Santo Rosario: Misterios Dolorosos de Martes y Viernes

Con la lectura del siguiente artículo conocerán todo acerca de los Misterios Dolorosos del Santo Rosario, también aprenderán que se rezan los días Martes y Viernes, además de algunas otras oraciones.

 Misterios dolorosos

Misterios Dolorosos

El santo rosario se compone de varios rezos, estos a su vez son llamados misterios y cada uno tiene una categoría.

Existen por ejemplo: los Misterios Gloriosos, estos tratan acera de la resurrección de Jesús, están los Misterios de Gozo que relatan la niñez de Jesús y los Misterios Luminosos, estos tienen como temática lo que fue la vida pública de Jesús y tratan temas desde el proceso de pasión hasta la tumba.

El objetivo final de los Misterios Dolorosos, es hacer un llamado a la reflexión acerca de cómo Jesucristo tuvo la fuerza de espíritu suficiente para sacrificarse para que el pecado de la humanidad fuera perdonado.

El Santo Rosario de los días Martes y el Santo Rosario de los días Viernes, corresponde a los Misterios Dolorosos. Dedicar unos minutos al día para rezarle a aquel que sacrificó su vida por nosotros es lo mínimo que podemos hacer, esto tomando en cuenta el dolor que soportó para poder perdonar nuestros pecados, de esta forma también le demostramos nuestro amor.

Los misterios registran la vida de Jesús desde su infancia hasta su resurrección. Estos Misterios Dolorosos  tienen como objetivo que aquellos que oran y llevan una fé activa  puedan sentir el amor de Dios y como su energía los llena por dentro, estos rezos narran desde el momento de su muerte hasta el momento en que se situó al lado de María.

Misterios dolorosos

Todos estos rezos son una guía a través de la vida del señor Jesucristo, los Misterios Dolorosos van desde su pasión hasta su muerte en la cruz, lugar donde él se sacrificó por el pecado de la humanidad.

El objetivo de estos rezos no es pronunciar palabras vacías, se trata de realmente reflexionar lo que fue la vida de Jesús, cómo dio su vida por el mundo y cómo su amor por la humanidad es infinito, el objetivo es que cuando recen la oración sea tan sincera y fuerte, que esta misma sienta en el reino celestial.

Rezos Iniciales

Antes de empezar es importante destacar que al momento de los rezos la actitud importa, hay que estar mentalizados en lo que pudo haber sentido Jesús en ese momento, el dolor que padeció en la cruz, la humillación que recibió y la sensación de impotencia de su madre al ver como su hijo recibía un castigo digno de criminales.

Oración Inicial

Se realiza un rezo que permita preparar cuerpo, mente y alma para poder sentir en lo más profundo de los corazones el dolor que sintió Jesús durante todo ese proceso de crucifixión. Después se procede a realizar una persignación, se le pide a Dios que aleje todo mal de nuestras vidas y aleje a todo aquel que quiera dañarnos.

Primer Misterio Doloroso – Jesús y la Oración en el Huerto

Como ya era habitual en Jesús, salió rumbo al monte de los Olivos, no fue solo, sus discípulos iban con él, lo acompañaban, posteriormente Jesús les dijo “recen para que así no caigan en la tentación” posteriormente él empezó a rezar, le pidió a su padre “el todo poderoso” que si era su voluntad alejara de él un cáliz.
Jesús no quería que se hiciera su voluntad sino la de su padre, fue bastante claro al pedirlo, justo en ese momento recibe la visita de un ángel proveniente del cielo, este lo anima, mientras tanto Jesús solo rezó más y más fuerte, su sudor era comparable a mucha sangre.
Una vez relatado el primer misterio se procederá a tomarse un momento para reflexionar. Posteriormente le seguirán 10 Ave María, y un Gloria a Dios. Además de una oración.
En dicha oración pide a Jesús que perdone los pecados de la humanidad, que libre del fuego infernal a las personas y que lleve al cielo a todos, especialmente a aquellos que más necesitan la misericordia de Dios.

Segundo Misterio Doloroso – La Flagelación del Señor

Pilatos frente a toda la población, como es tradición, dijo: ustedes están acostumbrados a que suelte a un prisionero por pascua. ¿A quién escogerán?, ¿Barrabás criminal y ladrón o a Jesús?. El clamor de la multitud fue claro todos clamaban que Barrabás fuera liberado y que Jesús fuera condenado.

Pilatos preguntó una vez más qué hacía con Jesús a lo cual la multitud nuevamente clamaba que Jesús fuera crucificado, Pilatos por tercera vez preguntó ante la multitud que mal había hecho Jesús para ser crucificado pero la multitud había sido clara y concisa, querían que Jesús fuese crucificado.

