamás se oyó decir que alguno te haya implorado sin tu auxilio recibir, por eso con fé y confianza, humilde y arrepentido lleno de amor y esperanza este favor te pido”.

(En esta parte de sebe pedir lo que se desea, y también se tiene que decir 7 veces” Divino Niño Jesús Bendícenos).

Oración al Niño Jesús para los tiempos más Difíciles

La Oración al Divino Niño Jesús que se reza cuando se presentan situaciones o tiempos difíciles consiste en la siguiente:

“Divino Niño Jesús tengo mil dificultades: ayúdame. De los enemigos del alma: sálvame, en mis desaciertos: ilumíname en mis dudas y penas: confórtame en mis soledades: acompáñame en mis enfermedades: fortaléceme. Cuando me desprecien: anímame en las tentaciones: defiéndeme en las horas difíciles: consuélame con tu corazón paternal: ámame con tu inmenso poder: protégeme y en tus brazos al expirar: recíbeme. Amén”.

“¡Bendíceme Divino Niño Jesús! Y ruega por mi sin cesar, aleja de mí el pecado hoy y en todo momento, si tropiezo, tiende tú mano hacia mí. Si cien veces caigo, cien veces levántame, si yo te olvido, tú no te olvides de mí. Si me dejas Divino Niño, ¿Que será de mí? En los peligros del mundo, asísteme”.

Si fue de tu agrado el contenido de este artículo, y deseas seguir leyendo más al respecto, te invito a que ingrese en los siguientes enlaces:

Oración a la Virgen María de Guadalupe: Paso a Paso

Diversas y Poderosas Oraciones y Devociones Católicas

Oración a Nuestra Señora Virgen de la Caridad del Cobre

(Visited 12.873 times, 112 visits today)

Deja un comentario