Ceremonia del Arrullo del Niño Dios: Tradición Cristiana

Con la lectura del siguiente artículo podrás tener una visión más clara y completa sobre la antigua y hermosa tradición sobre Ceremonia del Arrullo del Niño Dios, qué es, qué significa, cuándo se debe hacer, cuál es la forma correcta de arrullarlo, cómo se debe de realizar su oración, cuál es su finalidad y más.

arrullo del niño dios

Ceremonia para acostar y arrullar al Niño Dios

La primera tradición de poner imágenes del Niño Jesús o Niño Dios viene de Europa, la cual se empezaron a hacer las primeras representaciones de la Sagrada Familia, específicamente en la catedral en Ravenna, del siglo XI y XII, en donde se le ve a los Santos Reyes acudiendo a Belén, se ve el mosaico bizantino en la pared, el pesebre del Niño Jesús, a José y María acompañándolo.

No fue hasta a partir del siglo VI donde la fiesta de la Navidad comenzó a celebrarse, aproximadamente en el año 330, tanto fue así que en México se hizo la primera Misa de Navidad en el siglo XVI por Fray Pedro de Gante. Para concluir en el siglo XIII, 1223, se monta el primer Belén viviente en Greccio, Italia, por San Francisco de Asís, el cual dijo las siguientes palabras;

“Todo lo que hagamos en esta reunión se supone que es por la alegría que sentimos que Jesús venga a nosotros. Por ello sería lo más adecuado que antes de irnos a la cena familiar pasemos a la Iglesia, para celebrar con la comunidad cristiana, este gran don de Dios para la humanidad: Jesucristo, nuestro Señor”.

Desde ese entonces se fue comenzando a extender la devoción al pesebre en diversas partes del mundo.

La Forma de Arrullar al Niño Dios y su Oración

Antes de arrullar y acostar al Niño Dios en el pesebre, el más pequeño de la familia le tendrá que besar, mientras se recita la siguiente pequeña oración.

“A la rorro Niño, a la rorro ro

duérmete bien mío, duérmete mi amor.

Noche venturosa, noche de alegría,

bendita la dulce divina María.

De los soberanos Tú, dueño y Señor;

Naces entre pajas sólo por mi amor.

Los amantes brazos de una Virgen Santa,

Son los que te sirven de primera cama.

Duerme, Niño amado, duerme, Niño tierno

Sírvete de cuna mi filial cariño.

Salve, Niño amante, que con tierno celo

a salvar al hombre bajaste del cielo”.

Después de acostar al Niño Dios en el pesebre, algunos miembros de familia pueden hacer la siguiente oración en voz alta que dice lo siguiente:

“En este momento en que nos hemos reunido toda la familia para iniciar las fiestas de la Navidad, dirijamos nuestra oración al Señor Jesús, Hijo de Dios vivo y de Santa María, que quiso ser también Hijo de una familia humana.

arrullo del niño dios

 

“Señor Jesús, Palabra eterna, que al venir al mundo, anunciaste la alegría a la tierra, alegra nuestros corazones con la alegría de tu visita.  Oremos”.

“Reconciliador del mundo, que con tu nacimiento nos has revelado la fidelidad de Dios Padre a sus promesas, haz que nosotros seamos también fieles a las promesas de nuestro bautismo. Oremos”.

“Rey del cielo y de la tierra, que por tus ángeles anunciaste la paz a los hombres, conserva en tu paz nuestras vidas y que haya paz en nuestras familias y en todo el mundo. Oremos”.

“Hijo de Santa María, que quisiste hacerte Hijo de una mujer, concédenos descubrir que María es también nuestra Madre y ayúdanos a amarla con  la ternura filial de tu corazón. Oremos”.

“Dios-con-nosotros, que quisiste nacer en el seno de una familia, bendice nuestro hogar para que en él reine siempre el amor, de manera especial acuérdate de las familias que en estas fiestas de Navidad viven en soledad y dolor y haz que sientan el consuelo de saberse hijos de la gran familia de Dios. Oremos”.

Finalmente para concluir el padre o la madre deberá recitar esta última oración, que se muestra a continuación.

P/M: Para prepararnos a recibir a Dios, que se hizo hombre para salvarnos, reconozcamos que somos pecadores y que necesitamos su salvación.

Todos: Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso, ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes, hermanos que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor.

P/M: Recordemos lo que pasó aquella bendita noche hace casi dos mil años. (Leer Evangelio de San Lucas 2, 1-12).Esta es palabra de Dios.

Todos: Te alabamos, Señor.

P/M: Antes de colocar al Niño Jesús en el Nacimiento, (el más pequeño de la familia) va a dárnoslo a besar. Ya que todos lo hayan besado, se colocará al Niño Dios en el pesebre.

Villancico: Se canta o se escucha mientras se besa al Niño. Al acabar, se hacen las peticiones.

Peticiones: P/M: Pidámosle al Niño Dios, que así como es el centro de este nacimiento hoy, sea todos los días, el centro de nuestra vida.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

P/M: Que Jesús, que pudiendo haber nacido rico quiso nacer pobre, nos enseñe a estar contentos con lo que tenemos.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

P/M: Que Jesús, que vino a perdonarnos, nos enseñe a no ser rencorosos con los demás.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

P/M: Que Él, que vino a fundar la mejor familia del mundo, haga que en la nuestra reine siempre el amor, la unión y el deseo de ayudarnos mutuamente y a las demás familias.

Todos: Te lo pedimos, Señor.

Si te gustó este artículo, puedes descubrir más justo aquí:

Oración Católica de la Magnífica o Magníficat

Oración de Protección Para Tu Hogar Cristiano Católico

Poderosas Letanías al Santo Niño Dios Recién Nacido

(Visited 213 times, 1 visits today)

Deja un comentario