Pilatos en aras de contentar al pueblo dejó en libertad al ladrón Barrabás y ordenó inmediatamente que azotaran a Jesús. Cristo fue atado a una columna mientras era azotado y flagelado, sin contemplación lo lastimaron sin piedad alguna y cuando este por fin fue liberado cedió ante el dolor.

Tercer Misterio Doloroso – La Corona de Espinas de Cristo

Jesús es llevado al patio del pretorio y ahí convocan a toda la corte, solo para ver que la flagelación que sufrió por los soldados fue tan brutal que le dejó la carne al aire libre, para taparlo fue cubierto con un harapo morado, pero ahí no quedó todo, también fue humillado, insultado, escupido y abofeteado.

Por si acaso todo lo anteriormente descrito no fuese suficiente Jesús recibió otra humillación, una tortuosa corona de espinas martillada y clavada en su cabeza.

Jesús tenía la cabeza rota por su corona, burlistamente ya no era conocido como el rey de los judíos sino ahora le decían el rey de burlas, los ministros y el pueblo en general solo clamaban que Jesús fuese crucificado.

Cuarto Misterio Doloroso – Jesús con la Cruz a cuestas

Con la cruz que cargaba sobre su espalda Jesús marchó directo hasta el calvario, ese lugar en Hebreo es conocido como “Gólgota”, de entre la multitud escogen a un hombre llamado Simón, este hombre era proveniente de Cirene, tenía una granja.

Simón fue escogido de entre todos para ayudar a llevar la cruz que cargaba Jesús. Además de Jesús habían dos malhechores tras él, llevaron a otros 2 ladrones para que murieran junto a Jesús.

Todos estaban tristes al ver la pasión que estaba viviendo el señor Jesús, pero era sorprendente como él la llevaba, el amor que tenía al cagarla, cargaba la cruz con amor, amor por nosotros la humanidad, por eso esta se convirtió en la santa cruz.

Quinto Misterio Doloroso – La crucifixión y posterior muerte de Jesús

Jesús conocido como el rey de los judíos a pesar de estar clavado en la cruz se mantiene firme a pesar del dolor tan grande que podría sufrir abre los brazos y los estira lo más que puede. Los soldados tratan de dividir las túnicas que portaba Jesús, incluso lanzan dados para decidir quién se la va a quedar, de esta forma cumplieron las escrituras que decían que partirían sus vestidos y sobre los mismos echarían suerte.

A la izquierda y a la derecha de Jesús se encontraban los dos mal hechores, Jesús exclamo: ¡padre perdónalos porque ellos no saben lo que están haciendo! posteriormente solo exclamo: ¡Padre en tus manos voy a poner mi espíritu!. Jesús clamó que tenía sed por lo que un soldado remojo una esponja en un vaso lleno de vinagre que se encontraba ahí para posteriormente dársela de beber al señor Jesús, cuando Jesús la probó exclamó que ya todo se había cumplido.

Al pie de la cruz yacían la Santa María, María la mujer de Cleofás y María Magdalena, también se encontraba uno de los discípulos de Jesús, Juan.

Justo al ver eso Jesús clama a su madre: Mujer ahí tienes a tu hijo, luego le dice a Juan, ahí tienes a tu madre, todo se oscureció por un momento, posteriormente Jesús volvió a exclamar que ponía su espíritu en manos de su padre celestial, luego de eso, finalmente, Jesús de Nazareth había muerto.

Reflexión acerca de los Misterios Dolorosos

Una vez haya culminado el rezo del Santo Rosario del día martes y el Santo Rosario del día viernes, claramente se puede apreciar que en estos Misterios Dolorosos Jesucristo transitó por una vía llena de dolor y sufrimiento solo para poder perdonar los pecados de la humanidad.

A través del rezo de estos misterios, en la lectura del primer rezo se puede apreciar el dolor que sintió al haber sido traicionado. En la lectura del segundo Misterio Doloroso se puede apreciar y sentir como sufrió al haber sido flagelado, escupido, humillado y abofeteado frente a la multitud.

Con la lectura del tercer Misterio Doloroso se puede sentir su humillación por ser reconocido como el rey de los judíos al haber sido portador de una corona de espinas. En el cuarto Misterio Doloroso se ve su dolor por haber sido obligado a cargar su propia cruz a pesar de estar tan lastimado.

Finalmente en el Quinto Misterio Doloroso se puede apreciar cómo a pesar de seguir siendo burlado su amor por la humanidad era tan grande que pedía al padre celestial que los perdonara pues estos no sabían lo que hacían.

(Visited 341 times, 1 visits today)

Deja un comentario